domingo, 28 de julio de 2019

Haydee*

Haydee fue una muchacha que no temió acercarse 
a aquello que rebasa la medida del hombre.
Aquello que rebasa la medida del hombre es el amor a los otros, 
no a otro –sea él, sea ella, según seamos ella o él– cuya 
presencia y figura nos completa y perfecciona, 
sino a los otros que vemos o no vemos pasar hambre de pan 
y de justicia, 
sufriendo su soledad a solas en el páramo de su desamparo,
los inocentes que no van a darnos nada en cambio de nuestro amor 
porque nada tienen que darnos, no poseyendo nada. 
Derramar la sangre ajena debió ser para ella un desgarramiento 
que no podemos siquiera imaginarnos,
pero Haydee no temió enfrentarse al terror de la sangre vertida 
por su propia mano
porque sólo así se aliviaría el hambre de los pequeños. 
Nosotros celebramos la jornada del 26 de Julio como un símbolo 
de gloria, fulgor de los mártires y los héroes, 
pero el 26 de julio los verdugos le trajeron a Haydee 
los ojos de Abel en un cacharro de lata.
Nosotros decimos con orgullo que siempre es 26 de Julio en Cuba, 
pero Haydee vivió de veras aquel solo día durante años y años. 
Mientras trabajaba, construía, hacía feliz a todo aquel 
a quien miraba con sus ojos risueños y remotos,
el estruendo del Cuartel Moncada silenciosamente tronaba 
en lo más oculto de sí misma, muy adentro de su corazón 
herido. 
Una sola batalla fue su vida, una sola, y ella combatió, 
muchachita frágil, en la soledad de su desamparo 
durante todo aquel día que duraba años y años. 
Nos la mató una bala de sombra, cayó en el Moncada con todos 
sus hermanos, 
nos la mataron, allá adentro en el Moncada, aquel día 
nos la mataron, allá adentro.

Eliseo Diego

--------------------------------------

*Nota en el Nº 249 de la revista Casa de las Américas de octubre-diciembre de 2007,  donde salió publicado este poema: 
En cuanto al poema de Eliseo Diego «Haydee», había permanecido inédito hasta el presente, y nos fue dado a conocer por la hija del poeta, la querida escritora Fefé, quien conserva amorosamente los materiales de su padre.

93 comentarios:

silvio dijo...

Del blog de Niurka Martín Santamaría:


"En estos días no sale el sol, sino tu rostro..." S R

Desde hace varios días, como cada año, a finales de julio , se alborotan mis demonios.
No puedo evitar que los recuerdos me invadan y cada día con menos gente para hablarlo.
Llevo muchos días pensando cómo hubiera sido la vida de esta familia si aquel 28 de julio de 1980 la mano decidida de Yeye, se hubiera detenido en el instante que no lo hizo.
Cuánto dolor debió haber sentido en su alma, para detonar aquella maldita pistola en su cabeza y haber dejado a Su Revolución, a Fidel , a sus hijos. Haber dejado la memoria de Abel, que casi se fue con ella.
Haber dejado a sus artistas, a su amada Casa y a todos esos poetas, músicos, trovadores, intelectuales, sin su apoyo y comprensión, que siempre tuvo para ellos, adelantada a su tiempo
Dicen que no pudo soportar el dolor y las pérdidas pasadas , pero yo se que no fue eso.
EL DOLOR DEL DESAMOR LA VENCIÓ .
[ ] Ella era la alegría y la esperanza, la mejor madre, la tía especial, era ella, mamá para todos esos niños venezolanos, uruguayos que crió y los dos de su barriga, como decía a todos. Simplemente, era tía Haydee.
El desamor la venció y así venció a sus hijos en el 2008, a sus nietos que quedaron solos, a sus hermanos que nunca más supieron cómo resolver la vida sin ella.
La revolución no perdona el suicidio, por eso su cuerpo ya disfrazado se puso en el primer lugar que apareció. Nadie dijo, pongamosla en la Casa de las Americas, no hablemos de lo feo si ella siempre fue bella de corazón.
Muchos fueron los años DE SILENCIO ABSOLUTO, INCLUYENDO A ABEL, la castigaron por matarse con una pistola, como si fumar no fuera una forma de suicidio, correr en un auto después de beber alcohol, comer sabiendo que hay cosas que te matan. Tuvo que morir su pequeña hermana muy tempranamente, su hermano el almirante , mi madre , sus dos hijos y nunca llegaron a verlos rescatados del mal paso dado.
Mi madre fue el último vuelo de los Santamaría y murió sola y llena de tristeza.
Es por eso que estos días se alborotan mis demonios, que la ira me vence, que odio y que lloro y que pienso a veces por instantes, si levantara su cabeza, ahora, qué haría?
Quizás volvería a disparar aquella pistola?
27. Julio 2019 .

Luis dijo...

Por lo que se lee en el poema que subiste, Silvio, Haydee fue generosa en su amor a los otros. Y el costo fue alto para ella. Inevitable es recordar frente al poema la carta de Ernesto Guevara a sus hijos. "Sean capaces siempre de sentir en lo más hondo cualquier injusticia realizada contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda del revolucionario". Y así es. No está de más recordar el pedido del Che a sus hijos en estos tiempos del sálvese quién pueda y del frío cálculo egoísta.
L.
suspendelviaje.blogspot.com

Luis dijo...

Y en cuanto al suicidio de Haydee no hay mucho para decir. ¿Qué matan los que se matan? ¿Será que no pudieron esperar? Sería bueno poder preguntárselo a ellos y ver qué dicen.

silvio dijo...

Esta canción es más de Haydee que mía:

CANCIÓN DEL ELEGIDO

Siempre que se hace una historia
se habla de un viejo, de un niño o de sí.
Pero mi historia es difícil,
no voy a hablarles de un hombre común.
Haré la historia de un ser de otro mundo,
de un animal de galaxia.
Es una historia que tiene que ver
con el curso de la vía láctea.
Es una historia enterrada,
es sobre un ser de la nada.

Nació de una tormenta,
en el sol de una noche,
el penúltimo mes.
Fue de planeta en planeta,
buscando agua potable;
quizás buscando la vida
o buscando la muerte
—eso nunca se sabe—;
quizás buscando siluetas
o algo semejante
que fuera adorable
o por lo menos querible,
besable, amable.

El descubrió que las minas
del Rey Salomón
se hallaban en el cielo
y no en el Africa ardiente,
como pensaba la gente.
Pero las piedras son frías
y le interesaban
calor y alegrías.
Las joyas no tenían alma,
sólo eran espejos,
colores brillantes.
Y al fin bajó hacia la guerra
(perdón: quise decir a la tierra).

Supo la historia de un golpe,
sintió en su cabeza
cristales molidos,
y comprendió que la guerra
era la paz del futuro.
Lo más terrible se aprende enseguida
y lo hermoso nos cuesta la vida.
La última vez lo vi irse
entre humo y metralla,
contento y desnudo.
Iba matando canallas
con su cañón de futuro.

Carmina dijo...

Esta entrada me ha estremecido, me ha tocado hasta las lágrimas.

Todos los años paro simbólicamente el 26 de julio para recordar a sus mártires y héroes, sobre todo desde que leí, con motivo o excusa de un 26 de julio ya casi remoto, La historia me absolverá, y allí, el relato de las torturas a que fueron sometidos los supervivientes y, sobre todo Abel Santamaría y Boris Luis Santa Coloma, y cómo Haydee resistió a pesar de todo.

A veces me decía que, en el caso de Haydee fue heroico resistir pero también lo fue seguir viviendo, sonriendo y sembrando maravilla como ella hizo. Por eso me ha llegado tanto, por revelador, el final del poema de Eliseo Diego:

"Nos la mató una bala de sombra, cayó en el Moncada con todos
sus hermanos,
nos la mataron, allá adentro en el Moncada, aquel día
nos la mataron, allá adentro."

Kitty dijo...

Primera parte

Relato de Haydée Santamaría
Revista Bohemia, 20 de julio de 1962


Melba es la que recuerda todas las cosas con mayor exactitud. Yo no recuerdo con precisión las horas, tal vez ella tampoco ahora, después de tantas cosas y tantos años, pero antes cuando nos poníamos a hablar de aquellas horas, a ella le era más fácil reconocer los hechos en detalles.

Si yo comienzo a hablar y sigo hablando por mucho rato sobre el Moncada seguro que voy a recordar muchas cosas.
Ahora en lo que más pienso es en los que fuimos al Moncada y en Fidel, y me pregunto: ¿Cómo es posible que siendo Fidel como es hubiera quien lo traicionara? ¿Cómo es posible que todos no estuvieran perfectamente identificados con Fidel, con la Revolución?

Todas las veces que veo a Fidel, que hablo con él, que lo escucho en la televisión pienso en los demás muchachos, en todos los que han muerto y en los que están vivos y pienso en Fidel, en el Fidel que conocimos y que actualmente es el mismo. Pienso en la Revolución que es la misma que nos llevó al Moncada.

