lunes, 1 de abril de 2013

Una opinión


                         por Guillermo Rodríguez Rivera
  
Lo primero que llamó mi atención fue que Diario de Cuba –que es una publicación declaradamente opositora a la Revolución Cubana–, acogiera in extenso, las opiniones de un ensayista cubano que vive en la Isla y que, sin duda, se ubica en el ámbito de la que ellos (los del Diario) llaman  “oficialidad” cubana, como estima la publicación a todo el que trabaje en cualquier entidad estatal del país: ahora mismo, el 75% de la población laboral de la nación.

Roberto Zurbano, el ensayista al que aludo, porque son sus declaraciones las que recoge la publicación de nombre cubano, radicación madrileña y aires miamenses, es director del Fondo Editorial de Casa de las Américas y, como puntualiza el Diario, “vicepresidente de la Asociación de Escritores de la oficialista UNEAC”.

Me pareció escandaloso que un negro cubano y revolucionario afirmara de modo terminante que “para los negros cubanos, la revolución no ha comenzado”.  Es perfectaente lógico que semejante declaración le sirva a Diario de Cuba para colocarla como cintillo de la información que resume las opiniones de Roberto Zurbano, y que el escritor cubano diera originalmente a The New York Times.

Como Zurbano, además de ser cubano es negro y revolucionario, considero que hay ciertas apreciaciones conceptuales que lo han conducido a unas conclusiones superficiales en torno a los complejos problemas que aborda. Me parece necesario aclararlas.

El primer asunto que quiero tratar es la confusión que existe en las opiniones del ensayista al abordar conceptos como racismo y  discriminación racialEn el caso que nos ocupa, el racismo anti-negro es la idea de la inferioridad de la raza negra. Se trata de la raza que fue esclavizada por casi cuatro siglos y, después, ha sufrido las consecuencias de esos siglos de opresión.

Tan temprano como en marzo de 1959, Fidel Castro advertía las complejidades y dificultades del problema. Decía ese mes, en un discurso, que el de la discriminación racial es

               uno de los problemas  más complejos y más difíciles de los
              que la Revolución tiene que abordar… Quizás el más difícil
              de todos los problemas que  tenemos delante, quizás la
              más difícil de todas las injusticias de las que han existido
              en nuestro medio ambiente… Hay problemas de orden mental
              que para una revolución constituyen valladares tan difíciles
              como los que pueden constituir los más poderosos
              intereses  creados[1].

Cuando Fidel está refiriéndose a asuntos “de orden mental”, está subrayando que el racismo solo puede ser parcialmente resuelto por las leyes y resoluciones que pudiera dictar el gobierno de la Revoluciòn y advierte que el prejuicio racial no está únicamente en los económicamente poderosos, en los enemigos de la Revolución,  sino en gente            

            que no tiene latifundios, ni tiene rentas, ni
              tiene nada, que no tiene más que prejuicios
              en su cabeza.[2]

Son los siglos de esclavitud y los prejuicios que generó esa forzada interiorización del negro. los que conforman la perspectiva racista y desembocan en la praxis que es la discriminación racial.

El instrumento legal contra la discriminación racial se desplegó a fondo en el marco de la Revolución Cubana, del mismo modo que se puso en juego un amplio dispositivo ideológico contra el racismo que, de hecho, transformaron en vergonzantes las manifestaciones de discriminación que podían aparecer. La Revolución Cubana desarrolló un estado de opinión mayoritaria entre los cubanos, que obligaba a aquel que la sentía, a enmascarar cualquier manifestación de racismo.

La Revolución Cubana no solo inició la lucha contra el racismo y la discriminación sino que puede decirse que nunca esa lucha había sido tan a fondo como en ese momento de nuestra historia.

En otro articulo, Zurbano manifestaba que el racismo sólo podía manifestarlo quien ejercía el poder. En verdad, quien no ejerce el poder también puede ser racista, pero tendrá dificultades mucho mayores para que su racismo desemboque en la práctica que es la discriminación.

Pero el único poder en un estado no es el central, ese que dicta layes, decretos y resoluciones. Mucho más abajo un director, un administrador, un jefe de personal, ejercen un poder efectivo que puede pasar y a veces pasa por encima de los criterios de ese poder central, claro que sin hacerlo explícito. Finalmente, puede ejercerse incluso la discriminación privada, la que dispone la sola persona en el ámbito que domina.
 
Pero la apertura de los puestos de trabajo, de los medios de comunicación, de los centros y las oportunidades de estudio a los cubanos de todos los colores, es algo que no puede ignorarse, porque resulta una falsedad cuando se hace. Zurbano, que nació y creció en tiempos de revolución, debía indagar –si es que no lo conoce– el asunto con sus mayores, antes de formular ante la prensa norteamericana una opinión que acaso la complazca, pero que desacredita sin ningún fundamento real a la Revolución Cubana.

Los procesos radicales de la historia cubana han generado en diversos momentos la esperanza del fin de la discriminación racial. Es lo que creyó uno de los más importantes líderes negros cubanos, Juan Gualberto Gómez, quien supuso que la proclamación de la independencia cubana tras el fin de la esclavitud, solucionaría el problema de la subordinación de negros y mulatos cubanos en una sociedad que los había discriminado.

Pero la república surgida en 1902, tras cuatro años de intervención norteamericana y la imposición de la Enmienda Platt, ya no era la proyectada república “con todos y para el bien de todos” proclamada por Martí y apoyada por Antonio Maceo.

Cuando triunfa la Revolución en 1959 y se proclama socialista en 1961, el mulato comunista Nicolás Guillén acaso tuvo las mismas esperanzas que Juan Gualberto medio siglo atrás. Guillén sabía que la igualdad de derechos de las razas no podía darse en medio de la opresiva sociedad de clases, en las que negros y mulatos arrastraban la desventaja de más de trescientos años de esclavitud. Pero eso había terminado. Cuando Guillén publica Tengo, su primer libro ya en la Revolución, escribe:

                     Tengo, vamos a ver,
                         que siendo un negro
                         nadie me puede detener
                         a la puerta de un dancing o de un bar.
                    O bien en la carpeta de un hotel
                    gritarme que no hay pieza,
                        una mínima pieza y no una pieza colosal,
                        una pequeña pieza donde yo pueda descansar.   

La conclusión del texto era plenamente optimista:

                        Tengo, vamos a ver,
                             tengo lo que tenía que tener.

Nicolás Guillén, comunista, creo que sí pensaba, porque era obvio, que la Revolución había comenzado para los negros cubanos. Acaso creyó también que ya todo se había conseguido y ahí sí se equivocaba.

Casi treinta años después se produce el derrumbe de la Unión Soviética y del campo socialista europeo. Cuba pierde el suministro de la energía que la mantenía viva y el 85 % de su comercio. Para no rendirse ante la contrarrevolución, el país tiene que hacer transformaciones que, en efecto, implicaron enormes sacrificios para la inmensa mayoría de los cubanos, blancos y negros. Los que lo vivimos, no olvidamos aquel agosto de 1993, cuando la ciudad de La Habana se apagaba y encendía alternadamente cada 8 horas. Hubo que sacrificar brutalmente el consumo de la población justamente para obtener los recursos a fin de que esa misma población subsistiera, para mantener actuantes los sistemas de salud y educación, y los demás servicios vitales.

