viernes, 23 de febrero de 2024

NYT: arrogancia y distorsión

The New York Times ( NYT) publicó ayer una pieza de propaganda y desestabilización política disfrazada de reportaje. El texto aborda las supuestas indagatorias de agentes estadunidenses en torno a la ficción del financiamiento electoral del crimen organizado a las campañas del presidente Andrés Manuel López Obrador en 2006 y 2018. La manera en que se encuentra estructurado el texto, el momento elegido para difundirlo, la carencia de pruebas o al menos indicios que sustenten los dichos, la violación de los principios de ética periodística y las contradicciones que lo atraviesan, dejan claro que el medio y los autores en ningún momento buscaron brindar al público un trabajo informativo, sino sembrar una noticia falsa –o, al menos, plantar una sospecha– que pueda ser amplificada y viralizada por empresas dedicadas a la distorsión de la democracia, como los trollcenters de los que se comentó en este espacio el miércoles pasado.

No es casualidad que este ejercicio de desinformación se divulgue a un mes de que viera la luz otro trabajo de idéntica factura, ni que el NYT lo respalde, pese al instantáneo descrédito en que cayó debido a las falencias señaladas arriba. La DEA, fuente de los bulos difundidos hace un mes y probablemente también de esta nueva andanada, no ha ocultado su malestar ante un gobierno que defiende la soberanía nacional, le retira la patente de corso con que solía operar y le exige el cumplimiento de las leyes en su actuación dentro de las fronteras mexicanas. Al convertirse en vocero oficioso de los poderes fácticos que presionan de manera ilegal al Ejecutivo federal, el diario confirma su vocación propagandística y la prevalencia de las consideraciones mercantiles sobre las periodísticas en su toma de decisiones.

En sus primeros párrafos, la nota insinúa que las investigaciones fueron cerradas porque el gobierno estadunidense no quería crear fricciones con su contraparte mexicana. Pero más abajo reconoce que la información recolectada provenía de informantes cuyos testimonios pueden ser difíciles de corroborar y en ocasiones resultan ser incorrectos, y que no está claro si una sola de las aseveraciones pudo ser corroborada. A continuación, desglosa una serie de especulaciones, ninguna de las cuales posee sustento documental o material: un informante les relató a los investigadores estadunidensesotra fuente les dijoconsiguieron información de una tercera fuente que sugeríapersonas que se creía eran operadores del cártel, una persona cercana al Presidente recibió un pago más o menos al mismo tiempo que López Obrador se trasladó al estado de Sinaloa. Un editor que estuviera al cuidado de la información les habría exigido especificar si más o menos implica la misma semana, el mismo mes, o el mismo año, pero nada en el texto indica que la búsqueda de la verdad fuese un criterio usado en su redacción.

Los autores muestran desconocimiento del tema al incurrir en errores como la confusión de un cabecilla con un cártel. Incluso hacen afirmaciones que no están sujetas a interpretación, sino que son mentiras llanas. Por ejemplo, aseguran que para Washington es algo complejo e inusual perseguir cargos penales contra altos funcionarios extranjeros. El hecho es que, en este mismo momento, el ex presidente de Honduras Juan Orlando Hernández se encuentra preso en Estados Unidos, donde es juzgado por narcotráfico. Entre el 20 de diciembre de 1989 y el 31 de enero de 1990, las fuerzas armadas estadunidenses invadieron Panamá, depusieron a su gobierno, secuestraron al presidente acusándolo de narcotráfico (aunque nunca procedieron contra los funcionarios de la CIA con los que trabajó durante años) e impusieron un gobierno títere al más puro estilo colonial, ungiéndolo en una base militar de EU. Como bien saben los habitantes de los 70 países que han sufrido agresiones militares de la superpotencia, lo único inusual y complejo para la superpotencia es respetar la soberanía ajena y el derecho internacional.

En su intento de golpear al Presidente mexicano, el rotativo hace gala de una insolencia que está fuera de lugar en el trato a cualquier país y que constituye la enésima muestra de la arrogancia colonialista y racista con que los grandes medios occidentales se dirigen hacia todo el mundo no blanco.

Asimismo, delata los vínculos y las afinidades entre dichas corporaciones mediáticas y las derechas latinoamericanas, a las cuales se trata con una deferencia que resulta incomprensible si no se toma en cuenta que para esas empresas la información no es un fin, sino un medio para el lucro y la promoción de intereses particulares no pocas veces inconfesables.

Fuente:https://www.jornada.com.mx/noticia/2024/02/23/editorial/nyt-arrogancia-y-distorsion-4088

jueves, 22 de febrero de 2024

Otro robo en la Universidad de las Artes (ISA)

Ayer, en la mismísima puerta del Instituto Superior de Arte, le robaron la batería a la moto de un alumno. Sucedió entre las 9 y las 11 de la mañana.

He ido cientos -quizá miles- de veces al ISA y nunca -nunca- he visto esa puerta vacía. Siempre hay alguien, además del custodio: alumnos, profesores, empleados, visitas, personas.

¿Alguien vio algo, por favor?

Después fueron a hacer la denuncia a la policía, donde les dijeron que fueran para el ISA, que les iban a mandar la técnica. Atardeciendo se marchó el muchacho con su moto sin batería -y sin policía-.

¿Alguien vio algo, por favor?

No es la primera vez que delincuentes entran al área universitaria e impunemente comenten fechorías.

¿Por qué después de tantos hechos lamentables no se han tomado medidas como poner vigilancia itinerante en los terrenos y un sistema de cámaras?

¿Estan seguros nuestros hijos allí?

¿Hasta cuándo?

miércoles, 21 de febrero de 2024

La defensa de Julian Assange denuncia la motivación política de su caso

Por Rafa De Miguel

Los alrededores del imponente edificio neogótico que alberga los Tribunales Reales de Justicia, en Londres, son escenario habitual de protestas. La de este martes, sin embargo, ha superado las expectativas. “Todo el mundo nos está mirando”, ha dicho a cientos de personas congregadas Stella Assange, la esposa del cofundador del portal de filtraciones Wikileaks, Julian Assange. Es la legendaria frase coreada en 1968 por los manifestantes que protestaban en Chicago contra la guerra de Vietnam. Y un estímulo para las decenas de ciudadanos que han acudido a expresar su solidaridad con Assange, como la colombiana Daniela, que ha llegado a primera hora de la mañana y no dejaba de levantar uno de los ya famosos carteles con el rostro del exhacker y su boca amordazada por la bandera estadounidense.

Daniela ha sido de las primeras, pero no ha hecho falta mucho tiempo para que la calle se llenara de activistas. La campaña internacional organizada para impedir la extradición a Estados Unidos de la persona que representa hoy más que nadie la necesidad de defender la libertad de prensa ha llevado ante las puertas del tribunal a relevantes oradores comprometidos con la causa de Assange.

La defensa de Assange ha sido la primera en presentar sus argumentos ante los magistrados. Desde el inicio ha denunciado la naturaleza política que, según ellos, oculta el proceso judicial. “La acusación está motivada políticamente. El señor Assange expuso ante la opinión pública actos criminales graves y ha sido perseguido por realizar una práctica periodística habitual: obtener y publicar información clasificada que era veraz y de interés público”, aseguraba su abogado, Ed Fitzgerald. “Es un abuso del proceso judicial reclamar la extradición por una ofensa política”, ha denunciado.

Dos magistrados, Victoria Sharp y Jeremy Johnson, escucharán a lo largo del martes y el miércoles los argumentos de la defensa de Assange y del Gobierno estadounidense. Deben decidir, en una vista preliminar que ha atraído una inmensa atención global, si conceden al fundador de Wikileaks una última oportunidad de argumentar jurídicamente su causa ante la justicia británicao si dan luz verde definitiva a su extradición a EE UU, donde será acusado de 17 delitos contra la Ley de Espionaje y uno por intromisión en un ordenador. El editor australiano se enfrentaría a 175 años de prisión por la filtración de más de 250.000 documentos clasificados del Departamento de Estado estadounidense en noviembre de 2010. EL PAÍS fue uno de los medios que participó en ese esfuerzo concertado de publicación de estos papeles.

“La idea de que Julian pueda ser acusado de violar la Ley de Espionaje de Estados Unidos, la misma que se aplicó a Daniel Ellsberg [el responsable de filtrar los Papeles del Pentágono, que revelaron las mentiras sobre Vietnam] y a otros, es escandalosa”, ha dicho en el estrado Jeremy Corbyn, el anterior líder del Partido Laborista británico. “Este tribunal tiene hoy la oportunidad de permitir a Assange que su causa sea escuchada, de que se haga justicia y de que, finalmente, pueda ser un hombre libre”.

