viernes, 31 de julio de 2020

Eusebio

Eusebio ya vivía en la eternidad.

Con su partida nos quedamos más huérfanos de mujeres y hombres patriotas y revolucionarios que no sienten ni actúan por esquemas prefabricados, hombres y mujeres de caracteres disímiles, aunque de humanidades coherentes, en quienes las ideas no son pretexto de penitencia (propia y ajena) sino de emancipación y conocimiento.

Lamentablemente cada vez son menos. Conforman una estirpe de la que todas las ortodoxias desconfían. Son vidas que no están signadas por el afán de supremacía sino por el ecumenismo y la inclusión.

Haydee, Aida y Adita, Alfredo, Armando, Eusebio y muchos nombres propios que en sus a veces ignorados frentes no vieron el mundo en blanco y negro sino en tonalidades capaces de nutrir la infinita paleta de la gran causa humana.

Debiéramos pensar en la falta que nos hacen personas como Eusebio. Debiéramos pensar en si estamos formando a mujeres y hombres que den continuidad a su trabajo y al trabajo de otros colosos que se nos han ido. Debiéramos pensar si estamos alentando espíritus rebeldes, indagadores, que peleen su derecho a crear y a servir a su prójimo, como lo hizo Eusebio.

Pensar en eso y actuar en consecuencia es la única forma de hacer en algo reparable una pérdida tan grande. Pensar en eso y actuar en consecuencia es lo único que nos hace dignos de nombrarlo.


Venecia, 1984

209 comentarios:

1 – 200 de 209   Más reciente›   El más reciente»
SARAHI CONCEPCION dijo...

Querido Silvio, hermanos y hermanas cubanos, qué inmensa pérdida. Lo lamento tanto. Les abrazo en solidaridad.

Anónimo dijo...

Soy Mayra. La noticia duele aun cuando se conocía la fragilidad de su salud. Siento que se ha ido un amigo cercano, un ser humano increible que ya nos está haciendo mucha falta.Como en otros casos hace falta que el homenaje trascienda las palabras y que su Habana, nuestra Habana, la de todos los cubanos sea cada día más hermosa, que su obra no se detenga, que bajo su influjo crezca y en especial que crezcan mejores personas.

Emilia dijo...

Así es, gracias Silvio por la entrada.
A Eusebio le voy a agradecer tanto siempre, por lo que hizo, por lo que defendió contra tempestades y pienso que si cada uno de nosotros se apropia de un ápice de su amor y entrega a esta ciudad y a este pais, desde donde lo hizo él adueñándose de conocimientos generadores de nobles obras para el bien común, y poniendo nuestro empeño de agradecidos por lo que nos legó en cada una de nuestras acciones, entonces todo será posible.

Patricia Moda dijo...

Un abrazo inmenso a todo el pueblo cubano! aunq parezca desproporcionado abarcar a todos con mi abrazo, sé cuanto es querido Eusebio Leal.

Lo he admirado desde hace años, desde que lo he conocido. Un hombre a admirar por su gran coherencia con lo que cree. Y su gran trabajo de restauración en La Habana expresa su gran amor x toda ella.

El, con toda certeza, hoy nació en el cielo!, está en Su Gloria, y será inolvidable!

Hoy, hace un rato, leí a Barbarita decir: "Su legado queda, se encargó de enseñar a muchos". No me cabe duda.

Un abrazo inmenso Silvio.

Mariola dijo...

Se va el caballero, a buscarle mejor aspecto al paraíso.

Concédele Señor el descanso
eterno

Y brille para él la luz
perpetua

Que descanse en paz
Amén

💖

Doris dijo...

Silvio, el pecho se oprime...hay pérdidas que son como un puñal clavado.

No nos alcanzará la vida para agradecerle tanto amor, tanto tesón, tanto de Don Quijote al batallar contra los molinos de viento. Su nombre perdurará en la Historia de Cuba, pero sobre todo en los corazones de tantos cubanos que lo amamos y respetamos.

A cuidar su obra y lograr una Habana cada vez más hermosa!!! Ése tiene que ser nuestro homenaje.

Viva Eusebio Leal por siempre!!!!

Armando dijo...

Se nos va el mejor albañil de la historia de este pueblo. Con cal y piedra viva reconstruyó, y con fe y pasión se enfrentó a otras murallas sin piedra.

Te vas Leal a la natura, te quedas Eusebio, para ser fiel a tu recierdo, para lograr lo imposible: que vengan otros como tu.

Rosa Marquetti dijo...

Coincido tanto con este post tuyo, Silvio! Cuánto vamos a lamentar su partida! Siempre sentí a Eusebio como un contrapeso al imperio de la ignorancia, la malevolencia y la chusmería, y más allá de polémicas, como un valladar al olvido de la historia. Aún no sabemos bien cuánto le debemos, cuánto ha dejado de sí en nuestra historia.

Victoria dijo...

“Yo no aspiro a nada, no aspiro ni siquiera a eso que llaman la posteridad; yo no aspiro a nada, yo solo aspiro a haber sido útil. Y le pido perdón a todos aquellos que, a lo largo de la vida, en la búsqueda necesaria de lo que creí mi verdad, pude haber ofendido; y a mis propios errores que cometí con la pasión juvenil en que todo hombre y todo pueblo busca sus propios caminos. Yo creo que al final lo encontré, y que esa luz que veo ahora, ahí, en medio de las tinieblas del ocaso, es finalmente el camino”.

Eusebio Leal

Un minuto de silencio por el.

Pedro Alfaro dijo...

Que lamentable noticia para el pueblo de Cuba y para la Humanidad toda, por el extraordinario trabajo de rescate de la historia arquitectónica de una ciudad que es patrimonio de la Humanidad. 🇨🇺

silvio dijo...

Granma: Falleció Eusebio Leal Spengler, hasta siempre, querido Historiador

Victoria dijo...

Miguel Díaz-Canel:
“Celebremos su maravilloso paso por la vida, demasiado breve para quienes le quisimos por su obra y por sí mismo. Hay que seguir por sobre esas huellas, la paciente e infinita labor de salvar el patrimonio de nuestra Cuba a la que tanto amó y consagró su vida”.

Danieladrian Ceballos dijo...

Mi solidaridad con los cubanos por el fallecimiento de Eusebio Leal.
Hay un articulo aparecido hace unos meses pero que tiene gran actualidad, por eso quiero compartirlo hoy:
Respuesta de Periodista Español Edgar Eddie Ferreyra a la canciller colombiana Claudia Blum.

Cuba es un país sumamente pobre donde el atraso se evidencia en su infraestructuras.
Lo dice la canciller colombiana.Claudia Blum

La respuesta que le dio un periodista español la dejó calladita.

"Ayer durmieron en la calle 200 millones de niños por falta de techo y te aseguro que ninguno es cubano pero muchos son colombianos...

En el mundo existen millones de personas sin cobertura médica y te aseguro que ninguno es cubano y sólo en Colombia hay más de la mitad de la población sin seguro médico y aquellos que lo tienen no son atendidos a un 100%.

En el mundo hay millones de analfabetas y ninguno es cubano, pero si muchos colombianos..

En lo que va corrido de este año han asesinado a líderes sociales en todo en mundo, pero ninguno en el territorio cubano, en Colombia los matan a diario..

Cuba en cultura, deporte, salud y educación son los mejores de la región..
Cuando Colombia pueda superar a Cuba en algún progreso social, ese día puede opinar, mientras tanto mire a su país y reflexione que tan grande es una isla como Cuba 🇨🇺, comparado con Colombia que a pesar que tiene todas las garantías para ser grande, hoy en el mundo no figura como nada bueno..

Hoy son considerados los más corruptos, los más asesinos, los más narcotraficantes, los más ignorantes, tiene la tasa de desempleo más alta de la región, la tasa de asesinatos más grande, y su presidente es un circo rodante regalando estupideces donde quiera que llega...

Amiga canciller le digo esto por que soy periodista español y he tenido la oportunidad de viajar a Cuba, lo mismo que he viajado y trabajado en Colombia..

Y vivir y trabajar en Colombia es todo un desafío para un periodista por por ejercer esta profesión puedes ser asesinado en Colombia en cualquier momento, sólo el año pasado en Colombia asesinaron a 36 periodistas.

En Cuba 🇨🇺 no asesinan a nadie por pensar diferente..
Si Cuba es pobre,Colombia 🇨🇴 sería una miseria delante de cuba ".

Jorge Fernández Crespo dijo...

Fuimos afortunados de ser sus contemporáneos y fue Cuba afortunada de contarlo entre sus hijos. Las generaciones futuras no podrán contener su admiración mezclada con asombro e incredulidad ante los logros del Dr. Leal, bajo las circunstancias extraordinarias en que fueron alcanzados.

Lamentamos su partida pero al mismo tiempo celebramos su fructífera vida.

Dos canciones que estarán siempre indisolublemente ligadas a la memoria del Dr. Leal:

Liuba María Hevia e Ireno García - Andar La Habana

Omara Portuondo - Sábanas Blancas

Orlando Landrove dijo...

Coño que dolor. Que cosa. Siempre he pensado que la oratoria y la sensibilidad en el decir de Eusebio Leal fuera semejante al de Marti.

Eusebio, te ganaste el amor de Cuba. Siempre te recordaremos. Fuiste de los imprescindibles. No adiós, hasta luego.

Kitty dijo...

Silvio, cuánta verdad en esta entrada. Inmenso dolor por la partida de Eusebio. Cuba está de luto. La continuidad a su trabajo será la mejor forma de honrarlo. ¡Eusebio eterno! Descansa en paz.

Sergio dijo...

Una pérdida irreparable, te abrazo Silvio.

Kinka, Clara y Amador, lo mejor para los tres.

La vida es así, qué sé yo.

Luis Ramón dijo...

Ciudad
A Eusebio

Soy una centenaria ciudad
de murallas y puerto.
Soy a diario una nueva verdad,
enterrando a mis muertos.

He soñado, sueño y soñaré
que soy mejor que nunca.
He llorado, lloro y lloraré
si mi ilusión se trunca.

Yo vi tanto llover
y vi tanto escampar,
pero nunca sabré
lo que falta mirar.

Mi mañana tendrá
cierto viejo sabor;
mi mañana será
de placer y dolor.

Soy una luminosa ciudad
en proyecto y en ruinas,
viva piedra de azul claridad
terrenal y marina.

Soy una veterana ciudad,
una sobreviviente
del salitre, del sol, de la edad
y de su propia gente.


(1º de junio 2019)

Lien dijo...

Dicho así... tan bien dicho!... no me atrevo ni a nombrarlo... tengo que educar a mis hijos para eso... tengo que actuar en consecuencia para ser digna de hacerlo...

Él me enseñó como nadie, y como nada, a amar La Habana… a mí, guajira irredenta que a golpe de tanto menosprecio citadino, pagaba idiotamente con la misma moneda… a amarla y a amar andarla… me enseñó a amar la Historia toda, la del mundo, pero sobre todo la de la Cuba más nuestra… me enseñó a amar a nuestros héroes todos… me enseñó a saberlos hombres, a no juzgarlos… me enseñó a amar todavía más a Martí… y todavía más a Fidel… y todavía más a mi bandera… me enseñó lo tremendamente posible que es la búsqueda de lo posible… me enseñó todo lo que se puede hacer desde un simple traje gris y una terca carretilla… y ahora mismo me está enseñando, todavía más, a llorar como se llora a los eternos… y a querer seguirlo… mi amado andariego!… que anda y anda y andará…
………………………………………………………………..

Kinka:

Otro parto en una funeraria!… de seguro un buen augurio!… ese Amador nuestro puede ser promesa de alguien que ame tanto como este ser alado que hoy se nos vuela… te debo, amigo, la sonada alegría que mereces… pero solo la sonada, eh?... porque la alegría está!… (solo tú para darme alegría en este día!)… pero ya será!… deja lamer un poco estas tripas desgarradas de hoy… para tener fuerzas y agarrar la carretilla… te quiero!... beso a Clara!...

sergiojoel dijo...

Silvio:
Mucha tristeza la partida de Eusebio, no se ha ido. Él estará presente por mucho tiempo y se le reconocerá por muchas generaciones de cubanos y gente buena de otros partes del mundo.
Fue Leal, como su nombre a su querida Cuba, a su bandera, a su pueblo, a Raúl, a Fidel. Por eso te recordó en una ocasión “que se moría como vivió”.
También te fue fiel.
Defendió como nadie su Cuba y su Revolución en cualquier escenario. Tuve la inmensa suerte de estar junto a él en algunos escenarios foráneos y se enfrentó a todos los que quisieran que hablara algo contra Cuba, Fidel o la Revolución.
Para su hijo Carlos Manuel y los otros mis condolencias.
Saludos
Sergio
Mucha tristeza la partida de Eusebio, no se ha ido, estar
Saludos
Sergio

frank Dubrocq dijo...

Hoy pierde Cuba uno de sus mas amados hijos y uno de los que tambien mas la amo.

Patricia Moda dijo...

Iberoamérica de luto: murió el historiador de La Habana, Eusebio Leal

"El legado del doctor en Ciencias Históricas y maestro en Ciencias Arqueológicas es tal que, al decir de la poetisa Fina García Marruz, cuando lo olviden los hombres, todavía lo recordarán las piedras."

"El gran poeta, narrador, ensayista y crítico cubano Cintio Vitier consideró a Leal un recreador del poema de todos los tiempos de La Habana Vieja."

Rolando dijo...

Eusebio fue alguien que crei inmortal, siempre pense’ que estaria ahi,toda la vida protegiendo a La Habana. Hoy descubri amargamente que no.
La Habana quedo’ huerfana.

Lien dijo...

Eusebio Leal: Patria y fe han sido mi divisa personal.

Entrevista con Amaury Pérez en al Program con dos que se quieran)

http://www.cubadebate.cu/especiales/2010/11/09/eusebio-leal-patria-y-fe-han-sido-mi-divisa-personal/

Orlando Landrove dijo...

Hace como 2 años leí en el Juventud Rebelde una pregunta a Eusebio Leal sobre cuáles libros recuerda y aconseja leer. Él respondió que , en esta etapa de su vida, sitúa a Memorias de Adriano y a Bomarzo como 2 libros cercanos a su persona.

Por supuesto que los devoré, como si un maestro me lo ordenara.

Ah Eusebio , como extrañaremos tu fuerza y energía al decir, y más aún, al hacer.

Carmina dijo...

Dejo constancia de mi sentimiento por la partida del Dr. Eusebio Leal.

Silvio, tú lo has expresado maravillosamente, no hay nada que pueda añadir sino que es una presencia que ilumina. Ya vivía en la eternidad, efectivamente.

Carmina dijo...

¡Fuerza Kinka, Clara y pequeño Amador bienvenido!

Jorge Luis Martinez Alejandre dijo...

Gloria Eterna a Eusebio Leal,de los imprescindible, se extrañara mucho, Cuba está triste.

E.P.D

Alfredo dijo...

Me siento verdaderamente triste. Eusebio para mí era el amor en su máxima expresión. Su legado quedará para siempre entre nosotros.

silvio dijo...

Correo de Julio Carranza:

Amigos:
Triste y dura noticia! ha fallecido Eusebio Leal, un grande de Cuba y de America.
Es un vacío muy difícil de llenar, ojalá se imponga la inteligencia y la
voluntad para continuar su obra. Con la muerte de Eusebio el país pierde muchas cosas, el era garantía de lucidez, de moderación, de firmeza, de constancia.
Cada uno de los que estuvo cerca de él recordará en este momento muchas cosas, sobre todos sus más cercanos colaboradores entre los qué hay personas brillantes y excelentes que el mismo formó, en ellos está la garantía de la continuidad.
A mi también vienen ahora recuerdos, anécdotas, frases que me dijo en las diversas ocasiones que tuve la oportunidad de dialogar con él, siempre mil temas sobre la “mesa” y siempre su lucidez!
Hace algún tiempo me llamó por teléfono para hablarme de un apoyo que yo le había pedido, en su muy característico modo de decir y con su habitual humildad, a pesar de su grandeza, me dijo “yo cumplí, ahora me dices si sirvió para algo”!
Hasta las piedras de La Habana deben estar conmovidas y tristes hoy.
Abrazo y solidaridad a todos sus hijos, familiares y colegas, a todos los compañer@s de la Oficina del Historiador, por favor continúen adelante, La Habana sigue ahí!
Abrazo a todos
Julio Carranza

silvio dijo...

Correo de Juan Triana a Carranza:

Así es. Habrá que llamarle San Esubio de la Habana

pablin dijo...

Una enorme pérdida para nuestra América. Un gran historiador; abierto y generoso.En 2013 le solicitamos apoyo y asesoría para la recuperación de los patrimonios en Ecuador. No dudó un solo instante y nos envió a su equipo. Nos deja un enorme legado y, sobre todo, un profundo amor por nuestros Centros históricos!!!
Desde Quito un Gracias de todo corazón Historiador de la ciudad!

Patricia Moda dijo...

Una aclaración muy importante sobre lo que dijo de él, Fina García Marruz: "cuando lo olviden los hombres, todavía lo recordarán las piedras."

Hace una sutil referencia al Evangelio (tan querido por Eusebio), cuando Jesús dijo: "si estos callan, gritarán las piedras".

Eusebio por siempre!

Jorge Fernández Crespo dijo...