Estábamos en la casa de Siboney, Melba, Abel, Renato, Elpidio y yo. A Renato se le ocurrió hacer un “chilindrón de pollo”. Me reí cuando me lo dijo y empecé a argumentarle que no era un “chilindrón”, sino un “fricasé”. “Así le dicen en Vueltabajo”, insistía Renato.
Mientras cocinábamos y sin interrumpir la conversación con Melba y Renato, mirando a Abel, pensaba en la última vez que estuvimos en el central, a despedirnos de los viejos y la familia. Cuando fuimos a dejar la casa por la madrugada para regresar a La Habana, Aida nos advirtió que pusiéramos cuidado en no despertarle la niña. Abel quiso cargarla, quiso besarla.

Yo dije:

–Déjanos, a lo mejor es la última vez que la vemos.
Aida me miró alarmada, y yo quise hacerle un chiste:
–A lo mejor es en la carretera donde quedamos.
–No seas trágica –me dijo Aida, y nos fuimos.
Cuando estuvo hecho el “chilindrón” de Renato, Abel no quiso comer. Iba a Santiago a acompañar a un viejo matrimonio que vivía frente a la casa de Siboney. Tal vez sea el último carnaval que vean, pensé.
Melba estaba a mi lado, hacía siete meses que no nos habíamos separado ni un solo día.

Kitty dijo...

(segunda parte)

Pensaba en casa, en Melba que estaba a mi lado, en los muchachos. A esa hora no se me hubiera ocurrido pensar en la muerte, pero había dos cosas que me punzaban con dolor. Si todo se acaba, que quede Fidel, por él se hará la Revolución y nuestras vidas y nuestros hechos tendrán una significación; la otra se me reveló mucho después, con una terrible angustia, cuando nuestros muertos quedaron entre la sangre y la tierra y ya supimos que no los volveríamos a ver, temí que me separaran de Melba.
Recuerdo a Melba tratando de protegernos; yo tratando de protegerla a ella y unos a los otros tratando de protegernos. Cualquier cosa se hace, cualquier cosa cuando otras vidas están en nuestras manos. Cualquier cosa bajo las balas, bajo las ráfagas de ametralladoras, entre los gritos de dolor de los que caían heridos, entre las últimas quejas de los que morían.

Cualquier cosa es poco y mucho, y nadie sabe cómo un hecho de esta naturaleza va a desarrollarse. Nadie sabe lo que va a hacerse en los minutos que siguen. Hay cosas que sí se saben, como todo lo que se ama. Fui al Moncada con las personas que más amaba. Allí estaban Abel y Boris y estaba Melba y estaba Fidel y Renato y Elpidio y el poeta Raúl, Mario y Chenard y los demás muchachos y estaba Cuba y en juego la dignidad de nuestro pueblo ofendida y la libertad ultrajada, y la Revolución que le devolvería al pueblo su destino.

Los muchachos llegaban con hambre. La media noche nos encontró conversando, riéndonos, se hacían y decían bromas a todos. Servíamos café y un poco de lo poco que había quedado de la comida, de la comida que Abel no comió. Volvíamos a los cuentos, a la anécdota de mi llegada a Santiago con dos maletas llenas de armas, de tal modo pesadas, que un soldado que las movió al pasar junto a mí en el coche del tren, me preguntó si llevaba dinamita. –Libros —le dije—. Acabo de graduarme y voy a ejercer a Santiago.

Aprovecharé el carnaval para divertirme un poco después de los estudios. Usted sería un buen compañero para divertirme en el carnaval. El soldado sonrió amistoso y me dijo dónde debíamos encontrarnos. Bajó conmigo al andén, llevando mi maleta. Abel y Renato estaban esperándome en la Terminal. Yo me acerqué para decirles: “Esa es la maleta” y agregué: “es un compañero de viaje”. Y al soldado. “Son dos amigos que vienen a esperarme”. El soldado entregó la maleta y partimos.

Uno de los muchachos le hacía chistes a Boris.
–Ten cuidado con Yeyé que tiene una cita con un soldado de la dictadura –y todos nos reíamos.
Después llegó Fidel, y unos solos y otros en grupos, llegaron todos.
Después salimos.

Luego estábamos en la máquina, Melba, Gómez García, Mario Muñoz y yo. Después y durante todo el viaje al Moncada pensaba en casa, pensaba en la mañana que vendría: ¿qué pasaría?, ¿qué dirían en casa?, ¿cómo sería el día que comenzaba?

Kitty dijo...

(3ra parte)

Después llegamos.

Después fueron los primeros segundos y los primeros minutos y luego fueron las horas. Las peores, más sangrientas, más crueles, más violentas horas de nuestras vidas. Fueron las horas en que todo puede ser heroico y valiente y sagrado. La vida y la muerte pueden ser nobles y hermosas y hay que defender la vida o entregarla absolutamente.

Estos son los hechos que Melba recordaba con precisión.

Los que yo inútilmente he tratado de olvidar. Los que yo envueltos en una nebulosa de sangre y humo recuerdo. Los que compartí con Melba. Los que Fidel narra en La Historia me absolverá. La muerte de Boris y de Abel. La muerte segando a los muchachos que tanto amábamos. La muerte manchando de sangre las paredes y la hierba. La muerte gobernándolo todo, ganándolo todo. La muerte imponiéndosenos como una necesidad y el miedo a morir sin que hayan muerto los que deben morir, y el miedo a morir cuando todavía la vida puede ganarle a la muerte una última batalla.

Hay en esos momentos en que nada asusta, ni la sangre, ni las ráfagas de ametralladora, ni el humo, ni la peste a carne quemada, a carne rota y sucia, ni el olor a sangre caliente, ni el olor a sangre coagulada, ni la sangre en las manos, ni la carne en pedazos deshaciéndose en las manos, ni el quejido del que va a morir. Ni el silencio aterrador que hay en los ojos de los que han muerto. Ni las bocas semiabiertas donde parece que hay una palabra que de ser dicha nos va a helar el alma.

Hay ese momento en que todo puede ser hermoso y heroico. Ese momento en que la vida por lo mucho que importa y por lo muy importante que es reta y vence a la muerte. Y una siente cómo las manos se agarran a un cuerpo herido que no es el cuerpo que amamos, que puede ser el cuerpo de uno de los que veníamos a combatir, pero es un cuerpo que se desangra, y una lo levanta y lo arrastra entre las balas y entre los gritos y entre el humo y la sangre.

Y en ese momento una puede arriesgarlo todo por conservar lo que de verdad importa, que es la pasión que nos trajo al Moncada, y que tiene sus nombres, que tiene su mirada, que tiene sus manos acogedoras y fuertes, que tiene su verdad en las palabras y que puede llamarse Abel, Renato, Boris, Mario o tener cualquier otro nombre, pero siempre en ese momento y en los que van a seguir puede llamarse Cuba.

Kitty dijo...

(cuarta parte y final)

Y hay ese otro momento en que ni la tortura, ni la humillación, ni la amenaza pueden contra esa pasión que nos trajo al Moncada.

El hombre se nos acercó. Sentimos una nueva ráfaga de ametralladora. Corrí a la ventana. Melba corrió detrás de mí. Sentí las manos de Melba sobre mis hombros. Vi al hombre que se me acercaba y oí una voz que decía: “han matado a tu hermano”. Sentí las manos de Melba. Sentí de nuevo el ruido del plomo acribillando mi memoria. Sentí que decía sin reconocer mi propia voz: “¿Ha sido Abel?”. El hombre no respondió. Melba se me acercó. Toda Melba eran aquellas manos que me acampanaban. “¿Qué hora es?” Melba respondió: “Son las nueve”.

Estos son los hechos que están fijos en mi memoria. No recuerdo ninguna otra cosa con exactitud, pero desde aquel momento ya no pensé en nadie más, entonces pensaba en Fidel. Pensábamos en Fidel. En Fidel que no podía morir. En Fidel que tenía que estar vivo para hacer la Revolución. En la vida de Fidel que era la vida de todos nosotros. Si Fidel estaba vivo, Abel y Boris y Renato y los demás no habían muerto, estarían vivos en Fidel que iba a hacer la Revolución Cubana y que iba a devolverle al pueblo de Cuba su destino.

Lo demás era una nebulosa de sangre y humo, lo demás estaba ganado por la muerte. Fidel ganaría la última batalla, ganaría la Revolución.

Patricia Moda dijo...

Conmovedora poesía.
Haydee Santamaría, desde q conocí su historia y como era ella x su hija Celia, en una entrevista, nunca más me abandonó su memoria.

El escrito de su sobrina, me ha dejado muy conmovida, la muerte de su tío, la muerte triste de su tía, en el 2008 de los hijos de Haydee, y esa pregunta final q cuece el corazón.

Que pedido ese de Haydee Santamaría a ti, Silvio, entiéndeme y quiereme.

La tengo a ella siempre presente.

RosaNazar dijo...

Qué sentida y triste la entrada...todos los que te amamos trovador amamos el recuerdo de Haydee y Abel...conocemos su historia y siempre siempre con cada 26 de julio nuestro amor va hacia ellos y a todos los màrtires...una làgrima rodó por mí mejilla...

Vicente Feliú dijo...

SONETO A YEYÉ

Qué imborrable fue julio, qué imborrable,
qué asalto más tenaz a la memoria.
Si el 26 es símbolo de gloria
en ti fue más, fue látigo implacable.
Quien te vio sonreír no fue culpable
de pensarte gardenia ante la noria,
una leyenda viva de esta historia,
un beso de mujer, crudo y probable.
La muerte convocó al último ruido
del Moncada saltado por Fidel.
A esa mañana le sobró un latido
una bala cohibida entre la piel.
Detengan el reloj, que el estallido
fue el último disparo del cuartel.