Assange, que permanece desde hace cinco años en la prisión de máxima seguridad de Belmarsh, a las afueras de Londres, no ha estado presente en la primera jornada del juicio. Tampoco se ha conectado a través de videoconferencia, como en otras ocasiones. El abogado ha explicado que no se encontraba bien de salud. La jueza Sharp ha querido dejar claro, al inicio de la comparecencia, que no se había puesto ningún obstáculo a esa presencia en remoto.

El equipo jurídico del exhacker ha recordado además al tribunal, para contrarrestar las garantías sobre la vida o salud del preso ofrecidas por el Gobierno estadounidense, la supuesta trama de la CIA para intentar asesinarle en 2017, cuando estaba encerrado en la Embajada de Ecuador en Londres. “Ya entonces hubo banderas rojas de alerta”, ha explicado el abogado Mark Summers, también parte de la defensa. “El plan solo se vino abajo cuando las autoridades británicas mostraron su disgusto ante la idea de un posible tiroteo por las calles de Londres”.

En defensa de la libertad de prensa

El escaso espacio destinado a la prensa en la sala y las deficiencias técnicas del audio ofrecido en otra dependencia han puesto en duda la transparencia de los magistrados.

La causa de Assange se ha convertido mundialmente en la causa a favor de la libertad de prensa. La presión de la campaña a favor de su liberación no está tanto dirigida hacia los jueces que se han ido pasando entre ellos un hierro candente, sino hacia los gobiernos estadounidense y británico, que tienen en sus manos la posibilidad de frenar la persecución.

“Esto nunca tuvo que ser un asunto dilucidado en los tribunales. Y no tiene por qué seguir recorriendo ese camino. Sigamos pidiendo a EE UU que libere a Assange”, ha exclamado ante los manifestantes Rebecca Vincent, responsable de la campaña para la liberación del exhacker en nombre de la organización Reporteros Sin Fronteras.

“La publicación de los documentos clasificados de Wikileaks en 2010 generó por todo el mundo un periodismo en defensa del interés público. Sabemos que expuso crímenes de guerra y violaciones de los derechos humanos. Y solo ha sido procesado el hombre que permitió que todo eso fuera publicado. Si es extraditado a EE UU, se sentará un precedente muy peligroso para cualquier periodista u organización periodística que trabaje con información clasificada”, ha advertido Vincent.

La decisión de dar luz verde a la extradición de Assange fue adoptada en 2022 por la entonces ministra británica del Interior, Priti Patel, una vez que el Tribunal Supremo dio por buenas las garantías ofrecidas por Washington sobre la seguridad del preso, y sobre las medidas que se adoptarían para impedir que pudiera acabar con su propia vida.

Pero la insistencia en perseguir al fundador de Wikileaks surgió del Gobierno de Donald Trump. El expresidente de Estados Unidos Barack Obama ya había conmutado la sentencia de la soldada Chelsea Manning, la principal fuente de los documentos secretos de la seguridad estadounidense que publicó el portal, y que sacaron a la luz graves episodios de guerra sucia en Irak o Afganistán.

“Un sistema corrupto”

“Todos aquellos que cometieron esos crímenes de guerra han quedado libres, e incluso se han beneficiado económicamente de esos crímenes. Y Julian, que lanzó la verdad a la cara del poder, debe enfrentarse a un juicio. Deberían ser juzgados el sistema británico, el Gobierno británico, el estadounidense, y todo un sistema profundamente corrupto”, ha asegurado Andrew Feinstein, exdiputado del sudafricano Congreso Nacional Africano, el partido de Nelson Mandela. Era uno más de los llegados de todo el mundo parar protestar ante el tribunal londinense.

Los dos magistrados podrían anunciar su decisión al final de la sesión del miércoles, aunque tarden luego varios días en publicar sus razonamientos. De ese modo, podrían contribuir a acelerar la entrega de Assange.

En el caso de fallar a favor del preso, darían luz verde a que la justicia británica debatiera de nuevo la legalidad o ilegalidad de la extradición. Queda la opción última, si fracasa el intento de los abogados del fundador de Wikileaks, de acudir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo. Pero incluso si obtuvieran de esta institución una orden de suspensión de la entrega, está por ver cuál sería la reacción del Gobierno británico de Rishi Sunak.

Son precisamente esas órdenes del TEDH las que paralizaron los intentos de Londres de deportar a inmigrantes irregulares a Ruanda. Downing Street y el ala dura del Partido Conservador se han conjurado desde entonces a ignorar esos requerimientos, aunque suponga desobedecer la legalidad internacional.

Fuente: https://elpais.com/internacional/2024-02-20/la-defensa-de-julian-assange-denuncia-la-motivacion-politica-de-su-caso-para-frenar-la-extradicion-a-ee-uu.html

martes, 20 de febrero de 2024

Entrevista a Maggie Mateo*

Por Isabel Alfonso

El pasado 19 de diciembre, fecha del natalicio de José Lezama Lima, nos encontramos en el Centro Dulce María Loynaz en un evento organizado por el poeta Ricardo Alberto Pérez para reconocer tu trabajo como crítica y novelista. ¿Qué evoca en ti el hecho de que se haya escogido esta fecha para tal propósito?

‒ Fue un regalo muy especial el que me hizo Richard al escoger precisamente esa fecha. Una delicadeza de poeta. Mi relación con Lezama es entrañable, algo que va mucho más allá de lo que he escrito sobre su obra. Es uno de esos monstruos inagotables, que siempre me dice algo nuevo. Paradiso sería uno de los libros que llevaría conmigo a la isla desierta. También Oppiano Licario y sus ensayos. Siempre tendría algo diferente que leer, algún deslumbramiento ante un sentido oculto, inadvertido en lecturas previas. Evocar, lo que se dice evocar, evoco las madrugadas, los días y las noches de lectura de su obra para mi doctorado, las mañanas ‒delirantes y no‒ en que, junto al incienso y los versos de «Noche insular, jardines invisibles», tallados en mármol sobre su tumba, busqué la fuerza y la paz interior que tanto necesitaba. Evoqué su desgarrador recuento de todo cuanto hemos perdido en «Paralelos» ‒desde las cenizas de Heredia hasta manuscritos de Martí; desde las frutas pintadas por Rubalcava hasta los cuadros de Juana Borrero‒, y pensé con tristeza cómo a su repaso de pérdidas se han ido sumando tantas otras que harían palidecer su prodigiosa imaginación. Empezando por su propia obra, es decir, buena parte de su papelería, sustraída de la Biblioteca Nacional o antes de llegar a esta. También los fondos de los archivos de diferentes instituciones, por no hablar de las cintas descompuestas, derretidas en las bóvedas del Icaic; las obras de arte partiendo por mar o burlando las leyes de aduana, las esculturas desaparecidas de los cementerios y, sobre todo, la ruina arquitectónica de las ciudades ‒incluidos teatros y salas de cine‒, todo cayendo, halado por una desidia y un deterioro que parecen indetenibles. Pensé en todo eso, pero casi como una autómata busqué en el librero Imagen y posibilidad, donde sabía que estaban las palabras que leí ese día sobre la emigración artística, que han recobrado una sobrecogedora actualidad.

En Ella escribía poscrítica exploras la posibilidad de un acercamiento menos rígido a los saberes literarios; de hacer espacio a las voces femeninas en un panorama mayoritariamente dominado por hombres; de prefigurar una imagen casi optimista y esperanzadora sobre la posmodernidad ‒en general y en el contexto cubano‒. ¿Qué ha pasado con estos sueños/aspiraciones tres décadas después? ¿Cómo repensar los contenidos de la poscrítica en el momento actual?

