viernes, 2 de febrero de 2018

El hombre que amaba decirlo todo

Por Laidi Fernández de Juan 

Debo comenzar esta presentación con dos consideraciones personales: me siento abrumadoramente honrada desde que Silvio me pidió que fuera la encargada de decir algunas palabras hoy, compromiso que cumpliré intentando disimular la emoción que implica hablar no solo de un libro fundamental, sino de su autor, un hombre que amaba decirlo todo, sin guardarse nada, como quien se abre el pecho y dice ya sé que lo herirás. Es un privilegio, como todo lo que regala Silvio, impagable. La segunda, es que celebro con júbilo el nacimiento del sello editorial Ojalá, que publicará además de este, otros textos que seguramente veremos arder, como dijo un poeta, aunque espero que no sea tomado literalmente el verbo arder. Hay que curarse en salud, recomienda la sabiduría popular,  e insisto en ello, ya que previsoramente incendiarios serán los libros que esta casa editorial, como la famosa era, parirá.

No puedo decir que fui amiga personal de Guillermo Rodríguez Rivera, como muchos colegas suyos que aparecen más de una vez y con total justeza en el esclarecedor volumen que presentamos, y ello me permite cierta objetividad al juzgar sus textos. No obstante, sostuve varias conversaciones con él, que me cautivaron hasta dejarme rendida a sus pies, porque Guillermo derrochaba una intensa e infrecuente combinación de sapiencia con buen humor, y amaba decirlo todo, como ya he señalado: practicaba el hábito de sincerarse hasta que no le quedara nada por dentro, a lo cual se añade un optimismo admirable, y un sentido casi cómico de la vida, una capacidad jubilosa que lo acompañó hasta el fin de sus días. Dicho esto, debo añadir que su novela “Canción de amor en tierra extraña”, publicada por Ediciones UNIÓN en 2007, misteriosamente ausente de librerías, de notas críticas, de comentarios aunque fueran adversos, coincidente en fechas con el momento de la llamada “Guerrita de los emails”, que tanto revuelo causó como puede comprobarse en más de uno de los acápites de este libro,  es un feliz antecedente de  “Decirlo todo. Políticas culturales en la Revolución cubana”, al igual que su delicioso ensayo “Por el camino de la mar. Los cubanos”. Traigo a colación ambos títulos por la coherencia argumental que guardan con el presente volumen. Creo que sin los anteriores libros, este de hoy no hubiera alcanzado la profunda huella que deja, imprescindible para el entendimiento no de una política sino de las múltiples políticas culturales inscritas en el desenvolvimiento de un único proceso revolucionario. Hay quien dice que los escritores solo tenemos una obsesión, un tema, un delirio que elaboramos una y otra vez, aunque utilicemos diferentes formatos o géneros. Obviamente, a Guillermo lo martillaba la concepción de cubanía, de esa identidad que nos tipifica con todas las luminosidades y también con todas las manchas del astro rey. Él, perteneciente a una generación intermedia entre quienes lograron con las armas la independencia de Cuba y las más actuales, quienes no vivimos los intensos días de espléndidos, viscerales sacrificios y de hondos desaciertos, posee toda la autoridad moral para hacernos el cuento completo, desde los inicios hasta el presente. Como si fuera una Historia Clínica (ya que Jorge Fornet subtituló su excelente libro El 71, anatomía de una crisis), este de Rodríguez Rivera contiene los antecedentes, la condición premórbida, la descripción de las condicionantes, la erupción del volcán revolucionario, su acmé, y llega hasta las postrimerías de una convulsa lava, cuyas mareas más agudas habían sido más o menos disimuladas, y ahora sacadas a la luz, gracias a este libro. La aspiración de Guillermo (no confundir aspiración con ambición, maligna degeneración del primer término: hablamos de una criatura ajena por completo al egocentrismo de los ambiciosos, esos enfermos de mimiyoismo que abundan) es poner todas las cartas sobre el tapete, apuntar con pelos y señales no sólo los porqués y los cuándo, sino también  quiénes condujeron los aciertos y quiénes los disparates, que pese a todo, no lo hicieron flaquear nunca. En una nota suya al libro  El arte de la espera, de Rafael Rojas, ya había adelantado lo que reitera en Decirlo Todo: “La opción socialista fue la única que pudo adoptar la revolución cubana de 1959 para sobrevivir. Sobrevivió por su decisión y por el alto precio que hemos pagado –en sangre y en privaciones– los cubanos que decidimos permanecer en Cuba”.
A través de ocho capítulos, Guillermo recorre la historia cultural cubana, sin dejar fuera casi ninguna manifestación artística, no solo porque su sentido amplio de justicia y de una valentía que roza con la intrepidez  asi lo guían, sino porque sus vastos conocimientos y sobre todo, su afán de buen maestro que no se guarda nada para así, le impiden la más mínima gota de egoísmo. Así, el polémico cine, la música, de la cual era un experto, el teatro, que tanto admiraba, y, sobre todo, la literatura, su gran oficio, están reflejadas en la mayoría de las doscientas sesenta páginas de esta recopilación de ensayos, que son mucho más que eso, son lecciones, instrumentos documentales, referentes imposibles de soslayar. En ninguno de los capítulos existe empeño de didactismo, sino todo lo contrario: Guillermo, con esa gracia increíble y a ratos ácida que tanto nos divertía, incluye anécdotas, confesiones, testimonios propios y de sus más cercanos cómplices culturales, de manera que resulten irrefutables sus análisis. No dice “creo que es mentira” sino “Fulano miente por tal y más cual argumento”, y desmenuza calumnias, infamias y tergiversaciones hasta hacerlos ripios, porque la verdad, como la justicia, tendrán brazos largos y patas cortas, pero aunque demoren, siempre llegan y recolocan las cosas en el sitio adonde pertenecen. Según la mística cosmogónica de la Edad Media (y es fácil imaginar la cara de Guillermo si me escuchara ahora mismo), el número ocho corresponde al cielo de las estrellas fijas, y simboliza el perfeccionamiento de los influjos planetarios. Si puedes verme, Guillermo, sabrás que no eres el único autorizado a joder un poco, asi que me divierto con el ocho, esperanzada con el hecho poco probable pero no imposible de que los efluvios celestiales te hayan situado en el privilegiado estrellato que te corresponde y desde ese sitial, nos observes  a todos: a los malos y a los buenos, a los farsantes que denuncias en el libro, y a las víctimas que como tú, supieron salir adelante. Para que el público vaya saboreando lo que enseguida podrá estudiar (este libro es para aprender, insisto), nombro los ocho acápites, algunos de los cuales helarán la sangre a más de uno:
“Antecedentes”; “1959, el año de la fiesta cubana”; “El fin del edén”; “La vida cultural en 1965”; “El camino de Santiago (permiso para un leve desvío personal)”; “Los polémicos años sesenta”; “El Quinquenio Gris”;  y “El fin del Quinquenio Gris. La cultura de los tiempos que corren”.
Otro de los grandes aciertos en Decirlo Todo, además de la osadía de efectivamente, contarnos la totalidad, para cumplir  con el enunciado de  la serie española, “Te cuento cómo pasó”, es la contextualización que Guillermo expone como preámbulo a cada sección del libro. Nada resulta fortuito ni descabellado, sino que todo lo dicho implica sus propias causas y sus naturales consecuencias. Guillermo, que fue dañado en momentos difíciles y complejos por más de una razón, jamás permitió que la mezquindad de unos cuantos nublara su fidelidad, y aunque nunca se le confirió la disculpa que merecía, asumió la sentencia de Sartre, a quien tanto admiraba: “El rencor es denso, es mundano; déjalo en la tierra: muere liviano”. Si pudiéramos promocionar este libro como si se tratara de un manuscrito hallado entre las ruinas de un foso, sería válido vociferar por altoparlantes: “¿Quiere usted conocer de primera mano las mentiras de Cabrera Infante? Léase “Decirlo todo” “¿Alguna vez ha querido saber quiénes fueron los represores del Quinquenio Gris? Busque Decirlo Todo”; “¿Realmente existieron las execrables UMAP? No deje de leerse  las páginas 123 -127 de este libro que presentamos hoy”; “¿Por fin Heberto Padilla manipuló o no a quienes lo apresaron, era culpable o era inocente? Encuentre las respuestas en este volumen; “¿De veras sabe usted la historia del Caimán Barbudo? Saque sus propias conclusiones leyendo Decirlo todo”; “¿Cuál fue la postura de la Casa de las Américas y del ICAIC en momentos críticos, y cómo se comportaron sus respectivos dirigentes con los incipientes cultivadores de la nueva música que surgía? Encuentre las respuestas aquí”, “¿Ha leído usted a Lezama y sabe cuál era su actitud con respecto a la revolución? Compruebe aquí lo que se ha dicho y lo que no”, pero reconozco falta de seriedad en el intento,  y no afrontaré tal despropósito, entre otras razones, porque carezco del arrojo y de la fabulosa gracia de Rodríguez Rivera. Ni altoparlantes tengo yo, seguramente porque no es algo que tenía que tener. 