Lázaro García

Vicente Feliú dijo...

Hermoso el poema de Eliseo. Tremendo y terrible el comentario de Niurka. Y tremendo y terrible el testimonio de Yeyé publicado por Kitty, que no puede leerse sin crispársele a uno el alma y la ira.

Víctor Casaus dijo...

querida gente /
recuerdos de/para haydée en los alrededores de su/nuestro 26 de julio.

haydée le escribe al che:

Che: ¿dónde te puedo escribir? Me dirás que a cualquier parte, a un minero boliviano, a una madre peruana, al guerrillero que está o no está pero estará. Todo esto lo sé, Che, tú mismo me lo enseñaste, y además esta carta no sería para ti. Cómo decirte que nunca había llorado tanto desde la noche en que mataron a Frank, y eso que esta vez no lo creía. Todos estaban seguros, y yo decía: no es posible, una bala no puede terminar el infinito, Fidel y tú tienen que vivir, si ustedes no viven, cómo vivir. Hace catorce años veo morir a seres tan inmensamente queridos, que hoy me siento cansada de vivir, creo que ya he vivido demasiado, el sol no lo veo tan bello, la palma, no siento placer en verla; a veces, como ahora, a pesar de gustarme tanto la vida, que por esas dos cosas vale la pena abrir los ojos cada mañana, siento deseos de tenerlos cerrados como ellos, como tú.

Cómo puede ser cierto, este continente no merece eso; con tus ojos abiertos, América Latina tenía su camino pronto. Che, lo único que pudo consolarme es haber ido, pero no fui, junto a Fidel estoy, he hecho siempre lo que él desee que yo haga. ¿Te acuerdas?, me lo prometiste en la Sierra, me dijiste: no extrañarás el café, tendremos mate. No tenías fronteras, pero me prometiste que me llamarías cuando fuera en tu Argentina, y cómo lo esperaba, sabía bien que lo cumplirías. Ya no puede ser, no pudiste, no pude. Fidel lo dijo, tiene que ser verdad, qué tristeza. No podía decir “Che”, tomaba fuerzas y decía “Ernesto Guevara”, así se lo comunicaba al pueblo, a tu pueblo. Qué tristeza tan profunda, lloraba por el pueblo, por Fidel, por ti, porque ya no puedo. Después, en la velada, este gran pueblo no sabía qué grados te pondría Fidel. Te los puso: artista. Yo pensaba que todos los grados eran pocos, chicos, y Fidel, como siempre, encontró los verdaderos: todo lo que creaste fue perfecto, pero hiciste una creación única, te hiciste a ti mismo, demostraste cómo es posible ese hombre nuevo, todos veríamos así que ese hombre nuevo es la realidad, porque existe, eres tú. Que más puedo decirte, Che. Si supiera, como tú, decir las cosas. De todas maneras, una vez me escribiste: “Veo que te has convertido en una literata con dominio de la síntesis, pero te confieso que como más me gustas es en un día de año nuevo, con todos los fusibles disparados y tirando cañonazos a la redonda. Esa imagen y la de la Sierra (hasta nuestras peleas de aquellos días me son gratas en el recuerdo) son las que llevaré de ti para uso propio”. Por eso no podré escribir nunca nada de ti y tendrás siempre ese recuerdo.

Hasta la victoria siempre, Che querido.

Haydée


Tomado de Resumen Latinoamericano

Víctor Casaus dijo...

querida gente /

en este blog vi ahora que hay cosas interesantes sobre HAYDEE

https://cartasdesdemacondo.blogspot.com/2013/01/haydee-santamaria-entre-el-fuego-y-la.html

Luis dijo...

Doloroso y bello el texto de Niurka.
L.

Víctor Casaus dijo...

PARA HAYDEE

Si ayer no más ardiendo en fuego
joven estabas
flor de la tristeza

Si ayer aún con tanto calor
desde el fondo de los ojos
y el amor
nos saludabas

Si ayer todavía angustiada flor
nos recordabas siempre
lo que Che te dijo
y lo que Abel no tuvo tiempo de decir
y entre los dos exacta cabías tú con tu pregunta
Dime entonces dónde está para ti la alegría
y dime dónde está el dolor

Entonces por qué
y entonces adiós pero entonces
también hasta siempre en la victoria nuestra
tuya

Si cómo te queríamos y cómo te queremos
y cómo te querremos siempre
flor

Víctor Casaus

30 de julio de 1980


Danieladrian Ceballos dijo...

Presente Haydee! Desde Córdoba Arg. Con admiración y respeto.Gratitud y reconocimiento.Hoy-

Kitty dijo...

¡Tremendo lo que escribe Niurka Martín Santamaría!

Les comparto los versos (los encontré en la web) que Fina García Marruz, dedicó a Haydée unos días después de su muerte.


“Pónganle a la suicida una hoja en la sien
una siempreviva en el hueco del cuello.
Cúbranla con flores, como a Ofelia.
Los que la amaron, se han quedado huérfanos.
Cúbranla con la ternura de las lágrimas.
Vuélvanse rocío que refresque su duelo.
Y si la piedad de las flores no bastase
díganle al oído que todo ha sido un sueño.
Ríndanle honores como a una valiente
que perdió solo su última batalla.
No se quede en su hora inconsolable
sus hechos, no vayan al olvido de la hierba.
Que sean recogidos uno a uno,
allí donde la luz no olvida a sus guerreros”.

Víctor Casaus dijo...

querida gente /

he estado compartiendo --como seguramente algunos/as de ustedes-- sentimientos diversos en esa mezcla de ángel y de bestia (como escribió don nicanor parra) que todos/as somos, ese amasijo de cuerdas y tendones, esa diversidad contradictoria, tantas veces dura, implacable, cruel --junto a momentos que aparecen como nuevas reservas para seguir siguiendo.

el párrafo es oscuro. y el panorama universal, del mundo mundial como ahora se dice, lo es a veces mucho más.

en medio de eso, los y las boricuas salen a la calle, se organizan, protestan, echan al gobernador corrupto y lacayo al ritmo de la música popular. uno ve alguna calle otrora apacible de san juan por donde ha caminado y ve --sí, ve-- en las imágenes de los medios la sagrada violencia haciendo explotar --por un momento, está bien, pero ya veremos...-- el orden neocolonial. a qué más (por ahora, como dijo chávez en su momento).

y, para colmo de emociones y alegrías uno busca y encuentra ese artículo escrito por pablo de la torriente brau en la habana, en 1935, titulado --además!-- PUERTO RICO SE REBELA.

"es demasiado para un soldado de la revolución", escribiría roque dalton en otro momento y otro contexto... pero ahí está. ahí estamos también, de alguna manera.

comparto la nota introductoria que puse ahora en fb delante del artículo de pablo --y les invito a verlo completo (me pareció largo para ponerlo aquí) en ese fb de victor casaus o del centro pablo.

COMO LO PIENSO, LO DIGO

PUERTO RICO SE REBELA

En estos días veloces hemos visto, a través de los medios, cómo se han desatado, magníficas, las fuerzas populares tomando las calles en la patria de nacimiento de Pablo de la Torriente Brau. El título de este trabajo publicado por el cronista en el periódico habanero Ahora en la pasada década del 30 parece estar trayéndonos la voz misma del cronista incesante, como si ahora documentara –y disfrutara– el poderoso ejemplo boricua de estos días intensos.

Cuánto hemos imaginado en estas jornadas al periodista audaz y comprometido, buscándolo entre las imágenes de los medios digitales actuales. Y más de una vez nos pareció verlo –lo vimos! – encarando una hilera de policías neocoloniales y tomando apuntes para su próxima crónica.

Puerto Rico fue también sueño libertario de Pablo: ahí está su participación en las campañas pro-independencia de la isla hermana organizadas por las vanguardias cubanas de la época; ahí está en su amistad solidaria con el poeta y luchasdor antimperialista Juan Antonio Corretjer; ahí está el cariño entregado en un bufete de la Habana Vieja a una hija de puertorriqueña, tierna y querida, Conchita Fernández.

Por todas esas razones –y otras que no caben en estas páginas memoriosas– llega Pablo pensando y diciendo su palabra vigente sobre Puerto Rico. Y nosotros con él.

Viva Puerto Rico libre, carajo!

Víctor Casaus

Anónimo dijo...

Ella,mas que nadie, tenia derecho a decir hasta cuando iba a vivir y a sufrir.Debio´ despedirse en el mismo lugar donde se han despedido a todos nuestros heroes.Triunfaron los criterios absurdos y anticientificos.Ella,mas que nadie tenia derecho a irse cuando quisiera despues de tanto sacrificio.Cada vez que veo despedir a un combatiente como se merece,recuerdo lo triste e inmerecido de la despedida que se le dio´.Nunca comprendi´ aquello ni lo comprendere´ jamas.R3.

silvio dijo...

Es verdad que, en un principio, en el caso de Haydee pesó lo del suicidio. Pero también es verdad, y hay que decirlo, que unos años después sus restos fueron trasladados a Santa Ifigenia junto a los más destacados combatientes revolucionarios y allí se le rindieron honores militares, como Heroína del Moncada. Me consta porque fui invitado a la ceremonia y además fue publicado en la prensa.