 El posmodernismo, en aquel momento y aquí, era como una mala palabra para quienes tenían un pensamiento dogmático y reticente a todo tipo de cambio: su sola mención podía ser asumida como una ofensa y provocar una respuesta agresiva, suspicaz. Muchas veces fueutilizado como adjetivo descalificador, tanto desde un punto de vista estético como ideológico. En la introducción que hice a la compilación El postmoderno, el postmodernismo y su crítica (2007), de Desiderio Navarro, doy una idea general de ese contexto al valorar la importancia de los artículos publicados por Criterios. En este ejercicio autorreflexivo al que conduce tu pregunta me hubiera gustado citar algunos párrafos de lo que escribí allí, pero puedo resumir diciéndote que mi mirada de entonces insistía en el proceso democratizador que implicaba el respeto a las diferencias y la recuperación de las voces marginadas, entre otras ideas puestas en circulación por una vertiente del pensamiento posmoderno. Recuerdo que en la performance que realizamos para la primera presentación del libro, rodeados por los murales-archivo que armaron Pedro de Jesús y Jorge Ángel Pérez, ya  travestida yo en Ínclita de Mamporro ‒las medallas por la Cultura y la Educación Cubanas como aretes, un turbante con flecos brillantes como peluca‒, las palabras de Pedro fueron más bien sombrías, pesimistas. Tres décadas después advierto con tristeza que su mirada estaba más en consonancia con lo que ha venido después. Muchos de esos sueños ‒y el espíritu que los animaba‒ se han ido desvaneciendo. Repensar los contenidos de la poscrítica desde el momento actual, y recordar el impulso que los sostenía, es muy duro ahora que reinan la desesperanza y el desconcierto ante una realidad que día a día se torna más hostil; ahora que, lejos de abrir espacios para el diálogo, las instituciones y los dirigentes se amurallan, excluyen, siguen censurando, mientras divulgan o promueven expresiones que no entran en contradicción con su política cultural cerrada, aunque esas obras sean, desde el punto de vista artístico, mediocres o, incluso, pésimas.

Desde los blancos manicomios es un libro de ficción con mucho de autobiográfico. Se lee/siente como una catarsis, como un exorcismo. ¿Fue así también el proceso de escritura? Háblanos de este.

 Sí. Fue un proceso doloroso, sobre todo en las partes relacionadas con la locura de la protagonista, su lenta recuperación de la lucidez, su difícil regreso al mundo cotidiano. Recordar, aunque fuera a través de la ficción, aquellos momentos fue una experiencia muy intensa y a veces devastadora. Ella escribía poscrítica se publicó en 1995. Poco después tuve mi primer episodio disociativo, cuando, entre otros delirios, fui al jardín de mi edificio a sembrar sprays de salbutamol vacíos para que crecieran árboles medicinales con esos frutos. Fue el primero de una lista de ingresos en hospitales siquiátricos. Pero, como dices, la novela fue también una especie de exorcismo, un acto de curación, un intento de expulsar ciertos demonios. De alguna manera la escritura salva. El libro fue concebido primero como un ensayo sobre la imagen de las islas en la poesía caribeña, pero poco a poco fueron apareciendo las partes de ficción. Al final fue una novela y no un ensayo lo que tuve entre las manos. No todo el proceso de escritura implicó un recorrido por zonas procelosas y turbulentas desde un punto de vista emocional. También me divertí muchísimo, sobre todo al narrar algunas peripecias de personajes como la Marquesa Roja o María Estela.

En el homenaje del 19 de diciembre leíste un fragmento del texto de Lezama «Señales. Emigración artística», donde el poeta expresa: «Sentimos todos los días que artistas  nuestros, que se ven obligados a bracear con las dificultades que entre nosotros apareja la búsqueda de la expresión, van a tierras extranjeras para ver en qué forma podrán resolver las exigencias del simple vivir, con el consecuente desarraigo y las esenciales dificultades con que tropieza el que se inserta en ajeno paisaje […] por no poder cumplir entre nosotros los más elementales modos del vivir cotidiano, de lo necesario perentorio, [el artista] se ve condenado a un destierro infructuoso […], a pasearse por paisajes que para él serán de alambre y de nieve forrada de algodón». También hablaste de la represión y censura experimentadas por muchos en la Cuba actual. Se sintió como un gesto de solidaridad, como un llamado de atención sobre la situación que atraviesan los artistas e intelectuales en Cuba, y, en general, el pueblo cubano. ¿Crees que estamos en un momento de agotamiento de paradigmas?

‒ Como dije ese día, a las consideraciones de Lezama sobre la emigración artística en 1947 habría que añadir otras que mencioné allí: el silenciamiento, la exclusión, la censura, el acoso, es decir, los límites puestos a la libertad de expresión, que es uno de los más preciados dones, de cualquier ser humano, no solo de un creador. No se trata solo de «no poder cumplir los más elementales modos del vivir cotidiano», lo cual es una durísima realidad para la mayoría de los cubanos que vivimos en la isla, sino también de esa asfixia creadora que impele a la fuga. Los escritores se van, se siguen yendo, ahora casi en estampida. Para poner solo un ejemplo que me es cercano: en 2017 el artista visual Yornel Martínez Elías llevó a cabo el proyecto «Lógicas para intervenir un archivo», que culminó con un libro en el cual participamos seis narradores: Ernesto Santana, Daniel Díaz Mantilla, Ahmel Echeverría, Raúl Flores Iriarte, Jamila Medina y yo. En estos momentos, solo estamos en Cuba dos: Raulito ‒eso creo, hace rato que no sé de él‒ y yo.
Lezama, en su texto, se refiere también a la indiferencia y la poca atención a la labor artística en su época. Eso cambió de manera radical después de 1959 a través de un proyecto que dedicó enormes recursos a elevar el nivel cultural de la población, empezando por la Campaña de Alfabetización, la fundación de escuelas en las zonas más intrincadas del país, la importancia concedida a la educación, el sistema de becas, la creación de instituciones culturales, bibliotecas, Casas de Cultura, publicaciones de libros, escuelas de arte, concursos, en fin, todo un proyecto de democratización de la cultura que abría múltiples posibilidades al desarrollo del talento aunque proviniera de los sitios más humildes y distantes. Algo muy diferente en el panorama cultural de la isla si se le compara con la época en que Lezama escribe su texto, cuando predominaba un enorme desinterés de los sucesivos gobiernos hacia el arte y la literatura, sobre todo, hacia la posibilidad de acceso a estos por parte de los más humildes.
Pero tú me preguntas específicamente sobre un agotamiento de paradigmas. Bueno, yo no sé para dónde mirar. El discurso oficial, repetido hasta la saciedad, se ha agotado. No solo se ha vaciado de sentido; también ha perdido, al menos para mí, toda credibilidad y vínculo con la realidad. Parece una burla muy cruel leer un cintillo de Granma que afirma «Nadie va a quedar desamparado, ni abandonado a su suerte» cuando día a día, a la vista de todos, crecen la miseria, el desamparo, el abandono y, sobre todo, las desigualdades sociales.

Tu texto «Otra vez sangrando por la herida…», sobre la novela de Mirta Yáñez Sangra por la herida es un ejercicio poscrítico que continúa el estilo de mezclar el análisis literario con valoraciones subjetivas, iniciado en Ella escribía poscrítica. Allí te refieres a «heridas más profundas y graves» que se superponen a «lesiones aún sangrantes» del pasado. Sin embargo, a diferencia de Ella escribía… (y salvando las distancias entre libro y artículo), donde el sujeto crítico-narrativo revolotea con optimismo y liviandad sobre los contenidos que aborda, en «Otra vez…» la voz crítica se siente cargada de angustia. Si en efecto es así, ¿a qué se debe esto? ¿Qué ha cambiado? ¿El sujeto de la poscrítica? ¿Su contexto?
¿Ambos?


‒ Ambos. El sujeto de la poscrítica, por mucho que ha intentado ver el mundo circundante a través de los lentes de John Lennon ‒como en un pasaje de mi novela‒, ha ido chocando una y otra vez con las mismas piedras, ahora convertidas en inamovibles peñascos. Hay imágenes de la pobreza que guardo desde la infancia y el tiempo no ha podido borrar. Fueron muchas, pero las más fuertes para mí tenían que ver con los de mi edad. No podía comprender, bajaba los ojos avergonzada por algo que no era mi culpa, pero que me hacía sentir muy desdichada. Los niños descalzos, en harapos y hambrientos pidiendo limosna en los portales de la Parroquia de la calle Línea, otros junto al ferry en la bahía de La Habana, zambulléndose para atrapar los nickels y los dimes lanzados desde lo alto por los turistas. El chofer acelerando el carro cuando dos niños negros cruzaban la calle para intentar expulsar de la ciudad esa morralla. Los niños de la arrocera camagüeyana de mi infancia tardía, desnutridos, con enormes barrigas parasitadas, sin saber leer. Yo del otro lado, a salvo de ese horror. Saliendo de misa, yendo de vacaciones a Miami Beach, montada en el Studebaker, bien alimentada, leyendo en dos lenguas. De alguna manera esas imágenes, con otra forma, están regresando. Y no es la miseria compartida: el sufrimiento de la mayoría alimenta el bienestar, los placeres y la vanidad de otros. Hace poco vi en Youtube la performance Mártires, de Lázaro Saavedra, realizada en Ecuador en 2018. Es una metáfora muy fuerte de lo que ha ido sucediendo. Siento que nos han dejado colgados de la brocha mientras pintábamos el techo. Se han llevado la escalera y nos hemos quedado en el aire, en picada acelerada hacia el suelo, por no decir hacia el abismo, aún con la brocha en la mano. A eso yo le llamo traición.