Zurbano hace un arbitrario sesgo de la población que, automáticamente dice que fue escindida en dos porciones absoluta y claramente delimitadas:
        
                                      La primera es la de los cubanos blancos, que han
                             movilizado sus recursos para entrar en una
                             nueva economía impulsada por el mercado
                             y cosechar los beneficios de un socialismo
                             supuestamente más abierto. La otra es la
                            de la pluralidad de los negros, que es testigo
                            de la muerte de la utopía socialista

La “utopía” socialista la vimos morir blancos, indios, mulatos, negros, zambos y “jabaos” de todas las categorías. Nos pasó a médicos, albañiles, arquitectos, obreros,  maestros, deportistas, profesores, peones agrícolas, ingenieros.

Los que pudieran emerger como beneficiarios de esa anormal situación no son en manera alguna “los blancos”, presentados como una compacta, solvente y masiva unidad, sino la exigua minoría de gerentes y sus colaboradores y acólitos. que no representaría ni el 0,1% de la población del país, integrada por blancos, negros y mulatos. Otra parte de la población, también minoritaria aunque creciente, empezó a buscar lenta pero indeteniblemente, la forma de ir accediendo, en los avatares de las necesidades cotidianas, a esos mínimos beneficios que empezaban a deslizarse hacia un reducido sector de sus conciudadanos.

Zurbano acepta en sus declaraciones -–que reproduce también la opositora Martí Noticias-– la engañosa idea de convertir en dólares, de acuerdo a la tasa de cambio cubana, los salarios de los trabajadores, pero esa conversión no puede tener en cuenta el reducidísimo costo de la vivienda en Cuba, y los servicios gratuitos de salud y educación que hacen que los 20 dólares que aparentemente gana un trabajador, le permitan vivir. El salario entra forzosamente en relación con los gastos que deben asumirse: en otros sitios, con ese salario, el mismo trabajador sería un limosnero.
      
Creo que Roberto Zurbano necesita conocer mejor la conformación y las peculiaridades de la población cubana, para entender mejor las de su zona negra, que es la que parece importarle. Y yo empezaría por decir que ese es un problema cambiante, en la realidad y en la misma percepión del fenómeno.

En los primeros años del pasado siglo, la norteamericana Irene Wright trataba así el tema racial en Cuba:

                  Los nativos  [los cubanos]  son negroides. Algunos “pasan por blancos”,
                     como expresa la ilustrada expresión coloquial. Algunos son, posiblemente,
                     blancos; sin embargo, pocos se preocuparían  de someter su linaje a un
                     escrutinio a fin de probarlo. Sólo los [norte]americanos piensan cosas
                     inferiores sobre el cubano, porque si él no es de color, es al menos
                     matizado[3]

Es curioso que esta “cubanóloga” de la època, estadounidense, catalogue como “negroides” a los cubanos, y es obvio que la Wright no está aludiendo esencialmente al color de la piel de los habitantes de la Isla. Lo precisa inmediatamente después. Cuando se refiere a los cubanos de piel blanca, aquellos en que no existen los rasgos físicos de la raza negra, aclara:

                      la sangre negra está allí […] en una cierta voluptuosidad
                      de la figura y, obviamente, en la alegre visión de la vida
                      en general.[4]

Mujer de una nación en la que la cultura del blanco sojuzgó las de los negros; en la que el negro fue también esclavizado pero, además, aculturado, despojado de sus tambores, sus cantos y sus creencias, está comprobando con inquietud la esencial mulatez espiritual del cubano: cómo esas culturas negras han actuado sobre el cubano blanco para comunicarle esa “alegre visión de la vida” que ella entiende casi como una propiedad de la sangre negra.

Desde una perspectiva ideológica colocada en las antípodas de las de la Wright, Nicolás Guillén rechazaba la pertinencia del término “afrocubano” para calificar la poesía que escribe.

A partir del criterio de Fernando Ortiz que califica nuestra cultura de “blanquinegra”, Guillén sostiene que lo cubano ya tiene en lo africano uno de sus componentes, que va unida en él a la impronta española. Guillén, que aludió a los dos abuelos que eran los ancestros del cubano, reclamaba para su poesía el calificativo de “mulata”, `porque pensaba que mulata era también Cuba. No hay que decir afrocubano, porque lo cubano implica, incluye lo africano.

Para Zurbano, como ocurre en la cultura norteamericana, lo no puramente blanco es negro. Pero llamar negro a un mulato únicamente apresa una porción de su identidad. Zurbano reclama lo que llama un “conteo preciso de los afrocubanos”, pero esa precisión quedaría vulnerada al “contar” como negros a los mulatos, en los que la ascendencia española coexiste con la africana. Creo que despojar de la impronta española al puro (si es que existiera esa pureza) negro cubano, es también desconocer su identidad.[5] De alguna manera el “ajiaco” sl que alude Fernando Ortiz; el “todo mezclado” que proclama Nicolás Guillén, devienen auténticas imágenes de la cubanidad.

La Revolución Cubana se ha defendido sabiamente de aquello que ha querido destruir la unidad del pueblo. Esa unidad garantizó su invulnerabilidad en los días de las agresiones militares de las décadas de los sesenta y setenta. Acaso la preservación de la seguridad del país hizo que el abordaje del tema racial fuera considerado lesivo para el mantenimiento de la unidad de los cubanos.

Tiene razón Zurbano cuando afirma que es la crisis económica que vive el país en los años noventa la que pone de relieve el tema del racismo, cuando es el propio Fidel Castro quien lo aborda en uno de los congresos de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

Zurbano opina que, cuando Raúl Castro abandone la presidencia en el año 2018, no puede esperarse que los cubanos elijamos un presidente negro, por lo que él llama “la insuficiente conciencia racial” que existe en Cuba.

Pero Cuba ya tuvo un presidente no blanco: fue el general Fulgencio Batista y Zaldívar aunque, de acuerdo a los parámetros de Zurbano, habría que clasificarlo como negro.

Estados Unidos, que ha visto surgir en su seno una burguesía negra, eligió en 2008 su primer presidente negro. Barack Obama pertenece a la misma clase política burguesa que los republicanos Colin Powell y Condoleeza Rice y como ellos, así sea con matices, es un defensor de la política imperial que también defendieron los presidentes blancos, porque la burguesía no tiene raza sino intereses e ideología.

Quiera Dios, o Elegguá, que abre los caminos, que cuando los cubanos tengamos que elegir un presidente en 2018, no pensemos en el color de su piel, sea esta del color que sea, sino en el hombre que está cubriéndose con ella y, sobre todo, en lo que ese hombre tenga en la cabeza.




[1] Cf. Pérez, Wilder: “Raza y desigualdad en  Cuba actual: boceto de un tema adolescente”, en  Caminos, La Habana. No. 58, 2010, p. 94


[2]  Idem.
[3] Wright, Irene: Cuba, MacMillan, Nre York, 1919., pp- 83-88.
[4] Idem.
[5]  La médico y genetista Beatriz Matcheco ha realizado recientemente un estudio en cubanos de todos los colores de piel y absolutamente todos llevan en su sangre, genes europeros y africanos.

241 comentarios:

«El más antiguo   ‹Más antiguo   201 – 241 de 241
Doris dijo...

Querida Liency, he leído tu comentario de las 16:31 y quiero puntualizarte algunas cositas. Primero, yo no fui quien dijo la frase “Ser negro no es una raza, es una actitud ante la vida”. La dijo un amigo entrañable, negro, analfabeto y guajiro cuando triunfó la Revolución, que por su propio esfuerzo llegó a Teniente Coronel de las FAR, y a ocupar cargos y responsabilidades, con un espíritu de superación admirable. Y entendí su razonamiento, porque me dijo, más o menos, y disculpa si mi memoria me falla, pero de eso hace 30 años, que si uno aspiraba a que lo respetaran debía hacerse respetable, y si uno deseaba que lo estimaran debía hacerse estimable. Esta cuestión, a mi juicio, no se soluciona con otorgar espacios, simplemente, por romper estigmas del pasado; es hacer honor al mérito y a la responsabilidad individual ante la sociedad. Y si hoy subsisten discriminaciones, yo creo que, en gran medida, se debe a que se condenan actitudes, y no raza, porque se cumple para todos: blancos, negros, mestizos, azules, rojos y verdes.

