sábado, 1 de febrero de 2020

Hierro, de Argos Teatro

Acabamos de llegar de ver Hierro, de Argos Teatro. 

Dice Carlos Celdrán, creador y director de la obra, que es un acercamiento a “momentos de su vida [de Martí] comprendidos entre los años 1885 y 1892”, tiempo que transcurre en los Estados Unidos. Fue cuando el Apóstol estaba en su más febril etapa como organizador de “la guerra necesaria”. Pero Hierro sobre todo muestra las guerras privadas que padece el hombre, como su salud maltrecha, una posible paternidad extramatrimonial, la ríspida relación con otro patriota, su desafortunado matrimonio.

Hierro es una apasionante versión, nada improbable, de José Julián Martí Pérez, el humano. Acercamiento que, en el cine, ha tenido la feliz concurrencia –liberadora de pautas de Fernando Pérez.

Cada escena, cada diálogo, aunque es una hipótesis, nos hace pensar que Martí y los que le rodearon, si no fueron exactamente así, pudieron parecerse bastante. ¿O es que estamos condenados a recrearlos a nuestra imagen y semejanza?

Uno de los hechos más documentados es el enfrentamiento con el patriota Collazo. Ahí están las cartas, de parte y parte. Otro, quizá un poco menos conocido, fue el intento de envenenamiento que sufrió Martí, lo que le agregó no pocas complicaciones a su salud, ya precaria desde la prisión adolescente. Su relación con María Mantilla es proverbial; se ve en las fotos, en los mensajes, en las dedicatorias.

Pero de todos estos avatares uno que me tocó especialmente, por inesperado en intensidad, fue la relación con su esposa, Carmen Zayas Bazán. Cuántas veces el simplismo no calificó a esta señora apenas como una burguesa que no comprendió la grandeza de su marido. Pues uno de los personajes más estremecedores de Hierro es justamente la mujer que se casó con nuestro Héroe Nacional.

Las actuaciones, la puesta en escena, la obra: nada tiene desperdicio. Hay un momento en una habitación en que todos discuten y se pelean, y Martí de pronto dice (y cito de memoria): "Sólo somos cuatro en esta habitación. ¿Qué pasará cuando seamos más?"

Fuimos la familia y todos salimos como alumbrados, dando gracias. Orgullosos, contentos de que en Cuba también haya un arte así, nada simplificador, que se atreve con los torbellinos de esta aventura que llamamos vida. 

Felicidades al colectivo de Argos. Mucha salud al arte valiente, que honra y que se honra. Mucha salud.

221 comentarios:

«El más antiguo   ‹Más antiguo   201 – 221 de 221
tony antigua dijo...

No se puede menos que estar de acuerdo con lo que expresa el Héroe René Gonzalez, sobre todo en lo referente al bloqueo, aunque también me surgen dudas y creo que faltarían por decir cosas necesarias, porque existe un grupo, con exponentes a todos los niveles, que se parapeta detrás de la Revolución, para defender un status quo cuyos efectos sobre el pueblo concomitan a los del bloqueo. Grupo que, cuando alguien expresa una opinión divergente, hace ver que las balas de la critica impactan a la Revolución, con lo que justifican su actitud de defensores puros de la inmovilidad que saltan en defensa, al parecer de la Revolución y el Socialismo, cuando en verdad es de su propia y conveniente versión del proceso.

silvio dijo...

Yo creo que René es claramente autocrítico cuando dice:

Cierto que tenemos que potenciar las fuerzas productivas, y lograr que nuestro compromiso con la justicia redistributiva no coarte el crecimiento; que estamos urgidos de recuperar el papel del trabajo como creador de valor, y de valores; que hemos de extender y profundizar nuestra democracia, para construir el primer sistema que por definición se la propone; que hallar la fórmula para poner en su lugar a tanto revolucionario inconsecuente, ese que hace más daño que el contrarrevolucionario más consecuente; que encontrar formas de hacer política afines a las nuevas generaciones de cubanos, más preparados, exigentes y llenos de las aspiraciones que en ellos infundió la Revolución. Es nuestra responsabilidad y la de nadie más demostrar la viabilidad del socialismo

...y muy certero cuando remata:

pero nada de lo que no hayamos podido hacer justifica la saña de quienes han hecho lo imposible para impedírnoslo: Ese imperio que nunca dejaría de agredirnos, aun cuando todo nos saliera bien, mientras no nos entreguemos de brazos y piernas al capital.

Germán dijo...

Exacto René. A esos que no nos dejan crecer y nos impiden ser como queremos ,no se les puede dar un chance . Y más que claro, no dejarán de hacer daño y perjudicarnos porque su meta es destruirnos. Lo dijo el Ché:" en ellos no se puede creer ni un tantico así."

zenon dijo...

Las palabras... pues claro que importa quien las dice. El padre, la madre, el abuelo, el Bardo, el Heroe, dicen palabras que pesan, son piedras que en el estanque levantan olas que no se pierden. El impulso de la mano que las lanza tambien pesa en ellas. Pero cuando no sabemos quien las lanza, cuando no conocemos a quien las lanza, acaso seran menos valiosas las palabras?. Entonces es cuando se aquilata el valor de la oreja que escucha, no de la mano que lanza. Cuantos oidos estuvieron cerrados al hijo de Maria, al carpintero, aquel de Nazaret de donde nada bueno podria venir. Va con la eternidad el que va solo, que todos oyen cuando nadie escucha, diria Marti mil ochocientos anos despues.