Miosotis dijo...

Conmovedora esta entrada y yo que los leo día a día, no podía pasar hoy sin dejar de decir y recordar además a Vilma que organizó todo el traslado de los restos de Haydeé junto a sus compañeros del Moncada y junto a Martí, tal como lo contó su hija Celia en una ocasión, historia igual que muestra la humanidad y nobleza de estos hombres y mujeres.

Antílope dijo...

Sencillamente hermosa, íntima y conmovedora esta dedicatoria que compartiste con nosotros, Silvio ❁ Ojalá que haya encontrado el alivio ansiado y la paz. Quienes han creado con amor, hallan con certeza el camino hacia la luz. Besos. Te quiero.
~

Norma trv dijo...

Haydeé siguió "viviendo", pero su vida ya no le pertenecía sólo a ella, era la vida de Abel, de Tasende, la de todos aquellos que se sacrificaron por y para el triunfo de la libertad y el amor. Siguió viviendo y luchando habitada por ellos, dio muchas batallas de las que salió victoriosa y llena de luz. Siento que su muerte no fue cobardía ni renuncia, fue rebelión. Hay golpes en la vida, tan fuertes...

Norma trv dijo...

Sea como sea, su vida dolorosa pero extraordinariamente útil pesará siempre más que la muerte mezquina y cobarde que la circundó amenazante y a la que nunca temió. Al final, la muerte solo vence al cuerpo, nada puede contra la luz, el amor, la bondad, el tesoro que somos. Haydeé está más viva que nunca, ella representa la idea del bien. Que se joda la muerte!

Víctor Casaus dijo...

querida gente /

el impresionante texto de Niurka Martín Santamaría me llevó a los recuerdos de cuando filmamos el documental VAMOS A CAMINAR POR CASA y de las cosas que haydée nos dijo en la entrevista que aparece en el filme, siguiendo su visita guiada personal, única, a esa casa de tantos y de tantas.

busqué ahora en la máquina y en dos discos duros (porque no los tengo todos aquí ahora) para compartir la transcripción de la banda sonora del documental donde están las palabras de haydée, pero parece que no lo tengo aquí.

el documental está en youtube (así como está otro, homenaje a este primer acercamiento, dirigido por mi querida amiga esther barroso y su equipo del excelente programa AMERICA EN LA CASA). no tengo el link aquí, pero por supuesto invito a verlo.

en cuanto a la transcripcion del texto seguramente está en el sitio de CASA en internet. por favor si alguien se lanza a la búsqueda y lo encuentra le agradeceré mucho que me lo envíe a victorcasaus2002@yahoo.es --donde también estoy para cualquier otra cosas que necesitéis.

de aquella conversa --que no entrevista-- con haydée para el documental se me quedó sobre una interrogante, en medio de una pregunta que no parecía tener que ver con el tema: "Dime entonces dónde está para ti la alegría
y dime dónde está el dolor".

la frase no es textual, pasada por mi memoria.

pero sí --como se vio-- tenía que ver con el tema, "flor de la tristeza, angustiada flor"

Víctor Casaus dijo...

querida gente /

...y como la vida es como es, recuerdo también esta anécdota.

haydée estaba recibiendo a un visitante, de pie, en los salones de la entrada a la CASA, junto a uno de sus ayudantes de aquella época. de pronto haydée hizo un paneo hacia abajo y vio que los tres --visitante, ayudante y ella misma--, por distintas razones, estaban usando un bastón. Se viró para la puerta y gritó: "No me dejen entrar a nadie más con bastón hoy en la Casa, por favor!"

qué loca divina, como dirían sus hijos-trovadores de entonces (y de hoy).

Joel Suarez dijo...

Recuerdo el dolor aquellos días. Vicente y Silvio nos habían enseñado a amar a Haydeé.Tenía amigas en su familia.Fue desgarrador para todos.Debatíamos mucho. Santi profano como siempre quemaba tartamudo las tradiciones.Ella era más grande q el modo en q se despidió. Tambien pesaba sobre mis criterios la tradición cristiana.Quería partirme en dos. En el cafe cantante del Teatro Nacional teníamos nuestra comuna de trovadores y trovadictos. Alli Sara Gonzalez,no recuerdo si al presentar la canción q nos traía hizo alguna referencia al silencio de homenajes a Yeyé, la heroína. En su voz y sus acordes escuchamos el extraordinario y desgarrador poema q otra cristiana Fina García Marruz, había vertido desde el dolor y la encrucijada. Sara y Fina lo resolvieron para mí y para muchos: "rindánle honores a la combatiente q solo perdió su última batalla".

Anónimo dijo...

3: Era un dia tenso en Saniago;habian concluio sin pena ni gloria unos menguados carnavales a los que el pueblo no asistio´ y solo fue realizado en una pequeña parte de la ciudad,llevado a cabo por personeros batistianos.
Este dia se efectuaron registros en la calle Gallo,una cuadras mas abajo de donde se ocultaba Frank.Tambien algunos dirigentes revolucionarios y mensajeros fueron a casa de Pujol.
Pujol era uno de los dueños y administrador de la ferreteria Boix en la calle San Francisco,tendria unos 40 años mas o menos;lo conoci´ personalmente pues a pesar de la diferencia de edad era amigo de mi padre e iba mucho a mi casa;ambos tenian el hobby de criar peces tropicales.Como la compartimentacion era muy estricta yo desconocia su militancia en el Movimiento 26 de Julio.No sabiamos que se aproximaba el desastre.R3.

silvio dijo...

No se pierdan esto de Santi que me manda Pepe Sulaimán:

https://youtu.be/OpwZRTNwVfg

RosaNazar dijo...

Inolvidable...Santi cómo se lo extraña

JuanGui dijo...

Silvio que buen video del Santi.
Pepe Sulaiman tiene muy buen material en su canal. Quienes tengan tiempo les recomiendo que le den un ojo o dos jeje.


Muy sentida entrada sobre Haydee.
Quienes conocemos Casa de las Américas tenemos que estar eternamente agradecidos con ella.
Haydee es Casa y Casa es Haydee.
Un abrazo

Valentina dijo...

Me llegó un correo con esta entrada. En el trabajo, esperando a un cliente, y con la banda sonora que me acompaña siempre: tu música, Silvio. Empecé a leer la entrada, y justo en ese momento comenzó a sonar la canción del elegido... No digo más. Emocionada y los pelitos de punta. Un abrazo.

AP dijo...

Salen a las calles de Guatemala para protestar contra imposición de "tercer país seguro"

silvio dijo...

AFP: Agotados los recursos naturales del planeta para este año

París. La humanidad vive a crédito a partir de este lunes, pues ya consumió todos los recursos naturales (agua, tierra, aire limpio...) que le ofrece el planeta, según un cálculo realizado por la organización Global Footprint Network.

El llamado día de la sobrecapacidad de la Tierra, que se calcula desde 1986, llega así dos meses antes que hace 20 años y cada año se adelanta en el calendario. En 1993, se produjo el 21 de octubre; en 2003, el 22 de septiembre; y en 2017, el 2 de agosto.

"El hecho de que el día de la sobrecapacidad de la Tierra sea el 29 de julio significa que la humanidad utiliza actualmente los recursos ecológicos 1,75 veces más deprisa" que la capacidad de regeneración de los ecosistemas, destaca la oenegé en un comunicado.

"Gastamos el capital natural de nuestro planeta, reduciendo al mismo tiempo su capacidad futura de regeneración", advierte también la organización.

"El costo de este sobregasto ecológico mundial se está volviendo cada vez más evidente con la deforestación, la erosión de los suelos, la pérdida de biodiversidad y el aumento del dióxido de carbono en la atmósfera. Esto conduce al cambio climático y a fenómenos climáticos extremos más frecuentes", explica la organización, con sede en California.

Los modos de consumo presentan enormes diferencias entre países. "Catar alcanzó su día de sobrecapacidad al cabo solamente de 42 días, en tanto que Indonesia consumió todos los recursos para el año entero después de 342", señala WWF, asociada a Global Footprint Network.

"Si todo el mundo viviera como los franceses, se necesitarían 2,7 planetas", y si todo el mundo adoptara el modo de consumo de los estadounidenses, se precisarían cinco Tierras.

Según la ministra de Medio Ambiente de Chile, Carolina Schmidt, quien presidirá la cumbre climática COP25 prevista en Santiago en diciembre, una de las principales causas de que la fecha se adelante cada año es el aumento de las emisiones de CO2.

"La importancia de una acción decisiva es cada vez más evidente", dijo.

Según WWF, "disminuyendo las emisiones de CO2 en un 50%, podríamos ganar 93 días al año, es decir, retrasar el día de la sobrecapacidad de la Tierra hasta octubre".

La huella ecológica de cada individuo puede calcularse en http://www.footprintcalculator.org

Luis dijo...