Ya llegando al final de esta suerte de reseña, no debo obviar el elogio a la ilustradora del libro, Pilar Fernández Melo. La portada no puede ser más elocuente. Recreando el archiconocido cartel que hiciera Rostgaard, ese extraordinario diseñador nuestro que supo captar la esencia de la canción protesta con su rosa sangrante, Decirlo Todo, en virtud de su ilustradora, se anuncia como el complemento literario de la misma rosa, cual escritura de protesta, y con los mismos objetivos de la Nueva Trova, pero en versión no musical. 

Para terminar, me gustaría citar palabras del autor de este libro, que en boca del protagonista de la novela ya mencionada, expresa un anhelo que hoy se ha cumplido: “quería tener la confianza de haber dejado una palabra o un acto, o las dos cosas”. Y vaya si nos dejó mucho más! Este libro, sin ir muy lejos, es prueba fehaciente del inmenso legado de Guillermo Rodríguez Rivera, un hombre que amaba  decirlo todo.


Febrero, 2018     

80 comentarios:

Silvio dijo...

La editorial Ojalá, hoy a las 11 de la mañana, anunció en Casa de las Américas dos títulos, en el marco de la Feria del Libro: Decirlo todo, de Guillermo Rodríguez Rivera, cuya presentación estuvo a cargo de nuestra muy querida Laidi Fernández de Juan.

Después Radamés Giró presentó La Canción en Cuba (a cinco voces), escrito por cinco especialistas, tomo del que hablaremos más adelante.

sonia tanus dijo...

Hola a todos después de mucho tiempo. Que sorpresa me llevo con la editorial Ojalá!!!que hermosa sorpresa!! ojalá pueda encontrar este libro que no dudo será maravilloso por Córdoba.
Iré viendo si me puedo poner al día con las entradas para perder lo menos posible, por ahora pasé a ver, a saludar y a desearles que todos estén bien y lo mas felices que puedan o se animen. Acá en Argentina ni hablar Uds sabrán vamos , no de mal en peor,de peor a desastre olímpico, nada nuevo eso si, que es lo mas grave de todo.No significa que claudiquemos aunque somos medio salames para defendernos,vamos todavía
Abrazón cordobes

Félix Sautié Mederos dijo...