¿Hubieras podido concebir tu obra fuera de Cuba?

‒ Creo que no. Mi obra está demasiado vinculada a las vivencias que, para bien o para mal, he tenido en esta isla. Cuando viajo la nostalgia no me abandona, siento que parte de mi espíritu está ausente. Se ha quedado atrás esperando por mí. Antes, cuando se bajaba de los avionespor una escalerilla al aire libre, respiraba muy hondo en cuanto salía por la puerta. Recuperar ese olor inconfundible de la campiña cubana, que es tan fuerte en Rancho Boyeros, era como volver a ser yo. Para mí el mejor momento de un viaje siempre ha sido el regreso. Hace unos días, cuando entró un frente frío, mi nieta se asombraba del imponente espectáculo de las olas rompiendo en el muro del Malecón, alcanzando una altura descomunal, esparciendo el salitre por toda la costa. Para ella era una visión nueva, mágica y sobrecogedora. Yo recordé mi adolescencia con el grupo de 5.ta y B, el reto de tocar el muro entre una ola y otra, calculando el ritmo del mar, intentando ser más veloz que el oleaje. Algunas veces el cálculo falló y fui arrastrada por las olas sobre el asfalto: más que un castigo, aquel chaparrón frío y violento era un regalo, una fiesta de espuma y adrenalina. Poder contemplar junto a mi nieta uno de mis paisajes más entrañables es un don muy especial que me ha dado la vida, más valorado por mí cuando hay tantas familias rotas, desgarradas por una fuga que crece y crece, indetenible, y también por la separación forzosa del hogar ‒cárcel, prisión‒ por razones de tipo político.

En una reciente entrevista dijiste que antes tenías muchos proyectos y poco tiempo, y que ahora tienes más tiempo y menos proyectos. Háblanos de los que tienes.

‒ 
El tiempo, como la distancia, es un concepto muy relativo. Ahora tengo más tiempo, pero este de ahora es un tiempo difuso, escurridizo, amelcohado, que se va confundiendo con una rutina cotidiana, difícil, silenciosa, opaca. Un tiempo en el que falta la esperanza, la mirada hacia el futuro, como si un manto oscuro, una densa capa de humo cubriera la ciudad. Tengo dormido un proyecto comenzado hace tiempo, que avanzó bastante en Civitella Ranieri, el castillo encantado de Umbría, donde tuve el gran regalo de una visita a Bomarzo, sobre la cual escribí. Pero falta ahora el estado de gracia, por así decir, que tiene que ver más con lo espiritual que con cualquier carencia en el plano material. Ahora no me puedo dejar arrastrar por el impulso creativo. Si no lo controlo y le pongo coto puedo perder el equilibrio y comenzar a transitar, imperceptiblemente, hacia el delirio. De modo que tengo que estar atenta a los excesos, al posible desenfreno que podría llevarme por senderos peligrosos. En más de una ocasión he debido soltar el bolígrafo o cerrar la laptop, suspender de cuajo la escritura. Se han perdido entonces las palabras que no llegué a escribir, pero he conservado la sanidad mental. De modo que esa necesidad de cuidarme me impone un ritmo de escritura que no es el de la poscrítica, ni el de la novela. Tengo que estar atenta a los ruidos interiores, a los murmullos del desatino que pueden habitar mi cabeza, y entonces saber parar.

3 de febrero de 2024
_____________________

lunes, 19 de febrero de 2024

Lula: Genocidio de Israel contra civiles en la franja de Gaza

Afp, Reuters y Xinhua: Adis Abeba. El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, acusó ayer a Israel de cometer un genocidio contra civiles palestinos en la franja de Gaza y comparó sus acciones con la campaña de Adolfo Hitler para exterminar a los judíos, en dichos que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, calificó de vergozosos y graves.

Lo que está ocurriendo en la franja de Gaza no es una guerra, es un genocidio, declaró Lula ante la prensa en Adis Abeba, Etiopía, donde participó como invitado en la cumbre anual de la Unión Africana.

Declaró que el conflicto no es una guerra de soldados contra soldados, y aseveró: es una guerra entre un ejército muy preparado y mujeres y niños.

Lo que está ocurriendo en la franja de Gaza con el pueblo palestino no ha ocurrido en ningún otro momento de la historia. En realidad, ha ocurrido: cuando Hitler decidió matar a los judíos, agregó.

Netanyahu replicó que las afirmaciones de Lula constituyen una trivialización del Holocausto, y anunció que su gobierno convocó al embajador de Brasil en Israel.

La comparación entre Israel y el Holocausto de los nazis y Hitler supone cruzar una línea roja, señaló el mandatario en un comunicado, en el cual insistió en que Israel está luchando para defenderse.

Según el canciller israelí, Israel Katz, la reunión con el embajador brasileño tendrá lugar este lunes.

Las declaraciones de ayer son las más contundentes emitidas hasta ahora sobre la guerra por Lula, importante representante de los países del sur global y que ocupa la presidencia rotatoria del G-20.

El movimiento Hamas se congratuló en un comunicado por las declaraciones de Lula, que son una descripción exacta lo que sufre su pueblo en Gaza y revelan la magnitud del crimen cometido por Israel con el apoyo abierto de la administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Lula, de 78 años, afirmó en noviembre que el movimiento islamita palestino Hamas perpetró un acto de terrorismo en su ataque del 7 de octubre contra Israel, que dejó mil 160 muertos, en su mayoría civiles, según un balance establecido por la agencia noticiosa Afp con base en datos oficiales israelíes.

Los comandos islamitas también capturaron ese día a 250 personas, de las cuales 130 siguen retenidas en Gaza, incluidas 30 que habrían muerto, según cifras israelíes.

En tanto, el mandatario brasileño viajó esta semana a Egipto y Etiopía para profundizar el acercamiento político y económico de su país con el continente africano, al que le unen lazos culturales e históricos.

Ante la asamblea anual de la Unión Africana, cumbre de jefes de Estado de los 55 países del continente, Lula reiteró que “la solución a esta crisis sólo será duradera si avanzamos rápido hacia la creación de un Estado palestino libre y soberano.

Lula, quien también se reunió el fin de semana con el premier palestino, Mohammad Shtayyeh, afirmó que Brasil incrementará su contribución a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (Unrwa, por sus siglas en inglés).

Varios países occidentales suspendieron su ayuda financiera al organismo de la ONU, después de que Israel acusó a algunos de sus empleados de estar involucrados en el ataque del 7 de octubre.

Cuando veo que el mundo rico anuncia que interrumpirá sus contribuciones a la ayuda humanitaria para los palestinos, me imagino lo grande que es la conciencia política de esta gente y lo grande que es el espíritu de solidaridad en sus corazones, destacó Lula.

Necesitamos dejar de ser pequeños cuando necesitamos ser grandes, concluyó.

El mes pasado, Brasil se unió a Sudáfrica en la demanda por genocidio contra Israel ante la Corte Internacional de Justicia.

Durante su gira africana, el presidente brasileño también llevó a cabo una visita oficial a Egipto, donde participó en una reunión de la Liga Árabe y luego viajó a Etiopía.

Ante la asamblea anual de la Unión Africana, cumbre de jefes de Estado de los 55 países del continente, Lula volvió a defender la existencia de un Estado palestino.

Fuente: https://www.jornada.com.mx/noticia/2024/02/19/mundo/genocidio-de-israel-contra-civiles-en-la-franja-de-gaza-lula-9079

Enviado por su autor: Ernesto Padrón

Macron: Una democracia no puede hacer lo que hace Israel


Ap, Europa Press, Prensa Latina: Gaza. El presidente francés, Emmanuel Macron, afirmó que una democracia no puede hacer lo que Israel está haciendo en la Franja de Gaza, donde se reportan casi 30 mil palestinos muertos, la inmensa mayoría civiles; en tanto, Israel reiteró que su ofensiva hacia Rafá continuará si los rehenes no están en casa para el ramadán.

En una entrevista publicada por el diario L'Humanité, con gran repercusión mediática, el mandatario galo reiteró su postura de lo inaceptable de una ofensiva israelí contra la sureña ciudad gazatí de Rafá.

“Rafá es una parte de Gaza en la que vivían antes de la guerra 200 mil personas, pero ahora acoge a un millón 400 mil (…). La situación humanitaria ya es allí insostenible”, advirtió.