La única raza discriminada en Cuba no han sido los negros, porque tú eres muy joven y no recuerdas lógicamente, pero los chinos también fueron discriminados, quizás no en igual medida, pero lo fueron. Y sin embargo, en virtud de su laborioso quehacer, de su educación, de su ejemplo, se han ganado merecidísimo lugar de estimación y respeto, y nadie se cuestiona que son de otra etnia. Simplemente son cubanos, aunque en su gran mayoría han mantenido sus costumbres, sus creencias, su idiosincracia, trasmitida de generación en generación. Yo nunca he oído a un chino quejarse de discriminación, y créeme que lo fueron.

Esto de echarle la culpa al racismo, y mucho más, a la Revolución, por la dificultad de alcanzar los espacios, sin tener en cuenta otros factores, es lo que no puedo, de ninguna manera compartir con el Sr. Zurbano. Es mi opinión y la sostengo.

kinka piro dijo...

si hay algo que me conmueve hasta los huesos,
algo que me hace vibrar más que la tragedia,
es la solidaridad.

Las manos que surgen de todas partes me hacen sentir orgulloso y pequeño respecto a mis hermanos
hasta las lágrimas.

¡Bravo por los que sienten con otro!
¡a trabajar!

Yae dijo...

Desde noviembre pasado que tengo pendiente un agradecimiento eterno a Niurka por haber retratado un momento mágico e inolvidable para mi y mis hermanos. Me refiero a la foto que nos tomó en Santa Fe. Silvio, queda en tus palabras transmitir mis Gracias a ella. (la foto actualmente está en mi perfil y en unas cuantas paredes y mesadas, jeje).
Abrazos!!!

vivian mariana, paisana de Hurlingham dijo...

14 AÑOS DE INJUSTICIA



"Lo peor para este caso sería quedarse solo. Si la corte se convence que hay personas que siguen el caso, la ley será servida. El apoyo es esencial, el respaldo es esencial, informar y conocer es esencial. Los Cinco necesitan mucho este tipo de apoyo porque hay un desinformación horrenda y el gobierno ha tenido éxito tanto encerrando toda la verdad sobre el caso, como desinformando acerca de él."
Leonard Weinglass, Abogado de Antonio Guerrero.

Cómo apoyar?

• Difunda la información relacionada con este caso.
• Denuncie las violaciones de los derechos humanos y legales de los Cinco Cubanos.
• Denuncie la negación de visas a las esposas de Gerardo Henández y René González. Este último no ve a hija desde que era recién nacida.
• Haga contacto con:

- Periódicos, estaciones de radio y TV, periodistas, etc.
- El Departamento de Justicia de los Estados Unidos.
- Congresistas de los Estados Unidos y convóquelos a que tomen partido en el caso.
- Amnistía Internacional.
- Parlamentarios de todo el mundo.

DIFERENTES FORMAS DE COMUNICARSE CON LA CASA BLANCA

Por teléfono: 202-456-1111

Si llama desde fuera de los EEUU, marque el Código Internacional del respectivo

país + 1 (Código de EEUU) 202.456.1111

Por fax: 202 456-2461

Si envía un fax desde fuera de los EEUU, marque el Código Internacional del respectivo país + 1 (Código de EEUU) 202-456.2461

Por correo electrónico: HTTP://WWW.WHITEHOUSE.GOV/CONTACT

Instrucciones para las personas que no leen Ingles para enviar un correo electrónico al Presidente Obama

Solo debe llenar las preguntas que contienen un asterisco (*)

Donde dice First Name escriba su nombre

Donde dice Last Name escriba su apellido

Donde dice E-mail escriba su correo electrónico

IMPORTANTE: “Type” no tiene asterisco pero DEBE hacer clic en “Internacional” para poder continuar.

Donde dice Country escriba su País

Donde dice Subject: elija “Foreign Policy”

Donde dice Message escriba su mensaje pero no sobrepase los 2.500 caracteres.

Al final escriba textualmente la frase que aparece en la pantallita donde dice “type the two words” dejando un espacio entre las dos palabras

Para enviar el mensaje debe hacer clic en Submit

Para enviar un telegrama

President Barack Obama

The White House

1600 Pennsylvania Ave, NW

Washington, DC 20500

EE.UU.

eta artistak, zer dio? dijo...

El cancer como arma, es posible. Me gustaría leer vuestras opiniones.
Ante esto, como siempre me pasa, tengo una visión más global del asunto...completamente global diria yo.
De todas formas esto me da pié para compartir aquí LA TERAPIA DEL DR. GERSON. Él mismo fué envenado al parecer tras sus investigaciones y es su hija ahora quién sigue difundiendo un arma de defensa imprescindible en estos momentos, para quien pueda informarse y tomar conciencia de un montón de cosas.
Espero leer sobre esto en este blog.
Un beso para cada uno de vosotros.


Doris dijo...

Rene-Gonzalez-Sehwerert-entra-a-la-blogosfera-cubana

eta artistak, zer dio? dijo...

Dice lebis: "El poder es idiosincrasico de la vida"
No estoy de acuerdo, a mi me parece que es al contrario, que atenta constantemente contra la vida. No hay poder evolucionario posible. En cambio sí tiende a pasar por el mismo punto y dar otra vuelta de tuerca, como si volviera a empezar algo, cuando su unica intención es volver al mismo punto inicial sin variantes.

Yo dejaría el poder en manos de quien no quiera ejercerlo, es decir, imposible, es una contradicción en sí misma. Me gustaría encontrar esa otra palabra, que seguro que existe, para definir eso que digo. Epero que me ayudeís.

Sergio Daniel dijo...

Buenas tardes trovador y querida red

Silvio: una cubana y una argentina.

La primera se desdobla. Hay sido un regocijo entrar y ver el entusiasmo de Orlandito y Alito. Son esas gratas sorpresa que depara esta casa. Un beso a ambos desde Argentina.

¿Cuántos años tenías cuando escribiste “Porqué”? Impresionante. Letra sencilla y contundente. Por otro lado la palabra, esa que muchas veces me hace sentir cerca de ti aunque estemos a miles de kilómetros, aunque tal vez jamás tenga la oportunidad de verte en persona, ¡Cuánto hay cuando mencionás porque (ya sea de modo en videos o de escucharte en alguna entrevista radial), pues por lo general se cae la erre o simplemente desaparece para dejar desnuda a po´que!, que ignoro si es algo inherente a tu léxico o una tendencia de los cubanos en general. En todo caso, gracias ¿Por qué? y Po´que, compay.

Sergio Daniel dijo...