Muy querido Silvio, de todo corazón te felicito por la creación de la Editorial Ojalá, una editorial es una institución egregia que preserva y publica la cultura, la ciencia y lo que el ser humano es capaz de crear; y esa quizás de las más hermosas obras que ser un humano puede hacer porque es volcarse a los demás; lo que siempre has hecho con tu poesía, tus canciones, tu música y tu pensamiento.
Lamentablemente no pude estar físicamente presente, ya hay lugares a los que mi andar errático con bastón no me permite ir sobre todo cuando hay escaleras.
Mucho menos puedo ir a la Cabaña, aunque espero ir a la Casa del Alba que físicamente es para mi asequible porque el espacio es plano y cercano a la acera, para estar presente en la presentación del libro de mi entrañable amigo Jorge Oliva; y allí es posible que me pueda encontrarme con algunos amigos (as) de Segunda Cita. ¡Albricias por la Editorial Ojalá!, conozco bien lo que es crear una editorial y mantenerla en el tiempo que es lo que le deseo a Ojalá.

Omar Fontes dijo...

Bellas y certeras palabras para el profe Guillermo Rodríguez Rivera, y todo un gancho para buscar el libro, espero alcanzarlo. A Rodríguez Rivera se le extraña también en los fecundos debates de estos días, y es q sencilamente él no dejaba de decirlo todo...

René Rodríguez Rivera dijo...

Como hermano de Guillermo creo que no me corresponde dar muchas opiniones, pero no he leido hasta ahora nada que lo dibuje mejor que ese articulo de la entrada.
Unos meses antes de su fallecimiento y preocupado porque a mi entender estaba mucho tiempo en su silla de ruedas (sus piernas ya no daban mas), le dije: "Guillermo, tienes que caminar algo y si puedes hacer un poco de ejercicio"; se sonrió con esa sonrisa suya muy singular y me respondió: "no te preocupes, recuerda que el Presidente Roosvelt dirigió a su pais durante la Segunda Guerra Mundial desde su silla de ruedas". Esto jamas lo olvidaré y creo que su optimismo, entre otras cosas, alargó su vida.
Cuando fué separado del cargo de Profesor en La Universidad de La Habana por aquella falsa acusacion de contrarrevolucionario, mis hermanos y yo le dijimos que acusaríamos a los que lo dejaron sin empleo sin tener pruebas y nos dijo: "Calma caballeros, recuerden esa cancion que dice: "Que los castigue dios"... y no permitió que hicieramos nada; ademas, se que nunca les guardó rencor, lo tomó segun él, "como una cobardía" propia del momento. Así era y asi lo recordaré siempre. R3.

Silvio dijo...

The Guardian: Dicen los médicos que la salud de Julian Assangue peligra

kinka piro dijo...

Que buenos libros!!! ojala alguno alcancen mis manos... jeje

Uhm... me pregunto si la editorial ojalá o incluso la del centro pablo tienen alguna "sucursal" o algo parecido en buenos aires.
(Mensajito nada subliminal para Victor...)

natty dijo...

Qué bonita entrada....me ayuda a conocer un poco mas. Además, la acompañan fotos que he visto por ahí...y la verdad ...un poco de envidia sí que tengo.
Gracias por compartir y poder conectar con el día a dia y con eventos tan importantes.

René....abrazo.


René RR dijo...

Natty, muchas gracias, nuestro abuelo tambien era Zamorano de Fermoselles, abrazo parati.R3.

Victoria dijo...

Editorial Ojalá ¡¡¡¡ plop plop plop que maravilla ¡¡
Felicitaciones Silvio por esa gran iniciativa.
besos para el más lindo

Alex R. T'ang dijo...

Buenos días querido Silvio y amigos segundaciteros:

Hace casi dos meses que no visito la colmena, las disculpas del caso por la ausencia, y recibo con espléndida sorpresa sobre la noticia de la editorial Ojalá, los mejores deseos desde tierras incas, aunque haya tanto que contar mediante líneas y líneas no quisiera entrar en un soliloquio, envío un fraterno saludo a cada abeja de la colmena, y cariños para ti Silvio, 2018 de sorpresas y buenos augurios, génesis de una nueva partitura envío la sinfonía mundial que une nuestras voces en este humilde blog.

Con afecto,

Alex Rojas Tang, Rocío y Alondrita
Desde Lima, Perú

Víctor Casaus dijo...

querida gente /

felicidades fraternas para las nueva editorial OJALÁ, que continúa enriqueciendo los caminos de creación, expresión y lucha de nuestro hermano silviano.

feliciades de patricia y todos los imprescindibles de OJALÁ que hicieron posible esta presentacion de ayer y los dos formidables libros.

OJALÁ realmente existía como sitio de publicación de libros, pero este nuevo status, con un sello propio, hacen justicia a todo lo hecho y anuncia lo mucho y bueno por venir.

felicidades a las cinco voces del extraordinario volumen sobre la canción. y a nuestra querida laidi por ese texto que hace justicia, al libro, al guille y a la decisión sabia y valiente de decirlo todo. como dice la nota de contracubierta del libro de GRR: "En eso estamos, Guille. Contigo.