Un reciente informe de la ONU advierte que la Tierra acaba de entrar en la sexta extinción masiva de especies vegetales y animales. Es la primera provocada por el ser humano y tendrá consecuencias seguramente devastadoras. En los últimos quinientos años ya desaparecieron setecientas especies de vertebrados. En las próximas décadas la amenaza pondrá en peligro a casi un millón de especies animales y vegetales. El severo daño a la biodiversidad -alentado de manera irresponsable por los Estados Unidos y los países de la Unión Europea- no sólo afectará a la naturaleza en general sino a los alimentos, la energía y los medicamentos entre otros productos de primera necesidad. A manera de ejemplo: más de dos mil millones de personas dependen de la madera como fuente de energía, cuatro mil millones utilizan la medicina natural y el 75 por ciento de los cultivos en el mundo requieren ser polinizados por insectos como las abejas que prácticamente ya desaparecieron. Otras causas de la tragedia anunciada se relacionan con el cambio climático, la desigualdad social y la fumigación con glifosato y otros contaminantes. Sexta extinción masiva. Antes las mentes lúcidas luchaban por cambiar la vida. Hoy la prioridad número uno parece consistir en salvar al mundo de su autoeliminación.
L.
suspendelviaje.blogspot.com

silvio dijo...

Blanche Petrich y Marcela Aldama: Entrevista a Jean-Luc Mélenchon (en México)

Anónimo dijo...

MAÑANA VICENTE FELIU´ EN EL MEMORIAL DE LA DENUNCIA EN 5 AVE. Y 14 EN MIRAMAR.CONCIERTO 7 EN HONOR A FRANK PAIS Y A TODOS LOS CAIDOS EN LA LUCHA.R3.

Antílope dijo...

Variaciones sobre un viejo tema

¿Dónde se es feliz que no haya un río,
arrastrando piedras y señales?
¿Dónde hay un retrato que lleve puesta la
figura de toda la vida?

¿Donde el suicidio quedó inutilizado?
¿Donde se ahogan todas las encrucijadas?
¿Donde termina una canción inquisitoria?
¿Donde hay amigos de los cuerpos, finalmente?

Venga el futuro,
venga la muerte en optimismo
para aquellos que yo sé que, como yo,
nacieron para navegar.

¿Qué cosa decir y hacernos buenos
cuando terminemos de soñarnos?
¿Con qué ortografía se escribe la canción
que abre las siete puertas?

¿Con cuál disparo correremos a jardines
llenos de humilde sensación de maravilla?
¿Con cuántas lámparas de aceite alumbraremos
el nacimiento de ese gran desconocido?

Venga el futuro
como el gran descubrimiento
de la ciudad que guarda sueños y habitantes.

Tendremos niños en los ojos
y al percibir la vida, tendremos
sangre en las uñas.
Pues, ¿cómo ser feliz sin dejar huella?

Silvio
~

De Ana María dijo...

YO, LA HABANA de Jorge C. Oliva Espinosa



1765
Con tanta gente que tengo que alimentar, entre presidiarios que vienen a construir las fortificaciones, el aumento de mi guarnición y las familias que emigran de Canarias, de La Luisiana ahora española y de La Florida que deja de serlo, comienzan a escasear el pan y otros alimentos indispensables de la mesa. Ante la hambruna que se avizora, como los envíos de España tardarán, se autoriza la importación de harinas y otros productos de las Colonias del Norte. Por primera vez es legal lo que ya venía haciéndose a escondidas. Esta dependencia de mi comercio con el Norte, comienza a olerme mal y de seguro que tendrá negras consecuencias para mi futuro.


1767
¡Eh! ¿Qué está pasando aquí? Los cañones del Morro apuntan al Colegio de la Compañía de Jesús y a media noche todo aquello está rodeado de guardias. El mismo Gobernador, seguido por sus principales asesores, toca, ya de madrugada, a la puerta del recinto religioso. Hace reunir a toda la congregación que habita allí y les lee la orden real de expulsión. A las pocas horas los jesuitas serán embarcados rumbo a España. En el lugar que ocupa su colegio se creará el Seminario de San Carlos, respuesta de la Corona y del Obispo a la Real y Pontificia Universidad de los dominicos. La Iglesia de San Ignacio se convertirá en la parroquial mayor y luego en Catedral.


1768

A mediados de octubre un terrible huracán me deja en ruinas. Encallan las naves que fondeaban en el puerto, derriba las casas más endebles, agrieta paredes y desguaza puertas y ventanas. En la Casa Capitular es tanto el destrozo, que El Cabildo debe sesionar en la vivienda del Capitán General y de la Cárcel es necesario sacar los presos y repartirlos por fortalezas y locales provisionales.



1769
Por primera vez (y será la única) tengo un Obispo nacido en el país. Es, ¡Oh casualidad!, dueño de ingenios y de muchos esclavos. La iglesia de San Francisco, por haber sido mancillada por el sacrilegio hereje, queda excomulgada. Fue usada por los ingleses durante la ocupación, para sus cultos anglicanos y ya no se volverá a oficiar misa en ella.

silvio dijo...

Llevo días buscando esta canción:

El otro rostro
(Daniel Viglietti)

Descubro el otro rostro de la ausencia:
Haydée, Beatriz, Violeta, Vladimir.
Tomaron a la muerte por la espalda,
nos gritan un comienzo desde un fin.

Hay gestos como huidas o traiciones,
hay cortes que son miedo de seguir,
pero hay un modo fuerte del vacío
que flota al lado nuestro sin morir.

¿Por qué de tanta vida concebida?
Se fue mucho de amor sin repartir,
quizás para reunir mitades propias
que en vida se oponían entre sí.

Rescato aquellos rostros compañeros:
Beatriz, Violeta, Vladimir, Haydée.
Que nunca nadie les niegue el derecho
de continuar viviendo sin poder.

Son tantos los vitales malvivientes,
cobardes incapaces de sentir
el alma enamorada de los riesgos,
el alma enamorada hasta del fin.

Del fin que es un comienzo si el que queda
afirma su locura de vivir,
mensaje de los ojos ya cerrados
que nos dejan su luz de proseguir.

¿Por qué de tanta vida concebida?
Violeta, Haydée, Beatriz, Vladimir
nos dicen a pesar de su partida:
Debemos ser honrados hasta el fin.

Luis dijo...

Miedo a seguir y sostener.
No saber esperar -todo llega-.
Ahí está el problema.
L.

Norma trv dijo...

Genial y hermosa, la canción de Viglieti, Silvio!

Destaco estos versos:

"nos gritan un comienzo desde un fin"

"Del fin que es un comienzo si el que queda afirma su locura de vivir"

"Debemos ser honrados hasta el fin"

Luis dijo...

¿Qué matan los que se matan? Si pudiera se lo preguntaría a Lugones, Cobain, Hemingway, Quiroga, Mishima, Woolf, Maupassant, Akutagawa, Storni, Pizarnik, Caicedo, Esenin, Maiakovsky, Haydee y tantos otros. Supongo que al optar por "el gesto" -como lo llamaba Pavese- pretendieron anular algo que les molestaba de sí mismos. Acaso confundieron la parte con el todo y acabaron arrojando al bebé junto al agua sucia de la bañadera. Quién elige la muerte por mano propia clausura de un golpe todas las posibilidades del ser. Pienso a veces que el suicidio es una pregunta mal formulada y sin respuesta posible. Es una pregunta por el sentido de vivir y como tal es legítima. Por algo Camus la ubicaba como tema central de la filosofía. Tal vez por eso suele decirse que quien nunca pensó en matarse está mal de la cabeza. En cualquier caso conviene armarse de paciencia y confiar en la espera. Todo llega.
L.

Martha Patricia dijo...

Si no la has encontrado todavia Silvio ahi te va en yuotobe: https://youtu.be/R-kcXJ7OLO8

Doris dijo...

Querido Silvio, queridos todos: hermoso poema que nos trae la entrada.

De Haydee se puede hablar tanto: de su sensibilidad, su patriotismo, su valentía, y su amor a las causas justas, que la llevaron a un sitio muy elevado de nuestra Historia patria. Del ser humano, atormentado y dolido, que nos dejó una huella, con su vida, con su muerte.

Yo tampoco entendí, ni lo entiendo, que el suicidio fuera causa para que se silenciara su recuerdo, y menos mal que, muchos años después, se le hizo justicia y pudieron descansar sus restos en lugar sagrado para los mártires de la Patria.

La muerte no es el fin, si se ha vivido entregando a los demás el sacrificio y el amor. Y Haydee nos dejó una estela imperecedera.

Mañana es el Día de los Mártires, que como ella,lo entregaron todo, lo más valioso, por una causa noble y justa. Gloria siempre para todos ellos. Menos mal que existen...

Carloncho dijo...

Buenas tardes querido Silvio.

Hoy recuerdo este poema de Mario Benedetti...