Sobre lluvias y otras cuestiones:
He tenido estos días Silvio comunicación con varios queridos contactos en donde nos escribíamos sobre el drama ocurrido en el país en los últimos días. Me parece dejar sentada una posición, compartida o no, en segunda cita, donde todos los contactos podrán darse una mejor idea de mi parecer y donde desde luego entiendo todos entrarán por pertenecer a esta colmena.
¿Hay en la gestión causas y azares?
Fue triste ver caer el proyecto de gobierno del ex presidente Lugo por lo que yo entiendo, entre otros factores obvios, falta de gestión y alianzas inadecuadas. En 1999 la fórmula presidencial De La Rúa-Carlos Álvarez arrasó las elecciones. Al poco tiempo este último renunció a su cargo por lo que yo estimo desacuerdos totales con la coyuntura gubernamental. El entonces inoperante presidente se fue en helicóptero en 2001 de la casa rosada escapando como las ratas. El tiempo ha ubicado a Carlos Álvarez en roles protagónicos en cuanto al desarrollo de nuestro país e incluso Latinoamérica. Alguien que caminó junto a él por los mismos senderos políticos, Aníbal Ibarra, llegó a ser jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Luego del lamentable episodio de la tragedia de Cromañón, inquisidores lo aplastaron y fue destituido de su cargo. A partir de 2003 Argentina comienza una etapa de crecimiento sostenido, merced a la buena gestión, primero, de Néstor Kirchner y luego de Cristina, quienes obraron y obran, aún cometiendo algún error propio de quien realiza. No pretendo extenderme así que decir que de ambos sólo me emana cariño y respeto, no siendo yo político-partidario pero ideológicamente bastante aproximado a ellos.
Las lluvias de estos días desnudan otros escenarios. En Cuba hay previsión ante cualquier tipo de contingencia. En la ciudad y la provincia de Buenos Aires eso no existe. El derechista jefe de gobierno porteño, que cuenta con recursos económicos, prometió hace muchos años solucionar un problema que sigue empeorando y va más allá de las gotas de lluvia que caigan. A esta altura las muertes que se han dado por dicha situación hacen que uno se pregunte: ¿Este señor no ha hecho méritos suficientes para ser destituido o llevado a juicio político? Una cosa son los accidentes y otra el empeño que se ponga en evitarlos. Y hablamos de una lluvia, no del gran diluvio. En la provincia sucede algo similar.
El gobernador ha sido suficientemente astuto en el manejo de sus aspiraciones políticas; viene del riñón menemista, hizo los deberes en la primera etapa del kirchnerismo y ahora ya se postula como presidenciable en 2015 sin contar siquiera con el aval de la presidenta. Scioli sigue mostrando sus garras. Y su falta de gestión, su inoperancia, su falta de previsibilidad, sus tantas faltas, han dejado a los bonaerenses una vez más librados a su suerte. ¿No le cabría a él también la misma suerte que a Aníbal Ibarra?
Y no se trata de dos, ocho o cincuenta muertos, se trata de que no puede seguir jugando con la salud, la educación, los empleos, la seguridad y la vida de los ciudadanos. Este impresentable gobernador no puede levantar las banderas de Eva Perón.
Tendré más o menos objetividad, criterio, razón, pero es mi percepción de lo que sucede, desde mi humilde rincón que pretende sumar y que no hace análisis con el diario del lunes y mucho menos desde ningún oportunismo posible. Gracias por el espacio y mis disculpas por extenderme.

Quería dejar zumbando (¿Es así Lien?), “mi verdad”, que no es necesariamente la verdad o puede ser una relativa. Lo mismo da, es lo que creo.

Doris dijo...

Un reto que no se aparta de la esencia de la Revolución
August Nimtz • Estados Unidos
Tweet

Este mensaje fue enviado por el profesor y politólogo August Nimtz al editor del The New York Times, en respuesta al artículo “For Blacks in Cuba, the Revolution Hasn’t Begun”, de Roberto Zurbano, publicado el pasado 24 de marzo.


Al Editor:

La declaración de Roberto Zurbano de que el gobierno cubano “no ha permitido que el prejuicio racial sea debatido o confrontado política o culturalmente” (“Para los negros en Cuba, la Revolución no ha comenzado”, artículo del 24 de marzo) es desmentida por eventos de años recientes en la Isla, en los cuales él mismo ha sido envuelto; lo sé porque yo participé en uno con él. En febrero del 2011, la Feria Internacional del Libro de La Habana —principal evento cultural cubano, y bajo el auspicio del Ministerio de Cultura— incluyó un panel para el lanzamiento del libro de Esteban Morales La problemática racial en Cuba (publicado en inglés como Race in Cuba: Essays on the Revolution and Racial Inequality). Publicado por una de las más prestigiosas editoriales del país, el libro fue la continuación de uno con la misma temática publicado cuatro años antes y también por un importante medio de prensa con estrechos lazos con el gobierno cubano. Ambos libros documentan qué ha sido efectuado y qué no para la equidad racial en la Isla y, como el subtítulo del segundo libro sostiene, “algunos de sus desafíos”. Debido al impacto del primer libro y de la figura de Morales —negro, profesor emérito de la Universidad de La Habana, y miembro del Partido Comunista de Cuba— asistió al panel una audiencia que incluyó a las principales figuras de la Isla. Junto con Morales, entre los oradores se incluían a dos académicos cubanos y a mí porque había escrito el prólogo del libro; Zurbano coordinó el panel, e hizo amplios comentarios.

El panel, la subsiguiente discusión, los más de cien cubanos de todos los colores de piel atraídos, la prisa por comprar el libro de Morales al final (el cual se agotó como su primer libro), y el reportaje de una emisora de radio cubana registraron la creciente discusión en Cuba acerca del tema de la equidad racial. Fue Fidel Castro, en el principio de los 90, quien inició el debate debido a algunas de las razones que Zurbano menciona, específicamente, la disparidad racial agravada por la crisis económica. Desde el panel del 2011, se ha avanzado más que lo que enuncia Morales en el Prefacio de la edición en inglés de su libro. Sin ser el menos importante —el cual Zurbano solo menciona—, está el incremento significativo en el número de mujeres negras y mestizas elegidas para el Comité Central del Partido Comunista de Cuba, en abril del 2011. Eso no fue accidente; fue una decisión consciente que Raúl Castro ayudó a guiar. No hay dudas de que aún queda mucho por hacer para realizar una equidad racial en Cuba, un reto que no está separado ni apartado de la profundización en la esencia de la Revolución y sus desarrollos en un mundo más amplio. Pero clamar que el gobierno cubano es opuesto a esa discusión es deshonesto. Como Morales argumenta, “Cuba es el único país en el mundo en el cual negros y mestizos tienen al Estado y al gobierno como sus aliados”. Zurbano espera que un día Cuba pueda tener “un presidente negro”. Esperemos que él sepa que tener “un presidente negro” no significa ni garantiza la equidad racial.

August Nimtz: Profesor de Ciencia Política, Universidad de Minnesota y co-editor junto con Gary Prevost, profesor de Ciencia Política, de la Universidad de St. John y el Colegio de St. Benedict en Minnesota, del libro La Raza en Cuba: ensayos sobre la revolución y la igualdad racial, de Esteban Morales.

(Tomado de la Jiribilla)

PModa dijo...

no tiene q ver con el tema de la entrada, pero ta' güeno.

Los objetivos del milenio - Ravsberg
Patricia

Bárbara Vasallo dijo...

Un feliz día para los"pioneritos" que se asoman por aquí, los de Lien y los que no lo son...

Prensa Latina publica un despacho sobre la presentación de Silvio en Bolivia, aquí un "fragmentico" que multiplica la AIN
Amplia acogida a presentación de Silvio Rodríguez en Bolivia

La Habana, 4 abr (AIN) Más de mil 200 entradas gratuitas, en menos de cuatro horas, se entregaron en Bolivia para el concierto que el cantautor cubano Silvio Rodríguez ofrecerá el 15 de abril en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.
El Ministerio de Cultura de ese país informó que poco tiempo después del inicio del registro de los participantes, se habían agotado los boletos para el estadio Tahuichi Aguilera, donde se realizará la presentación, refiere hoy la agencia de noticias Prensa Latina.
Desde la mañana del miércoles, decenas de personas formaban filas frente al Ministerio, y al filo del mediodía, la cola, principalmente de jóvenes, abarcaba más de media manzana por los laterales de la institución.
Esperábamos una gran respuesta, pero no a este nivel, la gente ha estado aguardando desde la mañana y no se ha movido. Lo mismo está pasando en las otras ciudades, dijo a la prensa Pablo Groux, ministro del ramo.