Mi anécdota, inolvidable para mí, de cuando tuve la oportunidad de conocer al Dr. Leal personalmente hace ya más de 20 años:

Recibió en su oficina a unos potenciales donantes extranjeros para sus proyectos, a quienes yo acompañaba en la visita. Cuando hice la presentación del Dr. Leal, mi efusividad en la descripción de su labor provocó que él se ruborizara y dijo entonces que mi entusiasmo me hacía exagerar pues él solo trataba de cumplir sus funciones de la mejor manera posible. Al término del encuentro, como me despedí de último, estrechándome la mano, me elogió por contribuir en la promoción de la búsqueda de fondos para las obras de restauración, y al final, en voz muy baja de manera que nadie más lo escuchase, me agradeció las palabras que le dediqué en la presentación, con una humildad y una modestia que me impresionaron y quedaron marcadas para siempre en mi memoria como un ejemplo a seguir.

Doris dijo...

Leal al tiempo

(Polito Ibáñez)

Vuelven los martillos neumáticos sobre la ciudad
Un cigarrillo encendido dibuja la silueta de un hombre
Que el destino volverá metal
Es hombre, sueño, viejo, niño
La Habana es su carrusel
en donde giran los misterios
De un ciudad que desnuda el esqueleto cada amanecer
Y sueña campanas, portales con alas y alza los brazos divinos
Al sol que saca a la luz viejas cicatrices
De muros y adoquines que al final son como espejos
Huellas, reflejos de un sentimiento
Leal al tiempo

Rolando dijo...

Los que puedan hacerlo, “bajen” el documental de Luis Alberto Garcia Leal al Tiempo.
El tema final homenaje lo cantan Polito Ibanez y Omara Portuondo.

Orlando Landrove dijo...

Quisiera descargar la entrevista , no sé si la última, de enero de este año cuando habla de Marti, del periodista Wilmer Rodríguez.

Cualquier entrevista a Eusebio es algo tremendo. Pero esta en particular, quizás por ser la última oficial, por la manera en que narra la muerte de Martí, cala fuerte.

Lo único que he encontrado es solo el principio, por favor,si alguien la tiene lo agradecería mucho, cualquier información, yo pagaré.

https://m.youtube.com/watch?v=GEkI2QFOXaI

Viejo dijo...

No deja uno de sentir algún temor -en estos días- al abrir los correos, o revisar los mensajes de teléfono, o desplegar las notas principales de los diarios…. De alguna manera hay una noticia inesperada o terrible o maldita., Hoy se dio una de esas….. pero sumadas las 3.

La H de Habana, esa que no se nombra pero que se sabe, se siente, deleita y marca… es el acento del mar que en cada ida y venida deja el nombre de Eusebio en la arena…. Vida Eterna y Bendiciones…

Cuídate Silvio….

Cuidémonos …….hacerlo es una forma de sumar para adelante…

Andrés Perdomo Guache dijo...

Se marcha, y sin embargo, siempre estará presente, Eusebio, uno de los imprescindibles.
La Habana sin él no será la misma.

Jorge Fernández Crespo dijo...

Leal al tiempo

Documental sobre la obra de restauración de la Habana Vieja y la personalidad de su director, el Dr. Eusebio Leal

Patricia Moda dijo...

Eusebio Leal: "Yo solo aspiro a haber sido útil"

Doris dijo...

Rolando, yo tengo ese documental y lo he visto un sinnúmero de veces. Hermoso!!! El tema es la canción que puse a las 14 : 13, de Polito Ibáñez.

Les confieso que pocas personalidades han dejado en mí una huella tan profunda como Eusebio Leal. Es por eso que todavía no lo metabolizo. No concibo que nunca más se verá su figura caminar por los empedrados de su Habana vieja ni escucharemos su verbo vibrante y esclarecedor. Eusebio forma parte de nuestra cubanía, de una manera espontánea.

No hay palabras para describir cómo me siento...

Patricia Moda dijo...

Aquí está el documental del que habla Rolando.

Lo estoy ahora viendo, y es realmente muy bueno: Leal al tiempo

Doris dijo...

Mis anécdotas con Eusebio son 2: la primera cuando en 1983 fui su alumna en el Curso de Restauración de la Habana Vieja. No habían conenzado las obras. Estuvimos 3 meses, cada miércoles a las 5 de la tarde, recorriendo junto a él la futura Habana restaurada. Y su verbo mágico nos hizo imaginarnos el futuro, que después vimos materializado.

Y la segunda, más reciente, en 2013, en la Calle de Madera. Recién habían salido a la luz las corruptelas de Habaguanex y los malintencionados pretendieron manchar su nombre. Ese día en una presentación de un libro, que ahora no recuerdo, se le hizo un homenaje de desagravio. Me acerqué al final y estrechando su mano le dije: Doctor, el pueblo de Cuba confía en usted!! Me sonrió tenuemente y me saludó con la cabeza.

Nunca lo olvidaré...

Anónimo dijo...

Un dia,cuando ya mi hermano Guillermo tenia muchas dificultades para caminar,llegue'a su casa y estaba en un sillón de ruedas;le pre gunte' dónde lo había obtenido y me dijo:"me lo mando' Eusebio".
Los seres humanos son amados por su obra espiritual y material.A Leal son muchos los que lo quieren.R3.

Luis Ramón dijo...

"La Habana es un estado de ánimo "
Eusebio Leal.
Hace 3 años un día como hoy llegué por primera vez a La Habana, cuanta verdad en esas palabras.

Luna dijo...

Abrazo a todos, porque, no es buena la noche.
Que dolor tan grande,es un hecho muy triste, para la esencia misma de la cubanía,de nuestra cultura de nuestro sentir .En qué momento tan difícil!!!!!.
Es un dolor tan grande que nos enriquece para siempre.
A su familia, nuestro acompañamiento.



Doris dijo...

Ahora mismo, entre lágrimas, la actriz Corina Mestre ha declamado este poema, que dedicó a Eusebio:

Si no existieras...

Fayad Jamís


Qué sería de mí si no existieras,

Mi ciudad de La Habana.

Si no existieras, mi ciudad de sueño

En claridad y espuma edificada,

Qué sería de mí sin tus portales,

Tus columnas, tus besos, tus ventanas.

Cuando erré por el mundo ibas conmigo,

Eras una canción en mi garganta,

Un poco de tu azul en mi camisa,

Un amuleto contra la nostalgia.

Y ahora te camino toda entera,

Te vivo toda hasta la madrugada,

Soy el viento en tus parques y rincones,

Soy el sol que te acaricia el alma.

Ciudad de mis amores en el polvo,

Bella ciudad de podredumbre y alas,

En ti nací realmente un mes de enero

Cuando golpeó en tu pecho la esperanza.

Si viví un gran amor fue entre tus calles,

Si vivo un gran amor tiene tu cara,

Ciudad de los amores de mi vida,

Mi mujer para siempre sin distancia.

Si no existieras yo te inventaría,

Mi ciudad de La Habana.

Patricia Moda dijo...

"Cuando el trabajo se forma creación es una obra de arte". Eusebio Leal

Alba Peralta Martín dijo...

Eusebio, querido por siempre, tu cuerpo descansa en paz, pero tu espíritu seguirá iluminando nuestra ciudad y nuestra historia.
Seguirás siendo el ejemplo vivo de que todo es posible cuando se ama y se persevera.
Mis más sentidas condolencias.

Sender Escobar dijo...

Mi pequeño homenaje:

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=3126990580725826&id=100002447451323

Oleg dijo...

El mejor homenaje será continuar su obra. Gloria eterna a Eusebio!.

Martica dijo...

Recuerdo la primera vez que lo escuché allá por el año 82 en un domingo de la cultura universitaria, en el teatro de la facultad de Historia del Arte... No he parado de admirarlo desde entonces... qué tristeza!!!

Giordan Rodriguz dijo...

Cuba tiene un prócer de la belleza, y de la decencia.

“Yo no aspiro a nada, no aspiro ni siquiera a eso que llaman la posteridad; yo no aspiro a nada, yo solo aspiro a haber sido útil. Y le pido perdón a todos aquellos que, a lo largo de la vida, en la búsqueda necesaria de lo que creí mi verdad, pude haber ofendido; y a mis propios errores que cometí con la pasión juvenil en que todo hombre y todo pueblo busca sus propios caminos. Yo creo que al final lo encontré, y que esa luz que veo ahora, ahí, en medio de las tinieblas del ocaso, es finalmente el camino".

Eusebio Leal. Octubre 2019.

Armando dijo...

Recordemos a Eusebio vivo. En un documental en multivisión Amaury Perez hace una anécdota con el presente y cuenta que un día le dijo: " Como es eso que a ti te gustan las jovenes, debían gustarte las viejas para poder restaurarlas. Y dice Amaury que le respondió : "es que yo prefiero dar compota que dar fricciones".

Recordemos a Eusebio en sus alegrías, en sus batallas ganadas , en sus victorias . Eso ayudará a enfrentar el futuro con optimismo. Hace unos años el dijo que había visto una lucecita al final del túnel. Agrandar la lucecita es muestro deber.

Anónimo dijo...

Acompañando el dolor de Cuba y de América toda. Un fuerte abrazo solidario.

Norma trv dijo...

A otro padre, Eusebio.
Fragmento de "Yugo y Estrella". José Martí.

"El que la estrella sin temor se ciñe,
Como que crea, crece!
Cuando al mundo
De su copa el licor vació ya el vivo:
Cuando, para manjar de la sangrienta
Fiesta humana, sacó contento y grave
Su propio corazón: cuando a los vientos
De Norte y Sur virtió su voz sagrada,–
La estrella como un manto, en luz lo envuelve,
Se enciende, como a fiesta, el aire claro,
Y el vivo que a vivir no tuvo miedo,
Se oye que un paso más sube en la sombra!"

alina dijo...

A paso lento caminaré la ceiba sin ti,para determe en tu eterno recuerdo.Cuba te cantará siempre ¡Cómo duelen las idas!

sllanusa dijo...

Escribo en nombre del proyecto comunitario Cuenta conmigo, integrado por jóvenes con capacidades diferentes, sus familias, profesores y amigos, para expresar nuestro inmenso pesar por tan sensible pérdida.

Eusebio ha estado siempre al servicio de Cuba, con su entrega, amor sin límites y la coherencia de su pensamiento y acción.

Queda su obra monumental, al servicio de todos los cubanos y para disfrute de todos, su certera guía, su confianza y su lucha por compartir la virtud de todo un pueblo.

reymc dijo...

Quedan tan pocos como él.. tienes razón Silvio: Ojalá la tierra que lo vio nacer siga pariendo gigantes así de lo contrario no se que haremos. Desde conque quiera que estés ojalá nos sigas alentando

Alejandro Fernández Costa dijo...

Perdonen la confesión.Cada vez que veía a Eusebio Leal hablar,veía a José Martí.Siempre tuve la idea de que Martí tenía la misma elocuencia,la misma sabiduría,el mismo patriotismo que Eusebio.Perdón.Desde Puerto Rico un cubano también llora.

Pedro Urra dijo...

Eusebio resume lo mejor de lo que hemos podido ser los cubanos de estos tiempos. El sintetiza a la nación en su encrucijada y sigue siendo inspiración y esperanza. Nos hace mucha falta y nos abre una profunda hendidura en el alma su partida. No vamos a dejar que nos lo beatifiquen. No queremos que nos lo saquen de las calles y de los solares más humildes, ni de los palacios, ni de las catedrales, ni que nos lo alejen de las mujeres más hermosas. Lo vamos a llevar, cada cual a su manera, en algún lugar de nuestros cuerpos enteros y nos dará las llaves de nuestros reencuentros y nuestras utopías. Nos va a ayudar a dibujar la Patria que queremos y el mundo que nos merecemos. Con él, recitando héroes que vivieron y que van a vivir, vamos a lidiar con nuestros miedos y vamos a luchar por su sueño de que la belleza es un derecho que merecemos todos.

Camilo Pérez Casal dijo...

Leal a la obra

por Camilo Pérez Casal

“El arte de la restauración consiste en saber respetar el paso del tiempo en sucesivas etapas que pueden haber dejado huellas de valor, aquellas que conservan la identidad o la personalidad de los edificios y de las cosas”, cita Ignacio Ramonet de cuanto le explicaba Eusebio Leal en una de sus visitas al Centro Histórico de La Habana. “Fue necesario luchar para convencer y persuadir, motivar e inspirar a nuestros conciudadanos con la idea de que, entre la apretada y difícil prioridad de nuestras necesidades, la salvación del patrimonio, base de la espiritualidad de la nación cubana, resultaba indispensable. Porque no solo hay que luchar por el pan, tenemos que hacerlo también por la belleza”.

La obra de Eusebio Leal tiene dignidad propia. Bajo el principio de realizar todo sin vender el patrimonio, es fruto de la voluntad en medio de la adversa escasez. Es resultado del orden restituido y el ambiente saneado, de manifiestos y positivos cambios en la calidad de vida de muchos, de reivindicados oficios, de la creación de miles de puestos de trabajo para los pobladores de La Habana Vieja. Es obra que hoy crece con el empeño de jóvenes vitraleros, herreros, macilleros, ebanistas, carpinteros y marqueteadores, restauradores, dibujantes, arquitectos, urbanistas y sociólogos. Sobre ruinas, obra alzada en el alma de los hombres. Como en un calidoscopio, allí se amalgaman cultores de la música antigua, clásica y lírica, con grupos de danza y teatro para niños; los pintores, escultores, ceramistas y artesanos con los juglares, teatreros, saltimbanquis y titiriteros; los joyeros, alquimistas y boticarios con organistas, frailes, bordadoras y cartománticas; árabes y latinistas; judíos, eslavistas, africanistas y arqueólogos; etnólogos y orientalistas.

El criollo ángel de la jiribilla custodia y sobrevuela los predios de la ciudad ya sin murallas. El barrio de San Isidro lo prueba. Por doquier resurgen, se restituyen escuelas, bibliotecas, cinematógrafos, archivos, perfumerías, aulas-museo, círculos infantiles, iglesias, policlínicas, casa de maternidad, centro para alivio y enaltecimiento de los discapacitados y sus familias; el permanente actuar de programas que garantizan la atención y desarrollo de la tercera edad, con meriendas, medicamentos, revisión óptica y fisioterapia incluidos. Obra también de la Revolución, con el peculiar acierto del cuidado en los detalles, del gusto por lo sobrio, del acento en la persona. El Convento de Belén lo prueba.

La obra tiene voz en sus disímiles publicaciones, catálogos, libros y ediciones, en sus medios de comunicación, a la que se une la de calificados expertos.

El arquitecto francés Jean Nouvel dice a quien quiera escucharlo, como aparece en un reporte de AFP de su visita a La Habana: “Se ha restaurado la ciudad con sus habitantes en el interior, y esto no es lo que sucede en la mayoría de las ciudades europeas”, descubriendo una urbe más viva que nunca, rayando casi en la inmortalidad. El proceso de transformación del Malecón de La Habana lo prueba.

Camilo Pérez Casal dijo...

Eusebio Leal busca cimentar normas y caminos que hagan irrevocable la obra de su vida y erige entonces el Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, consagrado a dar solución a problemas: crear un plan urbano afín a las exigencias de la vida moderna y la protección del patrimonio tangible e intangible; lograr la incorporación de los pobladores a la gestión de rescate, preservación y divulgación del patrimonio cultural. San Gerónimo irradiará la experiencia y replicará los resultados.

La obra restauradora y social de la Oficina del Historiador ha estado acompañada por la palabra de Eusebio. Ella nos llega en lo más hondo. Nos hará compañía como lo que es: agradecido testimonio de millones, representación del privilegio de la gracia de tenerle cerca y en familia en los tiempos de Fidel.

Que al visionario que es “esclavo de deberes infinito” se le cumplan todos sus buenos sueños. Que sea feliz y que con su felicidad contagie al mundo. Pues bien vale esa inundación a La Habana.

[publicado a propósito de la presentación en el Cine Charles Chaplin de Leal al tiempo (México / Dir. Luis Alberto García / 52 min. / 2007); Diario del Festival (Publicación oficial 29 Festival del Nuevo Cine Latinoamericano), No. 10, jueves 13 de diciembre de 2007.]

Emilia dijo...

No conozco ni al que escribió tan sentidas palabras no a la persona que lo publicó pero se me antoja hermoso homenaje que vale la pena compartir en este espacio.
https://www.facebook.com/100003800633880/posts/2047030512100283/?sfnsn=mo

yamirys valle glez dijo...

Los últimos minutos de luz en la Habana... se despide con lluvia... fresca y triste por Eusebio.

Rubén dijo...

Hoy al abrir mi Pc en el sitio Cubadebate la noticia, Ha muerto Eusebio Leal, que dolor sentí,alguien muy allegado nos dejaba, el maestro, el que ha muchos enseñó a amar la historia de su Pais, ciudad, barrio, calle, la verdadera aunque a veces dura verdad, descansa en paz, Maestro, como dijera Fina Garcia , quiza te olviden los hombres pero no las piedras.

la Tucu dijo...

Amigos cubanos: no alcanzan las palabras, mucho dolor que comparto....realmente como hacer para que no se pierda todo lo hecho? crear la escuela de oficios que permitió esa obra maravillosa, todo, todo lo que pensó fue una obra de amor. Entiendo tu sentir Silvio, dolor por la partida de los que hacen mejor la ciudad, el país, la vida, la humanidad....y preocupación por si se está sembrando semillas, para generar seres así, capaces de mirar al otro. Un abrazo a todos, día triste.

Vamos KInka, Clara y Amador!! felicidades

silvio dijo...

Humberto Miranda y Lorenzo: Requiem por Don Eusebio de La Habana. El terror de los molinos de vientos

Julio S dijo...