Víctor Casaus dijo...

querida gente:

para las/los que anden cerca, va esta invitación a las presentaciones de EDICIONES LA MEMORIA en la feria, mañana domingo y el lunes, homenajeando a nuestro hermano JUAN PADRÓN y recordando el inmenso joven JULIO ANTONIO MELLA, con un libro que incluye textos inéditos sobre su aleccionadora vida:

EDICIONES LA MEMORIA. CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

1. Homenaje a Juan Padrón. Presentación de Elpidio Valdés. Los inicios y Verdugos. Presentadores: Laidi Fernández de Juan y Jorge Oliver
Lugar: Sala Nicolás Guillén. Domingo 4 a las 10 am

2. Julio Antonio Mella. Textos escogidos. Compilación de Julio César Guanche. Presentadores: Julio César Guanche, Ana Cairo y Rosario Alfonso Parodi
Lugar: Casa del Alba. Lunes 5 a las 3 pm
Trovador: Carlos Fidel Taboada

Norma trv dijo...

Maravillosa jornada la de ayer, cargada de belleza, sensibilidad, honestidad y mucho, pero mucho amor.
Enhorabuena el estreno de la editorial Ojala con estas dos joyas, dignas exponentes de la cultura cubana. Sé que vendrán nuevas maravillas, porque la vocación de este proyecto es el de prodigar luz. Una vez más, amado poeta, gracias!

Norma trv dijo...

Por cierto, nos reunimos una tropa entrannable de segundaciteros! Fue maravilloso!
Soy feliz.

arturo dijo...

Recuerdo haber visto esa rosa sangrante de la portada en un viejo cartel de un concierto de la canción protesta (no se si en Casa de las Américas).¿Tiene está rosa alguna relación con Guillermo Rodríguez?

Marta dijo...

Como han dicho ya otros lectores del blog, espero que este texto pueda conseguirse en Buenos Aires.
Viva por siempre la revolución cubana, con sus matices y sus sombras, sus oscuridades y tropiezos, su enorme, inapagable luz para todos nosotros.

Fernando Ravsberg dijo...

http://cartasdesdecuba.com/ojala-nos-traigan-muchos-mas-libros-como-estos/

Doris dijo...

Querido Silvio:

No había querido comentar hasta que no tuviera un poco más de elementos.

La jornada de ayer fue muy feliz, por varias razones, entre ellas la presencia entre nosotros de un grupo de hermanos segundaciteros de otros países, que siempre nos alegra recibir.

La presentación de los libros, maravillosa. Las palabras de Laidi, certeras y agudas, como lo era el Profe. De él siempre admiré su poesía y más tarde sus artículos, con esa forma tan académica de expresarse sin perder ni un ápice de cubanía. Pero el libro ha superado todas mis expectativas.

Como estoy jubilada y soy muy amiga de los libros, apenas llegué a la casa comencé a leerlo, y hoy, después de una noche casi sin dormir, lo terminé. Es que el libro te atrapa desde el prólogo, y no te permite respirar.

Voy a definir mi impresión en una sola palabra: revelador. Había muchos pasajes que conocía, pero el análisis que hace el Profe, relacionando el contexto histórico con los cambios que se iban produciendo en el campo cultural, nos da una visión sumamente abarcadora de todos aquellos sucesos, y nos hace comprender y revivir cada uno de esos momentos de una forma clara y amena.

La mayor enseñanza que saco del libro es que, en todo tiempo, han existido extremistas, oportunistas y mediocres que, usando la bandera de la Revolución, han hecho prevalecer sus intereses. Por eso, lo que está pasando en la Cuba actual no debería extrañarnos para nada. Si acaso darnos fuerzas para seguir combatiendo y no bajar la guardia, porque lo que está ocurriendo en estos mismos momentos es más de lo mismo.

Agradezco enormemente el privilegio de haber aprendido, de haberme deleitado con este libro, que estoy segura generará gordas polémicas, pero un libro muy necesario. Estoy segura que nuestro querido y admirado Profe, debe estar muy satisfecho, donde quiera que esté.

Larga vida a la Casa Editorial OJALÁ

Abrazos

Orestes H dijo...

Doris:

No podré leer el libro hasta mi regreso a Cuba en el verano, si lo encuentro aún en las librerías, o "si alguna amiga solidaria me presta el suyo" (No es indirecta para ti, sino todo lo contrario, jejeje).
Leí las palabras de Laidi, y me imagino como está el libro.
A tu siempre franco comentario, solo agregar que en todas las épocas, junto a todos los personajes que mencionas, por suerte también hemos tenido honestos, vibrantes, comprometidos, entregados y persistentes, que por suerte también siempre han sido más.
En todo caso, y por eso VALE LA PENA SEGUIR y triunfar.

Contigo deseo larga vida a "Ediciones Ojalá".

Abrazos,

Orestes H

René RR dijo...

Estoy leyendo nuevamente el libro,mejor diria que lo estoy estudiando...asi comprendo algunos hechos que vivi´ pero que no entendia completamente.Ej: trabaje´ un mes en Camaguey visitando distintos campamentos de la UMAP;cuando volvi a casa le dije a mi esposa ,´´esto no lo entiendo´´...ella me lo recordo´ hoy comentando el libro...hay mas pero todo a su debido tiempo.
Orestes ,si tienes dificultades con el libro te puedo guardar uno.R3.

patriaesvirtud dijo...

Estimada Doris:

Coincido con tu comentario pero existe una significativa diferencia con esta época que nos toca vivir. NOS FALTA FIDEL!!!!!!!

Ya la generación que lideró la Revolución se nos va; la que combatió en Girón, la que etuvo firme en octubre de 1962, la que combatió en África, se nota menos (por razones aturales obvias)
En aquellos tiempos esos errores, esos oportunismos, esas extralimitaciones se rectificaban, existía el prestigio y el valor para hacerlo.