Primera parte:

YO ESTABA EN OTRO BORDE
a haydée in memoriam cinco años después

Yo estaba en otro borde del océano
en palma de mallorca y para ser preciso
en la plaza gomila ésa buscada
por los marines yanquis
tan borrachitos siempre
y por turistas suecos y franceses
ingleses holandeses alemanes
y hasta por mallorquines

en mi balcón entraba una porción de calle
con sus putas de carne
y sus hombres de hueso
y según a qué hora
con luces de neón y mansa fábula
y hasta una bailaora triste de pacotilla
que anhelante bordaba su agonía febril
sin que ningún piadoso la aplaudiera o mirara
por entonces yo había comenzado
mi duro aprendizaje de españa y me sentía
al garete o al margen
sin otra conjetura o barricada
que mi desasosiego de ultramar
sin más futuro que el de mis azares
sin otra garantía que la de mi resuello

yo estaba en otro borde
sin buenos aires ni Montevideo
sin la habana ni México
sin quito ni Managua
exactamente en la plaza gomila
frente a otro de mis varios telones del exilio
me agradaba el castillo de bellver en el fondo
y como diversión estaba el ovni
que en los atardeceres nos dejaba
huellas y guiños cómplices y dudas
realmente me gustaba la escenografía
sin entusiasmo pero me gustaba
aunque no me entendiera con los sordos
protagonistas ni con los comparsas
durante el largo día
miraba con el hígado y los bronquios
las uñas y el estómago
y con mis cataratas remendadas
el cielo era de venas azules y finísimas
y las casas tan blancas
con sus enredaderas colgantes y geranios
cual si hubieran nacido ayer o hace dos siglos
en cambio por la noche
miraba con mis hombros y mis labios
mis riñones mis tímpanos mi páncreas
siempre con mis leales cataratas
aunque ahora no tan encandiladas
yo estaba en otro borde
cuando aulló tres socorros el teléfono
y una voz titubeante y remotísima
dijo ayer murió haydée
y volvió a repetirlo
tal vez no tanto para persuadirme
como para de veras persuadirse

Continúa...

Carloncho dijo...

Segunda parte...

ayer murió Haydée
dijo en el desconcierto de mi oído
hace cinco años y en aquella plaza
escuchar la noticia era difícil
imposible ligar esa brutal ausencia
con catorce o quince años de presencia
en mi suerte y en mi vida de a pie
Haydée abrecaminos sin camino
Haydée mi socia de asma sin su asma
Haydée sin esa casa sin su américa
Haydée sin el amparo ni la flecha del sol
volví al balcón y fue de noche
no sé por qué de pronto fue de noche
ya no quedaban luces ni fragores
ni bares ni nightclubs ni discotecas
ni las hembras de carne
ni los hombres de hueso
todos habían desaparecido
o acaso se llamaran
a silencio y tiniebla
los suecos y franceses
ingleses y holandeses y alemanes
todos habían desaparecido
y los marines antes que ninguno
ya no estaba el castillo de bellver
ni tampoco las casas blancas ni los geranios
ni las enredaderas que colgaban
desde hacía dos siglos o una víspera
en cambio había un malecón de olas
arrolladoras breves y gigantes
olas que no eran del mediterráneo
también había un campo de deportes
fornido de estudiantes
en blanco en negro y en mulato
y más acá muros con cuadros
de Venezuela, México Brasil
Chile Uruguay Colombia Costa Rica
y una arpillera de violeta parra
y dos o tres imágenes argentinas del che
y dondequiera rostros llorando sin escándalo
en esa pobre casa
la casa sin Haydée
yo estaba en otro borde
pero esa noche aunque era mediodía
adiviné una nueva provincia de la muerte
y hasta un desconocido formato del amor
sólo en nuestros países tan hogueras
podemos concedernos el dramático lujo
de recibir intacto de la historia
un personaje único encendido de ideas
de inocencia perdones heroísmo
suelta de mariposas y de manos tendidas
al semejante y al desemejante
y consuelos y abismos y tizones
y delirios coraje sufrimiento
y ensueños y bondad
es increíble
pero así sucede
en nuestros pueblos de dolor y olvido
solemos darnos el terrible lujo
de recibir herido de la historia
un indómito y limpio personaje de fuego
y no lograr siquiera
ni acaso merecer
que no se apague
Haydée murió es verdad
alguien lo había alojado para siempre
en mi cabeza incrédula
miré hacia arriba a nadie
y sin embargo supe que después
cuando volviese el día
las venas de este cielo
azules y finísimas
se abrirían en lluvia
copiosa
inconsolable

Mario Benedetti

Vicente Feliú dijo...

ALGUIEN QUE QUIERO MUCHO
(Por Milagros Vila)


Alguien que quiero mucho se ha ido sin volver.
Cerró su cuerpo abierto, cerró su amanecer,
cerró su puerta al viento, cerró su corazón.
Duro asumir su huella, su guía, su sinrazón.

Alguien que quiero, anoche se destapó la sien.
No supo contar tanto, debió llegar a cien.
Alguien de mi concierto se fue sin despedir,
sin pedirme permiso. Se fue y hay que seguir.

Alguien no pudo más
y agotó su canción.
Ganó la oscuridad
su batalla, y un sueño escapó.
Qué triste la verdad
cuando se pierde el Sol.
La vida pide más
que una mañana despierta de amor.

Alguien que quiero mucho me ha pedido mirar
en su nombre, de tarde, cierta estela del mar.
Me ha dejado en memoria una crisis de fe
y una esperanza herida humeando en el café.

28/1 – 18/2/1996

Jorgebraulio dijo...

CUANDO CANTAN LA VIDA LOS BUENOS:
https://www.jornada.com.mx/ultimas/cultura/2019/07/28/silvio-rodriguez-cuando-cantan-la-vida-los-buenos-la-semanal-6104.html

silvio dijo...

DE MUCHOS
Laidi Fernández de Juan

Hace ocho días murió, y aún no han transcurrido veinticuatro horas desde que deposité sus cenizas en el mar, el 27 de julio, justo el día en que mis padres se comprometieron para toda la vida, hace casi setenta años, coincidiendo con la fecha de cumpleaños de mi madre. Luego del impacto de ver cómo besaba mi mano, y acto seguido dejaba de respirar después de acompañarlo como mejor se podía durante sus últimos meses, (me había advertido: “tendrás el privilegio de verme morir”), y de dejarme un sinfín de instrucciones para su último libro, trabajando hasta el instante final con el rigor y la meticulosidad que lo caracterizaron, comenzaron a llegar por diferentes vías incontables muestras de condolencias. Con el egoísmo de una madre (“todavía era mi padre, pero ya se estaba convirtiendo en mi hijo”), me atribuí el dolor para mí sola.

Fue con el lento pasar del tiempo que empecé a sospechar que el hombre que nos abandonaba de este lado de la luna, no era mio, ni de sus tres nietos, ni de su yerno, ni del hermano que queda vivo, sino de muchísimos más. Antes de explicar este sentimiento de compartir dolores, debo hacer pública mi gratitud a todas las personas que de una forma u otra, con apoyo sentimental o cosas prácticas, con palabras de aliento o satisfaciendo hasta el mínimo detalle que se precisaba, ayudaron a que el tránsito hacia el destino final de mi padre fuera menos difícil. Mencionar sus nombres sería indelicado: Ellos y ellas saben, y quizás no les sea grato que yo haga notoria la constancia de sus participaciones. No obstante, siento el deber moral de decir que no estuve sola, que mi padre fue mimado por amistades tan antiguas como él mismo, atendido por médicos que acudieron a mi llamado sin importar horarios ni dificultades, por mis hermanas y hermanos de afecto, que me soportaron hasta el minuto final, cuando las fuerzas amenazaban con flaquear. Hubo quien vino con potes de helado, una colega se encargaba de hacerle flanes deliciosos, otros se aparecían de pronto con barras de chocolate, llegaron licores lejanos, medicamentos cubanos y provenientes de ultramar, regalaron jugos envasados, ungüentos, parches, esencias revitalizadoras, un libro suyo editado en España, los más recientes números de la revista Casa (ambos traídos directamente del aeropuerto a su lecho): muchos amigos cooperaron con asombrosa celeridad , para darle el último gusto al poeta, para que se fuera sabiéndose querido, respetado. Amado hasta la empuñadura, sintió que nos dejaba, exigiéndonos cumplir la que fuera premisa fundamental de su existencia: trabajar. Me dictó cartas, me hizo prometerle que no descuidaría ningún detalle de su libro que sabía póstumo, cuyo título le repetí muchas veces, para que estuviera seguro de mi entendimiento. “Alternativas de Ariel” saldrá como quieres, papá, quédate tranquilo, le dije cada vez que me interrogaba, con solo mirarme. Sus íntimos colaboradores se acercaban a su lecho, y si su aliento lo permitía, sostenían intensas charlas, que luego lo dejaban exhausto, pero feliz. No hubo nunca una excusa, nadie intentó eludir un pedido suyo: muy al contrario, todos sus queridos colegas de siempre anhelaban venir a nuestra casa, acompañarlo, abrazarlo. Nadie quería dejarlo ir. No podíamos aceptar que el hombre principesco y sabio, el jefe justísimo, el profesor, el poeta, el ensayista inmenso, estuviera extinguiéndose de a poco. A todos los fieles que creyeron el milagro de la eternidad, pero que en el plano terrenal aportaron su amor concreto desprendiéndose de tiempo y de materialidades innombrables: Muchas Gracias.

(continúa...)

silvio dijo...