Pedro Urra dice lo que quisiera haber dicho

Victoria dijo...


Diario El País: Muere Eusebio Leal, el historiador que salvó el Centro Histórico de La Habana.
LA OBRA DE LEAL

Patricia Moda dijo...

Ese título del Requiem...El terror de los molinos de vientos, me recuerda la entrevista de Amaury a Eusebio en Con dos que se quieran.
Amaury le pregunta con quien se identifica si con el Quijote o con Ulises?, y Eusebio le dice "siempre Ulises", y ahora Itaca está más cerca.

Rojo ciudadano dijo...

En pleno periodo especial Eusebio llegó a la Universidad Central de las Villas. Quiso visitar la increíble Colección Coronado que se encuentra en la biblioteca de esa universidad. El acceso a ese lugar es limitado pero la dirección UJC me dijo que lo atendiera y subí con él y tres personas. Pidió "las fotos de los mambises" y me sorprendió como era capaz de identificar a cada uno por su nombre. Téngase en cuenta que no hablo de los grandes héroes popularmente conocidos sino que lo hacía con hombres comunes que aparecían en harapos y con sombreros desgastados posando al lado de sus caballos. Los mencionaba uno por uno. En ocasiones le decía al responsable del lugar: "Cuiden esa foto que es en la única en la que fulano y fulano salen juntos". Yo tenía 20 años y su sabiduría me impactó.

Antílope dijo...

“La Muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida” ~ Que en la gloria esté ☆ Eusebio Leal ☆ un hombre apasionado, un titán de los que aman y construyen. Que su memoria guarde e ilumine el presente y el futuro de nuestra historia.

andrey gk dijo...

Saludos luctuosos. La Habana llora como madre y padre que han perdido a un hijo iluminado. Eusebio entendió su destino y le fue cabalmente Leal, más que historiador de la ciudad se convirtió en Restaurador de ella. De que servía conocer y amar la ciudad y verla morir derrumbada y desmemoriada. Batalló contra la ruina material y social desde la fe a toda prueba, la verguenza, la honestidad, la perseverancia estoica y el patriotismo irrenunciable e incustionable. No puedo ni imaginar cúanto habrá tenido que enfrentar y soportar en ese empeño. Lo veía como la medicina o el antídoto contra un mal que se ha ido apoderando de Cuba, pero una sola vida no basta para sanarlo todo, se merecía varias y con opción de clonación. Con un dominio total de la oratoria no vivió de la palabra sino para su obra. Debe haber sido para algunos la arena en los ojos y la espina en la garganta (los mismos que ya saben) Muchas veces pienso que hubiera sido la ciudad sin él. Que vida tan útil.

Sender Escobar dijo...

Rojocitizen... Increíble la sabiduría de Eusebio.

Kinka y Clara ¡Felicidades! Y buena ventura en esta nueva travesía

sergiojoel dijo...

Silvio:
Eusebio, un hombre de muchos detalles (I)
Eusebio no solamente me impresionó por su elocuencia, su cultura, su verbo, su patriotismo, su modestia, su amor por la belleza y el buen gusto, su entrega a un proyecto, su FIDELidad, adjetivos suficientes para que sea merecedor de los mayores honores, aunque él no los buscara, ni trabajara para ello, me impresionó además por ser un hombre de detalles, de muchos detalles y agradecido.
-En 1989/1990 visita Perú e imparte una conferencia en el teatro de la embajada en Lima y los participantes quedaron asombrados por los profundos conocimientos que tenía Eusebio de toda la ciudad de Lima, algunos peruanos llegaron a que sabía mas de Lima que los propios peruanos.
Luego fue a un canal de Televisión en un horario estelar y allí el periodista César Hildebrand, muy conocido y que coqueteaba con la izquierda, pero… le hizo varias un tanto moletas y Eusebio como buen polemista rebatió con argumentos sólidos todo lo que se le preguntaba y al final reto a Cesar Hildebrand a que visitara Cuba para que viera con sus propios ojos la realidad de nuestro país, este periodista no pudo lograr su objetivo con Eusebio.
Al otro día le levamos a una entrevista con un periodista conocido del diario La República donde también se refirió a todo el trabajo de restauración que realizaba en La Habana y sobre otros temas. Nos agradeció igualmente la atención le brindamos.
-En uno de sus viajes a República Dominicana en 1998 durante una de las visitas de Fidel, Eusebio estaba interesado en el tema de Cayo Confite, teníamos un amigo, casado con una cubana, que pienso que tal vez era el único sobreviviente de esa expedición y nos dio las gracias ponerlo en contacto con esa persona.
-Luego en el 2000 visita de nuevo Santo Domingo y al finalizar su viaje lo llevamos hasta el aeropuerto Las Américas para su regreso a Cuba, dos días después para sorpresa nuestra recibimos un mensaje personal con nombre y apellido de Eusebio donde nos expresaba el agradecimiento por la atención y por su traslado al aeropuerto. Esto para nosotros tuvo un significado tremendo, no todos hacen eso, diríamos que es una excepción tener detalles como ese.
-En el 2005/2006 visita Guatemala y en encuentro en la embajada nos saluda y nota que mi esposa y yo teníamos una gorra, especie bolchevique, para protegernos del frio, se nos queda mirando y observamos que le gustaba, al rato antes de despedirse procedimos a entregarle uno y lo digo con toda sinceridad como un niño la recibió, diciendo que la usaría .
Sigue
Saludos
Sergio


sergiojoel dijo...

Silvio:
Eusebio (II)
-Unos 12 años más tarde realiza una visita a Londres invitado por el Colegio de Arquitecto donde se realizaba una conferencia de especialistas de varios países y Eusebio era uno de los principales invitados. Coincidió su conferencia con el 250 aniversario de la Toma de La Habana por los Ingleses, antes de ir al teatro donde se desarrollaría su conferencia buscamos información sobre ese hecho histórico y en cuanto entramos al local y nos saludamos le hago entrega del material que llevaba, lo recibió con mucho interés y se puso a leerlo.
-Minutos después comenzó su conferencia y para mi sorpresa lo primero que hizo fue recordar ese hecho histórico y le dijo a modo de broma a los presentes, la mayoría ingleses, si no hubieran cambiado Cuba por La Florida, tal vez hoy en vez de español estuviéramos hablando inglés, de mas esta decir que el auditorio del teatro en pleno quedó asombrado y como hipnotizado por su conferencia que verso sobre la restauración de su querida Habana, los presentes lo homenajearon y premiaron con un fuerte abrazo.
Poco después regreso a La Habana. Me tome el atrevimiento de hacer una especie de crónica o relato de lo ocurrido en el teatro y se lo envié a su oficina en La Habana mi único interés era que la conferencia no se olvidara y quedara en el registro de sus actividades en la Oficina del Historiador.
Pasaron varios días sin saber si el correo le había llegado y cuando menos lo esperábamos me llegó un correo personal del propio Eusebio donde nos daba las gracias por el reporte que le hicimos, con palabras que no merecíamos y explicándonos que no nos había contestado antes porque por esos días había estado algo enfermo. Algo que sabíamos, pues su hijo Carlos Manuel y uno de mis hijos son muy amigos.
Le comenté también que como a Cuba lo visitaban muchos ingleses tal vez fuera una buena idea crear una Casa del Té en La Habana Vieja y que dada la tradición inglesa de tomar té podría convertirse en un lugar de encuentro o visita de los ingleses que visitaran La Habana, como un interés turístico más y que quizás se podría hasta pensar en pensar en un Ruta y Andares sobre el paso de los ingleses por la Habana, ya que eso era parte de la historia.
Me respondió que tendría en cuenta lo que le proponíamos, no sé si lo hizo por respeto o educación, pero al menos se pronunció sobre la propuesta.
Eusebio además de todas esas cualidades que lo caracterizaron, el ser un hombre de detalles, de muchos detalles y agradecido también lo hace grande querido y respetado.
Saludos
Sergio



Juglar Rojo dijo...

Queridos Silvio y herman@s cubanos

Cuánto lo lamento. Lamento profundamente la partida de don don Eusebio.

Mi abrazo fuerte para toda Cuba

sergiojoel dijo...

Silvio:
Silvio:
El lugar exacto donde Eusebio impartió la conferencia magistral fue en el Real Colegio de Arquitectos del Reino Unido, el 9 de noviembre de 2011.
Saludos
Sergio

María de los Angeles dijo...

Qué profunda pena la partida de Eusebio ,seamos leales a él

Jorgebraulio dijo...

En esta "sencilla anécdota" de mi colega Pedro Fuentes Dupotey se transparenta la grandeza de Eusebio Leal...

***
Mi minúsculo tributo a Eusebio Leal.

Los hombres que siembran fe.

Hay hombres grandes por sus valores intelectuales. Los hay por sus hechos y su dedicación a sus empeños. También están aquellos que por sus diversas aristas trascienden sus fronteras y se ganan el reconocimiento internacional. Cuando todas esas condiciones se reúnen en un hombre surgen los imprescindibles. Eusebio Leal era de esos inolvidables imprescindibles.

Hoy yo quiero referirme a una sencilla anécdota que guardaré en mi memoria y evidencia el carácter de ese gran hombre que fue. Mis dos hijas menores son gemelas, que cuando cursaban el 5to grado, su maestra Cecilia formó varios equipos para tratar temas de Historia de Cuba. Al grupo de las gemelas les tocó un tema que debían investigar en el Castillo de la Fuerza. La madre de la niña jefa del grupo nos pidió permiso para llevar a las gemelas a realizar el trabajo y allá fueron. Al llegar se encontraron que este estaba cerrado por reparaciones y no se podía acceder al museo. Mientras conversaban con la portera se presentó Eusebio, que casualmente pasaba por allí y se interesó en qué sucedía. Le explicaron y entonces él les brindó explicaciones de por qué estaba cerrado el museo, qué reparaciones debían realizarse y sus causas y otros varios detalles, en medio de una conversación amena, didáctica y bastante paternal. Finalmente les preguntó la causa de su necesidad de visitar el museo, según habían dicho las niñas. Y enterado de sus objetivos les prometió que, aunque el museo estaba cerrado, él personalmente iba a responderle por carta sus preguntas y darle los datos que necesitaban. Días después y para sorpresa de algunos que creyeron imposible que Leal se ocupara de ese pequeño detalle en medio de todas las grandes responsabilidades que debía atender, llegó por el correo la carta prometida, dirigida a aquellas tres niñas desconocidas. No les indicó donde buscar los datos, no las dirigió a otras personas, les contestó él, de su puño y letra, con el mayor cariño y pidiéndoles disculpas por estar el museo cerrado. Aquello me conmovió verdaderamente y demostró que hay hombres grandes que no se regodean en su grandeza. Con la mayor sencillez demuestran la importancia del cumplimiento de las promesas realizadas, de la palabra dada, de lo que consideran su deber. Esos Para mí, Eusebio es de esos grandes hombres imprescindibles que, además de todos los atributos que los colman, con los propios hechos de su vida, siembran confianza, siembran sentido del deber. Siembran fe.

Norma trv dijo...

Humberto Miranda y Lorenzo, así fue, así es. Tan doloroso como cierto.

Víctor Casaus dijo...

PARA EUSEBIO, SIEMPRE

Estas palabras para Eusebio fueron escritas hace mucho tiempo: en diciembre de 1999.

Hoy valen tanto o más que entonces.

Aquí están para la memoria de mañana.

No las olvidemos.



El Centro Cultural
Pablo de la Torriente Brau otorga el Premio Pablo
al Dr. Eusebio Leal Spengler

porque es capaz de descubrir la maravilla de la cultura entre las piedras en ruina

porque tiene la capacidad para organizar la reconstrucción de esas memorias dormidas

porque ha tenido fe en la gente que las habita

porque nos demuestra, andando La Habana, que el trabajo cotidiano es un territorio indispensable para la utopía

Dado con respeto y amor,
en la Habana Vieja, Ciudad de La Habana, Cuba,
a los 13 días del mes de diciembre de 1999


juan miguel dijo...

Lo siento mucho. Grande y necesario. Casa vez que mire la Habana seguiré sintiendo a Eusebio

Víctor Casaus dijo...

APUNTES PARA LA ENTREGA DE UN PREMIO

Ahora, en la búsqueda digital zigzagueante, aparece una y otra vez el nombre del amigo querido. Cómo iba a ser de otra manera, si pertenecen a las espirales coincidentes, a los esfuerzos compartidos, a los territorios de la generosidad y el compromiso.

Por eso están aquí, 21 años después estos apuntes escritos para la entrega de PREMIO PABLO a Eusebio.

Así van, como apuntes, como conversación que continúa.

Querido Eusebio:

PREMIOS PABLOS ANTERIORES:
don ricardo ALEGRIA
maria luisa Lafita y Jose lópez sánchez
institucion puertoriqueña casa aboy y brigada juan rius rivera de pr.
asoc. pablo de la torriente brau de san sebastián de los reyes, españa
leo brower

fundamentacion del premio:

en el caso de eusebio:

los doers y los explainers/

los soñadores y los constructores

la memoria y las piedras que reencuentran su destino / rey midas de nuestra época

el programa de la habana vieja:
lo social
lo cultural
lo economico

la importancia de la gente

en lo personal: eusebio en el ayuntamiento de la habana, en el año 61, donde nos conocimos

hace poco en la inauguración de la primera exposición de plástica UNA OBRA PARA PABLO, eusebio se refirió a que habíamos vivido --estábamos viviendo-- “estos años de juventud inacabable”.

(y así fue, así ha sido, así será.)

“se tiene la edad que se ejerce”: rafael suárez solis

vivir la vida con la pasión que proponía Nazim Hikmet: “así, quienquiera seas y en cualquier circunstancia, prepárate a vivir como si nunca tuvieras que morir”.

y vivir la revolución con la capacidad para el análisis propio, la entrega y la pasión que proponía pablo en el texto que aparece en el catálogo de esta exposición:

“PORQUE NOSOTROS SOMOS, DENTRO LA REVOLUCION, COMO ESOS CORREDORES DE MARATON...”

también entre esos corredores hay, por supuesto, intelectuales, escritores y artistas.

Que uno de ellos, Alfredo Sosabravo, el autor de la obra original que enaltece al PREMIO PABLO, lo entregue a quien lo recibe en el día de hoy: nuestro hermano Eusebio Leal.

ayer y hoy: victoriano de las casas

Víctor Casaus dijo...

LO QUE NOS HACE BUENOS /
CAMBIAR, INTERCAMBIAR, VOLVER CAMBIAR

Silvio dijo:…

Hoy, cuando tu obra y tu dimensión se hacen casi inabarcables, te confieso que me veo en ti, querido Hermano; no en tu incomparable estatura, benefactora de la ciudad y del país, sino en el cotidiano afán por extraer del fondo de nosotros lo que nos hace buenos.

Gracias por eso, desde y para siempre.

Silvio Rodríguez Domínguez


querida gente /

hermosa entrada la que inaugura silvio con ese texto amable, justo y humanísimo para nuestro hermano eusebio.

todos tenemos una inmensa deuda personal de gratitud con ese soñador incansable, con ese hacedor incesante.

ha tenido la persistente capacidad de descubrir la belleza entre las ruinas. y de batallar por el triunfo de ella contra vientos y mareas, dándonos ejemplo de rigor y sistematicidad, de inteligencia y coraje.

en el centro pablo se le admira y se le quiere por esas razones que se multiplican y crecen. y también, en un acercamiento del lente, por su apoyo decisivo para que existamos aquí, en la calle muralla 63, desde hace más de veinte años.

ahora mismo se continúa avanzando en las reparaciones del inmueble, a cargo de la oficina del historiador de la habana, después que la instancia que prometió, aprobó y debió realizar esos trabajos mantuviera cerrado silencio por respuesta durante más de un año.

Por eso también compartimos, como dice el trovador, "el cotidiano afán por extraer del fondo de nosotros lo que nos hace buenos".

Víctor Casaus


Olano dijo...

Treinta y uno

Un día de julio que es día de luto.
Un requiem cada día recibirás !
Porque cada habanero, cada constructor, cada restaurador, cada niño, cada arquitecto, cada hombre y mujer en La Habana lleva en si un pedazo de ese héroe urbano y universalmente cubano que es Eusebio.

Tú y yo aprendimos a amar La Habana a partir de el, a contar La Habana a partir de el, a seducir con La Habana a partir de el. A partir de el: un parteaguas.

El es el Semí Lezamiano, el es la era está pariendo un corazón, el es el treno de Carpentier, el es el domador de los leones del Prado, el es la farola, es la esquina y el pórtico, el es la vara de medir lo bello, lo bello, lo bello...
Es el bastón del anciano, es el maestro, es el que muestra el camino, el Mesias, el es un concepto formeliano: Arere, Conciencia y Orula. Es todo.

Cada espacio o rincón de La Habana lleva un pedazo de ti y no hay Habana sin ti, San Salvador de La Habana.

Ante este inmenso poder que te otorga la posteridad y la memoria, solo me cabe decirte:

!Gracias Eusebio!!

iene dijo...

Hoy mientras veíamos telesur mi hija y mi esposo me dijeron: Irene murió Eusebio.Y lo hicieron con indulgencia como avisandome de alguien querido y necesario.Eso era Eusebio Leal quien aprendí a conocer en este blog y a quien comencé a buscar en las redes en entrevistas y programas.Siendo chilena jamás supe de el ,pero al lado tengo entre tantos libros "Adriano" que antes de pandemia lo conseguí en biblioteca y aun lo conservo por razones de cuarentena.Siguiendo sus gustos lo escogí y cada vez que lo leo pienso en su capacidad extraordinaria ya que cada página de este libro esta lleno de detalles y no siempre de sencilla lectura.Yo ya quería a este Hombre tan sabio,con un verso tan delicado y tan amador de su Cuba y de su Habana.Me imagino esa hermosa canción de ...caballero de fina estampa ,eso el sugería .Mis condolencias a todos sus compatriotas y a quienes hereden su nobleza de buen Hombre.