Lien dijo...

Doris!!: en el de las 9:14 aclaré a Silvio que el dueño de la frase fue tu amigo, que tú solo la subscribías… por tu respuesta de hoy me doy cuenta que, dolorosamente, significaba exactamente lo que temía que significara…

Por primera vez desde que nos conocemos estoy en diametral y triste desacuerdo con una opinión tuya… pero de que te caigo por el otro lao con tóa las balas, te caigo… esta lucha te la voy a dar y dura… nos vemos por allá…

…………………………………….

Leyendo ciertos enlaces y la opinión que acerca Doris de August Nimtz, quisiera aclarar que cuando planteé coincidencia sobre el secretismo en el tema me refería a ese velo de silencio que tanto conocemos los cubanos… Raúl incluido… Me encantó saber que estos eventos se están realizando, este de la Feria con Esteban… y los de la UNEAC en todas las provincias… no lo sabía… pero pienso que no basta, que ahora que se habla del tema abierta y descarnadamente hay que ir más rápido y abracar y profundizar más… como lo planteaba Gerardo… a hablarlo clarito y sin pintas en las escuelas, en los barrios, en las casas, en los centros de trabajo, en las fiestas, en los parques, cambiar los patrones desde pequeñines… aplaudo alborozada y creo que es una muy buena manera de empezar y avanzar esa de la inclusión del estudio profundo de los Independientes de Color en la Historia de nuestras escuelas…

……………………………………………..

Profe Guillermo: con usted estoy de acuerdo en todo lo que vuelve a aclarar, excepto, no puedo dejar de decirlo, en que lo de Zurbano sea solo una desesperación mal contenida o mal encausada. No lo conozco como tal vez usted sí… sé que mi percepción lógicamente es mucho más superficial porque supe de su existencia por usted y su opinión…

Pero conozco a muchos negros y blancos desesperados porque lo soñado en materia de igualdad no llega y a ninguno se nos ocurriría… primero: echarle la culpa de eso a la Revolución (que es quien nos acercó a lo soñado, quien en principio incluso nos enseñó a soñarlo y a luchar por hacerlo posible)… y segundo: ensartar tal cúmulo de datos mal hilvanados hasta volverlos torpes mentiras…

Le agradezco mucho a usted este nuevo aporte al debate en SC de un tema que nos resulta tan vital... Y ahora sí me engancho de su YA cortico y tajante porque en esta entrada abusé de veras…

Anónimo dijo...

Gracias Silvio, por la respuesta y la consideracion y gentileza conque lo haces.

Un saludo a todos, Ariel

La Polilla Cubana dijo...

Tratare de leer todos los comentarios, no sé como!! Solo una incidental: dice Zurbano (alquien a quien siempre admiré por su preclara inteligencia) "La mayor parte de las remesas del exterior —principalmente del área de Miami, centro neurálgico de la comunidad de exiliados mayormente blancos— va a cubanos blancos". No será que los cubano exiliados mayormente negros, por el racismo que encontraron en la "cité" no tienen que "remesar" a sus familiares acá? Que no encuentran trabajo digno allá? Habrá leido Zurbano qué pasó a los exiliados cubanso en NOrleans al paso de Katrine... tantos otros etceteras! Puede que haya algun sentimiento racista en algunos pero de ahi a afirmar, un graduado universitario, empleado en una de las más prestigiosas Instituciones del país que hay racismo... para mi pasa por puro complejo identitario, con perdon!

Negracubana dijo...

Posición de la Articulación Regional de Afrodescendientes de Latinoamérica y el Caribe, en su Capítulo Cubano (ARAC)

En relación con las recientes polémicas en medios nacionales e internacionales acerca de la problemática racial en la Cuba de hoy, deseamos expresar lo siguiente:
1. La Articulación Regional de Afrodescendientes de Latinoamérica y el Caribe, en su Capítulo Cubano (ARAC) –proyecto de nuestra sociedad civil aún en plena construcción reconoce que el antirracismo radical es parte de la profunda esencia y de los contenidos populares más genuinos del Proceso Revolucionario cubano, uno de cuyos momentos cumbre ha sido el triunfo insurreccional de enero de 1959.
2. Urge erradicar en Cuba todo vestigio de racismo, discriminación racial, colonialidad, exclusiones, desigualdades sociales e irrespeto a las diferencias. Reconocemos que tan lamentables prácticas lesivas a la dignidad humana aún persisten en nuestro país, y la lucha contra ellas constituye nuestro más alto propósito, al cual dedicamos nuestros esfuerzos de pensamiento, amor y acción directa – empeño que consideramos parte de las luchas revolucionarias de alcance planetario, que ocurren hoy mismo en aras de los múltiples fines de la emancipación humana.
3. ARAC apoya y apoyará resueltamente la libre expresión de ideas por tod@s sus activistas, como parte de la imprescindible libertad de expresión en la sociedad toda.
4. ARAC se opone pues a cualesquiera medidas o procedimientos institucionales o personales de carácter obstructivo o represivo contra cualquier participante en tales polémicas que a título personal haya expresado sus opiniones o criterios.
5. Al interior de ARAC existe pluralidad de posturas, lo cual constituye una condición necesaria. Consideramos que el hecho de que cubanos y cubanas profundicen en las polémicas en torno a los problemas que nos preocupan, es un buen síntoma de la capacidad de nuestra sociedad para resolverlos de manera autónoma, protagónica y solidaria, con respeto a la diversidad y sin intromisiones de poderes externos.

Se recomienda leer además: Artículo de Roberto Zurbano en el NYT.
Artículos en publicados en La Jiribilla reactivos al artículo de Roberto Zurbano.

Negracubana dijo...

Polilla, Zurbano lo dice porque es un dato que han ofrecido multiples investigaciones. Es un hecho que la migracion cubana hacia Miami es fundamentalmente blanca. Si no fijate quienes estan abriendo los nuevos negocios con plata de sus familiares en Miami, da una vueltita por La Habana y te daras cuenta!

Anónimo dijo...

Claro que se siente indignación
por qué Zurbano, de piel negra y un escritor que se ganó la admiración de muchos
tiene que mentir de una forma grosera
aunque en su texto haya ciuestiones cierta o inciertas
su ddiscurso es discordante
y grosero
estoy asombrada

Negracubana dijo...

Sugiero leer Cuba tiene la obligación moral de librar esta batalla, de Zuleica Romay. Publicado en La Jiribilla.
http://www.lajiribilla.cu/articulo/4248/cuba-tiene-la-obligacion-moral-de-librar-esta-batalla

Silvio dijo...

Antonio José Ponte: Contra una partida de rancheadores

Guillermo Rodríguez Rivera dijo...

PONTE
por Guillermo Rodríguez Rivera

Antonio José Ponte no debería asombrarse de mi asombro con respecto a Diario de Cuba. Dicen que cuando don Manuel Sanguily llegaba tarde a una votación en la Consituyente de 1901 y tenía que dar su voto al final, hacía una sola pregunta: “¿Cómo votó Giberga?”, y cuando le respondían: “A favor”, decía sin pensarlo más: “Entonces yo estoy en contra”.

Está garantizado que lo que el Diaria póntico publique, jamás será algo que desdiga su esencial orientación política. Si Diario de Cuba está a favor, yo estoy en contra.

Ponte, por su parte, tiene el gravísimo problema de ser antimartiano y querer convencer a los cubanos que, los que son como él, tienen la formula de la felicidad para todos nosotros. No quiere recordar que ya vivimos muchos años en ese capitalismo subdesarrollado al que nos quieren devolver él y sus más entusiastas lectores. ¿Existen?