DE MUCHOS... 2 y fin

El dolor compartido en su máxima expresión lo comprobé cuando fuimos a echar al mar un polvo oscuro llamado ceniza, que sigo creyendo imposible. No era “eso” mi padre, pero tampoco es exclusivamente mío el amor suyo, ni el privilegio de haberlo tenido por un tiempo que querría eterno. Cuando vi junto a las olas de Malecón y G a sus exalumnos, a sus amigos cantores, escritores, poetas, periodistas, dramaturgos, actores, ensayistas e historiadores, y sobre todo a sus compañeros de Casa de las Américas, jóvenes, veteranos, recién incorporados, fundadores, colegas todos tan desconsolados como yo, abrumados, tristísimos, supe que la congoja era …¿cómo decirlo? compartida, multiplicada. Esos rostros reflejaban la intensidad de una pérdida tan irreparable como la que sentía yo, y solo entonces descubrí que ellos y ellas habían perdido al mismo padre que dejaba de ser mío para ser de muchos. Sentir los sollozos ajenos, la ira contenida, la hondura del navajazo que significa no poder acudir a su siempre sabio consejo, ni volver a sentir la risa estruendosa, ni ver el lento caminar de un rey que se empeña en seguir yendo a sus salones a pesar del peso excesivo de su corona, me fortaleció. De repente, empecé a ofrecer yo las condolencias. Esa multitud estaba tan lastimada como yo, tan sin consuelo como yo, tan profundamente herida como yo, por lo cual mi condición privilegiada de hija biológica me compulsó a apaciguarla. Ya no sabíamos quién consolaba a quién, entre tantos besos, abrazos, palmadas: ahí también radica la gran obra de un gran hombre. Todos somos sus hijos, todas sus hermanas, todos colegas de trabajo, y de jugar, y de echar al aire lo que más nos enseñó: Salvas de porvenir. Lo recordaremos como pidió: “con alegría”, aunque violemos la otra parte de ese verso (“alguna vez”), porque, bien lo sabemos, será siempre, siempre, siempre.

Julio, 2019.

Patricia Moda dijo...

Que hermosas y conmovedoras palabras.

Antílope dijo...

Ah... nuestra isla... como una hojita arrojada sobre una mar turquesa de risas y lágrimas. Insólita floración de imágenes poéticas elusivas y frontales: intensamente vivas. Arrecife de humedad policromada. La isla multiverso que abraza el corazón.

yamirys valle glez dijo...

muchos ángeles alegres revolotean en esta entrada...Haydee,Santiago,Retamar y Adelaida.....y yo no paro de llorar.....

Antílope dijo...

Algo que no he visto mencionado en una entrada tan sensible es que la depresión es una enfermedad real, muchas veces silenciosa y que puede afectar a cualquier persona. Más aún si se han vivido experiencias difíciles. Saludos.

Víctor Casaus dijo...

querida gente

querida laidi: leo tus palabras estremecedoras a las 2 y 25 am de este martes.

te/les queremos más.

y envío el texto para el boletin electrónico MEMORIA que cerraremos mañana, es decir hoy.

victor

Alzugaray Temas dijo...

Me sumo al homenaje a Haydée, muy pertinentemente evocada por Silvio con este precioso poema, y muy conmovedor todo lo que han escrito otros amigos en este blog.

Aprovecho también para sumarme a los homenajes a Roberto Fernández Retamar que también se han producido aquí. El texto de Laidi me impresionó muchísimo. Reproduzco aquí lo que escribí en su muro de Facebook:

Laidi, me emocionó mucho lo que escribiste sobre tu padre y que Silvio publicó. Creo que una vez más tendría el orgullo de que seas su hija. Mucho temple el tuyo. Un abrazo.

Anónimo dijo...

(final): Hacia las 3 o 4pm los allanamientos avanzaban desde la calle San German;era 30 de julio.Frank habia decidido no resistir en casa de Pujol para proteger a la familia.Salieron a la calle para tratar de burlar el cerco;casi lo habian logrado cuando fueron detenidos.Frank iba con espejuelos oscuros y bigote.Los esbirros en ese momento no lo habian identificado.En ese instante se aproxima el esbirro Randich que habia sido estudiante y deportista;inmediatamente grito: Coronel,este es Frank Pais!.El asesino Salas Cañizares lo golpeo con el fusil e inmediatamente lo ametrallo;seguidamente hicieron lo mismo con Pujol.Frank tenia 36 impactos de bala.No pudieron impedir que decenas de miles de personas los acompañaran hasta el cementerio.Ese dia comenzo una huelga general espontanea, que por varios dias se extendio a otras ciudades.Hoy el esta alli en Santiago,recordado y querido.El es el alma de ese pueblo.Gloria eterna para Frank y todos los caidos.R3

silvio dijo...

Hace mucha falta este periodismo en nuestra tierra:

Carlos Alberto Pérez: Los desastres del Monte Barreto

silvio dijo...

No sé si para risa o para lágrima pero aquí va (me lo manda Kitty)...

Científicos confirman la existencia del alma y aseguran que esta no muere sino que regresa al Universo

Alzugaray Temas dijo...

Recomiendo el artículo que ha enviado Rafael Hernández desde Beijing, refiriéndose a temas políticos de la realidad cubana actual:

http://www.temas.cult.cu/catalejo/sobre-pol-tica-en-la-sociedad-civil-razones-en-torno-cultura-c-vica-moral-y-sentido-com-n

silvio dijo...

El fin de la Tele

arturo dijo...

Ayer vi este vídeoclip, de La Bayamesa, y me pareció hermoso, no solo por la interpretación sino por la atmósfera creada para presentarnos la historia.

La Bayamesa • Eduardo Sosa, Annie Garcés y Luis Franco • Dirección Joseph Ros

silvio dijo...

La administración de la Zona Libre de Colón trató de aplacar el disgusto de los usuarios del puerto franco por la suspensión de la tarjeta de turistas a los cubanos, que les compran anualmente productos por más de 240 millones de dólares.

Administración de Zona Libre de Colón trata de aplacar disgusto de usuarios

Martha Patricia dijo...

Osea que segun el articulo cientifico que confirma la existencia de alma y que esta no muere si no que va al universo y que confirma igualmente que el alma entra atravez de la glandula pineal o epifisis, se podria decir que el alma entra atravez de un estimulo visual.
mi pregunta es? Cuantas almas pueden entrar cada vez que se produce una activaciòn de la melatonina?
Yo porsupuesto me estoy riendo a carcajadas.

Anónimo dijo...

Antilope,el 99.99% de los suicidas sufren de una depresion que es una enfermedad curable.No es el caso de los que se suicidan para no caer en manos de un enemigo que le hara´ cosas horribles;esa es otra historia.R3.

Víctor Casaus dijo...

querida gente /

leer que el alma pertenece/está en/se esconde en los vericuetos del cerebro --tan material(ista) él, y que vuelve al universo supera mi casi inexistente comprensión de las cosas en ese tema.

mejor sigo trabajando, por control remoto, con shaima, la compañera del centro pablo, para cerrar el boletín MEMORIA que debemos enviar mañana por correo.

ah qué tranquilidad da la ignorancia...

Martha Patricia dijo...

Señor Victor no se distraiga con los reflejos de un estimulo visual en tiempos de verano, cuando la intensidad de horas sol aumenta, no sea que la melatonina cause un desequilibrio entre las horas de sueño y vigilia y no lo dejen dormir un par de ojos llenos de almas cuànticas... este articulo ha estimulado mi fantasia y tambien mi serotonina...sigo riendo a carajadas y esta vez junto a ellas se aflorò una làgrima. jajaja...

Jorge Fernández Crespo dijo...

Los humanos tenemos la triste costumbre de conmemorar los fallecimientos, cuando lo más lógico sería celebrar con alegría las fechas de nacimiento que posibilitaron vidas plenas de obras luminosas. Propondría que los artistas cubanos deudores y admiradores de la obra de Haydée Santamaría, le organicen un gran homenaje el próximo 30 de diciembre, manteniendo viva la tradición anual, con especial énfasis en el año de su centenario 2022. Pudiera ser un gran concierto en Casa de las Américas, con la participación de otras manifestaciones artísticas además de la música e invitar personalidades de todos los países de la región a que se sumen.

No quiere esto decir en absoluto que rehusemos meditar e intercambiar criterios sobre las trágicas circunstancias de su muerte y la subsiguiente (deplorable) reacción oficial.

El alma no es totalmente libre cuando elige poner fin prematuro a su tránsito terrenal. El alma que da ese paso tan terrible para sus seres queridos, se encuentra aprisionada y torturada por el dolor físico y/o espiritual. El suicidio no debe provocar rechazo sino la más profunda conmiseración.

Los sistemas autoritarios interpretan el suicidio como un cuestionamiento a la autoridad que debe ser castigado. Las religiones monoteístas no perdonan a quienes deciden escapar al destino prefijado por el ser supremo al que adoran pues ello cuestiona su propia existencia (si es todopoderoso cómo no impidió el suicidio y si el destino era que se suicidara, cómo es posible que un ser supremo sea tan cruel). En el caso de los regímenes políticos, tal vez se castiga la desobediencia a la disciplina partidaria y la constatación de que no se vive en el mejor de los mundos posibles proclamado por esos regímenes, pues se ha elegido abandonarlo a la fuerza. Habría que ver lo que opinan sobre esto los especialistas en el tema.

Doris dijo...

Jajajajaja, Victoriano, la partiste...

Me pasa como a ti, hay temas a los que no les dedico ni una neurona...es que esas disquisiciones me parecen más "perturbaciones" mentales que otra cosa...

Antílope dijo...

Los Registros Akáshicos son una memoria universal de la existencia, similar a un Internet Cósmico, representan un espacio multidimensional dónde se archivan todas las experiencias del alma(...)