Mariola dijo...

Dentro de un rato, nos vamos a misa, después de no sé cuantos meses desde que comenzó la "cuarentena", a causa de esta pandemia; hoy los protocolos de la ciudad, lo permiten con no más de 10 personas, distanciamiento, barbijo alcohol, etc.

Llevo en mi corazón al Gentleman, al Caballero y ofrezco esta celebración por su eterno descanso y paz para todos los que lo aman.


💖 Te quiero 💖

Anónimo dijo...

Cómo entretenimiento por la cuarentena entre'en Facebook pero estoy pensando seriamente salir porque hay una serie de alimañas ahí que no merecen mi tiempo.No escapo del combate,los enfrentare'si tienen c...para venir.Que asco!.R3.

Benito de la Fuente Escalona dijo...

Duele mucho el fallecimiento de Eusebio, pero consuela el hecho de que realizó una parte importante de sus sueños y dejó encaminado el resto.
Tanto hizo que fue suficiente como para tres o cuatro vidas, sin contar el tremendo cariño y admiración que despertó en quienes le conocieron y supieron de su carácter, sus proyectos y sus logros.
Y, de paso, fue el terror de los molinos de viento, como alguien dijera con acierto.
Más no se le puede pedir a una vida.

yamirys valle glez dijo...

1 de agosto recibe el día con lágrimas y sol en el cielo habanero...Eusebio cómo duele cada sábana colgada en los balcones.

yamirys valle glez dijo...

https://segundacita.blogspot.com/2019/11/dimension-de-eusebio.html?m=1

Silvio desde q vi tu foto con Eusebio en Venecia ...me hizo recordar ésta entrada en sc.

Alejandro dijo...

Estando en la escuela secundaria, nos llevaron un día a La Habana Vieja allá por el año 1986. Todos nos quedamos medio atontados y estupefactos de cómo era posible que un hombre tuviese tanto conocimiento de la Historia. Una mirada a la izquierda, una a la derecha, para el castillo, para el árbol, lucía como una ametralladora de sabiduría que te hacía sentir por momentos inculto; y en otros momentos ir a coger un libro lo más rápido posible. Fue impresionante.

Creo que se puede ser "rebeldes, indagador, peleando por el derecho a crear y a servir a su prójimo" armonizándolo con el sueño y el proyecto de país que se quiere construir. El tema es que se necesita mucha cultura en toda la extensión de la palabra, pero también coraje. Él mismo para hacer avanzar su sueño, entendió que no podía ser adulador con los decisores, sino que tenía que ser directo, convincente y claro. Pero sobre todo mostrar dominio de su trabajo. Eso es un reto hoy también.



Rosa María Fernández. dijo...

Duele el alma.

silvio dijo...

Yamirys, puse esta foto en blanco y negro porque fue Eusebio quien me la mandó. Estábamos comiendo en un restaurancito que nos hacía de comedor durante aquellas jornadas de la cultura cubana que organizó Alfredo, mediante Gillo Pontecorvo, que era veneciano.

Félix Sautié Mederos dijo...

Mi comentario del día

HASTA LUEGO EUSEBIO…QUIZÁS NOS VEREMOS PRONTO EN LA PRESENCIA DE DIOS…

Aunque era de esperar, la noticia me sorprendió como casi todas las de los de mi generación que poco a poco se han ido marchando para la “Casa que no se Acaba”. Se han marchado para encontrarse con la presencia de Dios, en dimensiones que ya los dogmáticos no podrán obviar como lo hacen siempre. Allí no existen ni las jerarquías ni los avatares y silenciamientos terrenales.

Fuimos amigos y hermanos de fe cristiana, quizás pocos lo sepan y es hora de recordarlo. Unidos por un profundo amor a Cuba, por la obra de la Revolución y por Fidel. Siempre traté de mantener mi lugar y la distancia jerárquica contigo que me ha correspondido en la vida, pero nunca dejamos de estar en comunicación fraterna. Tu obra ha sido monumental para el país con huellas vigentes en la eternidad que tenemos por delante. No dudes que seguirás útil y necesario por siempre. Carlos Manuel y Jaime Ortega de la Juventud Católica de nuestra época se fueron antes y ahora tú estás con ellos. Allí nos veremos de seguro Eusebio, ya no se podrá impedir. Esos son mis sentimientos que no puedo acallar, mis piernas que apenas me sostienen y las circunstancias de mis 82 años cargados de achaques, me impedirán ir a despedirte en cuerpo presente, pero bien sabemos tú y yo que eso es solo una envoltura terrenal y desde mi Ser Interior, te reitero mi hasta luego. También sé bien que tú alma quedará presente para siempre en nuestra Habana por la que tanto hiciste. La Habana Maravilla, Capital de todos los cubanos. 31 de julio 2020

http://felixsautie.com/articulos.php?63-hasta-luego-eusebio-quizas-nos-veremos-pronto-en-la-presencia-de-dios

Ricardo J Machado dijo...

LA CIUDAD VIEJA SIN LEAL . CENIZAS ,POLVO ENAMORADO .Cuando las personas notables mueren son muchos los que se sienten obligados-o los obligan- a decir algo sobre la figura desaparecida .Sus amigos ,compañeros , otros notables repiten casi todo lo dicho en la muerte de otros notables que se fueron antes .Los mismos gestos ,las mismas palabras .En el caso de Eusebio es dificil evadir los tópicos .Soy su contemporáneo ,naci en la misma ciudad ,casi en la misma zona .Cuando medito hoy sobre su vida y su legado me viene a la mente la imagen que guardo en mi memoria de la parte de esa ciudad que compartimos ,que caminamos sus calles tantas veces .Cuantas de ellas pasaríamos uno junto al otro ,sin mirarnos ,sin saber que el otro existía . Aquella ciudad vieja tan marchita , que se caía a pedazos , apenas sin un museo ,sin vida cultural ,llena de mendigos .Madres sentadas en los portales junto a sus hijos pidiendo una limosna para la comida del dia .Vendedores de billetes en cada esquina ,boliteros negociando la esperanza del pobre .La droga .Si la droga barata de país pobre del sur. La de atrocidades urbanísticas .La del derrumbe del local donde existió la primera universidad del país .SustItuída por una vulgar mole de cemento ,con una azotea para que se posaran los helicópteros de los ricos . Tiendas de negocios de todo tipo ,muchas regenteadas por extranjeros .Apenas una librería ni una galería de arte. La biblioteca nacional asentada en vetusto edificio casi en ruinas ,indigno de la cultura del país y de su historia. Una oficina del historiador donde un hombre solo y sin recursos se enfrentaba a la mediocridad e indiferencia del medio . Ahora algunos estafadores de la historia pretenden recordar una Habana de los 50 resplandeciente ,próspera ,triunfadora .Intentan engañar a los que no conocieron aquellos años tristes ,que son ya mayoría . El vió muy temprano ese escenario de contrastes .Riqueza y miseria mas de la una que de la otra .Su antecesor protegia hasta donde podía lugares ,el se propuso luchar por el todo .Fue descubriendo la ciudad escondida detras de las piedras abandonadas a su suerte .Descubrió para poder explicar .No una explicación a manera de maquillaje sino una interpretación profunda de la capital de los cubanos. Su energía salvó y reconstruyó el patrimonio del cual ahora desde ayer el forma parte para siempre . A su solicitud su cuerpo ha sido cremado. Mañana sus huesos serán polvo ,mas polvo enamorado .

Doris dijo...

Buenos días aunque triste...

Les comparto un poema del Facebook de Yunior García Aguilera:

Dicen que ya no estás, Señor del Tiempo
Dicen que fuiste a restaurar estrellas
En una dimensión desconocida

Y yo que me quedé sin escuchar de cerca
Tu verbo atronador,
pausado,
ardiente
El timbre singular de tu Maestría

Viviste alzando, a cada paso, un sueño
Con adoquines rectos nos trazaste
El mapa de una Habana que te admira

Qué envidia de los astros que hoy reciben
Tanta luz
con el Nombre
El Apellido
De un alquimista de la Maravilla

Eterno cazador de la belleza...
Tal vez solo tendrás por unas horas
El séptimo reposo de los días

Pero sé que el domingo, bien temprano
Serás llamado a conocer galaxias
Para llenarlas
Otra vez...
De Vida.

Víctor Casaus dijo...

LA PALABRA VIVA DE EUSEBIO

Aquí se reúnen varias claves, abiertas pero misteriosas, alrededor de la amistad, el amor al trabajo, el talento generoso y la defensa de la memoria.

El centro de ellas es este hombre inquieto y laborioso, enamorado de la cultura y de las piedras, que ha imaginado en sueños la nueva Habana Vieja y que ha venido re-haciéndola, inventándola, contra viento y marea (la marea del tiempo y, en otras épocas, el viento de las incomprensiones y los prejuicios) delante de nuestros ojos. Repasando, paseando por estas calles, descubriendo un rincón rescatado que hasta ayer no existía o viendo renacer aquella pared que parecía ya perdida, un amigo común me dijo alguna vez que Eusebio era como un mago, un adivinador, un alquimista, capaz de mirar --sobre todo de ver-- lo que las piedras esconden en el fondo de sus ruinas.

Por ello no resulta extraño --pero sí admirable-- que este pedazo de la ciudad y del país nos muestre día a día esa vocación de re-descubrirse, de renacer, de recrear-se, que este hombre anima mientras se desplaza por sus calles cada mañana, laborioso e inquieto, en busca de una nueva memoria que salvar en los territorios de la materia o del espíritu.

A esas claves que compartimos y admiramos quiere dedicar el Centro Pablo este nuevo volumen de su Colección Palabra viva, en la que Eusebio Leal conversa sobre esos temas necesarios y queridos con aquel periodista de (buena) raza que fue --y que es, sobre todo en momentos como este-- nuestro amigo Orlando Castellanos, memorioso dialogador, cuya palabra viva acompaña a la de Eusebio en las entrevistas que ahora conforman este disco.

Aquí está, entre esas claves misteriosamente abiertas por la memoria, el talento, el trabajo y la amistad, la palabra viva de Eusebio.

Víctor Casaus


Víctor Casaus dijo...

“No me rindan culto de palabras, ríndanme culto de obras”

Palabras de Eusebio Leal al discutirse el proyecto de ley sobre el uso del nombre y la figura del compañero Fidel Castro Ruz, en la Asamblea Nacional.

No crean que resulta fácil en una sesión como esta y ante un dictamen de ley y una ley como la que vamos a analizar, y que como dice el Presidente Don Esteban, hemos leído, estudiado y analizado, emitir otro juicio. No estamos ante el análisis de unas palabras cualquiera, sino ante la voluntad póstuma de una de las grandes figuras de la Historia.

(…)

Después de haber logrado tan magnos objetivos y haber vivido largamente como ningún otro revolucionario que yo recuerde; después de haber visto desde el poder político de las clases más revolucionarias, la consolidación de la Revolución, su sobrevivencia a un asedio heroico y terrible; después de haber vivido todo eso y considerarse invicto, creyó que no era posible vivir más, y simple y sencillamente se fue.

Ahora nos queda un gran desafío. No podemos convertir en consigna, ni vaciar en bronce, ni en mármol, ni en palabras huecas, ni en alharaca, ni algarabía, ni en jolgorio su pensamiento. Durante nueve días el pueblo guardó un luto espontáneo. El que ordenó la nación fue solo el marco. El pueblo en masa fue por toda Cuba repitiendo su victoria y debo decir que, con su muerte, atravesó en el camino del adversario y en el de nuestras propias flaquezas, un enemigo terrible. Como lo fue en vida, lo será más allá de ella. Fue además un último y gran servicio a la unidad de la nación cubana.

(…)

Yo pido a los diputados que no nos agotemos de ninguna manera en poner punto y coma en esto que está escrito. Cumplamos la voluntad de un vivo, no de un muerto. “No me rindan culto de palabras, ríndanme culto de obras”: que se levante la producción, que se levante el campo, que se levante el trabajo, que avergüence el robo, que se sienta orgullo en hacer en esta República, que no emigren, que permanezca, que trabajen, que se unan, y entonces, estoy seguro que, como dice la canción, ese caballo blanco que ahora va descabalgado permanecerá eternamente y sobre él irá, invisible, pero cierta, su figura.
Muchas gracias.

Eusebio Leal

silvio dijo...

Eusebio Leal: "Hay que amar nuestro tiempo"

silvio dijo...

Del FB de Zenaida Romeu:

Eusebio, aunque era inminente la noticia de tu partida, ayer sentí todo el peso de la dura realidad. Y es que has dejado un vacío grande en nuestra Nación y en el corazón de los que te tuvimos cerca.

Nos conocimos en los andares, cuando sólo existia la Casa del Agua y la Natilla. De entonces hasta hoy, ha habido un largo camino. Teníamos idea del futuro pero no podíamos saber el verdadero alcance de él.

Paradójicamente, la altura inconmensurable de tus elevados logros, la conquistaste metro a metro, en la tierra, ideando, soñando, creando, rescatando y reconstruyendo tu Habana con un equipo multidisciplinario, que te ayudaría a materializar esos ideales de una cuidad restaurada, que ha sido TUYA por decisión y voluntad propia, pero también por pasión, con una vocación innata de aunar voluntades para solucionar problemas imposibles.

La Camerata Romeu, que es parte de esa arquitectura sonora de la Habana que creaste para todos, te debe la confianza, el honor depositados, y el compromiso que surge de esa decisión de destinarnos como sede, a nuestra entonces joven orquesta, la Basílica Menor de San Francisco de Asís, recién restaurada y habilitada como sala de conciertos como un regalo para la Nación. En ella no sólo hemos crecido nosotras, sino que se ha escrito la historia reciente de la música de cámara en Cuba, la primera de otras salas que fundaste en favor de la Cultura recibiendo a los mejores artistas cubanos y extranjeros de talla mundial. Creaste un templo para la Cultura y para reverenviarte grabamos ahí nuestro vídeo del 500 aniversario de La Habana, dedicado a ti como Amante de la Cuidad y Padre de la Restauración.

Aparecías en la Basílica cotidianamente, con un sencillo atuendo, revisando cada detalle de las obras circundantes en ejecución y éramos testigos del progreso de los metros de suelo habanero que se conquistaban día a día arrebatándoselo al polvo y la ignominia. Se volvían iluminados y revelaban una riqueza arquitectónica escondida de nuestro Patrimonio , transformados ahora en relucientes instituciones sociales de gran alcance y repercusión social.

Extrañaremos tu andar por la Habana, extrañaremos tus apariciones puntuales y certeras, tu agudeza, tu visión de futuro, tu capacidad de dar valor a las cosas, a las personas y las circunstancias.

Ya extraño ese traje gris, que no lo era, porque estaba lleno de colores y sentido internos. Dónde ponerlo? En qué vitrina se puede exponer ese traje que simboliza el compromiso de la restauración de la Habana? En el km cero bajo la cúpula del Capitolio?

Después de tu recuperación, te hice comentario del milagroso suceso y me dijiste.."Zenaida, Dios me ha dado más tiempo porque tengo un compromiso más con la Nación y es terminar el Capitolio. Después ya me puedo ir". Y lo terminó como todo lo que hacía, hermoso y perfecto.

No imagino ni quiero imaginar la Habana sin tu obra , sin ese legado magno. Por eso espero , que tu silenciosa presencia nos acompañe e ilumine siempre a los que continuarán el legado de tu gran obra restauradora. Pero ahora, sólo ruego a Dios que puedas descansar en paz.

Anónimo dijo...

Danilo x aquí: Siempre me he preguntado el porque si los medios dicen q a los dirigentes TODO el pueblo los quiere tienen necesidad de andar con tantos escoltas,q no permiten el acercamiento de tú a tú. Es como si nos hicieran un favor bajando de sus pedestales para q pudiésemos rozar siquiera sus túnicas.

Él ,El Historiador, nunca fue así. Era uno más de nosotros,y nosotros lo queríamos,lo queremos. Él,la persona,nos enseñó el valor de la humildad,y ,a la vez,la importancia del verdadero amor a los humildes, en el mismo plano,no desde las alturas.

Yo,no sé si sea una blasfemia,pero para esos q desean q descanse en paz,les digo q no. Ojalá Dios decida enviar su alma a la tierra, a Su Habana Vieja, a desandar sus calles.

Quizás así,esos q antes,y esos q ahora,enfundados en sus trajes y en sus puestos,se aprovecharon de su amor por la ciudad para enriquecer sus arcas y las de sus acólitos, se sientan perennemente vigilados por el fantasma de la Honestidad, de la Sencillez, de la Humildad, y se pueda continuar la obra inconclusa de Eusebio.

La Habana Vieja llora, y desde ya lo extraña.

silvio dijo...

Del FB de Ulises Hernández (Pianista y Director del Liceum Mozartiano):

Sólo pido que respeten las ideas y enseñanzas de Eusebio, esa será la única manera de homenajearlo y que La Habana sea una ciudad maravillosa

silvio dijo...