De acuerdo con Macron, la eventual ofensiva de Israel en Rafá implicaría un punto de ruptura en sus operaciones.

Aun cuando estén allí combatientes de Hamas, lanzar una acción así traería con seguridad una catástrofe humanitaria, insistió.

El presidente francés se mostró abierto al reconocimiento de un Estado palestino, para el que consideró necesario “encontrar el buen camino”.

Por otra parte, este domingo, el gobierno israelí amenazó con invadir la ciudad de Rafá si no se libera a los rehenes restantes antes del próximo ramadán, el mes sagrado de los musulmanes.

“Si los rehenes no están en casa para el ramadán, los combates continuarán hacia la zona de Rafá”, dijo Benny Gantz, miembro del gabinete de guerra israelí, quien pese a tener influencia en el Gobierno no tiene la última palabra.

El ramadán, el cual iniciará el 10 de marzo, ha sido históricamente un momento de tensión en la región.

Israel continuó con sus ataques en distintos puntos de Gaza, y desde el sábado en la noche hasta el domingo en la madrugada causó la muerte de al menos 18 personas, según médicos y testigos.

Un bombardeo en Rafá dejó seis fallecidos, entre ellos una mujer y tres niños, mientras que otro ataque causó el deceso de otras cinco personas en Jan Yunis, el blanco principal de la ofensiva de las últimas semanas en el sur de Gaza. Periodistas de The Associated Press vieron los cuerpos.

Durante la jornada, el ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, amagó al afirmar que Hamás está buscando reemplazar a su líder en la Franja de Gaza, Yahya Sinwar, tras la “derrota” en Jan Yunis, pero horas después la milicia islamista lo desmintió.

Muhamad Nazal, un alto cargo del brazo político de Hamas, añadió que "si (el primer ministro de Israel, Benjamin) Netanyahu dice que han destruido tres cuartas partes de las brigadas de Hamas, lo cual es una gran mentira, entonces ¿quién está luchando contra él en Jan Yunis, la ciudad de Gaza y el norte de la Franja de Gaza? ¿Quién lanza los misiles?".

jueves, 15 de febrero de 2024

El flautista alemán Michael Faust imparte talleres en escuelas de arte en Cuba

Por Yusmilis Dubrosky

El flautista y profesor alemán Michael Faust lleva el arte de la flauta a otro nivel, durante su recorrido por varias escuelas de música en el occidente del país. Los salones de las escuelas de arte que ha visitado para ofrecer el taller “Enseñar a enseñar”, se impregnan de virtuosismo y conocimiento del instrumento; al tiempo que devienen en un fructífero espacio de aprendizaje para los estudiantes.

“Enseñar a enseñar”, una experiencia educativa que tiene lugar desde el 8 hasta el 19 de febrero, se inscribe en un proyecto organizado por el músico alemán junto a la renombrada Maestra y flautista cubana Niurka González, con la finalidad de crear estrategias que contribuyan a mejorar los puntos débiles en la enseñanza de base de la flauta.

El maestro Faust, de visita en Cuba por tercera ocasión, fue recibido por la atmósfera musical de un Concierto en la Fábrica de Arte y desde entonces ha estado compartiendo sus conocimientos con estudiantes de Nivel Superior y Medio, en locaciones emblemáticas como la Universidad de las Artes ISA y la Escuela Nacional de Música.

El 12 de febrero, en la provincia Pinar del Río, trabajó con 15 estudiantes de flauta de la EPA Pedro Raúl Sánchez, acompañado por Niurka González, en una intensa jornada de enseñanza. Temas como la respiración, el tiempo de estudio y el análisis de las partituras, fueron analizados en la clase demostrativa que culminó con un pequeño concierto que, en palabras del profesor Jorge Julio, Jefe de la Cátedra de Flauta, fue “muy motivador para los estudiantes”.

En la simbólica fecha del Día del Amor y la Amistad, durante la mañana, Faust y González, se presentaron ante los estudiantes de viento de la Escuela Elemental de Arte Eduardo Abela de Artemisa; mientras que en la tarde, la sede del encuentro fue la capitalina Escuela Elemental de Arte "Paulita Concepción". En ambos espacios fueron recibidos con gran entusiasmo.

Este jueves, los experimentados maestros e intérpretes realizaron una presentación en el Conservatorio Amadeo Roldán, ante estudiantes y profesores, quienes señalaron que se trató de un encuentro inspirador para los jóvenes flautistas.

La provincia de Matanzas será también visitada por ambos músicos, como parte de esta práctica educativa orientada a profundizar en los aspectos metodológicos de la enseñanza de la flauta y confrontar las nuevas formas de estudio.

El flautista y pedagogo Michael Faust, quien fue el primer alemán en recibir el prestigioso premio Pro Musicis-Award en 1986 en Nueva York, inició sus estudios de flauta en su Colonia natal, Alemania, continuando más tarde en Hamburgo y luego en Basilea, Suiza. Comprometido con la pedagogía, Faust ha impartido numerosas clases magistrales en Europa, América del Sur, Japón y los Estados Unidos.

Fuente: http://www.cubadebate.cu/noticias/2024/02/15/el-flautista-aleman-michael-faust-imparte-talleres-en-escuelas-de-arte-en-cuba/

miércoles, 14 de febrero de 2024

Para enfrentar las crisis económicas que vivimos, lo más inteligente es unir fuerzas…

Por Félix Sautié Mederos


Considero que, en las actuales circunstancias tan complicadas del momento, integrar un bloque de acción con todos los que han planteado propuestas concretas para las soluciones que necesitamos en la Economía del país, sería lo más inteligente de ambas partes, del Gobierno y de los economistas cubanos, que han expresado sus proposiciones al respecto sin ser tomados en cuenta.

 

En consecuencia, pienso que al Gobierno corresponde tomar en primera instancia acciones concretas encaminadas a integrar a todos, tal y como se hizo en el enfrentamiento de la COVID 19, que en mi criterio nos aportó experiencias muy útiles en este sentido.


La economía es una ciencia, que como todas las ciencias requiere de una interpretación adecuada de sus leyes objetivas; y la Patria necesita de todos en un consenso urgente en este particular. Nadie es “dueño” realmente de las soluciones a  las crisis y todos (reitero ex-profeso el término en cuestión) estamos obligados moralmente ha participar en su enfrentamiento que, en el 2024, al ser un “año electoral” en los Estados Unidos, es de esperar un más complejo escenario en sus afectaciones sensibles al pueblo cubano, dado los juegos electoreros yanquis. 


En este aspecto el destacado economista cubano revolucionario Juan Triana ha publicado un nuevo documento con propuestas concretas que apoyo muy decididamente, en el que un párrafo que cito muy especialmente plantea que “Sin dudas todo es tremendamente complejo. Las demoras y las marchas y contramarchas nos han hecho perder un tiempo valioso. Llegamos nuevamente a un año electoral en Estados Unidos, pero en condiciones económicas peores que la vez anterior…”. 


En tanto que los días del mes de febrero, segundo del nuevo año 2024, transcurren vertiginosamente sin que nada nuevo aparezca en el horizonte; más bien todo va de mal para peor; en espera tácita que el plan de medidas anunciado dé señales de ejecución que puedan ser esperanzadoras, en medio de la intensificación de la crisis energética eléctrica, que en la actualidad lo está empeorando todo.


El pueblo cubano, heroico como siempre, se mantiene muy angustiado, aunque en defensa de la Revolución soporta y sufre, pero es muy decisivo tener en cuenta que todo en la vida tiene límites y, así las cosas.


En este orden de pensamiento, debo expresar también, por otra parte, que la decisión del presidente Miguel Díaz Canel de ir a los municipios en donde hay instancias y empresas donde las cosas andan mal, con sus críticas al respecto, la considero muy importante y positiva; la quiero saludar, pero el enfrentamiento al problema requiere de una total integralidad en el conjunto de soluciones. El tiempo conspira contra nosotros y saber enfrentar al tiempo es lo decisivo. 


No dudo de que se esté trabajando sin descanso en búsqueda de las soluciones  necesarias, pero todo requiere de una presencia pública y de que “todos” seamos tomados muy en consideración. Unir fuerzas es lo imprescindible y urgente.