Esos comentarios hieden demasiado al propio Ponte como para que alguien se los crea. Ahí cabe hasta el elogio del “discriminado” y asesino mulato Batista, que le agradecerá –chequera en ristre– el clan de los legisladores Díaz Balart.

Ese es el drama del “libre pensador” Ponte. Yo escribo mi articulillo porque me parece bien polemizar con la que creo que es una reflexión equivocada del amigo Zurbano, pero no me lo paga nadie. Ponte tiene la obligación de responderme, entre las tareas que constituyen las imprescindibles para percibir su salario. Ahí no hay casualidad: la respuesta la tiene situada en el plan de trabajo.

Como dije, Diario de Cuba no ha esgrimido nunca un argumento que no forme parte del objetivo que Ponte (y los que piensan como él) llevan trazándose desde hace muchos años. No tantos, en el caso de Ponte: en La Habana se hizo ingeniero y fue miembro de la “oficialista” UNEAC.

Cuando decidió sacudirse la Isla, publicó un articulejo denostando a José Martí, con la clásica mentalidad con que, algunos hombres del montón, se aprestan a desacreditar lo extraordinario. Consiguió que la Asociación de Escritores lo expulsara, y empezó a armarse su expediente anticomunista.

Guillermo Rodríguez Rivera dijo...

PONTE (2 y fin)

La Revolución Cubana siempre le quedó grandísima a Ponte, por ello se ha ido a vivir a un ambiente que le parece de su talla. Desde allí, como sus padres espirituales, anuncia desastres para la que una vez fue su patria. Nada sirve: ni la reforma migratoria –que tiene a Yoani como una Phileas Fogg, circunvalando el mundo–, ni esas “triquiñuelas” que escamotean sus derechos a los homosexuales, ni Mariela Castro y la conga del arcoíris.

Lo que le pasa a Ponte es, antes que todo, que la emigración cubana está cambiando: por primera vez, los republicanos perdieron las elecciones en el condado Dade y, encima de eso, en Cuba están ocurriendo unas cuantas cosas que lo traen descolocado. Es todo eso lo que en verdad quiere impugnar e impedir que haya alguien que vaya a darse cuenta de lo que está pasando. Es verdad que, como al señorito racista que es, no le importa lo que le pase a los negros. Pero tampoco a los blancos, mientras él pueda convertirse en el Vaclav Havel tropical o en el Walesa caribeño.

Washington Post pedirá una indagación internacional de la muerte de Oswaldo Payá y Harold Cepero, a pesar de que el representante del gobierno español que asistió al juicio, no le hiciera el menor de los reproches al proceso. Claro que Yoani Sánchez dará opiniones a The New York Times y seguramente también a Diario de Cuba, si no es que el periodiquito de Ponte se le hace poco importante o poco solvente.

Nadie va a pedir indagaciones de los adolescentes negros baleados por la policía en Estados Unidos, ni de las golpizas a los “indignados” de Madrid.

Claro que no serán posibles inversiones extranjeras en Cuba, porque todas las reformas son “cosméticas”.

Ponte se ha ido “amodorrando” en su “exilio” madrileño: su dolce far niente le ha enajenado el panorama de lo que de veras está ocurriendo en Cuba. Grita y desacredita mucho, eso sí, y anuncia la avalancha contrarrevolucionaria que siempre tienen en mente los Nostradamus de la derecha. Pero creo que, como les ha ocurrido tantas veces, los “comecandela” (verbales) del exilio, se van a quedar esperando.

Negracubana dijo...

Victor Fowler ha dicho: En Cuba, del lado opuesto de la ecuación y como en un alucinante juego de espejos, las cosas tampoco han ido mucho mejor; primero porque ante la publicación de un texto cuyo título fue considerado ofensivo (“Para los negros cubanos la Revolución aún no ha comenzado”) a nadie se le ocurrió cumplir con el más elemental principio periodístico que enseña a comprobar la noticia. Dicho de otro modo, a la violación de toda ética por parte del titulista del New York Times (quien falsificó el título (“Para los negros cubanos la Revolución aún no ha terminado”), la publicación cubana La Jiribilla responde con una nueva violación de la ética profesional al organizar o dar cabida a una batería de respuestas discursivas (artículos de 8 intelectuales cubanos) sin tan siquiera asegurarse de que la acusación respondía a motivos verdaderos...
Leer más en http://negracubanateniaqueser.wordpress.com/2013/04/10/derivas-con-por-y-desde-zurbano-dolor-alegria-y-resistencia/

Negracubana dijo...

Si como bien dice la Revolución cubana se hizo para dos: mujeres, obreros, niños, campesinas, chinos, hombres, burgueses, etc., ¿por qué me tengo que sentir más agradecida por el hecho de ser negra?

Sandra del Valle dijo...

Sólo una nota al pie al texto de Rodríguez Rivera: tan internalizados están también los patrones de la sociedad patriarcal en Cuba que, "obviamente", sólo podemos pensar en el hombre (macho, varón, masculino) que nos gobernará después del 2018?! Mi preocupación es, que como mismo se reproducen estos patrones de exclusión de las mujeres en el discurso, también ocurre sobre el tema de la discriminación racial. ¿O es que aprender que es mejor ser blanc@ o pasar por blanc@ no encierra un proceso cultural e ideológico desde donde se sigue manifestando la discriminación? En este sentido, tanto el macro-debate en términos de “la Revolución” se vuelve peligroso por generalizador; así como también el regodeo en la anécdota cotidiana. De todos modos, hasta que “el pueblo” siga ajeno a estos debates y pugnas entre intelectuales, el cambio seguirá lejano…

Guillermo Rodríguez Rivera dijo...

UN COMENTARIO A VÍCTOR FOWLER, Y UN POCO MÁS

Resulta muy legítimo que Víctor Fowler aparezca para defender al amigo: la amistad es una de las grandes instituciones que ha creado el ser humano. “Hombre y Amigo” son, qué duda cabe, dos entidades y dos valores que el cubano venera. (¿No es cierto, Silvio?)

Cuando digo hombre quiero decir ser humano, así que puedo decir también mujer.
Perfectamente legítima es la defensa del amigo que hace Fowler, pero hay cosas que ni desde la defensa de la amistad pueden con propiedad pedirse.

No puede pedirse que uno publique un artículo en el más leido periódico del mundo, niuyorkino por más señas, que el artículo circule y lo reproduzca alborozado el panfleto derechista que es Diario de Cuba, pagado por la National Endowment for Democracy, que todos conocen como un instrumento de la CIA y que los demás tengamos la intuición de saber – sin que el autor lo aclare – que The New York Times manipuló descaradamente el título hasta llegar al punto de invertirlo.

La guerra de los Estados Unidos contra Cuba no ha cesado y ellos saben perfectamente que Cuba y su Revolución son el punto de partida del vuelco que ha sufrido América Latina en los últimos quince años.

Las más diversas personalidades – casi todos los presidentes latinoamericanos – han intercedido ante Obama para que ponga fin a una política agresiva que tiene a Cuba – facilitadora de las negociaciones de paz en Colombia – en una absurda lista de países que apoyan el terrorismo. Casi unánimemente, las Naciones Unidas llevan años condenando el bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba. Así sea sin público -- o con poquísimo – el poder imperial norteamericano no ha “perdonado” a la que llaman “la Cuba de los Castro”.

Es extremadamente difícil que los grandes medios informativos de ese país, los grandes diarios, los canales de televisión de alcance nacional, la CNN – y los medios propios del ámbito miamense, acojan fácilmente informaciones sobre Cuba que no vayan dirigidas a agredir a la Revolución Cubana.