Orestes H dijo...

René:

Te lo voy a agradecer muchiiiiiiiiiiiisimo.
Disculpa el oportunismo.

Patriaesvirtud:

Tienes razón, la generación del liderazgo histórico se jubila y la biología hace lo suyo, pero aun somos muchos los que "también hemos tenido nuestro Moncada".

Cada segundo es vital, cada batalla desde el punto cardinal que sea es imprescindible.

La Revolución es de todos. Yo la defiendo y acompaño con sus muchísimas mas luces que sombras en cada espacio que esté.

Creo que en todo caso ese sería el mejor tributo de los que se han ido desde el primero que cayó por ella hace 150 años.

Por eso hay que espantar buitres, oportunistas y tendenciosos estén en la izquierda o la derecha, o se camuflen en ambas a la vez.

Saludos,

Orestes H

Norma trv dijo...

Leo y no puedo evitar evocar, nuevamente, a Martí...

“De los hombres y de sus pasiones, de los hombres y de sus virtudes, de los hombres y de sus intereses se hacen los pueblos. Los enemigos de la libertad de un pueblo, no son tanto los forasteros que lo oprimen, como la timidez y la vanidad de sus propios hijos. (…) Los que trabajan para sí o para su popularidad o para mantenerse siempre donde se aplauda o se vea, sin ver el daño que a su patria causen, publicarán su actividad, por no parecer inactivos; hablarán hinchadamente, porque no se les tache de moderados; vocearán a todos los vientos lo que hacen, para que se les premie y se les vitoree, aunque cada palmada que salude su imprudencia sea la señal para la prisión de un hombre bueno o la muerte de un héroe futuro en el patíbulo. Los que no trabajan para sí, sino para la patria; los que no aman la popularidad, sino al pueblo; los que no aman la misma vida, sino por el bien que pueden hacer en ella, ésos, mano a mano con todos los hombres honrados, con los que no necesitan lisonja ni carteo, con los que no sacan de la vanidad su patriotismo sino de la virtud, llevan adelante, aunque de las gotas de su corazón vayan regando el amargo camino, la obra de ligar los elementos dispersos y hostiles que son indispensables a la explosión de la libertad y a su triunfo,(…)”

juaninmajara dijo...

Y es que un/a revolucionario/a creo que debe ser inquieto, preguntón, curiosón, cuestionador y luchador contra la pasividad y las costras. Enhorabuena al inquieto sello Ojalá por sus partos tan necesarios y besos a tod@s l@s segundaciter@s. Te felicito Silvio.

Cubadebate dijo...

Sobre el proceso de conformación y composición de la candidatura al Parlamento, atribuciones y funciones de la Comisión, los usuarios de Cubadebate podrán dialogar hoy, en directo durante dos horas, con los integrantes de la CCN. ¡Participe! Deje sus comentarios y opiniones en esta página.

Anónimo dijo...

Hola Silvio

Me parece excelente la idea que se publiquen cuanto escrito haya dejado si sin publicar Guillermo Rodríguez Rivera y celebro que en la nueva Editorial Ojala haya sido de sus primicias.

Por favor, sácame de dudas_¿Es Oajala una Editorial de lujo?.
¿Significa que el precio de los libros será elevado? (para el cubano de a pie, como es mi caso, soy un investigador que tengo un salario mensual de 590 CUP y dos hijos aun estudiantes que mantener).

No se si será cierto, pero me comentan que el libro del Profe R. Rivera__Decirlo Todo_cuesta 80 CUP, con honestidad te confieso, si tengo que comprar una bolsa de leche en polvo para que mis hijos puedan desayunar, al menos un vaso de leche y eso es lo que cuesta en la calle (creo que ya esta en los 100 CUP), te confieso sinceramente, me quedo sin el libro del Profe.

¿Tendrá Ojala ediciones menos lujosas?. ¿Cabe la posibilidad de bajarlo free de Internet en formato PDF?.

Mis saludos y espero sea bien interpretada mi preocupación

Juan Carlos

jolubaro dijo...

Hoy, Foro Debate con la Comisión de Candidaturas Nacional (http://www.cubadebate.cu/noticias/2018/02/05/foro-debate-con-la-comision-de-candidaturas-nacional-en-directo-a-partir-de-las-1000-a-m/#.Wnhaz3n_p8I) Una buena oportunidad para debatir sobre el tema de los 5

Victoria dijo...

Querido Silvio, ayer pasé mi cumpleaños aquí en Cuba, con mis hijas. Fuimos a la feria del libro, al homenaje de Juan Padrón, para comprar el libro, y también unos libros de la nueva editorial Ojalá. Impresiona el gusto por la lectura del pueblo cubano. Había mucha gente. Estuve conversando unos minutos con Victor. Muy triste porque la tecnología no me acompañó para comunicarme con Doris. Hoy la veré.
Besos para el más lindo.

Silvio dijo...

Hola Juan Carlos, la Editorial Ojalá empezó con Decirlo Todo, el último libro que escribió Guillermo Rodríguez Rivera, quien como saben sus familiares nos pidió que lo editáramos nosotros. Si aparece algún otro texto de Guillermo analizaremos la posibilidad de publicación, así como cualquier material de otros autores que tenga que ver con la cultura.

La Editorial Ojalá no se ha planteado ser una editorial de lujo, aun cuando hemos hecho pesquisas con las impresoras y hemos constatado lo caro que sale imprimir libros. La sorpresa mayor nos la llevamos cuando vimos la escasa diferencia de costes entre imprimir en Cuba, con nuestras limitaciones de calidad, e imprimir, por ejemplo, en España. Fue lo que nos decidió imprimir Decirlo Todo y La Canción en Cuba (a cinco voces) en España, tomando en cuenta, en el primer caso, que era el libro póstumo de un amigo querido y su deseo expreso de que fuéramos nosotros quienes lo hiciéramos, y en el segundo porque fue concebido como un libro de arte, de colección.