Si quisiéramos visualizarlo, podemos imaginarnos una biblioteca, en la que cada alma humana es representada por un libro. Cada hoja de ese libro, representa una vivencia energética, cada capítulo una vida o encarnación. El conjunto de libros forma una biblioteca atemporal, la biblioteca de la humanidad. La cual forma parte del Registro Akáshico planetario, este último del galáctico y por último del universal. Los Registros podrían verse incluso como la conciencia o memoria colectiva cósmica.”

- - - ah qué tranquilidad da la ignorancia :)

Antílope dijo...

Hola René (R3), muy de acuerdo con usted en la diferenciación de las motivaciones aunque no las juzgo. Me encantan sus comentarios. Saludos.

Martha Patricia dijo...

Asesinados por defender los recursos naturales y el medio ambiente. https://www.swissinfo.ch/spa/afp/m%C3%A1s-de-160-activistas-del-medioambiente-fueron-asesinados-en-2018--seg%C3%BAn-ong/45129348

RosaNazar dijo...

Esta entrada es muy estremecedora tocante..triste el recuerdo de Haydeé,la crónica de Laidi sobre su papà,pero cuando leí lo del alma no pude evitar reírme...serà negación?o un acto de soberbia?

silvio dijo...

Félix Sautié Mederos: Un mensaje cuando cumplo 81 años

Luis Ramón dijo...

Buenas tardes Silvio, para el concierto 98 de la gira por los barrios te dejé un libro "Los 12 nacimientos de Miguel Mármol "libro basado en escritos de Eduardo Galeano y Roque Dalton,no se si has tenido tiempo de hojearlo o sigue en lista de espera, abrazos desde El Salvador!!!

silvio dijo...

OVACIÓN:

Zaida Capote Cruz: Calumnia, que algo queda

Anónimo dijo...

Antilope,a mi tambien me gustan sus comentarios,:muy objetivos.La depresion profunda es una de las peores enfermedades.Menos mal que ahora muchos comprenden eso.


Trump refiriendose a un barrio dijo que vivian entre ratas.Le respondieron que era mejor vivir entre ratas que SER UNA RATA... BRILLANTE!!!Señores mas respeto para las ratas;no se merecen esa comparacion.R3.

Patricia Moda dijo...

No sabía q el 28 de julio cumplió Felix Sautier.
¡Feliz cumpleaños 81!

javi dijo...

Tu silueta
Va caminando
Con el alma triste why dormida
Ya la aurora no es nada nuevo
Pa' tus ojos grandes
why pa' tu frente
Ya el cielo why sus estrellas
Se quedaron mudos, lejanos why muertos
Pa' tu mente ajena
Nos hablaron
Una vez, cuando niños
Cuando la vida se muestra entera
Que el futuro, que cuando grande
Ahí murieron ya los momentos
Sembraron así su semilla
why tuvimos miedo, temblamos
why en eso se nos fue la vida
Cada uno aferrado a sus dioses
Producto de toda una historia
Los modelan why los destruyen
why según eso ordenan sus vidas.
En la frente les ponen monedas
En sus largas manos les cuelgan candados,

javi dijo...

Creo que esta canción es muy oportuna...

javi dijo...

Yo creo que esta canción de Luis Eduardo Aute, le encantaria a Haydee.

Enemigo de la guerra
y su reverso, la medalla,
no propuse otra batalla
que librar al corazón
de ponerse cuerpo a tierra
bajo el peso de una historia
que iba a alzar hasta la gloria
el poder de la razón.
Y ahora que ya no hay trincheras
el combate es la escalera
y el que trepe a lo más alto
pondrá a salvo su cabeza
aunque se hunda en el asfalto
la belleza.
Míralos como reptiles,
al acecho de la presa,
negociando en cada mesa
maquillajes de ocasión;
siguen todos los railes
que conduzcan a la cumbre
locos, porque nos deslumbre
su parásita ambición.
Antes iban de profetas
y ahora el éxito es su meta;
mercaderes, traficantes,
más que nausea dan tristeza,
no rozaron ni un instante
la belleza.
Y me hablaron de futuros
fraternales, solidarios,
donde todo lo falsario
acabaría en el pilón.
Y ahora que se cae el muro
ya no somos tan iguales
tanto tienes, tanto vales
¡viva la revolución!
Reivindico el espejismo
de intentar ser uno mismo,
ese viaje hacia la nada
que consiste en la certeza
de encontrar en tu mirada
la belleza.

Esther dijo...

Poema inédito de Eliseo Diego para Haydee, palabras de Laidi agradeciendo y compartiendo a su padre con todos nosotros...es como para renacer. Gracias Silvio por esta posibilidad y por dejarnos ver esa dedicatoria que sabes bien cuánto significó para mi equipo y para mí cdo hicimos el documental "Nuestra Haydée"

Martha Patricia dijo...

Lo que uno se encuentra en internet: Ojos malignos, con Silvio y Vicente Feliu https://www.youtube.com/watch?v=CrdoFE7zsSU

silvio dijo...

Hay una nueva entrada

🌈👽👁️🌎💚DaViDa💚🌎👁️👽🌈 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
silvio dijo...

Estimado David, de nuevo hablas de que no te reconocí aquel día en Potes. Lo lamento mucho; me hablaban muchas personas a la vez, y aunque siempre trato de atender a todos, no siempre lo consigo.

🌈👽👁️🌎💚DaViDa💚🌎👁️👽🌈 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
🌈👽👁️🌎💚DaViDa💚🌎👁️👽🌈 dijo...

Jajajjjaj Gracias Silvio por esta tan particular conversación tan redonda como los 5 números 5 de las horas de publicación.Curioso!!! . Que caprichosa la realidad Y sincrónica a veces como ayer!! O como la compañera que escuchó La Canción Del Elegido A la Vez Que Le Llegó la Entrada.
Gracias Por TODO!!! Lo que moviste en mis microtúbulos toda la vida Silvio!!!...
jjjj Tiene miga la consciencia, más o menos miga? que el misterio de como colaboran las hormigas?..jjj🐜🐜🐜🐜🐜 Ya os comentaré mi impresión sobre lo dicho en el blog de las conciencias que deciden apagar sus sinapsis...y sobre el artículo de materia sesuda inmaterial....CuanTico Hay Que Decir 😬🧐😜🤫
Bueno Al Grano dijo la 🐜, esta Entrada se merece los vídeos docu💛mentados que intento poner como links directos.
Espero que salgan bien y me disculpen si sale mal. Tuve que buscar como hacerlo, supuestamente es así: link text

IMPERDIBLES VIVOS DEL INFINITO

Con Todo El Amor Y Respeto Que Se Merece Roberto Fernández Retamar💛por canaluntref

💎 link text

En Honor a Haydee y por recordatorio del querido Victor Casaus y por cortesía virtual de Rodrigo Riquelme.

🎶Vamos A Caminar Por Casa❤️
link text

🌍América en La Casa🌹Taibo II paraleerenlibertad

<a href="ttps://youtu.be/KNAHEjhPrTc>link text</a>
Un Sincero Abrazo

Glenda Boza Ibarra dijo...

Qué lindo encontrar aquu tantos recuerdos de la familia Santamaría, de Haydée. Ella fue fuego y luz, como bien la describio Retamar. Queda mucho por contar de la familia, queda mucho por decir de Haydée. Estremecedor el comentario de Niurka. Tengo 31 años y quisiera saber más, pero la gente no se atreve a contar sino aquello que es dulce y correcto. Gracias por lo contado aquí, con el permiso de Silvio me llevo este post a mi blog Cartas desde Macondo. Allí Haydée siempre está viva.

F Vladimir Pérez dijo...

Aldo era un hombre serio, de pocas palabras y daba la impresión de ser hosco, sin embargo, era una persona con una capacidad muy grande de escuchar a los demás. Quería mucho a sus hermanas. Revolucionario y fidelista, fue no solo un combatiente de la clandestinidad y la sierra, como sus otros familiares, sino que guardó, entre muy pocos, silencios y secretos de Estado. Era un buen bailador y de vez en cuando “se escapaba” con su hermana Adita a hacerlo. Supo brillar por sus propios méritos y construyó con modestia una fecunda trayectoria, llena de esfuerzos y sacrificios. Como jefe de tropas y marino que fue, educó a sus subordinados en el valor, la modestia y la preocupación por el hombre.

Junto a Ada trabajé en la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales en 1983. Ella se empecinó en hacer que el disco fuera cultura, y desde su Departamento de Diseño trató que cada registro fonográfico estuviera diseñado a la altura de lo que la música cubana significa para el mundo. No solo fue el hada que hizo bailar al Che, o al menos trató que lo intentara en la noche de celebración del primer 31 de diciembre tras el triunfo de la Revolución, fue también el hada madrina de muchos, nos dio cobija y hasta dinero –de su estrecho y modesto peculio-, también comida, cariño y comprensión; sobre todo esto último, sin pedir nada a cambio, incluso ni que la comprendieran y se fue de un cáncer a destiempo. Su casa fue mi casa, nuestra casa. Ayudó a muchos a comprender a la revolución y se enfrentó a los mediocres y a los timoratos siempre, para hacer valer la condición humana, sobre todo la de los más humildes y desposeídos, y la de quienes eran “tocados” por la injusticia.

Aida y Ada, junto a mi madre, mis abuelos y mis hermanos, fueron mis ángeles protectores. Se me están acabando.