Doris dijo...

Buenas tardes a todos.

Ya mi hijo se fue, y vuelvo al ruedo.

Hay varios temas en la palestra, y sobre uno de ellos, al menos, quisiera dar mi criterio. Y es el problema de la vivienda en la Habana y otras ciudades.

Al principio de la Revolución se promulgó la Ley de Reforma Urbana, que acabó con los abusos de los precios en los alquileres. Sin embargo, no se establecieron los mecanismos para que los inquilinos o propietarios gestionaran la reparación de sus inmuebles. Se les dio el uso y disfrute, pero no el libre albedrío. Y se les acostumbró a la mentalidad de que el Estado cargara con estos arreglos y mantenimientos, que en la mayoría de los casos no se hicieron tampoco estatalmente. Y digo más: en los edificios construídos al principio de los 60, tampoco se implantó un reglamento de uso y cuidado de los inmuebles, lo que trajo consigo la destrucción de no pocos de ellos, de donde se vendían las tazas de baño, los azulejos y las bañaderas...y hasta las puertas. El pecado original.

Ya en los años 70, comenzaron los "inventos". Las famosas "barbacoas", la fabricación de baños en casas colectivas por encima de las capacidades constructivas, las adaptaciones mal hechas sin tener en cuenta los requerimientos de cada lugar. Todo esto fue debilitando y poniendo en peligro muchas edificaciones. Y lo peor era que se veía con beneplácito, como una forma de solucionar el problema de la vivienda, sin darse cuenta de que estaban destruyendo el futuro de esas edificaciones. Y por supuesto, a cargar el Estado con la responsabilidad de dar albergue a los afectados, por ciclones o por cualquier otro motivo.

Por eso, este es un problema multicausal. No le resto importancia a la responsabilidad de las Empresas que debían apuntalar o demoler esas edificaciones en ruinas, pero es que ahora todo el mundo se vira para un solo lado, y hay que analizar todos los factores.

Si una responsabilidad y grande tiene el Estado es no haber legislado a favor de los mecanismos para que cada ciudadano gestionara su vivienda, reparaciones y mantenimiento. Pero también hay que reconocer que la gente no ha cuidado lo que se le ha puesto en las manos. Y por eso, no estoy de acuerdo con la colecta, porque con esto sólo se llenaría con agua una canasta de mimbre. Hasta que no se eduque en el cuidado y conservación de lo que tenemos, no se podrá hacer efectivo ningún programa o proyecto.

Doris dijo...

Y no quiero irme sin dejar un beso y muchas felicidades a nuestra hermana Victoria, que hoy está de cumpleaños. Que le llegue hasta su Chile querido nuestro cariño.

Abrazos a todos!!!

silvio dijo...

Más sobre el poder de las palabras (según Anthony De Mello):

Llegado el momento de poner un nombre a su primogénito, un hombre y su mujer empezaron a discutir. Ella quería que se llamase igual que su abuelo materno, y él quería ponerle el nombre del abuelo paterno. Finalmente, acudieron al rabino para que solventara la cuestión.

“¿Cuál era el nombre de tu padre?”, preguntó el rabino al marido.

“Abiatar”.

“Y cómo se llamaba el tuyo?”, preguntó a la mujer.

“Abiatar”.

“Entonces, ¿cuál es el problema?”, preguntó perplejo el rabino.

“Verá usted, rabino”, dijo la mujer. “Mi padre era un sabio, y el suyo un ladrón de caballos. ¿Cómo voy a permitir que mi hijo se llame igual que un hombre como ése?”.

El rabino se puso a pensar en el asunto muy seriamente, porque se trataba de un problema verdaderamente delicado. No quería que una de las partes se sintiera vencedora y la otra perdedora. Al fin, dijo: “Os sugiero lo siguiente: llamad al niño "Abiatar"; luego esperad a ver si llega a ser un sabio o un ladrón de caballos, y entonces sabréis si le habéis puesto el nombre de uno o de otro abuelo”.

silvio dijo...

felicidades a la amiga Victoria

adrimar321 dijo...

Hola Silvio y Red...Ante todo Felicidades Victoria!!!

Los leo , y lo que compartis de Anthony de Mello, Silvio es...maravilloso. Ironico y tan real...A veces somos como esa mujer...no?

En una epoca leia mucho a este jesuita, que ya en sus ultimos años creo permanecio por respeto en la iglesia catolica, pero ...su comprension del MISTERIO, iba mas alla del cristianismo...

Encontre esto en una pagina "a la luz de <krishnamurti" que me parecio bueno compartir...