Ojalá no es el estado cubano. Nosotros no tenemos subvenciones de ningún tipo. Todo se hace con lo poco que gana nuestro estudio las escasas veces que se alquila (más del 80% de nuestro trabajo es donado) y con lo que yo recaudo en mis giras internacionales, que cada vez son más espaciadas.

Estamos seguros de que los libros que producirá Ojalá llegarán a manos de todos porque su primer destinatario son las bibliotecas y centros de enseñanza del país. Otra parte se venderá, tratando sobre todo de recuperar inversiones, lo que nos permitirá acometer nuevos proyectos.

Haces muy bien en elegir la bolsa de leche de tu hijo, antes que un libro, aunque en el caso de los que hagamos en Ojalá los podrás leer en las bibliotecas públicas, como tuve que hacer yo mismo en buena parte de mis lecturas.

Julio S dijo...

¡Que buena noticia el nacimiento de la editora Ojalá! Bienvenido "Decirlo Todo", desde ya lo busco para degustarlo. Y que bueno que el Guille sigue entre nosotros con sus palabras, la presentación de Laidi y los condimentos de René. Estuve con Guillermo poco antes de su partida y lo recuerdo entero de mente y de buena onda con un cuerpo que ya no lo acompañaba. En todo caso, él es "de los buenos que escriben la vida"
Abrazo a todos

Juan Carlos dijo...

Gracias Silvio por tu aclaración, me aclaras a mi y a otros de paso. Yo también he tenido que leer mucho en bibliotecas no creas. En este caso me motiva tener el libro del Profe porque casi tengo en papel todo lo escrito por el: algún hobby debe tener uno.
Seguiré tu consejo, leeré el libro en alguna biblioteca y además comprare la leche para mis hijos.
Mis saludos y con ellos los deseos de éxitos en la Editorial
Juan Carlos

Omar Fontes dijo...

Y concluyó el foro en Cubadeabte, ahora me entero y no veo de qué se debatió... ¿Por qué no se llevan estos temas a la Mesa Redonda, x ejemplo, y así le sube su actualmente menguada teleaudiencia?? Recoradar q todavía es muy escasa la penetración de Internet en nuestro paí, y la mayoría d los q se conectan en la calle lo hacen para sus asuntos estrictamente personales.... Más sentido común y menos miedo al debate en grande...

Félix Sautié Mederos dijo...

Muy querido Silvio y muy querido René R3, una amiga que nos quiere mucho a Elena y a mí, me hizo el favor de ir a la Feria y al Stand de Ojalá y me compró el libro “Decirlo Todo” ya me llamó y me lo dijo, así que por la tarde noche tendré el primer libro de OJALA, el que leeré con detenimiento, aunque quizás si tiene artículos publicados ya los haya leído. Pienso ir a la Casa del Alba que me es más asequible físicamente a la presentación de Oliva con quien tuve siempre un diálogo muy fluido. ¡Albricias! por la Editorial OJALÁ.
Yo sé que los libros tienen costos muy altos y que las Editoriales necesitan subvención y/o mercados. Durante 10 años dirigí la Editorial José Martí que Hart me encomendó a fundar.
En consecuencia, entiendo perfectamente tu Post al respecto, y es por eso que saludo tu iniciativa de crear la Editorial OJALÁ.

Guzmán dijo...

Ojalá lleguen algunos por estas tierras...

Anónimo dijo...

Muy buen escrito; sobrio, atinado y con buena mezcla de lo "culto y lo popular". Trasluce la admiración de la autora por el escritor y ofrece, a mi parecer, una valoración sincera del libro en cuestión dejando sabiamente en nosotros el deseo inmenso de disfrutar de la obra que presenta. Como no me gusta hablar de lo que no conozco, no puedo ir más allá pues no he leído el libro. Una observación: hay una tendencia cultural (liderada por el cine, justo es reconocerlo) a resaltar y premiar lo contestario, lo no coincidente con el "oficialismo". Quizás sea un exceso de suspicacia pero esa película (no piensen que la tengo cogida con el cine) ya se vió en alguna otra experiencia socialista y no con buenos resultados para la izquierda que digamos. Como dice un estimado forista: “así lo expreso con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular”. J. Ernesto.

Xiomara dijo...

Leer un buen libro no debería de ser un lujo, pero indistintamente en que sociedad nos encontremos, siempre lo es. Para los trabajadores comprar un libro siempre implica un costo adicional al que pagamos por el libro.
Como me gustaría estar y vivir en un país donde la biblioteca pública, fuese rica en títulos, sin censura, sentarme tranquilamente y leer lo que más me guste, pero no; no estoy en Cuba.
Comprar un libro que sea digno de llevar a casa significa aproximadamente el 4.62% de mi salario, no es justo, ¿verdad?
El sistema me vende la idea que soy libre de leer lo que quiera, comprar lo que quiera, pero en realidad esas libertades son una quimera, que además están limitadas por la cantidad de recursos de los que disponga.
Finalmente, solo voy a mencionar que ¡cómo me ha gustado leer la entrada de Fernández de Juan!, es tan fresca y natural que pareciera que me hablara de frente. En mi humilde opinión muy buena.

René Rodríguez Rivera dijo...