Del FB de Beatriz Gutierrez Muller (México):

Cuentan en La Habana que habitaba casas abandonadas, donde ponía su escritorio con instrumentos de trabajo y desde donde se dedicaba a reparar todo: ventanas, puertas, herrería, paredes, techos. Así comenzó su gran obra de reconstrucción del centro histórico de la capital de Cuba. #EusebioLeal ha fallecido hoy pero ha dejado un caudal de discípulos que protegen el patrimonio histórico y cultural. ¡Gracias maestro!

Mariola dijo...

Buen día a la Cita toda

Con respecto a la foto en blanco y negro, me dio una emoción tan grande, cuando al descargarla a la galería del celular me apareció al pie, " mandada por Eusebio".

Por un momento sentí que me la enviaba.
Ya oficiaron la misa en su nombre.


💖 Al más Hermoso besos y abrazos 💖

silvio dijo...

Rendirán homenaje a Eusebio Leal en el Museo de la Ciudad de La Habana
Por Saylín Hernández Torres

La Habana, 1 ago (ACN) El Museo de la Ciudad de La Habana, Palacio de los Capitanes Generales, abrirá sus puertas este sábado 1 de agosto para todas las personas que deseen pasar y dejar, para el Historiador de la Ciudad de La Habana, Eusebio Leal Spengler, una muestra de cariño, recordación, respeto, gratitud.

La información fue compartida por la Oficina del Historiador de la capital en su página oficial de Facebook, que pone a disposición del pueblo uno de los inmuebles más emblemáticos de la ciudad y de los más preciados para el destacado intelectual cubano, fallecido en la mañana de este viernes.

Desde flores, mensajes, dibujos –todo cuanto sirva a los cubanos que le admiran expresarse ante la pérdida física de un gran hombre-, serán recibidos y depositados en el banco de mármol que, en el patio interior del Museo, solía acoger al Historiador en su descanso, refiere la publicación.

Asimismo, resalta el comunicado, “este es un sencillo gesto al que convoca la Dirección de Patrimonio Cultural de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana. No constituye un encuentro, velada, o reunión, por cuestiones de distanciamiento social que debemos mantener frente a la COVID-19”.

Sobre el homenaje oficial del pueblo cubano al Doctor Leal, informaremos cuando sea posible desarrollarlo en la situación sanitaria en la que nos encontramos, resaltó.

Eusebio Leal Spengler nació en La Habana el 11 de septiembre de 1942 y en 1967 fue designado director del Museo de la Ciudad de La Habana, sucediendo en su cargo al doctor Emilio Roig de Leuchsenring (1889-1964), del que fuera discípulo.

Desde la década del 60 del siglo pasado se desempeñó como Historiador de La Habana, función desde la cual desarrolló una reconocida labor al frente de la restauración del centro histórico capitalino y la creación de la Oficina del Historiador de la Ciudad con ramificaciones en el resto de las provincias para contribuir a la revitalización del patrimonio cultural material e inmaterial de la nación.

Doris dijo...

De Manuel Calviño en Cubadebate:

Porque la estrella fue su divisa, y la espiritualidad su desvelo.

Porque con su fértil verbo animó las más nobles ideas,

y con su esmero reivindicador convirtió descuidos en baluartes.

Porque abonó con equilibrio y mesura las contiendas culturales,

y fue siempre la patria su credo,

Siento que el alma cubana ha perdido a uno de sus mejores custodios.

Lo Leal es multiplicarlo.

Nos toca.

Norma trv dijo...

"Cuando la excavadora amenazaba con levantar los últimos adoquines de madera del tiempo colonial que quedaban en La Habana para pavimentar la zona, previo a la visita de una ministra soviética, los trabajos fueron interrumpidos por un joven que se acostó en cruz en medio de la calle.
"¡Sobre mi cadáver!", gritaba, "¡Sobre mi cadáver!".
Era los inicios de la década de 1970 y aún faltaba una década para que Eusebio Leal Spengler, quien falleció este viernes en La Habana a los 77 años tras una larga batalla con el cáncer, se convirtiera en el Historiador de la Ciudad y en la figura más reconocida a nivel internacional por los trabajos de restauración de la capital de Cuba."
https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-53589408?SThisFB

Arturo Menéndez dijo...

Dura y triste la noticia. Su noble aspiración de ser útil se cumplió con creces, y no solo en lo que casi todos reiteran. Para mi siempre será el maestro del que tanto aprendí, del que todavía aprendo, no solo por su verbo. Gracias a la vida que nos ha dado un Eusebio.

silvio dijo...

Intervención de Eusebio Leal en el VII Congreso de la UNEAC, Palacio de las Convenciones, el 2 de abril de 2008

Preparémonos para el nuevo destino de nuestro país

Raúl Roa Kourí dijo...

MIS CUENTOS DE EUSEBIO

Cuentan de Eusebio que un día, cuando fue electo por primera vez al Comité Central del Partido Comunista de Cuba, le dijo al Jefe de la Revolución: Yo sabía, Comandante, que llegaría a Obispo: por la Iglesia o por el Partido. Si no fuera vero estaría ben trovato, pero es tan cierto como el hecho, entonces inédito, de que un católico figurara entre los dirigentes del organismo rector de la sociedad cubana. Por supuesto, ocurrió después de que rectificamos aquella aberración de proclamarnos “república atea” en vez de “laica,” como correspondía—y corresponde—a los herederos del pensamiento martiano: del sesenta y ocho y el noventa y cinco; de la generación del centenario y la Sierra. Y después, por supuesto, de que abriéramos las puertas del Partido a todos los cubanos merecedores de militar en la vanguardia.

Aquel joven enjuto--que si usara espejuelos montados al aire como el insigne presbítero, parecería un doble de Félix Varela—se había abierto paso desde ser un ilustre desconocido a devenir un dato característico de La Habana: aquí, a la entrada de la bahía, está El Morro, de este lado, el castillo de La Punta; más allá, la estatua ecuestre de Máximo Gómez; al fondo, el antiguo palacio de la presidencia, hoy Museo de la Revolución; más atrás, a la izquierda, la iglesia del Santo Ángel y reminiscencias de Cecilia Valdés, mulata sandunguera y nuestra; ya restaurado, el Sloppy Joe’s, con la barra más larga de la ciudad; y, atravesando la Plaza de Armas, en dirección al vetusto, barroco y siempre acogedor refugio de sueños (y alguna que otra pesadilla colonial) palacio de los Capitanes Generales, el compañero Eusebio Leal Spengler, con su gris uniforme de obrero.

Recuerdo cuando nos conocimos, en los años sesenta. Era yo entonces funcionario del ministerio de la industria alimentaria; él, laboraba con “el moro” Levi Farah en algo así como la alcaldía de la capital, con otro nombre. Estaba empeñado en rescatar para la belleza, precisamente, al palacio de los Capitanes Generales, convertido en una suerte de pocilga por los gobiernos anteriores a la Revolución, que habían dañado seriamente su apariencia interna y externa, con falsos techos, barbacoas, y otra serie de mamarrachos. Si no recuerdo mal, llegó al despacho de Raúl Roa, a la sazón ministro de relaciones exteriores, de la mano de Cintio Vitier y Fina García Marruz.

Ambos excelentes poetas, cubanos rellollos, católicos sinceros, defensores de la obra martiana y del pensamiento democrático y socialista, luchadores por la justicia social y por el entendimiento entre los hombres y las naciones, los Vitier habían amistado con el canciller, que conocía sus quilates intelectuales y morales, y admiraba de siempre el quehacer de don Medardo. Presentaron a Eusebio como joven emprendedor, que no dudaba en poner sus manos a la obra cuando de rescatar los valores culturales de la patria se trataba. Leal fue capaz de entusiasmar a Roa: hubo una química instantánea entre dos hombres igualmente afiebrados por sus respectivos sueños. Mi padre lo identifico de inmediato, como “el loco”; así mismo apodaban al canciller sus compañeros de lucha universitaria contra el machadato.

Raúl Roa Kourí dijo...

Mis cuentos... 2

Hace poco, Eusebio contaba esa anécdota a varios funcionarios de relaciones exteriores, a quienes mostraba la transformación, a la altura del arte, del palacio del Segundo Cabo, extraordinario nuevo museo. Admitía el Historiador de la Ciudad que, en esa época, estaba un poco loco. Pero lo cierto es que sigue estándolo, porque su locura no es de origen psicótico ni neurótico; para nada la del Ingenioso Hidalgo, sino la de los creadores magníficos: homérica, dantesca, astigmática a lo Greco, la enfebrecida de Van Gogh. Tal vez picassiana, garcía-marquesiana, macondiana. Con el barroquismo inefable de Portocarrero en su soñar la capital con gruesos trazos de color: azul cobalto, blanco de zinc aplicado directamente con el tubo, mujeres de cabello enmarañado y florido, con ojos egipcios y sonrisa enigmática. Barroco él mismo, en su conversación y oratoria, capaz de ver las bellezas del mundo físico y moral que esconden las amadas piedras de la ciudad colonial.

Por aquellos años, en que gente obcecada y dogmática pretendía embridar la cultura, domesticarla y someterla a criterios estrechos--¡cuidado que todavía hay guardias rojos acechando!—los afanes de Eusebio eran incomprendidos o simplemente rechazados. Había quien lo tildaba de colonialista, por empeñarse en restaurar el palacio de los Capitanes Generales, como si Leal pretendiera ensalzarlos, negar los valores de nuestros luchadores por la independencia y la soberanía, ignorando la visión histórica, amplia y justiciera, que motivaban esos afanes. Además, se trataba “de un católico practicante,” de un “reaccionario,” ajeno a las ideas del “marxismo-leninismo,” de los manuales pseudocientíficos que deseaban imponernos quienes proclamaban “somos socialistas, pa’lante y pa’lante; y al que no le guste que tome purgante!” (Ello me hace recordar lo que Alfonso Bernal y del Riesgo comentara a Jorge Mañach, bajando la escalinata universitaria: Aquí, Jorge, impera la burricie. Mañach, a veces ingenuo, inquiríó: ¿Se trata de un término germánico, Bernal? No, amigo, la burricie de burro, respondió el psicólogo, arrastrando, ferozmente, las erres.)

Por suerte, esa especie de fascismo irracionalista fue liquidado por Fidel en memorables intervenciones en las que abordó el llamado “sectarismo,” la “microfracción,” sus “palabras a los intelectuales”, etcétera. Pero también, en la práctica, por el apoyo que brindó al trabajo de Leal, no sólo para concluir la restauración del palacio de los Capitanes Generales, sino de la Plaza de Armas, el Templete, el palacio del Segundo Cabo, el castillo de la Real Fuerza…¡Y todo lo que vino después!

Al elegirlo miembro del Comité Central, Fidel reconocía la obra de Eusebio, en más de un sentido fundacional, como la de su “predecesor,” el Obispo de Espada y Landa, a quien debemos mucho de la apertura cultural y obras de arquitectura de su época, sin contar el aggiornamento de la enseñanza de la física, la química y otras ciencias que impulsaron espíritus como Agustín Caballero, Varela, Luz y Caballero et al. Creo que pocos ciudadanos gozan hoy del aprecio que tiene nuestro pueblo por Eusebio Leal, entre otras, porque hace cosas útiles, para la belleza y para la gente común, para reforzar el papel acogedor de La Habana, subrayar sus valores intrínsecos y realzar los creados por la mano, el ingenio y el espíritu de sus moradores.

Raúl Roa Kourí dijo...

Mis cuentos... 3

No dejo de sonreírme cuando nuestra prensa-- oral, escrita o televisada—atribuye cualidades carismáticas sin tón ni són, a diestra y siniestra, malgastando el uso del vocablo en quienes realmente nada tienen de carismáticos. Pienso en los pocos que sí lo son, o han sido: entre nosotros, Fidel, por supuesto, Che, Camilo; antes de ellos, Céspedes, Martí, Gómez, Maceo, Mella, Guiteras. Hoy, sin temor a que alguien me endilgue el epíteto de chicharrón, como hacía el Comandante Guevara a menudo con algunos colaboradores, afirmo que Eusebio Leal es, también, un hombre carismático.

Me hubiera gustada andar con él por las calles de Nueva York, donde no coincidimos, porque, aunque no se trate de una villa cónsone con sus preferencias estéticas, es, sin lugar a dudas, el siglo veintiuno redivivo. Allí vio Federico ese mundo nuevo, regurgitado del fondo pedernal de la isla, donde braman los trenes del metro, venden pastillas de chocolate unas máquinas similares a las de Coca-Cola y corre la muchedumbre hacia las salidas, como “recién salida de un naufragio de sangre.” Está todo mezclado: la catedral de San Patricio y Los Claustros, el Museo Metropolitano y el de Arte Moderno: los imagineros del Hudson y los cantores de country en el Village Barn; los chivos esperpénticos de Picasso y la Crucifixión de Dalí; Bartók y Rimsky-Korsakov, Peete Seeger y Paul Robeson; el Empire State Building y el banco férreo del parquecito donde se sentaba a leer José Martí, a un costado de Trinity Church. No lejos de Wall Street, Battery Place y la estatua de la Libertad, denostada, con razón, por el soldado desconocido cubano.

Mas sí recorrimos, con Fidel, los Campos Elíseos; visitamos la Asamblea Nacional; el Museo de Los Inválidos y—no podía faltar—la tumba del Emperador, que para mirarla desde arriba hay que inclinar la cabeza, y si es desde el costado, subirla. En cualquier caso, hacerlo reverentemente. Tampoco era excusable no visitar Versalles, en cuyo Libro de Oro aseveró el legendario guía de nuestro pueblo: ojalá no se construyan más en el mundo palacios tan onerosos, a expensas del pueblo, para satisfacer la vanidad de los explotadores. Acudimos, asimismo, a la casa de Víctor Hugo, en la Place des Vosges, maravilla del siglo dieciséis donde hoy moran los afortunados. Quiero decir: la gente adinerada.

No sé si esa vez, o posteriormente, en Roma, andaba Eusebio enfundado en su elegante capa madrileña, obsequio de Dulce María Loynaz, asemejándole a los escritores que en los inicios del siglo veinte, y hasta bien entrado éste, poblaban las noches de los cafés en la Puerta del Sol, para escuchar los embustes de Valle Inclán (sus míticos viajes a México y otros lares), los sitios trillados de los Hermanos Quintero, teorizar a algún gramático, oír el dictum de Azorín y los elogios de García Lorca a la Escuela Libre de Enseñanza, creada por don Francisco Giner de los Ríos, que soñó un nuevo florecer de España.

Moraba Leal, en cada estancia suya en la città eterna, en una cómoda, pero sobria, habitación del Convento de las Hermanas Brigidinas, que dirigía con firmeza, pero con dulzura, su abadesa, la Madre Tekla Famiglietti. En la pequeña iglesia conventual asistía a misa los domingos y, en alguna ocasión, almorzamos juntos, invitados por la Madre Tekla, en el comedor de la planta baja, adonde acudían obispos, cardenales y embajadores a gratos encuentros dominicales en que las monjitas servían condimentos bien preparados, escanciaban vinos correctos y nos brindaban dulces caseros y quesos del Piamonte, de Parma o Cerdeña. La Madre—mejor me dice Mamma, embajador-- nos obsequió a menudo vinos y quesos para nuestras obligaciones diplomáticas.

Raúl Roa Kourí dijo...

Mis cuentos... 4 y fin

Gran amiga de Cuba, de Fidel y su familia, lo fue del Papa Juan Pablo II, quien la animó a fundar en La Habana un convento de su Orden. Los que ahora pasean por La Habana Vieja o visitan el Convento de San Francisco de Asís, habrán visto su pequeño Convento, a unos metros de donde camina El Caballero de París y ora, sentada en banco de piedra, la Madre Teresa de Calcuta. Sus monjas de aquí, como las de Roma, atienden a muchos ancianos del vecindario y alquilan habitaciones a devotos que visitan nuestra ciudad. Muy de acuerdo con la obra social de Eusebio en ese barrio, tanto tiempo olvidado y preterido.

No me he referido al legado intelectual de Eusebio, a sus trabajos sobre Céspedes, Padre de la Patria, sobre el padre Varela, sobre amigos que ya no están y asuntos de interés para la vida de nuestros coterráneos; a su labor como diputado a la Asamblea Nacional, donde ha expresado sus puntos de vista con valentía y sin cortapisas; a su obra para la televisión, Andar La Habana, que enseña y alecciona; a las publicaciones que auspicia, como la revista Opus Habana, y a los muchos libros impresos en estos años; a los honores que le han sido conferidos por nuestros Gobierno e instituciones, pero también por los de otros países e importantes universidades extranjeras. Merecidos todos, claro está. Porque Eusebio Leal es alguien que cumple bien—y espero siga haciéndolo mucho tiempo—la obra de la vida.

Esos son sus atributos más conocidos y reconocidos. Yo he preferido hablar del Eusebio cotidiano, del amigo que gusta compartir la (buena, preferiblemente) mesa y conversar de cuanto asunto interesa (nihil humanum a me alienum puto, reza el latinajo), sea o no de actualidad local, mundial, o intemporal. El amigo que, con Alfredo Guevara y Osmany Cienfuegos (otras veces con Monseñor Carlos M. de Céspedes) alegraron e ilustraron las tertulias de sobremesa de nuestra casa habanera. No he olvidado, querido Eusebio, que te debemos, junto al Cardenal Ortega, un coq au vin hecho por mí, y precedido de buen foie gras con el mejor vino posible. Mientras, ¡mucha salud, felicidad y pródiga labor en tu setenta y cinco aniversario!
La Habana, 2017

Ayer, 31 de julio de 2020, nos dejó Eusebio, tras una larga y penosa lucha por la vida, que nos tuvo en vilo todos estos meses. Nos deja su ejemplo de hombre digno, de amante hijo, de padre generoso, de leal amigo y, sobre todo, fiel colaborador de Fidel y Raúl. No cabe duda alguna: Eusebio Leal cumplió bien la obra de la vida y por eso estará con nosotros hasta siempre!