"ANTHONY de MELLO
Publicado el 2 de abril de 2014
Resulta una interesante presentación de nuestro invitado la siguiente cita textual:…»Posteriormente a su muerte, en 1998, la Congregación para la Doctrina de la Fe (dirigida por el entonces cardenal Ratzinger) investigó sus escritos y calificó algunos de ellos como «incompatibles» con la fe católica. Algunas ediciones de sus libros llevan una hoja de precaución que indica: «Los libros escritos por el padre Anthony de Mello fueron escritos en un contexto multirreligioso para ayudar a los seguidores de otras religiones, agnósticos y ateos en su búsqueda espiritual, y el autor no pretendió que fueran un manual de instrucciones sobre la fe católica en la doctrina y dogmas cristianos…».-

En fin...me hace admirarlo cada vez mas...

abrazos a todos a traves de Silvio...

Gracias Silvio siempre...

adriana

Andrey GK dijo...

Por favor, de los que han visto la obra Hierro, alguien tendría la amabilidad de decirme si es apta para niño de 7 años? Gracias.

Giordan Rodriguz dijo...

Mi madre me repitió muchas veces que las palabras solo son válidas si son dichas con honradez, aunque sean expresión de un disparate, o si son escuchadas con humildad, aunque traten de encubrir la peor de las maldades. Nunca le pregunté si había leido de Martí: "La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla", o: "Todo está dicho ya; pero las cosas, cada vez que son sinceras, son nuevas". En casa allá en El Manglar nunca fuimos gente de citas, pero había muchos libros.

Luis dijo...

Entendí tus justificadas objeciones, Silvio, y por eso como te dije quité de mi blog la versión en prosa del Vigía. No volverá a ocurrir. Un abrazo para vos y para los segundaciteros que te acompañan en este hermoso espacio,
L.

silvio dijo...

Andrey GK, el correo de Argos Teatro es: argost@cubarte.cult.cu

Anónimo dijo...

Muchas felicidades para Victoria!R3.

Victoria dijo...

Querido Silvio, me honras con tu saludo. Muchas gracias a ti y a las amigas Doris, Ivonne, y Adriana.

Besos y abrazos

Germán dijo...

A esto se dedican estos abyectos. http://cubasi.cu/cubasi-noticias-cuba-mundo-ultima-hora/item/104350-patrana-contra-cuba-en-salita-del-parlamento-europeo-%20-video-y-documentos

Armando dijo...

Cada cierto tiempo limpio la trampa de grasa de la cocina de mi casa. No es una tarea agradable, siempre gusanos, cucarachas y otras "esquisiteses".pero siempre termino el trabajo.

Comence a oir el discurso de Trump pero la mierda y el espectaculo de la letrina era tan denso que no pude terminar la tarea.

Pero el asco mayor es pensar que es problabe que lo relijan.

Hoy mi esposa descubrio un pequeño maja debajo de la meseta de la cocina, la semana pasada tal ves le cortaba la cabeza , hoy lo cogi por el cuello y lo deposite tranquilamente en el solar del frente. El no tiene la culpa de vivir rodeado de animales tan animales como nosotros los animales humanos.

silvio dijo...

Armando, te mando un abrazo y mi sentida admiración por no haber matado el majá. Bravo por eso.

Rojo ciudadano dijo...

La bola de cristal y el recorrido novelístico del extremo-burocrático.

En 2022 lo enviarán a dirigir la más alta instancia de poder en tu pueblo. Escucharás la misma frase inicial en sus discursos. "Aguerrido pueblo manzanillero......"
En 2024 lo tronarán por mentir sobre la producción del kilogramo/vianda por habitantes.
Su castigo será, al mismo tiempo, un premio. " Le damos la tarea de dirigir los Servicios Comunales en la provincia". Desde su puesto le propondrá a la instancia superior que la recogida de basura se haga con carretón tirado por caballos "porque esa es la variante más económica". Con ese gol, anotado en su propia portería, disfrutará del apoyo de sus jefes. En este punto de su recorrido por fin cumplirá su sueño de mantener a tres noviecitas simultáneamente. La palabra "noviecitas" describe el infantilismo que subyace en su conducta. Este logro lo hará confiarse demasiado lo cual siempre es peligroso. Ya en 2027 el subdirector económico de su entidad lo convencerá de lo bueno que es inflar la plantilla general poniendo a jinetes y caballos ficticios en la nómina. Cuando se descubra "esa falta grave" entoces lo tronarán por enésima y última vez. En 2028 vendrá de vuelta a La Habana y, decepcionado de la vida, se dedicará a botear en la Terminal de Ómnibus Nacionales. La razon esgrimida para justificar su conducta no deja de ser verdad porque sinceramente "la ciudad es cara". En "la capital de todo los cubanos" si no te pones los patines la vida te puede pasar por arriba y eso, un burócrata converso, no lo va "a permitir jamás".
El triste recorrido del burócrata-extremista termina donde casi todos. ¿Recibirá un salario del imperialismo en suelo imperialista? La bola de cristal fué enfática. No me gustan los estereotipos pero la lógica y la estadística son ciencias que no se cuestionan.

silvio dijo...

Hay una nueva entrada

Sergio dijo...

Muchas felicidades para Victoria. Besos y abrazos del otro lado de la cordillera.

«El más antiguo ‹Más antiguo   201 – 221 de 221   Más reciente› El más reciente»