Interesante el intercambio entre Silvio y Juan Carlos.Todo el mundo sabe que editar un libro es caro;nuestro problema no son los precios de los articulos que adquirimos,si no los salarios que nos pagan,esa es la question.Aunque hay que señalar que muchas de las cosas que se venden,sobre todo articulos de consumo, el precio esta´ multiplicado por 2.5.Recaudar divisas?...si pero acosta de quien?.
Hace años que se viene hablando de salarios bajos,piramide invertida,etc.pero en realidad hasta ahora no hay al parecer ningun esfuerzo serio para resolver estos problemas,si no es asi, quizas alguien me lo podra´ explicar. Si nadie me lo explica le escribire´ al diputado que salga por mi barrio para ver si el puede hacerlo.R3

Kitty dijo...

Muchas felicidades Silvio y también para el colectivo de trabajadores que dieron vida a la Editorial Ojalá. Es de enorme placer, al menos para mi, ver libros que desde su contenido hasta el trabajo final de impresión valen la pena.

Omar Fontes, creo que el "debate" (a mi no me publicaron) continúa esta noche en la mesa redonda pero ¿con quiénes van a debatir desde un estudio de televisión?

Saludos a todos

Omar Fontes dijo...

Óiganme, acabo de leer el foro en Cubadebate y queda muy mal parada la Comisión Nacional de Candidaturas. Les sugiero q le echen un vistazo. Además de respuestas predecibles; al final, ante las preguntas más complejas, se repite exactamente lo mismo una y otra vez. Como q hay q hacerlo en la TV para q no pase eso. Un verdadero debate en el q, como es lógico, no todos tengan q asentir… El link del foro: http://www.cubadebate.cu/noticias/2018/02/05/foro-debate-con-la-comision-de-candidaturas-nacional-en-directo-a-partir-de-las-1000-a-m/#.WnhxklMo-Uk

René RR dijo...

Hablando de Diputados,y quisiera me disculparan esta pequeña disgregacion;hace unos años vino por mi barrio un candidato a Diputado que era dirigente de la FEU,ahora no recuerdo el nombre pero fue el que establo´ una especie de polemica con el entonces Presidente Jimmy Carter en su visita a la Universidad.Vino por aqui antes de las elecciones para ver los problemas y que lo conocieramos,como estan haciendo ahora,pero despues de las elecciones nunca mas lo vimos.Me pregunto si esto es asi´ ,que vinieron a hacer.El Delegado no puede resolver mucho,quizas un Diputado resuelva mas.R3.

Silvio dijo...

Yo también acabo de visitar Cubadebate y veo que uno de los comentaristas pone los precios de los dos libros de la Editorial Ojalá como parte de lo No Válido de esta última Feria del Libro. Por lo que hice una versión más escueta de lo que dije aquí y solicité su publicación. Dice así:

Veo que un comentarista de Cubadebate incluye los precios de los libros de la Editorial Ojalá entre las cosas que No Valen en esta feria del libro. Por eso les ofrezco las explicaciones que di en mi blog a una inquietud semejante:

La Editorial Ojalá acaba de publicar sus dos primeros libros y nunca nos planteamos ser una editorial de lujo. Cuando hicimos pesquisas con las impresoras constatamos lo caro que sale la impresión de los libros. Pero la sorpresa mayor nos la llevamos cuando vimos la escasa diferencia de costes entre imprimir en Cuba, con nuestras limitaciones de calidad, e imprimir, por ejemplo, en España, con su secular efectividad en la materia. Fue eso lo que nos decidió imprimir "Decirlo Todo" y "La Canción en Cuba (a cinco voces)" en España, tomando en cuenta, en el primer caso, que era el libro póstumo de un amigo querido y su deseo expreso de que fuéramos nosotros quienes lo hiciéramos; y en el segundo porque fue concebido como un libro de arte, de colección.

El estudio de grabación Ojalá no es el Estado cubano. Nosotros no tenemos subvenciones de ningún tipo. Todo lo hacemos (giras barriales incluidas) con lo poco que gana nuestro estudio las escasas veces que se alquila (más del 80% de nuestro trabajo son donaciones) y con lo que yo recaudo en mis giras internacionales, que cada vez son más espaciadas.

Estamos seguros de que los libros que producirá Ojalá llegarán a manos de todos porque su primer destinatario son las bibliotecas y algunos centros de enseñanza del país. Otra parte se venderá, tratando sobre todo de recuperar las inversiones, lo que nos permitirá acometer nuevos proyectos.

Camen dijo...

Interesante entrada!
Felicidades Silvio y todo el equipo por la editorial Ojala!!!
Con ganas de tener esos libros.
Abrazos desde España

Orestes H dijo...

Silvio:

Cuando se mencionó el tema de los libros y los precios y Juan Carlos (asumo que honestamente) hizo la comparación con el vaso de leche, escribí algo que luego la tecnología y mi ignorancia evitó que llegara a SC.

Inicialmente y dada tu respuesta a JC, había decidido obviar el asunto, pero ahora, al ver tu comentario, a propósito de lo aparecido en Cubadebate retomo lo en términos similares a lo que escribí antes:

"No es justo comparar un vaso de leche y un libro. Ambos son imprescindibles.

Nadie duda ya que nuestros libros, incluídos los de "Ojalā" son infinitamente mas baratos que los que se producen en la gran generalidad de los países, sin contar que tambien en su generalidad no tiene sentido hablar de la correlación costo/precio.

Imaginen esa situación entonces para quienes como "Ojalá" no reciben subsidio, y entonces entenderemos que el "sacrificio editorial" es mayor.