La Habana,2020.

Claudia dijo...

Silvio, segundaciteras y segundaciteros. Esta es una muerte que duele y golpea profundamente. La Habana guarda las huellas de este gran hombre.
Siento mucho la perdida de este historiador y revolucionario.
Solidarizo con su dolor.

silvio dijo...

ODA PARA EL CABALLERO DE LA HABANA.

Don Eusebio, ni partida física ni partida emocional. Usted jamás podrá marcharse de la Ciudad, su ciudad, la estuvo transitando durante veinte mil cuarenta y ocho días, jamás se cansó.
No hay lugar de la Habana que Ud. no haya tocado, amado, restaurado, es ese “reparador de sueños” que nació de manos del poeta, en cuántos rincones aquellos besos furtivos a las columnas y los mármoles, La Habana tiene el privilegio de guardar su aliento para siempre.
El Alma Máter, allá sentada, con los brazos abiertos para el abrazo le abre paso, lo saluda. Cuántos gorriones danzaron a su paso, los monumentos, las paredes, los balcones, le deben el aire y la permanencia. Don Eusebio, los 500 de La Habana son su magnánima obra, los citadinos se lo deben. A mí me falta mucho por admirar de su Habana, soy un guajirito de las orillas del Ariguanabo, de mi río bebe también su Habana y me complace, me falta mucho por ver; le tengo que agradecer todos esos senderos que convergen en el Capitolio dorado, gigantesco, reluciente, las palomas de la Plaza de la Catedral, llevan luto para siempre y le agradecen los edificios, y el pan que las alimenta.
Los Papas volverán, pero no podrán dejar de llamarlo a grito limpio.
Ellos se encargarán de poner en fila a Don Emilio, a Retamar, a Fina, a Cintio, a Guillén, Guayasamín, a Carpentier, a Lezama, al rey de España, al presidente Obama. ¿Qué hubiera sido de todos sin su presencia? Para conocer la magia de la Habana.
Paradiso no se hubiera escrito sin su ciudad, todos los próceres, artistas, personalidades, forman fila para un aplauso de recibimiento, a Dios no le hace falta más, a usted mucho menos.
Hombre de piedra y aguas, incansable, Fidel hizo mucho por la Habana, pero siempre contó con sus manos. Puede que alguien le reproche la no reconstrucción de casinos y lupanares, esos, los de mente estrecha no conocen siquiera el olor de sus pasos. Cuántos habaneros le dieron la vuelta a la Ceiba tras sus huellas.
Don Eusebio, este es solo mi humilde homenaje, de alguien que vibró siempre con su verbo; jamás dejé de andar la Habana con usted, cuánta sabiduría, cuánta humildad, cuánto amor por muros y tejados, portales y parques.
Don Eusebio, La Habana se ha quedado sin sábanas blancas, no alcanzaron para enjugar tantas lágrimas vertidas por la perdida. No le pido, descanse en paz, Dios no lo permitiría. Usted está encerrado en el paréntesis de dos guerras; la Segunda Mundial y esta de la Covid-19. De las dos salió siempre victorioso.

Sandalio Camblor, San Antonio der los Baños, 1 de agosto del 2020

silvio dijo...

Recomiendo muchísimo "Mis Cuentos de Eusebio" que Raúl Roa Kourí me encomendó para ustedes de esta manera:

Silvio: Te agradecería sobremanera que acojas en Segunda cita este recuerdo de Eusebio. Gracias mil, un abraSon,
Raúl

Miriam Almanza dijo...

Gracias querido Silvio, por propiciar una columna tan enriquecedora y que se llena de virtuosismo al hablar de esa expresión cimera de cubanía, humanismo, patriotismo, de esa universal y trascendente figura
el Dr. Eusebio Leal Spengler. Modelo de hombre que rompió con belleza singular todos los esquemas. No cabe dudas que es parte de nuestro escudo y amores supremos, como también lo eres tú.

Sender Escobar dijo...

No sé por qué me vino a la mente esta canción:

Volver

Yo adivino el parpadeo
de las luces que a lo lejos
van marcando mi retorno.
Son las mismas que alumbraron
con sus palidos reflejos
hondas horas de dolor.
Y aunque no quise el regreso
siempre se vuelve
al primer amor.
La vieja calle
donde me cobijo
tuya es su vida
tuyo es su querer.
Bajo el burlon
mirar de las estrellas
que con indiferencia
hoy me ven volver.
Volver
con la frente marchita
las nieves del tiempo
platearon mi sien.
Sentir
que es un soplo la vida
que veinte anos no es nada
que febril la mirada
errante en las sombras
te busca y te nombra.
Vivir
con el alma aferrada
a un dulce recuerdo
que lloro otra vez.
Tengo miedo del encuentro
con el pasado que vuelve
a enfrentarse con mi vida.
Tengo miedo de las noches
que pobladas de recuerdos
encadenen mi sonar.
Pero el viajero que huye
tarde o temprano
detiene su andar.
Y aunque el olvido
que todo destruye
haya matado mi vieja ilusion,
guardo escondida
una esperanza humilde
que es toda la fortuna
de mi corazon.
Volver
con la frente marchita
las nieves del tiempo
platearon mi sien.
Sentir
que es un soplo la vida
que veinte anos no es nada
que febril la mirada
errante en las sombras
te busca y te nombra.
Vivir
con el alma aferrada
a un dulce recuerdo
que lloro otra vez.

René Romero dijo...

Habrá que ser vigía de su obra para no dejar tan desvalida a La Habana. Habrá que ser como fuimos con los "adocretos" y el muro. Comparto la entrada en mi Fb.

Mariola dijo...

✧・゚: *✧・゚:*( ͡ᵔ ͜ʖ ͡ᵔ )*:・゚✧*:・゚✧
Gracias infinitas a Raúl Roa Kourí, por su invaluable recuerdo, "MIS CUENTOS DE EUSEBIO".

Y gracias, a vos muy amado Silvio, por compartirlo con nosotros en esta emotiva Cita.

Tengo el alma "llenita" de amor ♡


Te quiero, tanto, tanto (◡‿◡✿)

Anónimo dijo...

En medio de esta catarata de amor y respeto que se le dedica a Eusebio Leal hay ´´seres humanos´´??? que se dedican a ofender y tratar de menoscabar su obra inmensa.Me duele,pero me hace recordar a aquel que dijo:´´ el perro de raza no escucha los ladridos del perro sato´´.
Ese facebook es un medio de comunicacion,no se puede negar, pero hay tanta mierda en el que hay que entrarle con nasobuco.R3.

silvio dijo...

Del FB de Waldo Leyva:

De luto se se vistió el cielo:
ha muerto el Leal Eusebio.
La muerte, en un gesto previo,
puso su frente en el suelo.
Sábanas blancas al vuelo,
como puro manantial,
vierten su luz cenital
para iluminar el día
y acompañar la hidalguía
de nuestro Eusebio Leal.

Luis Ramón dijo...

Noche sin fin y mar ,también para Eusebio.

gloriaalicia dijo...

Gracias Silvio por tan bellas y merecidas palabras de elogio al gran hombre nacido para la historia.
Tuve la dicha de conversar con él, o mejor dicho, de decirle a él cuánto lo admiraba y todo lo que significaba para mi hace unos años.

Pablo Montes de Oca dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Patricia Moda dijo...

Me conmovió mucho lo que escribió Raúl Roa Kourí.

Muchas gracias, Silvio x traer sus palabras.

Kinka Pitó dijo...

Al llegar a La Habana nuestra gran guía Rosa nos mostraba el entretejido de arterias habaneras con plateadas costuras de Leal. Hilo q acabo en la perfumería artesanal. Y allí me traje un aroma. Según su vendedora Eusebio les encargo un perfume , una q distinga a La Habana. Esa colonia, el aroma de la Habana , me traje a Tandil. Parq vestirme de ella en la ocasión precisa. No sabría yo que el complejo enjambre del destino ni cOmo su hilo enredaba. Ayer Eusebio partía Amador llegaba y yo perfumado de la Habana, perfumado de la Habana.

Mirta Núñez dijo...

Fidel fue un triunfador. Conversación publicada en el periódico Trabajadores de Eusebio Leal con dos periodistas del diario (2017).

Patricia Moda dijo...

Ha muerto un hombre extraordinario

yamirys valle glez dijo...

Silvio gracias por tu comentario sobre la foto en blanco y negro q te regaló Eusebio (es evidente q los "detalles" q se pudieron intercambiar, tienen un gran valor sentimental..y muchas veces tienen un significado q desde la simplicidad atesora "grandes" momentos)

Y me fui a buscar... intentando encontrar otros recuerdos a "color" o en "blanco y negro" de aquellos días de 1984 en Venecia....(plaza San Marcos... Caffe Florian...el Puente de los Suspiros....La Fenice
..Gillo Pontecorvo)...q pudieron vivir de aquella semana.

Y aquí dice...sobre Eusebio.

"Entre el 20 y el 29 de mayo de 1984 participa en la jornada de Cuba en Venecia. Diserta en la apertura de esta jornada. Entre los días 23 y 24 debate sobre el Centro Histórico de La Habana en el Instituto Universitario de Arquitectura Catrone. El día 27 presenta los documentales “La Habana Vieja” y “El sitio donde tan bien se está”, en Cinema Ritz. Ese mismo día responde el mensaje de solidaridad de los trabajadores portuarios de esta ciudad."

Q sorpresa para mí no sabía q existia ésta pág dedicada a Eusebio.

http://www.eusebioleal.cu/curriculum/paises_visitados/republica-italiana/

Mariola dijo...

Hace unos cuantos años, cuando el "Gentleman"; el Caballero, me atrapó, andaba yo por acá, por la Cita, caminando-revoloteando, vaya a usted a saber... y lo traje ...

Descubrí su sitio ... y ... me enamoré de él, creo; por que siempre me conmocionó; que dijera, en algún documental o entrevista, no sé ... y no viene al caso; que se enamoraban de "Eusebio Leal" y no de él mismo.

Que pena por que siempre estuvo ahí, "a pedir de boca"; o a "tocar de tecla"

Lo cierto, es que para el que lo descubrió recién, les dejo como regalo este:

“Maestro, eres y seguirás siendo paradigma e inspiración para todos los cubanos”


http://www.eusebioleal.cu/noticia/maestro-eres-y-seguiras-siendo-paradigma-e-inspiracion-para-todos-los-cubanos/


♡ visítenlo en la medida que puedan, descubránlo y enamórense de él.

(。♥‿♥。) Eusebio vive!

Orestes H dijo...

Silvio:

La muerte dura y rebelde se llevó a Eusebio de quién más de una vez dije que debíamos clonar.

Nunca después de la muerte de Fidel advertí tan inundadas las redes con mensajes de dolor. Tampoco desde la muerte de Fidel, leí tanto odio de cierto sector en otras latitudes, incluso de gente joven, cubanos por nacimiento que no tienen la más puta idea del gigante Eusebio y su obra inabarcable.

Leo con atención las reflexiones de todos mis co-equiperos de SC y la verdad el dolor sigue siendo inmenso.

Deseo traer dos muestras del impacto de Eusebio, que en común tienen la esencia misma de su don más allá de su altura cultural: la entrega a la gente simple, al vecino, todo lo cual explica por qué hoy las redes aún respirar dolor y tributo.

En nuestra Embajada, en estas horas, hemos recibido muchas muestras de acompañamiento de beliceños amigos.

Yasser Musa, joven profesor y artista, publicó en FB un hermoso mensaje que acompaña con una foto que es de las más representativas de la personalidad de Leal. En la foto que aparece Eusebio en una esquina de La Habana, con niños vecinos a quienes seguramente estaba trasladando la idea de preservar el entorno recuperado, vivo, ardiente con sus habitantes.

El otro ejemplo es la reflexión de mi coterráneo cabaiguanense y querido intelectual Rafael Hernández en su muro de FB:

"...San Eusebio, patrono de causas justas.
Intelectual y político guapo. Sin jamás desteñirse. Rara avis de alto vuelo..."

Alguién, respondiendo a ese decir quiso desvirtuar la memoria de Eusebio, y esto respondió Rafael:

"...Discrepo, primo. Si algo tenia su oratoria, en verdad hija de la tradicion clasica cubana, siempre transmitia ideas, encaminadas a defender y argumentar tesis, no pocas veces a enfrentar a dogmaticos y sectarios, y a pelear por una concepción amplia de la cultura. En un congreso de la UNEAC lo vi defender, con ese verbo que señalas, el derecho de pertenencia de los artistas emigrados, y el de los cubanos emigrados en general, de una manera que emocionó a intelectuales nada proclives a dejarse pasar gato por liebre, ni a dejarse manipular por demagogos. Sabía construir alianzas, dialogar con el que pensaba diferente, y tambien tenía, para decirlo, como Cervantes, cojones politicos para hacerlo en momentos difíciles. Los que estuvimos con él en esas lides lo sabemos muy bien. Por eso puse esas lineas, donde no hago referencia a La Habana ni al patrimonio. Naturalmente que no coincidí con cada una de sus opiniones. Pero eso nada tiene que ver con esos méritos. Y si te quedan dudas, pregúntale a la gente pobre de La Habana Vieja y de cualquier parte, a ver si te dicen que sus discursos eran oscuros u oportunistas..."

Saludos,

Orestes H

Giordan Rodriguz dijo...

La expresión del odio sólo es la frustrada reacción ante la inconmesurable muestra del amor. Nunca el odio fue tan irrelevante como cuando partió Fidel, o tan irrelevante como hoy.
Mi hija llega a casa con su novio -novio extraño, viven juntos-, y me dice:
"Pá, hoy buscamos en google sobre Eusebio, el que dicen que murió; ¡Hombre grande, papá! ¡Mira que hizo cosas!".
Y yo, avergonzado porque nunca le hablé de Eusebio, trato de rectificar. Me calla cuando me dice:
"Papá, te dije que anduvimos leyendo".

Patricia Moda dijo...

Gracias Yami x traer esa entrada de Segunda Cita, no la recordaba, hermosísimas palabras de 2 amigos.

Mariola dijo...

Mañana, por esas "diosidencias", para algunos; y/o casualidades", "coincidencias" para otros; es:

2 de Agosto

San Eusebio de Vercelli
Obispo
La Iglesia lo considera mártir, no porque haya muerto martirizado, sino porque en sus tiempos de prisión tuvo que soportar sufrimientos horrorosos, y los supo sobrellevar con gran valentía.

El repetía: " Puedo equivocarme en muchas cosas, pero jamás quiero dejar de pertenecer a la verdadera religión".


https://www.ewtn.com/spanish/Saints/Eusebio_de_Vercelli.htm

💖 Tanto que te quiero 💖

Mariola dijo...

Eusebio significa "piadoso".

Víctor Casaus dijo...

silviano y querida gente /

conversando hoy sábado (por teléfono, por supuesto) con manolito pérez sobre eusebio, me dijo que, como siempre en momentos así, se metió en su archivo de papeles (no usa archivos digitales) y encontró dos documentos muy interesantes / importantes sobre eusebio y alfredo /el icaic.

el primero: eusebio hizo las palabras en la entrega del doctor honoris causa a humberto solás en el ISA en el 2001.

el segundo: que eusebio hizo una conferencia sobre alfredo en el espacio DIALOGAR DIALOGAR del pabellón cuba en el 2015. ahora, revisando SC confirmé que ese texto fue la entrada aquí en la casa azul el 31 de diciembre del año pasado.

no sé si alguien lo habrá comentado aquí hoy. de todas formas, copio aquí el enlace: https://segundacita.blogspot.com/2019/12/alfredo-guevara-paradigma-de-la.html

y lo recomiendo con admiraciones.

abra-sones leales,

victoriano

Mariola dijo...

Recién puedo abrir el enlace que nos dejaste: Eusebio Leal: “Hay que amar nuestro tiempo”

De haber podido estar cerca de él, lo hubiese mirado, tal cual, esa niña.

💖

Víctor Casaus dijo...

querida gente /

adelanto / recuerdo los primeros párrafos de la conferencia de eusebio LA IMPRONTA DE ALFREDO GUEVARA:

Alfredo Guevara: paradigma de la libertad en la lealtad
Intervención del Dr. Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad, en el espacio Dialogar, dialogar, de la Asociación Hermanos Saíz, el 23 de diciembre de 2015. Tema: La impronta de Alfredo Guevara*

Voy a confesar que yo nunca me preparo para las cosas porque creo que el que no esté preparado siempre, que no vaya. Esa es una doctrina muy “alfrediana”.

Este lugar, lógicamente, me trae muchos recuerdos, y por eso protesto contra su decadencia, porque fue aquí donde los conocí a todos allá por la década del sesenta, en el Salón de Mayo. Era yo un joven deseoso de conocer mi destino, que no estaba revelado todavía, y fue aquí, en el jardín del Pabellón Cuba, en medio de aquellas noches alucinantes, donde tuve a la mano a los intelectuales cardinales, algunos de los cuales nos acompañan todavía. Y apareció ahí de pronto, con su imagen tan especial, Alfredo, invariable en el estilo que él impuso como suyo y que jamás cedió ni cambió ni modificó. Era él.