Así lo pienso y así lo expreso con mis respetos por la opinión diferente y sin querer ofender a nadie en particular.


https://felixsautie.com/articulos.php?para-enfrentar-las-crisis-economicas-que-vivimos-lo-mas-inteligente-es-unir-fuerzas

domingo, 11 de febrero de 2024

Hind Rajab, la niña de Gaza que murió rogando ayuda durante horas rodeada de cadáveres

Por Antonio Pita

Cada 15 minutos muere un menor palestino en Gaza, según los datos del Ministerio de Sanidad del Gobierno de Hamás. Sus nombres figuran en una lista, pero suelen quedar en el anonimato, engullidos por el avance de una guerra que deja cada día un centenar de muertos y acaba de superar los 28.000. Una de estas víctimas, Hind Rajab, de cinco años, se ha convertido entre los palestinos en símbolo del horror de la invasión israelí. También de las dificultades de los servicios de emergencia para auxiliar en medio de los bombardeos más intensos desde la II Guerra Mundial, para lo que precisan luz verde del ejército israelí, que puede tardar horas o no llegar nunca. El cadáver de Hind fue hallado el sábado en el coche desde el que la niña, atemorizada, pidió ayuda por teléfono durante tres horas a la Media Luna Roja palestina y a su madre, rodeada de los cadáveres de seis familiares y con el sonido de los disparos de fondo.

El 29 de enero, el ejército ordenó evacuar Tel Al Hawa, un barrio de Gaza capital convertido en zona de enfrentamientos. Bashar, de 44 años, y Anam, su esposa de 43, metieron en el coche a cuatro de sus hijos y a su sobrina Hind. Poco después, un familiar contactó desde Alemania a la Media Luna Roja Palestina. Las comunicaciones son tan malas en Gaza, que era quien mejor podía transmitirles la información que había pasado desde dentro del vehículo la hija mayor, Layan, de 15 años: el ejército israelí había abierto fuego contra el coche y solo ella y Hind seguían con vida, escondidas entre los cadáveres.

Hind Rajab, la niña palestina de cinco años asesinada por el ejército israelí en Ciudad de Gaza mientras pedía auxilio por teléfono a la Media Luna Roja y a su madre

La Media Luna Roja telefoneó a Layan. “¡Nos están disparando; hay un tanque cerca!”, se la oye responder angustiada en el audio de la llamada, difundido por la organización. El coordinador le pregunta entonces si está escondida. Ella responde que sí. “¿Estáis todos en el coche?”, prosigue el sanitario. Layan no alcanza a responder. Se oye una larga ráfaga de disparos y gritos de la adolescente. El operador dice varias veces “¿Aló?”, cada vez con menos convicción, pero al otro lado de la línea no hay más que silencio. La llamada apenas dura 40 segundos.

El coordinador vuelve a llamar y responde Hind. Rana Al Faqeh, una de las personas que habló con ella, contó que estuvieron más de tres horas en línea con interrupciones: “Las palabras que más repetía eran ‘Ven, recógeme’, ‘venid, recogedme’, ‘¿qué hora es?’, ‘¿cómo de lejos está tu casa de la mía?”. También decía que se empezaba a hacer de noche y a ella le daba miedo la oscuridad”. A veces dejaba de hablar, frustrada porque nadie venía. El coordinador de salud mental se puso al teléfono para explicarle cómo respirar hondo para tranquilizarse.

La Media Luna Roja ha difundido este extracto de la conversación, que acabó cortándose entre sonidos de disparos:

― ¡Recógeme, ven!

― ¿Voy a recogerte?

― De verdad, tengo miedo. Venid. ¡Llama a alguien para que venga y me recoja!

― Bien, cariño, voy a ir a recogerte. Un voluntario de la [Media] Luna [Roja] está haciendo la coordinación para que podamos ir y cogerte.

― [Se oyen disparos] ¿Hay disparos a tu alrededor?

― ¡Sí, recogedme!

― Cariño, de verdad que quiero ir a recogerte, pero no está en mi mano ahora mismo.

En medio, Hind habló también con su madre, antes y después de la muerte de su prima. La progenitora ha relatado la conversación a la cadena de televisión Al Jazeera, que no desvela su nombre: “Me dijo: ‘Mamá, estoy viva. Layan se ha convertido en mártir, pero yo estoy viva’. Me decían [de la Media Luna Roja] que tenía que colgar, todo el mundo me lo decía, pero yo decía que no, que quiero hablar con mi hija. Recitábamos juntas el Corán y rogábamos a Dios. Cuando colgaba la Media Luna, la llamaba y me decía: ‘Mamá, no me dejes sola, tengo hambre, tengo sed y estoy herida’. Le dije: ‘¿dónde estás herida?’. ‘Mamá, estoy herida en la mano, la espalda y la pierna”.

Un niño se acerca al coche del que el sábado fue rescatado el cadáver de Hind Rajab, de cinco años, en Ciudad de Gaza.

Hasta el sábado al alba, en el que se han retirado las tropas israelíes, fue imposible acceder a la zona. El Kia Picanto negro en el que murieron Hind y sus seis familiares está lleno de balazos, con los cristales y las puertas delanteras dañados. A pocos metros se encuentra la ambulancia que fue a rescatar a la niña. Es un amasijo calcinado con olor a descomposición por los 12 días que llevan los cadáveres de los dos sanitarios que iban en su interior: Yusuf Zeino y Ahmed al Madhun, según los vídeos difundidos tanto por la organización como por televisiones en el lugar.

Nebal Farsaj, portavoz de la Media Luna Roja, explica que mientras hablaban con la pequeña gestionaban en paralelo el permiso de las autoridades militares israelíes para acercarse a la zona. No existe interlocución directa. Se lo pidió el Ministerio de Sanidad de la Autoridad Nacional Palestina, en Ramala, que contactó al COGAT, el organismo del Ministerio de Defensa israelí que se encarga de los asuntos civiles de Gaza y Cisjordania.

“Cuando el Ministerio de Sanidad recibió la luz verde, mandamos la ambulancia. Estábamos al teléfono a la vez con Hind y con el equipo. Al llegar, nos dijo que podían ver el coche en el que estaba Hind y mencionaron que un láser estaba apuntando a la ambulancia. En ese momento se oyeron disparos y quizás explosiones, no teníamos claro lo que pasaba. Perdimos la conexión. Durante 12 días pensamos que a lo mejor habían sido arrestados y por eso no teníamos noticias de ellos”, señala Farsaj. Consultado por este periódico, el ejército israelí ha asegurado que está investigando el incidente.

Fuente: https://elpais.com/internacional/2024-02-11/hind-rajab-la-nina-de-gaza-que-murio-rogando-ayuda-durante-horas-rodeada-de-cadaveres.html

sábado, 10 de febrero de 2024

Putin-Carlson: consecuencias de una entrevista

La madrugada de ayer se difundió la entrevista realizada el martes al presidente Vladimir Putin por Tucker Carlson, quien fue presentador estelar de Fox y hoy continúa como una de las voces más influyentes de la ultraderecha trumpista estadunidense a través de su propia plataforma en Internet y sus canales en redes sociales. En más de dos horas de plática, el mandatario ruso desgranó los argumentos del Kremlin para emprender la invasión a Ucrania que está por llegar a su segundo aniversario, confirmó su disposición a buscar una salida negociada siempre y cuando se respeten los términos de su país, y detalló las razones del deterioro de sus relaciones con Washington.

El interés de la conversación radica no en lo dicho, puesto que casi todas las aseveraciones de Putin han sido emitidas de manera reiterada dentro de Rusia, sino en el momento en que ocurre y el auditorio al que se dirige. El acierto del líder ruso en conceder a Carlson su primera entrevista a un periodista extranjero desde el inicio de la guerra en Europa del Este queda patente con el hecho de que en sólo 14 horas la grabación había sumado más de 100 millones de visualizaciones entre un público que no suele recibir sus declaraciones textuales, sino fuertemente editorializadas por los medios multinacionales de Occidente. Además, ésta circula en momentos en que Donald Trump se consolida como práctico ganador de la nominación del Partido Republicano para las elecciones presidenciales de noviembre próximo; mientras que el presidente demócrata y aspirante a la relección Joe Biden ve erosionada su popularidad, enfrenta renovados cuestionamientos a sus capacidades mentales debido a su avanzada edad, y batalla para lograr la aprobación legislativa de un paquete presupuestal militar de 118 mil millones de dólares, en los cuales se incluyen 60 mil millones de dólares de ayuda a Kiev. Para dimensionar la magnitud de esta cifra, cabe señalar que equivale a una octava parte de todo el presupuesto del gobierno federal mexicano en 2023, y que se suma a un monto mayor erogado a lo largo de dos años.