Yo, que soy una suerte de cuentapropista de la ideología (conste que sin fines lucrativos), escribí mi respuesta al artículo de Roberto Zurbano, sin saber que La Jiribilla preparaba todo un dossier sobre el asunto. Le mandé mi texto a mi hermano Silvio Rodríguez, que lo publicó en Segunda Cita. De allí, sin consultármelo, lo tomó La Jiribilla para sumarlo al dossier que preparaba.

Me parece que la nota aclaratoria de Zurbano explicando la manipulación que hizo el diario niuyorkino – Fowler dice que circuló el martes 26 de marzo – no llegó a nadie, ni siquiera cuando, dos días después, la publicó el blog Afromodernidades, de Alberto Abreu, poco leído en La Habana.

El informado y amigo Víctor Fowler, confiesa que la nota le llegó el 31 de marzo. A nadie le interesaba más que al propio Zurbano que. esa aclaración se conociera pero, por su tono y enfoque, no se siente que la considere como una aclaración importante. Cito su nota:

Este es el artículo que me publicó el New York
Times este domingo , salvo algunos cambios de
contenido, como el del titulo y otras
imprecisiones en la traducción, son las mismas
ideas que quienes me conocen ya han escuchado
antes.

Zurbano aclara seguidamente, que

De todos modos, el texto original y una
verdadera traducción del mismo la voy a
poner el 25 de marzo en un sitio que ya
anunciaré, pues el contrato me impide hacerlo
antes de los treinta días.

Guillermo Rodríguez Rivera dijo...

(Respuesta a Víctor Fowler 2)

Me parece demasiado considerado respetar el contrato con un periódico que ha cambiado el título de un artículo hasta volverlo su contrario. Zurbano hace explícito lo interesado que está en el número de visitas que está teniendo su trabajo en la leída página del Times. Vuelvo a citarlo

ellos deben reportarme la cantidad, calidad
y clasificación de la recepción del texto,
cosa que me interesa mucho. hasta hoy miércoles
tiene 12 640 comentarios

Zurbano aclara que está escribiendo su nota “hoy miércoles” – esto es, el 27 de marzo -- mientras que Fowler sostiene que circula un día antes, cuando todavía no la ha escrito. La verdad es que Abreu Arcia la piblica el jueves 28 de marzo.

Zurbano, si bien rechaza el título que The New York Times dio a su artículo, no lo hace con ninguno de los puntos de su contenido, porque no es el título lo único impugnado en el artículo.

En todo caso, me parece que respeta demasiado estrictamente un contrato que dice que The New York Times ha vulnerado al invertir el título del artículo.

Acaso el porcentaje de los blancos que se benefician desde la aparición de las empresas mixtas. no sea ese exiguo 0,1 % de la población que yo presento, pero mucho menos es esa masa compacta que está en el ensueño de Zurbano. Porque, además, esos “blancos” no han “movilizado sus recursos”, sino que representan al estado. ¿Que hay corrupción? Donde hay pobreza y aparece dinero, siempre emerge. Para algo se ha creado la Contraloría General de la República.

Estoy dispuesto a reconocer, ante el llamado de alerta de Víctor Fowler, lo que el llama mi muestra de “racismo involuntario”, que él tiene la gentileza de denominar “encantadora”.

Pero la explicación que brinda de la fragmentación de nuestra racialidad en esos tres grandes grupos (negros, mulatos, blancos) se hace singularmente inaprensible en el texto del ensayista, que obviamente quiere conducir la existencia de los mulatos, junto a los también “subalternos” negros, a un intento por desplazar uno de los términos de la polaridad entre poseedores y desposeídos y convertir lo clasista en una polaridad racial.
Fowler debía reparar en que igualar raza y clase puede derivar hacia una de las peores formas de racismo cognoscitivo que pueden existir, porque subordina la comprensión social del mundo a la perspectiva racial.

Ese considerar lo ideológico como algo subalterno, añadido, lateral, casi decorativo, me parece que es uno de los asuntos que, poco a poco pero insistentemente, empiezan a deslizarse en estos debates.

Comentando el ”primer eco” del artículo de Zurbano, aparecido en Diario de Cuba y firmado por Antonio José Ponte, la bloguera Negra Cubana Tenía que Ser afirma que a partir de ahí

Rodríguez Rivera y Ponte se consumirían
en un diálogo de sordos.

Me parece esta una manifiesta incomprensión del debate, y un intento por hacer ver como inútil y bizantino lo que constituye un desacuerdo esencial.

Guillermo Rodríguez Rivera dijo...

(Respuesta a Víctor Fowler 3 y fin)

Ponte no dialoga conmigo ni yo con él. Respondo en su artículo a un enfoque netamente contrarrevolucionario que si “Negra Cubana” no percibe, es porque no quiere hacerlo. ¿Pensará ella acaso que la lucha contra la discriminación racial está separada y por encima de la defensa de la Revolución y sus valores? Si así fuera, se equivocaría de medio a medio.

Quiero decir aquí que la lucha contra el racismo y la discriminación racial, de los que se quejan muchos pero pocos concretan, no puede ser únicamente una tarea de los cubanos de color.

Lo mejor que derivará del artículo de Zurbano – que, para mí, desborda la copa de sus opiniones -- será el abrir de veras un debate a fondo sobre el tema, que cada cual diga claramente lo que piensa al respecto y que el racismo que pueda manifestarse se combata directa y específicamente.

Hay algunos amigos negros que piensan que ese es una tarea que solo les corresponde a ellos y, a su manera, van conformando un “camino de Harlem” de nuevo tipo.
En uno de sus primeros artículos antirracistas, el poeta Nicolás Guillén, depositario de la herencia libertaria e integracionista que es la esencia de Cuba, y que tuvo luchadores como Carlos Manuel de Céspedes, José Martí, Antonio Maceo y Juan Gualberto Gómez, advertía contra la separación de blancos y negros cubanos, que nos llevaría a ser una nación segregada, a caminar por ese “camino de Harlem”, que decía Guillén que los cubanos teníamos y parece que todavía tenemos el deber de cegar.

Mientras todos en Cuba no hagamos nuestro ese postulado, el objetivo antirracista y antidiscriminatorio no podrá conseguirse.

Yo enseño poesía española e hispanoamericana, lo he hecho por unas cuantas décadas y me parece suicida desconocer a nuestro abuelo español, que es el agente trasmisor de la lengua en la que hablamos y en la que han escrito José Martí, Alejo Carpentier, Nicolás Guillén , José Lezama Lima, en la que escribimos nosotros y que es uno de los elementos que nos une a esa patria grande que es nuestra América. Ese abuelo existe también para el cubano que tiene la piel negra; como existe para mí, declaradamente, el abuelo africano, en sus pasiones, en sus cantos, que se mezclaron con los del abuelo español para hacerse cubanos. Esos dos abuelos están en nuestro espíritu, que es la única racialidad que verdaderamente importa. Ese es el auténtico “color cubano” del que escribió Nicolás Guillén.

Negracubana dijo...

Estimado Guillermo,
Aunque no coincida con Ud. en varios puntos no lo desacredito, ni lo valoro, ni nada por el estilo. Tan solo le comento que es dificil dialogar con Ud. porque no da chance para ello. Ud. tiene toda la verdad, si es que existiera...Ud. juzga y vuelve hacerlo una y otra vez. Yo realmente paso porque feminista al fin no pretendo caer en la trampa del descredito que bien nos ha enseñado el patriarcado y que nos hace mucho daño. Si tengo algo que decir, lo hare en mi propia bitacora.
Mis saludos

Negracubana dijo...