Y es muy importante el sentido de la identidad y el sentido de la huella. Por tanto, si al menos fuera como él dice, es una realidad: somos muchos, pero afortunadamente todos tenemos una huella digital diferente, y cuando esto fue descubierto, se reveló uno de los grandes misterios de la naturaleza humana. Alfredo era una huella en sí mismo.

Me acerqué a saludarlo, y me dio un raspe gigantesco, porque Alfredo era como Nicolás [Guillén] dijo del Che: llano y difícil. Como me lo habían presentado antes, me acerqué de nuevo, ávido de conocerlo más, y me dijo con una sonrisa: “Ya yo lo saludé”. (RISAS) Entonces me quedé como quien busca un autógrafo y se lo niegan. Pero el destino me deparó otra fortuna.


CONFERENCIA COMPLETA EN SC:
https://segundacita.blogspot.com/2019/12/alfredo-guevara-paradigma-de-la.html

yamirys valle glez dijo...

Creo q vine a tener conciencia sobre Eusebio a partir de 1985 cdo empezaron sus programas "Andar la Habana"...en ese año aún en casa se veía la TV en blanco y negro.

Al parecer no está en Internet los primeros programas tal y cuál fueron en esos años.
(Antílope me acordé de ti a hace un tiempo preguntaste interesada por ellos)

De escuchar ésta canción. ..ya sabíamos q llegaba Eusebio a través de la pequeña pantalla del TV "Caribe".

https://m.youtube.com/watch?v=-vhOYcqc0No

Víctor Casaus dijo...

PARA EUSEBIO

de Sinan Koont, amigo/hermano turco-norteamericano, profesor de la universidad de carlisle, pennsylvania, investigador y autor de libro sobre la agricultura urbana en cuba.

Queridos amigos:

Escribo para ofrecer mis condolencias por el fallecimiento de Eusebio Leal.

Era un ser humano excepcional. Y su muerte es una gran pérdida para Cuba y el mundo entero.

Sinan en Carlisle

Ernesto Gonzalez dijo...

Siento a Eusebio más vivo q nunca, no solo por la inmensidad de su obra sino también por el amor que despertó en tantos por diversas razones, todas, emanadas de una sola grandeza.

Gracias por tan hermosos recuerdos evocados aquí.

En ese estado que siempre me provoca la Habana Vieja sobre todo de noche, volveré a encontrármelo.

Victoria dijo...

Querido Silvio, pude ver el documental Leal al tiempo, y me maravillaron algunas frases de Eusebio, que pude ir escribiendo y las copio en el siguiente párrafo. Creo que representa el sentir de muchos que conocemos la ciudad de La Habana, y nos sentimos atrapados por ella.

" Lo cubano es para mi eso, un poder, una fuerza, una identidad. Para mi esta isla no es un pontón en medio del Caribe, ni un enclave, ni una base de gasolina para que pasen por aquí los barcos y se vayan. Esta isla tiene un atractivo enorme, tiene sentido posesivo, una vez que te tiene, ya nadie se es capaz de desprenderse de ella."

Eso del sentido posesivo, lo comparto, tenía toda la razón Eusebio Leal.

Ernesto Gonzalez dijo...

#Cuba #EusebioLeal en la reapertura del #CastillodeAtarés 14 de noviembre de 2019.

“Vengo caminando hace mucho tiempo, hace muchas décadas, hace muchos siglos, el verdadero misterio es que yo viví hace siglos en otros cuerpos y estuve aquí cuando se construyó el castillo”.

Giordan Rodriguz dijo...

Hace cinco minutos me llama mi hija:
- Pa, Sergito y yo escuchamos una canción de Silvio que se llama "No hacen falta alas", seguro que se de la dedicó al señor que murió.
- No me parece, Tata, no me parece. Probablemente Silvio no conociera a Eusebio cuando compuso esa canción.
- Ah, yo pensaba.
Y nos despedimos. En verdad tiene razón: No hacen falta alas...

Anónimo dijo...

Anoche hubo musica y fiesta en un edificio frente a mi casa;llame'al 106 pero no vinieron;así no mejoraremos.R3.

patriaesvirtud dijo...

Un pueblo demuestra grandeza en la forma en que respeta, reconoce y rinde tributo a sus representantes más destacados y puros.
La Habana, hace menos de un año, rindió tributo y despidió con aplausos emotivos a Alicia Alonso (la bailarina absoluta) ; hace apenas unos meses mostró igual grandeza cuando despidió a Rosa Fornés (la vedette de América); hoy lo hace con igual dignidad al mostrar su luto por la pérdida de su historiador Eusebio Leal.
Me quito el sombrero y expreso mi emoción y reconocimiento por los habaneros que, a pesar de todas las dificultades, muestran la gratitud de los cubanos ante las mujeres y hombres que han enriquecido nuestra nacionalidad.

patriaesvirtud dijo...

Se ha mencionado aquí sobre la cantidad de basura que los pigmeos morales han escrito en estos días sobre Eusebio. El trasfondo de todo es no perdonar la forma digna en que Leal siempre fue Leal a la Revolución y su entrañable amistad con Fidel.
Bien eso se entiende, no esperaba menos de esa gente.
Lo que realmente me viene preocupando desde hace ya un tiempo es que una importante parte de estos irrespetuosos agoreros y una gran parte de los que replican esas calumnias son gente joven. Unos lo hacen desde otras tierras, pero unos cuantos lo hacen desde Cuba.
Es preocupante que una parte significativa de la comunidad cubana en EEUU, muchos emigrantes posteriores a 1994, son acólitos, casi fanáticos, de Trump y por transitividad de todo lo que apoya y representa dicho gobierno.

Jorge Luis Martinez Alejandre dijo...

En el Ariguanabo se habla de Eusebio y su muerte, Cuba siente la pérdida.

Un caso positivo a la Covid en el Ariguanabo, una niña de 2 años....

silvio dijo...

Giordan, conocí a Eusebio a fines de la década del 60. Compuse No hacen falta alas a mediados de los 80, para una película de Victoriano. Tu niña le encontró un sentido a la canción con el que estoy de acuerdo: Eusebio no necesitó alas para hacer un sueño (también capaz que las tuviera y no se las vimos).

Sender Escobar dijo...

Buenos Días Family:

https://hayesmartinez.desdetutrinchera.com/confesion/

Ernesto Gonzalez dijo...

La posesión q ejerce Cuba sobre la mayoría de sus hijos es una bendición y un misterio. Los misterios, al menos los afectivos, se viven y disfrutan. La mente no tiene poder ahí. Y es mejor q ni se porte por los alrededores.

La editora mía, que no es extremista, se mostró curiosa una vez. Si no voy a Cuba me seco, le respondí. ¿Q habré querido decir con eso? ¿Q expresión reflejé? ¿Q actuó en ese momento?

Acaben de ir, les digo a otros, a quienes literalmente se los come la nostalgia. Y se ponen a hablar del.pasaporte y q.sé yo.

Empecé a ir a Cuba y me jodí, dice un amigo, en el mejor sentido de la expresión. Se pasa mucbo tiempo aquí, acostumbrado como está también a la vida cultural.

Creo q a muchos los puede embargar el miedo de profundizar esa nostalgia, una vez q tengan q regresar a Usa después de venir.

Tienen sus vidas hechas allá, pero es como si les faltara algo q no desean definir ni mostrar.

Ojalá pudiéramos convertir esa obsesión en algo productivo y duradero como hizo Eusebio. Las palabras sin hechos q las respalden pierden sus significados.

Y los seres humanos vivimos a través de los significados.

Cabe también la posibilidad de q esté equivocado.

Sender Escobar dijo...

Acabo de escuchar "No hacen falta alas" tres veces seguidas... Me recrimino ahora mismo por no prestrarle antes tanta atención.

Me fije en algo curioso, Silvio hace scat en esta canción y de un modo extraño la atmósfera de la musical me trasladó a "A Day un life" y "I'm the warlus" 🤔😊

Volé sin alas y de buena manera

silvio dijo...

Editorial / Eusebio Leal: 500 años de historia

silvano dijo...

Del FB de Raul Roa Kouri

Moraba Leal, en cada estancia suya en la città eterna, en una cómoda, pero sobria, habitación del Convento de las Hermanas Brigidinas, que dirigía con firmeza, pero con dulzura, su abadesa, la Madre Tekla Famiglietti. En la pequeña iglesia conventual asistía a misa los domingos y, en alguna ocasión, almorzamos juntos, invitados por la Madre Tekla, en el comedor de la planta baja, adonde acudían obispos, cardenales y embajadores a gratos encuentros dominicales en que las monjitas servían condimentos bien preparados, escanciaban vinos correctos y nos brindaban dulces caseros y quesos del Piamonte, de Parma o Cerdeña. La Madre—mejor me dice Mamma, embajador-- nos obsequió a menudo vinos y quesos para nuestras obligaciones diplomáticas.

Sender Escobar dijo...

Ernesto 10:07 no lo estás el escritor Pablo Armando Fernández expresó algo muy parecido en un documental cuando contó sobre sus años en New York...

"Y los seres humanos vivimos a través de los significados"


Que otro sentido tendría la vida

silvio dijo...

Claudia Gómez Haro: Eusebio Leal: ha muerto el último romántico de la revolución cubana

Victoria dijo...

Buenos días. Con todo respeto, quisiera solicitar que alguna calle de La Habana lleve el nombre de Eusebio Leal.

silvio dijo...

EL ARTE DE REMOVER CONCIENCIAS
por Graziella Pogolotti

Las afinidades electivas tienen un componente misterioso. Alejo Carpentier no olvidó nunca el día en que descubrió a nuestro Historiador de la Ciudad, andariego como él, empujando una carretilla, en ropa de faena, por las calles de La Habana. De ahí nació una amistad, a la que pronto se incorporó Lilia, la compañera del escritor.

Sagaz observador, el novelista había percibido en aquel comportamiento de Eusebio algo más esencial que la humildad, tantas veces proclamada en términos demagógicos. La actitud revelaba el raigal compromiso espiritual de un hombre al servicio del ser humano concreto que se traducía también en el sentido de una cultura hecha a favor de ese ser humano que habita en cada uno de nosotros.

Mi acercamiento a Eusebio ha sido paulatino. No podría fechar en un calendario el día en que nos encontramos por primera vez. Desde mucho antes, había escuchado su palabra brillante. La timidez me mantenía a cierta distancia. Sin que mediara presentación alguna, como viejos amigos, un buen día comenzó un diálogo ininterrumpido, cada vez más pringado, hasta alcanzar rasgos de complicidad. En horas difíciles, su acción solidaria ha intervenido de manera práctica en la solución de problemas. Han sido gestos silenciosos y reconfortantes, porque me han acompañado en momentos de pesadumbre.

Desde puntos de partida diferentes, en ámbitos laborales colindantes, atravesamos una época cargada de contradicciones, de deslumbramientos, plenitud y de desgarramientos. Apostamos por la utopía porque creemos empecinadamente en el mejoramiento humano. Los ideales mueven montañas, juntan almas, corazones y voluntades cuando se nutren de la savia fecundante de la dimensión concreta del existir. Con su palabra, exaltada, Eusebio ha removido conciencias. Ha podido hacerlo, sobre todo, porque ha trabajado en la cercanía de los hombres y las mujeres, con los niños, los ancianos y los más vulnerables de La Habana, mientras restauraba los tesoros que nos enorgullecen.

No hace mucho, sorpresivamente, me visitó en la casa que habitaran Alejo y Lilia. Por primera vez, traspasamos el plano de la intimidad. En el misterio de las afinidades electivas, había fructificado la amistad, esa delicadísima planta exótica, alivio y acompañamiento de privilegiados, mano tendida, sostén y consuelo, reafirmación de las esencias que nos engrandecen. (Texto publicado en el libro Nuestro amigo Leal, Ediciones Boloña, 2018)

Abel Tablada dijo...

Gracias Silvio, yo quería escribir algunas anécdotas y reflexiones sobre Eusebio por haber tenido el privilegio de trabajar con él, pero leyendo tus bellas y necesarias palabras, las compartiré primero y pospondré para otro dìa las mías.

Luis Ramón dijo...

En vez de ser domingo en mi cabeza es solo la tristeza...

silvio dijo...

Anoche Niurka me recordaba que hace dos o tres años, cuando se puso de moda llamarle centristas a quienes iban con cabeza propia, después de algunas visitas de ese tipo que tuvimos aquí en Segunda cita, coincidimos una mañana en un acto con Eusebio, en la Basílica de San Francisco de Asís. Creo que era una graduación. El caso es que él habló y por supuesto habló de la cultura. Y recuerdo que en un momento dijo algo sobre los que trataban a la cultura como su fueran sus caballerizas. Al escuchar aquellas palabras me pasó por la mente que podían ser una metáfora de las intenciones de los cuadraditos de siempre, que no pueden vivir sin que todo quede en el orden y la lógica que ellos pretenden imponer a la diversidad universal y humana. Puede que alguien tenga ese discurso, aunque no fue en un acto de renombre. El caso es que, al final, cuando nos vimos, Eusebio me dijo: “¿Viste lo que dije sobre las caballerizas?”… “Claro que lo escuché y que lo entendí, mi hermano”, le respondí.

Por más que quieran cuadricularlo todo, enjaular espíritus, ponerle límites al infinito, hay cosas y personas que no caben.

Luis Ramón dijo...

Sender, es que tú nunca pones atención, siempre andás en tu mente la entropia.

silvio dijo...

Gracias, Abel. Tus reflexiones también pasan por aquí.

silvio dijo...

Nota: Este texto se elaboró a partir de las diversas entrevistas que el Dr. Eusebio Leal le concediera a Juventud Rebelde. Fotos: Archivo Histórico de la Oficina del Historiador y Roberto Ruiz.

Estamos urgidos de dejar espacio a la poesía

Anónimo dijo...

Ptriaesvirtud que no te extrañe lo de cubanos que apoyen a Trump,aquí cuando la lucha revolucionaria también los había que apoyaban a Batista ,no eran sólo los doldados.R3.

silvio dijo...

Eusebio Leal, el imprescindible historiador de La Habana
Por Sergio Guerra Vilaboy

La primera vez que escuché el nombre de Eusebio Leal Spengler (1942-2020) fue en un Consejo de Dirección de la desaparecida Escuela de Historia en 1975, que debatía su admisión a la carrera en los recién creados cursos nocturnos para trabajadores. Aunque carecía de título de bachiller, venía avalado con valiosas recomendaciones por su labor como Director del Museo de la Ciudad de La Habana, entre ellas de Raúl Roa y Juan Marinello.

De familia muy pobre, tuvo que trabajar desde niño para ayudar a su madre, a la que idolatraba. Al triunfo de la Revolución, leyó en un periódico que su padre, de igual nombre, al servicio de la dictadura de Batista, había huido del país. Católico y de formación autodidacta, con apenas 16 años comenzó a laborar en el gobierno municipal y alcanzó el sexto grado (1959), apoyado por el historiador de La Habana Emilio Roig Leuchsenring. En 1967, tres años después del fallecimiento de su mentor, lo sustituyó en ese cargo, pese a la reticencia de algunas figuras del gremio.

En 1975 matriculó la Licenciatura en Historia, en un grupo muy numeroso al que di clases, en el que se distinguía, vestido siempre de gris, por no tomar notas, de lo que se encargaba Raida Mara, sentada al lado y durante mucho tiempo su ayudante en la Oficina del Historiador. Mucho después de graduado, tuve la oportunidad de escuchar su erudita disertación doctoral (1997) con El diario perdido de Céspedes y la reconstrucción de La Habana Vieja. Su primer logro había sido la restauración del antiguo Palacio de los Capitanes Generales, seguido desde 1981 de parte del centro histórico y sus fortalezas, en un proyecto integral que promovía en su popular programa de televisión Andar La Habana. Recuerdo su satisfacción cuando renació la primera calle hasta el mar y la urbe fue declarada Patrimonio de la Humanidad (1982). A continuación, consiguió comprometer al presidente Fidel Castro con su causa, quien una madrugada-para sortear cualquier oposición-firmó un decreto otorgando plenas facultades a la Oficina del Historiador.

En 1987 fuimos los dos únicos cubanos en el I Seminario Internacional de Historia Latinoamericana en Perú. En un inmenso salón repleto de ponentes, público y prensa, pidió a los organizadores mencionar el XX aniversario de la caída del Che en Bolivia. Rechazada la propuesta, al hacer uso de la palabra echó a un lado su ponencia original e improvisó una conferencia magistral sobre el guerrillero argentino cerrada con una ovación. El revuelo obligó a un receso para calmar a los asistentes encendidos por su elocuencia. Fue en esos mismos días que me hizo recorrer Lima, arrastrándome a una antigua iglesia, abierta por un sorprendido párroco a dos supuestos sacerdotes centroamericanos en peregrinación. También allí me regaló su primer libro, Regresar en el tiempo(1986), en el que estampó, aludiendo a que su hijo Javier era entonces mi alumno, “Para el Amigo que ha enseñado a dos generaciones de Leales”.

Además de esta obra, y de muchos ensayos, artículos y prólogos –como el que le hizo en 2002 a La Habana-Veracruz, las dos orillas– Eusebio Leal fue autor, entre otros libros, de Detén el paso caminante; Verba Volant; Fiñes, La Luz sobre el Espejo, Poesía y Palabra, Para no Olvidar, Fundada Esperanza, Patria Amada, Legado y Memoria, Hijo de mi Tiempo y Aeterna Sapien, lo que explica que se le dedicara la Feria Internacional del Libro de la Habana (2018).