Más allá de los ataques políticamente motivados contra Biden y sus decisiones, es lógico que la entrega ilimitada de armamento y ayuda financiera al régimen de Volodimyr Zelensky pierda respaldo cuando se han disipado todas las esperanzas de un triunfo ucranio sobre el campo de batalla, han salido a la luz todo tipo de prácticas corruptas en su gobierno y en el ejército, el ex comediante se encuentra envuelto en luchas de poder que merman los esfuerzos bélicos (con la destitución del popular comandante de las fuerzas armadas, Valery Zaluzhny, como más reciente demostración de que en Kiev las vanidades políticas se encuentran por encima de las consideraciones estratégicas), y cuando el Pentágono admite ser incapaz de rastrear el paradero de mil millones de dólares en material militar enviado a Ucrania.

En este contexto, el diálogo entre Putin y Carlson agita el escenario electoral estadunidense; apunta a debilitar la posición de Biden, quien apostó a fondo su capital político a la promoción y financiamiento de un conflicto que ahora tiene todos los visos de ser irresoluble por la vía armada; y tiene todos los visos de preparar el terreno para negociaciones entre la Casa Blanca y el Kremlin en caso de una victoria de Trump. Con independencia del desenlace de las elecciones estadunidenses y de la invasión a Ucrania, parece claro que Biden no calculó los altos costos políticos de instigar la rusofobia y cerrar todas las vías diplomáticas al desahogo de las inquietudes rusas en torno a la ampliación de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) hacia su flanco sur-occidental. Para la clase política bipartidista de Washington, el desarrollo de los acontecimientos debe ser un recordatorio de que siempre es posible azuzar e iniciar una guerra, pero nadie puede controlar cómo se desenvolverá, y mucho menos cómo ni cuándo terminarla.

https://www.jornada.com.mx/noticia/2024/02/10/editorial/putin-carlson-consecuencias-de-una-entrevista-3891

viernes, 9 de febrero de 2024

Dos artículos sobre economía (en el orden que me llegaron)

MERCADO CAMBIARIO. PRIORIDAD PRINCIPAL.

 

Por Joaquín Benavides Rodríguez

 

No puede haber tarea más importante en la conducción económica del País, en la coyuntura actual, que estabilizar la macroeconomía, y esta no se podrá cumplir sin que el Banco Central ejerciendo un papel protagónico y en coordinación con el Ministerio de economía, logre establecer una tasa de cambio oficial para las empresas estatales, privadas, cooperativas y para la población. Una vez establecida y respaldada, es que pudiera considerarse legal para todos los actores económicos y la población. Y a partir de ello es que debiera considerarse ilegal la tasa informal. El concepto de intervención, que surgió en la última reunión de la Asamblea Nacional no se entiende bien, ni se ha explicado su alcance. Una tasa oficial no respaldada no convierte en ilegal la tasa informal. Una tasa respaldada en todo momento, si convertiría en ilegal la tasa informal.

 

Está claro que para establecerla, y sobre todo para respaldarla, es necesario que el Banco Central cuente en sus activos líquidos las divisas suficientes con las reservas imprescindibles. Es el Banco Central y su Tesorería quien debe gestionarlas y administrarlas y no el órgano de Planificación. Aunque por supuesto, a la hora de determinarla y fijarla, hay que tener en cuenta el criterio y el acuerdo de este, y en caso de discrepancia debería ser el Presidente del Gobierno quien decida. Ese es el precio más importante de la economía, con influencia en todos los actores de ella, en la población, y por ello con repercusiones en toda la sociedad. 

 

Pero una vez establecida y fijada oficialmente y diariamente por el Banco Central, con efectos legales para toda la economía y actores nacionales y extranjeros, la tasa de cambio debiera ser influida solo por el mercado, regulado por supuesto por el Banco. El mercado financiero, del cual la tasa de cambio oficial es su principal precio, tendría que ser regulado por el Banco Central. Esa regulación no debería ser nunca una intervención administrativa y burocrática. Tendría que ser utilizando el propio objeto de ese mercado, que es el dinero.

 

Se podría afirmar que sin solucionar el problema de la tasa de cambio oficial, a las empresas estatales no les sería posible actuar empresarialmente como un ente económico cuya función principal es producir y desarrollarse. Ni siquiera competir con las Mipymes y encadenarse productivamente con ellas. En resumen no les sería posible acceder al mercado financiero de divisas, que en las condiciones de nuestro País y su economía, significa como  acceder a una transfusión salvadora. Con ese instrumento creado, seria responsabilidad de las empresas propiedad del estado socialista, gestionar sus recursos financieros en divisas, con el fin de producir para el mercado, sea nacional o de exportación. Así fue en el Periodo especial a partir del año 1994. No había casi petróleo, los apagones eran hasta de 12 horas, y la producción no se detenía. 3 años después la economía había logrado salir adelante. Pero las empresas estatales tenían autonomía para gestionar recursos en cualquier país, para producir y desarrollarse. No requerían autorización previa para gestionarlos, solo aprobación para concretarlos. Importaban y exportaban directamente y pagaban a los proveedores, cobraban a los compradores, y quedaban cubiertos por pagares y letras de cambio que podían presentar ante los tribunales. No había actuado Trump, es verdad, pero si Clinton con la Torricelli y la Helms Burton y el bloqueo financiero funcionaba. Y el País se blindo, el Banco Central desarrollo el sistema financiero en divisas para apoyar a las empresas y los negocios y las empresas buscaron las formas de encontrar soluciones.

 

Soy de la opinión, que uno de los principales factores que tienen trabada la inversión en Cuba de empresas extranjeras, es precisamente que carecemos de una tasa de cambio oficial, que le permita a estas, no solo calcular realmente sus costos internacionales, sino sobre todo tener garantías de que pueden extraer sus utilidades con una tasa de cambio que sea comparable internacionalmente.

 

Considero además, que solo si existiera una tasa de cambio oficial fundamentada y respaldada por el Banco Central, sería  posible que los capitales financieros privados de origen cubano y también de otros orígenes, se arriesguen a financiar proyectos productivos estatales y privados. Ello podría estimular probablemente a que la banca internacional, no norteamericana, comiencen a solicitar licencias para establecer sucursales o instituciones financieras no bancarias con fines de intermediación y negocios financieros.

 

Solo con una tasa de cambio oficial del Peso cubano, respaldada por el Banco Central, se podría aspirar en el futuro a intercambiar en el mercado internacional, por ejemplo níquel o azúcar, por petróleo sin utilizar divisas, tal como comienzan a hacer países asociados a los BRICS.

 

Asimismo, el mercado de las remesas se podría aspirar a recuperar de manos de operadores extranjeros, que se han apropiado de una parte significativa de ellas, operando desde el exterior, con relativa eficiencia, el mercado cambiario informal generado en Cuba y alimentado por el déficit presupuestario y la consecuente inflación. 

 

El argumento utilizado públicamente hasta ahora, por funcionarios, sobre todo del Ministerio de economía, es que no hay dinero para establecer una tasa de cambio oficial. Que no hay dinero en divisas para todo lo que necesita la economía del País, es verdad. Pero si de verdad se quiere salir de la crisis económica y comenzar a producir se debería poner en la primera prioridad el dinero en divisas para ese objetivo. En las condiciones actuales de la economía, o se resuelve el asunto de la tasa de cambio, o no se puede salir de la crisis económica y también social.

 

Si quien dirige la economía se equivoca en las prioridades, no saldremos de la crisis. Si se resuelve lo prioritario, que debería ser la tasa oficial de cambio respaldada por el Banco Central, para las empresas estatales, privadas, cooperativas y para la población, se crea la condición principal para salir de la crisis económica y de producción, que hará posible que las empresas estatales y del sector privado y campesino se incorporen plenamente a la producción.

 

Importar alimentos, como hacemos hasta ahora no debe ser lo prioritario. Lo prioritario debe ser producirlos. Con tasa de cambio oficial, las empresas estatales agrícolas y azucareras, los agricultores privados y cooperativas, comprarían las divisas en el banco con la moneda nacional e importarían lo que requieran para producir los alimentos para la población y la exportación. Es lo que han venido haciendo las MIPYMES, tan criticadas por algunos, para adquirir los productos que venden a la población, o le sirven de insumos para sus producciones o para encadenarse con empresas estatales y también para exportar como ya lo están haciendo. Lo han venido llevando a cabo, utilizando  el mercado informal, que se alimenta del déficit presupuestario y de la inflación que provoca. Esa no puede ser la solución.

 

La única solución para sacar a flote la economía cubana y estabilizarla es establecer la Tasa de cambio oficial respaldada por el Banco Central y publicada diariamente, según se comporte ese mercado, para ser utilizada por todos los actores económicos y la población.