Una cosa mas, no tiene mas razon quien grite mas alto

Anónimo dijo...

El Gran Maestro

Que seria de la canción, ilustre
sin tu toque de colores floridos
sin el sabor a mundo nuevo
sabor, que usted con amor y lustre
a desprendido del cielo mas profundo

Las canciones y versos que brotan
son el puro reflejo de la dignidad
mas yo no tengo piedad y le confieso
que es usted mucho mas

Mas que una gota de amor
mas que una flor encantada y sin maldad
usted es y será, el gran maestro
maestro de la dulce y firme tonada
y para mi usted es y será, mucho mas
mas que la libertad, de un pájaro preso

Nota: Dedico este pequeño escrito con todo el respeto del mundo nuevo a uno de los hombres que mas admiro en esté nuestro nuevo mundo en Revolución Socialista, Para Usted querido Cancionero "Silvio Rodriguez"

Erik Fundora Salina "Facebook" desde Cincinnati Ohio Imperio Cruel 12 de Abril del 2013 11:22 AM

Erik Fundora dijo...

"El Gran Maestro"

Que seria de la canción, ilustre
sin tu toque de colores floridos
sin el sabor a mundo nuevo
sabor, que usted con amor y lustre
a desprendido del cielo mas profundo

Las canciones y versos que brotan
son el puro reflejo de la dignidad
mas yo no tengo piedad y le confieso
que es usted mucho mas

Mas que una gota de amor
mas que una flor encantada y sin maldad
usted es y será, el gran maestro
maestro de la dulce y firme tonada
y para mi usted es y será, mucho mas
mas que la libertad, de un pájaro preso

Nota: Dedico este pequeño escrito con todo el respeto del mundo nuevo a uno de los hombres que mas admiro en esté nuestro nuevo mundo en Revolución Socialista, Para Usted querido Cancionero "Silvio Rodriguez"

Erik Fundora Salina desde Cincinnati Ohio Imperio Cruel 12 de Abril del 2013 11:22 AM

Erik Fundora dijo...


"Cobarde y Traidor"

Si el iluso, cobarde y traidor
se déside y ataca mi vida
se abrirán unas puertas de ida
sentiremos el inmenso calor

En el patio escondido yo tengo
la sorpresa a cualquier agresión
tengo colores, amor y canción
tengo la vida sencilla de siempre
que no sedo, ni cambio ni vendo

Si llegase el final que amenaza
en mis manos verán mi bandera
en mi mesa una fruta cualquiera
y mi pecho será su coraza

No le temo ni al vil ni al cobarde
pero quiero que triunfe el amor
pues mi hoguera contiene calor
y no acepto un ataque de alarde

Erik Fundora Salina desde Cincinnati Ohio Imperio Cruel

JUAKYTA007 dijo...

SIN LUGAR A DUDAS LEER ESTE BLOG, que se habia transformado en un asunto pendiente llego en uno de los momentos mas conflictivos del ser (en mi caso personal). cuando tus luchas han ido siendo uan dicotomia entre el derecho y la realidad. pero es frustrante para quienes creemos en los procesos de revolucionarios el no ver con ojo critico nuestras realidades, que muchas veces una ley no resuelve.

norma trv dijo...

Según Gómez los cubanos o no llegamos o nos pasamos. ¿Han separado de su puesto a Zurbano por sus declaraciones en el New York Times? ¿Cómo interfirieron las ideas de Zurbano en su desempeño al frente del Fondo Editorial de Casa de las Américas? ¿Los criterios de Zurbano no son compartidos por nadie más? ¿Qué harán otros que no tienen igual visibilidad ni capacidad para expresar ideas similares? ¿Se auto-reprimirán, cogerán miedo del escarmiento, seguirán agachados esperando otra oportunidad? ¿Los que piensan diferente o hasta contrario a nosotros, errados o no, no tienen derecho a decir y defender lícitamente lo que piensan sin perder su empleo? ¿Cuáles son los límites del ejercicio de la libertad de expresión desde puestos públicos o militancias políticas y quién los establece? ¿Ha quedado resuelta la discusión sobre el tema racial? ¿Ganamos?
Yo no comparto los criterios racistas de Zurbano y me sentí hasta indignada por ellos, los rebatí. Sin embargo, tampoco creo que removerlo de su puesto sea la forma de discutir esos criterios. Lo que él pensaba y piensa no había interferido hasta ahora en su trabajo en Casa de las Américas, una labor de años de entrega que ha sido meritoria. ¿O no? El mérito, la aptitud, las destrezas, la responsabilidad con el cumplimiento de las tareas a desarrollar, es lo que debiera ser considerado para ocupar un puesto de trabajo (las excepciones a esto, solo las que confirmen la regla). La consideración de parámetros ideológicos y fidelidades incondicionales son criterios subjetivos que se evalúan, igualmente, desde la subjetividad, por lo que producen, a menudo, injusticias y males como la simulación, el oportunismo, el inmovilismo, la corrupción, entre otros.
Buena Fe en una de sus canciones dice “¿Qué problemas hay con andar en cueros, quiero decir, con el alma en cueros, qué problema hay con ser sinceros y parecerte a lo que piensas de verdad?” Que salgan las ideas, todas, las que nos gusten y las que no, debatámoslas, aireémoslas, abierta y sinceramente, y garanticemos que las normas jurídicas impidan los excesos y las injusticias.

Maikel Azaharez dijo...

Palabra con ashé

No me siento a definir este conjuro
tejido en las rebeliones del espíritu:
escucho la palabra con ashé,
prédica de pólvora en la sangre heredada,
convocatoria del monte a la armonía
de estar en paz consigo mismo.
Yo no sé a dónde irá el flujo
pero me agrada el empuje.
Negro, déjala que te agarre
y te convierta en jaguar o en mariposa
que el miedo es la negación de lo inevitable;
la tesis absurda de dividir el pájaro en átomos
y el átomo del pájaro en otras pequeñeces
hasta demostrar siempre la misma duda.
No te embarques en falsas empresas.
Escucha la palabra con ashé.

Maikel Azaharez dijo...

"Libertad es el derecho que todo hombre tiene a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresia" . José Martí

Barth dijo...

Por justicia sería importante publicar la respuesta de Zurbano en este mismo espacio:

http://negracubanateniaqueser.wordpress.com/2013/04/15/roberto-zurbano-reponde-manana-sera-tarde/

Saludos,

Barth

Negracubana dijo...

Una sugerencia: Roberto Zurbano reponde: Mañana será tarde http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/229-sandra-alvarez/49398-roberto-zurbano-reponde-manana-sera-tarde … vía @cubainformacion #NoalRacismoenCuba

Negracubana dijo...

Otra sugerencia, el texto original de Zurbano http://negracubanateniaqueser.wordpress.com/2013/04/29/el-pais-que-viene-y-mi-cuba-negra-texto-original-de-roberto-zurbano/

JUAN CARLOS PEREZ dijo...

Ante la noticia de que llegaria Silvio a la Argentina.....
la verdad que amo a Silvio, y es lamentable para mi que esta gente tan corrupta y tan alejada del pueblo, venda tanto humo como para traer AL MAESTRO, a ensuciarlo con su proyecto que de nacional y popular no tiene nada, lamento mucho si es que venís , pero esta vez no te veré, mis ideales y mis convicciones no las vendo a cualquier precio, bien tu lo dices en una canción...la angustia , es el precio de ser uno mismo.....Pato de Argentina---Sale el Blog de Juanca, por que soy amiga de él, y le he armado un blog.pero la opinion es personal y mia

«El más antiguo ‹Más antiguo   201 – 241 de 241   Más reciente› El más reciente»

Publicar un comentario