Para la Asociación de Historiadores Latinoamericanos y del Caribe (ADHILAC), de la que era Miembro de Honor, fue un verdadero mecenas. Puso la Casa Benito Juárez, su segunda gran obra restaurada en La Habana Vieja, como sede permanente, abriendo siempre los coloquios con su impresionante verbo. También dio entusiasta respaldo a Chacmool, Cuadernos de Trabajo Cubano-Mexicanos, revista editada por el historiador yucateco Carlos Bojórquez Urzaiz y el autor de esta nota, cuyo Consejo Asesor integraba desde su fundación (2003), acompañándonos en todas las presentaciones.

silvio dijo...

Eusebio Leal... 2 y fin

Otra obra suya fue la refundación de la Academia de la Historia de Cuba en 2010, sobre las cenizas de un problema fabricado por su sucesor en la Presidencia de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba (UNIHC), después de resistir los ataques de que fue víctima por restituir estatuas y placas de personalidades históricas controvertidas. Lamentablemente no logramos restablecer la Facultad de Historia en la Universidad de La Habana, que incluiría la carrera de Patrimonio de su querido Colegio San Gerónimo, como imaginamos una mañana de 2014, en la calle de madera, antes de presentar un libro mío de la Editorial Boloña.

Aquejado de grave enfermedad y muy debilitado por varias operaciones, renacía al pronunciar sus vibrantes discursos, como el del acto por el bicentenario de la muerte de Francisco de Miranda en 2016 y, contra todo pronóstico, pudo brillar en el 500 aniversario de La Habana, ciudad que tanto le debe, a la que consagró su vida Eusebio Leal, ese hombre excepcional de nuestro tiempo.

https://informefracto.com/la-nacion-y-el-mundo/madre-america/eusebio-leal-el-imprescindible-historiador-de-la-habana/?fbclid=IwAR1vXFjQ8NRVtEWLC6Bpd4k2Np0gWEdum-LJZbb-4ifvlIr-GFX5PZXkjwM

Martina Swinnen dijo...

"–El reto es que no tuvimos otro tiempo para vivir que el nuestro. Es una tontería estar diciendo ‘yo habría querido ser una gran dama en el siglo XIX’, quizá habrías caído esclava en un barracón, o ‘yo quisiera haber vivido en tal época’, y quizás habría sido un cobarde incapaz de levantarme para hacer lo que muchos cubanos hicieron. Nuestro tiempo es el tiempo, este es el tiempo, y no otro; y hay que amar nuestro tiempo con sus dificultades, con sus acechanzas, con sus esperanzas. Y luchar. Mi experiencia es nunca darme por vencido, es trabajar."
me enriqueció la entrevista, gracias

Martina Swinnen dijo...


"El siglo XX no da tiempo a más:
en su corriente se ahogan las ruinas.
Mas el torbellino se para a momentos,
y hay calma y hay contemplación.
Entonces las ruinas pueden escuchar,
pueden sonreír"

Armando dijo...

"Por más que quieran cuadricularlo todo, enjaular espíritus, ponerle límites al infinito, hay cosas y personas que no caben."

Aprovecho esta idea de Silvio de las 11:32 para decir algo. He visto en la Tv una expresión o titulo que no es de mi agrado. "Eusebio Leal el hombre de la Habana".
Estoy plenamente de acuerdo que los habaneros deben sentirse muy orgullosos que en su ciudad, haya nacido y vivido, un hombre como Eusebio. Pero cosas que ahora mismo no se explicar, es que al contrario de separarlo de su cuna lo hace mas de allí es pensar que por su vida , obra y verbo, Eusebio no es ya un hombre de la Habana, es como fue Martí, y disculpen mi atrevimiento, Cubano y universal. Eusebio es Patria y humanidad. O como el mismo expreso "soy hijo del tiempo'

silvio dijo...

Jorge Dávila Miguel: Eusebio Leal en la memoria

Norma trv dijo...

A Eusebio, uno de nuestros hombres sagrados:
"En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres. (...)Esos hombres son sagrados." José Martí.

Luis Ramón dijo...

Amarizaron los dos astronautas en el golfo de México, ojalá hayan podido apreciar desde el espacio los labios que le nacieron el viernes a Cuba.

Patricia Moda dijo...

"Leal deja unos zapatos inmensos; esperemos que alguien con su mismo empeño y visión los calce, que muchos los calcen, porque zapatos como los de Eusebio Leal son imprescindibles para caminar no solo los trechos complicados de la historia y su reivindicación, sino los caminos saludables y sin odio que la nación cubana necesita."

De Eusebio Leal en la memoria de CNN en Español. Muy buen final, ojalá xq es necesario.

andrey gk dijo...

Saludos. Para el Dr R3 a las 15:35. Esos, como diría Aute, más que náusea dan tristeza.

andrey gk dijo...

Saludos. Para Ernesto Gonzalez a la 1:35. Ojalá y fuera así, ojalá reencarnara pronto en otro cuerpo.

silvio dijo...

De mandarria.

Cuba producirá apenas el 10% de su demanda anual de frijoles en 2020

Sender Escobar dijo...

https://te.legra.ph/Eusebio-Leal--La-Trinchera-Por-Ernesto-Gutiérrez-Leyva-08-02-2

Sender Escobar dijo...

Homenaje desde mi casa en Las Tunas:

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=1355764367954907&id=100005640702861

Doris dijo...

Buenas noches a todos

He estado triste y sin muchos deseos de hablar. La muerte de nuestro querido Eusebio, no por esperada nos ha afectado menos. Es una parte importante de nuestra vida a la que decimos adiós. Con los años, se van desdibujando nuestros entornos, y las personas queridas van desapareciendo. Es un proceso natural pero doloroso.

Pero me ha motivado, Silvio, tu enlace de las 18 : 37 sobre la situación crítica de la cosecha de frijoles. Y quería compartirles que hace unos días salió en Granma un artículo sobre un fertilizante producido aquí en Cuba, llamado Agromenas, que incluso lo están vendiendo a la población por el sitio www.superfacil.net. El artículo es éste:

http://www.granma.cu/cuba/2020-07-27/la-necesidad-de-fertilizantes-encuentra-respuesta-27-07-2020-21-07-45

Sigo sin entender que existan opciones para los fertilizantes y no se vean resultados en la agricultura.

Igualmente ocurre con los pesticidas, que aquí se producen.

http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2019-09-25/cuba-producen-bioplaguicidas-para-sustituir-quimicos

Entonces, qué está pasando???? Dónde está trabado el paraguas?

No entiendo, juro que no entiendo. Y me preocupa lo que nos pueda sobrevenir ante una penuria alimentaria.

Si alguien me explica, lo agradezco

Abrazos domingueros

Anónimo dijo...

10%???.....APAGA...Y VAMONOS!!R3.

Armando dijo...

Por lo que leí de la entrada de Silvio a las 18:37 la cosa está enredá, al frijol le faltó el "paquete tecnológico" que vimos el otro día con el maíz hibrido.

Deduzco que para el susodicho "paquete" hizo falta un financiamiento. Pero como el financiamiento es lo mas difícil lograr en este país por todo lo que sabemos, la solucion seria buscar a base de bio fertilizantes y control biológico, pero tienen el inconveniente de ser mas lentos para aplicarlos y buscar resultados.

Boniato (que no veo),mejorar acopio,Frijol carita y sembrar patios. Que el señor nos coja confesados

Mariola dijo...

。◕ ‿ ◕。 Noches ☽ ☆ ☾ buenas a la Cita toda

Terminando de abrir algunos enlaces que nos propusiste ayer, noté, que ya nos habías traído el sitio del Doctor en "Preparémonos para el nuevo destino de nuestro país". Está es una página, que todos en la medida que puedan deben conocer y visitar, por la calidad de su contenido.
Ya nadie puede decir que no lo conocía, pues está acá puesto por vos como tantas proposiciones que nos hacés a diario ʕ@‿@ʔ que bien y gracias por ello.

De hoy hay muchos que me faltan por disfrutar aún.

Pero si se me antojo esta canción tuya .(: permiso :).


Canción en harapos

Qué fácil es agitar un pañuelo a la tropa solar
del manifiesto marxista y la historia del hambre.
Qué fácil es suspirar
ante el gesto del hombre que cumple un deber,
y regalarle ropitas
a la pobrecita
hija del chofer.
Qué fácil de enmascarar sale la oportunidad.

Qué fácil es engañar al que no sabe leer.
Cuántos colores, cuántas facetas
tiene el pequeñoburgués.
Qué fácil es trascender con fama de original,
pero se sabe que entre los ciegos el tuerto suele mandar.
Qué fácil de apuntalar sale la vieja moral
que se disfraza de barricada
de los que nunca tuvieron nada.
Qué bien prepara su máscara el pequeñoburgués.

Viva el harapo, señor,
y la mesa sin mantel.
Viva el que huela
a callejuela,
a palabrota y taller (*).

Desde una mesa repleta cualquiera decide aplaudir
la caravana en harapos de todos los pobres.
Desde un mantel importado y de un vino añejado
se lucha muy bien.
Desde una casa gigante y un auto elegante
se «sufre» también.
En un amable festín se suele ver «combatir».

Si fácil es abusar, más fácil es condenar
y hacer papeles para la historia, para que te haga un lugar.
Qué fácil es protestar por la bomba que cayó
a mil kilómetros del ropero y del refrigerador.
Qué fácil es escribir algo que invite a la acción
contra tiranos, contra asesinos,
contra la cruz o el poder divino,
siempre al alcance de la vidriera y el comedor.

Viva el harapo, señor,
y la mesa sin mantel.
Viva el que huela
a callejuela,
a palabrota y taller.

(*) Originalmente decía burdel.

(っ ^ з ^) ♪ ♬ ♡ ♩ ♪ ♫ ♬ ♭ ♮

https://www.youtube.com/watch?v=sbQjpJLRCgM&list=OLAK5uy_nFbxhwL35x_4uPTHRQXrkrpP57sm5klGw&index=6


♡♥♡」0 [♥óܫò] Vヨ♡♥♡

silvio dijo...

Es muy probable (y por supuesto esto es hipotético) que esos resultados en la producción de frijoles y otros que no conocemos pero que podemos imaginar, sean los que han llevado a la dirigencia a poner en práctica las medidas económicas anunciadas recientemente. El paraguas esta trabado desde hace rato, lo que algunos cabeciduros no han querido verlo.

silvio dijo...

He aquí lo que opina Benavides:

¿No se darán cuenta estos funcionarios que echándole la culpa de todo al bloqueo, sin reconocer los errores y deficiencias propias, lo que hacen es poner felices a los bloqueadores como Koczac, Marcos Rubio, Elliot Abrams, Cleaver Carone y compañía de que sus planes de asfixiarnos les van dando resultado?
Son incapaces de reconocer sus propios errores y renuencia a entregarles los recursos a las cooperativas, campesinos privados y usufructuarios las producciones que son decisivas para la alimentación del Pueblo. Todo lo quieren administrar centralmente. Ademas, quién da una información tan importante para la alimentación del cubano es un funcionario de la estructura burocrática del Ministerio de la Agricultura y no el Ministro, que sería quien tendría que responsabilizarse de ese desastre.
Saludos,
Joaquin Benavides

Sender Escobar dijo...

Aquí les dejo mi primer podcast... Programa especial junto a Ian Padrón en homenaje a su papá el gran Juan Padrón, espero lo disfruten:


http://www.ivoox.com/54684274

Sender Escobar dijo...

Por si no les sale el podcast con el enlace anterior prueben con este:

https://podcasts.google.com?feed=aHR0cHM6Ly93d3cuaXZvb3guY29tL3NvbGFyX2ZnX2YxODYwNzI5X2ZpbHRyb18xLnhtbA%3D%3D&episode=aHR0cHM6Ly93d3cuaXZvb3guY29tLzU0Njg0Mjc0

Sender Escobar dijo...

Y aquí hay otra plataforma, disculpen la insistencia, toy mociona'o:

https://open.spotify.com/episode/6hWfCm3foapKx0UsxeleaH?si=WkG7B9NmQwiRjN7nYp48YA

Luis Ramón dijo...

Sender, muy bien marachito!!!

Mónica L. dijo...

Querido Silvio,

Un abrazo solidario a ti y al pueblo cubano por esta pérdida tan grande, me ha conmovido mucho porque de ese hombre inmortal todos aprendimos y siempre será eterno.

Casi siempre paso por aquí en silencio y no podía pasar dejarte mi abrazo ...

Me gustaría compartirles también la primera parte de esta crónica a propósito del escándalo y el aspaviento que armaron las personas en condición de uribismo en Colombia, cuando hace unos días, el alcalde de Medellín pidió ayuda a la embajada de Cuba para sobrellevar la crisis del Covid19.

No imaginan el debate por las redes con la derecha afirmando que los médicos cubanos vendrían solo a adoctrinar y a sembrar el comunismo!!!! QUE PELIGRO !!!

Y yo que soy patológicamente adicta a debatir en política, ya estoy cansada de pelear por Twitter con cuanto fascista arremete contra mis argumentos que con cifras y datos dejan siempre a Cuba bien parada ante Latinoamérica y el mundo.

Quien lo escribe es un joven colombiano que tuvo la fortuna de ganar una beca para estudiar medicina en Cuba y de no ser por ello seguiría como vendedor ambulante invirtiendo su salud en procurarse lo que anhela...

El muchacho primero hizo un hilo cuando comenzó el debate contando cómo fue su experiencia en los años que estudió en Cuba, la verdad no sé si al copiar el enlace puedan verlo, aquí lo pongo:

https://twitter.com/drnickolaz/status/1287755757686071297?s=21

El hilo le salió tan bien, que dos periodistas le ayudaron y aquí está la primera parte de tres de la crónica
https://cuartodehora.com/2020/08/01/medicos-cubanos-nos-invaden/.

Si tienen tiempo para pasar y leer les aseguro al menos una sonrisa de alivio y esperanza...

En fin Silvio, te pongo tema de conversa para distraer un poco el dolor de cuba con la partida del gran Eusebio Leal...

Abrazo a todos desde Colombia ...

yamirys valle glez dijo...

Permiso...q la entrada es por Eusebio..y uno ésta un poco sobrecogido aún cdo llega aquí.

Gracias Sender...probé con el primer enlace y nada...después con el último y tampoco. ...al "tercer"..intento con el segundo enlace...al fin logré escucharlos desde el "Solar".

Me gustó mucho la entrevista.

No sabía q el vídeo clik de los elefantes de Lubia María era de Juan Padrón, a mis hijos les gustó cdo lo repetían a menudo en la televisión.

Lástima q Ian no te comentara nada de su trabajo actual...se extraña su época de vídeos clic con Buena fe.

Te vuelvo a agradecer por recordar a Juan Padrón, otro gran hombre.

silvio dijo...

Gracias querida Mónica por acercarnos estos interesantes materiales. Bueno saber de ti

Rojo ciudadano dijo...

Amigo R3: Le pido que ni apague ni se vaya mire que debe ser un frijol bastante interesante ese llamado vagina-ungui-culata-caritas

Norma trv dijo...

https://palabranueva.net/new/eusebio-leal-spengler/
El sacerdote Manuel Uña sobre Eusebio:
"Recuerdo que era noviembre del año 1994 cuando nos vimos por vez primera, en el despacho del Historiador de la Ciudad, dentro del Palacio de los Capitanes Generales. En diciembre de ese mismo año Eusebio me devuelve la visita, acercándose a San Juan de Letrán. “Vengo personalmente -me dijo- para dos cosas: Invitarle para que el próximo día 5 de enero vaya a La Habana Vieja, porque ese día es el aniversario de la Fundación de la Universidad San Gerónimo. El acto tiene lugar donde está el monumento a la Campana”. Continuó expresando su agradecimiento porque hacía unos años el prior les había donado la campana original perteneciente a esta primera universidad cubana, erigida por los frailes dominicos en 1728, pasando así de los jardines de San Juan de Letrán, donde se encontraba “sepultada”, a recuperar su sitio y a alzar su vuelo.
(...).
Como los caminos de la Providencia nos llevan hacia las 'coincidencias', por aquellos tiempos los dominicos deseábamos hacer realidad un sueño: abrir en nuestro convento un espacio que posibilitara el encuentro y la reflexión; espacio de puertas abiertas con un criterio no exclusivo sino incluyente, para recibir a todos sin diferencia de credos, confesiones o ideologías. Uno de los primeros invitados a dictar una conferencia fue él, en mi memoria se conservan frescas sus palabras al despedirse aquel día: 'Esto que he visto sí que es nuevo y qué falta nos estaba haciendo. Deseo que esta casa irradie cultura… y se convierta en un lugar de encuentro y diálogo donde se respete la pluralidad, lo diverso'.
(...) Resonaban en mi interior las palabras del Dr. Fernández Retamar: “Padre Manuel, lo más nuevo de La Habana, es La Habana Vieja”. También me gusta, y mucho, el término con el que el mismo Dr. Retamar calificara a Eusebio: “Vivificador”, con ocasión de uno de los homenajes que le realizaron en la Biblioteca Nacional de Cuba en el año 2009. El diccionario de María Moliner precisa que vivificar es lo mismo que comunicar vida a algo inerte. Es lo mismo que amar, reanimar, renovar…
El Dr. Leal devolvió juventud a las piedras, alegría a las viviendas deterioradas, esperanza a las personas desesperanzadas."

Jorgebraulio dijo...

¿Hay monumento
mejor que una ciudad
vivificada?

«El más antiguo ‹Más antiguo   1 – 200 de 209   Más reciente› El más reciente»