 

08/02/2024

____________________


CUBA, LOS CAMBIOS QUE HAY QUE HACER*

 

Por Juan Triana Cordoví 

Sin dudas hacen falta cambios en Cuba, aunque se hayan realizado algunos. No es por falta de cambios que nuestra economía anda como anda y que una parte relevante de nuestra población decide un día tras otro emigrar. Ocurre, a mi juicio, que todos esos cambios, en su conjunto, han dejado intactas las raíces de los problemas.

Al menos en economía, parece que los elementos principales que está en nuestras manos transformar, permanecen casi en el mismo lugar. Hay un contexto exterior en el que prácticamente no podemos incidir, pero tampoco subvalorar, obviar o renunciar a revertirlo. Y sí, hablo en primer lugar de esa especie de telaraña que es el bloqueo 4.0, cuyo costo anual es más de cuatro veces lo que costó anualmente entre 1962 y 1989. 

Si listáramos los cambios desde los 90 hasta ahora nos sorprenderíamos de cuántos han sido, y de cómo se agolpan unos con otros. Pero a diferencia de las penas de aquella memorable canción, en economía, sí nos matan. 

Estamos abocados a nuevos cambios, han sido anunciados unos días antes de la Nochebuena, en mi opinión, no en el mejor momento, ni en la mejor forma.

Desde entonces a acá, mucho se ha opinado sobre los anuncios. Se ha insistido en que se realizarán cuando las condiciones estén creadas, pero, ¿cuáles son esas condiciones?

Lamentablemente más de mes y medio después, aún no es público el programa que implementará esos cambios y ello, lógicamente, abre espacios para todo tipo de especulaciones. Por lo pronto, hoy es comprobable su efecto sobre la tasa de cambio informal, la cual ha llegado a 300 CUP por un dólar estadounidense.

Quisiera, a riesgo de repetirme, volver sobre cinco aspectos que me parecen relevantes a los efectos de ese programa que todos esperamos.

1.    El ajuste de la economía cubana, entendiendo por tal la reducción drástica de gastos, y el redimensionamiento del aparato estatal y del sistema empresarial estatal, es necesario y constituye una condición sin la cual no fructificaran los esfuerzos por enrumbar a la economía nacional por el camino del crecimiento y del desarrollo económico. Posponer esta decisión acarreará más costos que beneficios en el orden político. Acompañar este ajuste con medidas que permitan distribuir esos costos no es una opción sino una necesidad. 

2.    Intentar la reducción del déficit fiscal, uno de los principales factores que influyen en el crecimiento de la inflación y en la devaluación del CUP, mediante el incremento de los ingresos tributarios y no tributarios vía elevación de impuestos y tarifas —el aporte por la inversión, para las empresas estatales— opera como un mecanismo de extracción de riqueza de aquellos que la producen y es contraproducente. Es contradictorio con la aspiración de crecimiento económico y mejora de la inversión, y en ese sentido es procíclico: contribuye al crecimiento de la inflación vía precios finales y reduce el salario real, y por esa razón es regresivo. Parece contraintuitivo que, habiéndolo reconocido como una de las causas de la inflación, el Parlamento cubano haya aceptado un presupuesto con el déficit más elevado desde inicios de los años 90.

3.    La corrección de las distorsiones en el ámbito monetario obliga a salir de la situación de indefinición que hoy existe. No parece saludable económicamente prolongar indefinidamente la incertidumbre que genera la coexistencia de varias monedas —CUP, MLC, USD y la creación de nuevos medios de pago (Tarjeta de Clásica).  
Resulta incongruente mantener el discurso acerca de la intención de reducir la dolarización con el hecho real de la expansión de la misma debido a políticas adoptadas por las propias autoridades que repiten aquel discurso.  
Si, dadas las condiciones actuales de nuestra economía y la necesidad de divisas, la dolarización parcial de la economía es inevitable, entonces debe ser asumida íntegramente en un esquema funcional al propósito del crecimiento, tal como se hizo en los años noventa. Se deben crear desde el inicio las condiciones para prescindir de la dolarización en el más corto plazo posible. De hecho, sería preferible anunciar ese plazo. Si se entiende que el costo de la dolarización parcial es inaceptable, entonces elimínese y asúmase el costo que ello implica, pero alineemos la economía nacional al CUP. Lo peor es lo que hoy ocurre, entre otras razones, porque genera una gran incertidumbre que afecta duramente el ambiente negocios.

4.    
El saneamiento del sistema empresarial en su conjunto no admite mucha más dilación. Obviamente, una parte de ese saneamiento estaría asociado a la adopción de políticas fiscales y monetarias, como parte del marco institucional del cual dependen todas las empresas y de políticas macroeconómicas, que impacten positivamente en su desempeño microeconómico y transparenten sus resultados en términos de eficiencia y productividad.
Pero, a la vez, se necesita redimensionar el sistema empresarial estatal. El año 2023 terminó con 323 empresas estatales en pérdidas. Una buena parte de ellas están concentradas en actividades de comercio y gastronomía subordinadas a los gobiernos locales, probablemente más del 20 %. 
En la situación económica que enfrenta el país, mantener funcionando cuasi artificialmente empresas no decisivas para el desarrollo y menos aún para la seguridad nacional, no parece tener ninguna racionalidad y de hecho se aleja de las ideas originales expresadas en la Conceptualización del Modelo Económico y Social. Otras, condenadas a tener pérdidas como parte de la política social, deberán esperar por los cambios radicales en la política de subsidios.
Mientras el discurso bipolar sobre el sector no estatal y en especial sobre las pymes, propicia el desaprovechamiento del propio sector, desincentiva el crecimiento de la inversión nacional privada, la cautela en encadenarse con el sector empresarial estatal y a la vez, desincentiva el desplazamiento de una parte de esas empresas hacia actividades productivas más complejas. 
Ello resulta poco coherente con las estadísticas oficiales del sector empresarial no estatal, el cual, a pesar de las restricciones aún existentes, aporta el 15 % del PIB, emplea a más del 30 % de la fuerza laboral y contribuye con el 18 % de los ingresos tributarios.

5.    
La necesidad de que ese programa de ajustes incorpore políticas que promuevan el cambio estructural no es un asunto reciente. Está en los orígenes mismos de este largo proceso de reformas. La incoherencia entre la constante “actualización” de los sectores estratégicos y la política inversionistas del país es un hecho. 
Mientras el pueblo padece de un prolongado déficit de bienes y según los propios datos oficiales, el segmento de los alimentos lidera el crecimiento de los precios impactando negativamente en la calidad de vida de los ciudadanos, la asignación de los recursos de inversión a los sectores que podrían contribuir a reducir ese déficit, ha sido en los últimos seis años más que insuficiente. 
El turismo, sector en el que se pensó como factor clave de la recuperación y que concentró en estos seis años más del 30 % de la inversión, ha estado lejos de las expectativas, no sólo en términos de arribo de turistas, ocupación e ingresos, sino también en su débil capacidad de arrastre (efecto multiplicador) sobre el resto de la economía nacional. La distorsión monetaria, las diferentes tasas de cambio y las normas de gastos impuestas a los hoteles son parte de las causas de ese bajo efecto multiplicador.

Sin dudas todo es tremendamente complejo. Las demoras y las marchas y contramarchas nos han hecho perder un tiempo valioso. Llegamos nuevamente a un año electoral en Estados Unidos, pero en condiciones económicas peores que la vez anterior. 

Como casi siempre las elecciones en ese país tienen importancia para Cuba. Quizá como nunca antes en procesos anteriores, esta vez mi certeza acerca de que cualquiera sea el Presidente electo, y cualquiera sea su programa de campaña, las decisiones sobre la política hacia Cuba dependerán del balance de intereses que ambos candidatos tengan que hacer se refuerza todavía más. Cuba está físicamente muy cerca de Estados Unidos pero a la vez demasiado lejos de los intereses reales de las administraciones norteamericanas. Poco podemos hacer para cambiar esa realidad. Entonces, solo podemos hacer los cambios que están a nuestro alcance.

Nos queda emplear a fondo dos de las cualidades más importantes de los homo sapiens: la de anticipar el futuro y la de adaptarse incluso en ambientes extremadamente hostiles. 

Porque los homo sapiens estamos en lo más alto de la cadena de los seres vivos no porque tengamos más dientes que un tiburón blanco ni porque nuestros colmillos sean más grandes que los del “rey de la selva”. El éxito del sapiens ha sido su increíble capacidad de adaptación a condiciones externas. Desembaracémonos de todo aquello que no nos permita emplear a fondo esas habilidades.

* https://oncubanews.com/opinion/columnas/contrapesos/cuba-los-cambios-que-hay-que-hacer/