Hay que decir dinceramente en Cuba, a pesar de todo ese esfuerzo estatal y no estatal, desperdiciamos muchas opciones que tenemos delante,incluídas las bibliotecas y librerias, donde como Silvio yo acudia sistematicamente cuando era mas joven, por el simple placer de la lectura.

En pleno período especial, Fidel tuvo la iniciativa, y se editaron miles de copias de una colección llamada "Biblioteca familiar", que en esencia fue una colección en papel reciclado de decenas de obras de la literatura nacional, regional y universal...el costo 10.00 pesos (MN).

Cuantas de esas quedan en las casas, o en librerias?

Y hasta donde recuerdo, en el peor de los momentos, no hubo que poner a competir injustamente un vaso de leche con un libro, porque ambos por suerte son alimentos a la vida.

PD: Qué conste, soy padre de dos hijas, que viví y vivo todas las necesidades del periodo especial, TODAS. No bajé en paracadías."

Saludos,

Orestes H.


René Rodríguez Rivera dijo...

Con el mayor respeto, pienso que el comentarista de CabaDebate tambien debe preocuparse por el precio de los articulos que nos venden las tiendas en divisas,las cuales multiplican los porecios reales delos productos.El libro ud. lo lee o no,pero tiene que comer todos los dias.R3.

Silvio dijo...

René, si estamos porque circule el pensamiento, cuando nos toca una crítica lo que debemos hacer es analizarla y, si hay razones que no se han expuesto hacerlas públicas, que es lo que hice. Lo que a esta hora todavía los compañeros no me las han publicado.

Orestes H dijo...

Rene:

Si te comunicas por correo conmigo te agradezco.

Mi dirección es ecodrive1963@gmail.com

Sdos,

Orestes H

René RR dijo...

Silvio,estoy de acuerdo en que deben circular las ideas y las criticas,lo que sucede es que es muy necesario que los que tienen esta posibilidad,lo hagan en todos los sentidos,asi´ resolveriamos muchos de los problemas que confrontamos.R3

Víctor Casaus dijo...

querida gente /

KINKA escribió:
Uhm... me pregunto si la editorial ojalá o incluso la del centro pablo tienen alguna "sucursal" o algo parecido en buenos aires.
(Mensajito nada subliminal para Victor...)

KINKA: ediciones LA MEMORIA del centro pablo no tiene sucursal y distribuidores de sus libros en buenos aires. si a algun/a amigo/a de por allá puede encaminar algo en ese sentido, podemos conversar sobre la manera de hacerlo.

abrazos editoriales,

victor

Antílope dijo...

Silvio, felicidades por el nuevo sello editorial Ojalá.
Seguro que de ahí va a saltar más de una maravilla.
Besos.

Norma trv dijo...

Para mi esta clarisimo que los libros de la editorial Ojala no son libros con precios subvencionados, los libros de la editorial Bolonna, por ej. tampoco lo son, cualquiera vale 50 cuc y mas y vuelan. Ese libro se cotizara mas alto aun, lo veremos.
A mi lo que mas gracia me da es que quien se queja del precio del libro de coleccion, de lo que se debiera estar quejando es de su salario con su empleador y mas pa arriba o del precio de la leche en polvo con el diputado que, si acaso, conozca, cualquiera de esos que le impuso una Comsion de Candidaturas que hasta la fcha nadie sabe quien la designa, elige o lo que sea; lo mas que lograron en CD fue tratar de confundir a los lectores,una vez mas, explicando que es el Cjo de Estado quien designa los miembros de la Comision Nacional Electoral que no es lo mismo que la Comision de Candidaturas Nacional. Lo de Cubadebate fue mas de lo mismo, apenas 2 horas de "foro" en un pais desconectado y respuestas que no respondian las preguntas, pena debiera darles. Pa eso, como el dicho, calladito te ves mas bonito...
Como dices, lo que esta haciendo aguas no es la cultura, es la politica!

Norma trv dijo...

Vengo de comer en casa de Doris. Nos juntamos toda la tropa. Entiendo perfectamente el por que del nombre de El Corral jajjaja. La pasamos super. Son todos maravillosos. Te extrannamos!

Víctor Casaus dijo...

querida gente /
nuestra querida amiga LAIDI FERNÁNDEZ DE JUAN escribió este hermoso texto para presentar el domingo pasado VERDUGOS de juan padrón. el libro, que debió imprimirse a través del PLAN ESPECIAL del instituto del libro no estuvo listo para el momento de su presentación.

la responsabilidad principal de ese asunto no recae sobre el instituto del libro, cuyas editoriales confrontan dificultades semejantes porque el sistema poligráfico no garantiza, año tras año, la impresión de los libros que la feria (y la gente) necesita. he escuchado que quedaron más de 200 títulos de la feria del año pasado por imprimir --que se fueron realizando a lo largo del año. no sé si finalmente los del poligráfico terminaron de pagar la deuda de impresión. no conozco con exactitud --porque no se dan a conocer públicamente-- las razones de esa imposibilidad de imprimir lo que la feria necesita y solicita, pero se mencionan: la inestabilidad en la llegada del papel, las tintas, los insumos; la priorizacion de otras impresiones, las dificultades financieras para obtener los insumos necesarios, que impiden el cumplimiento de los compromisos con el organismo rector del libro.

estamos junto al instituto en esta preocupación compartida y en la solicitud de búsqueda de soluciones por parte de los impresores --u otras áreas más jerarquizadas-- para que la feria cuente con la cantidad de títulos y ejemplares que las editoriales planifican y editan a lo largo del año.

el caso de un libro del centro pablo en ese plan especial es posible que sea solo un grano de arena al lado de las necesidades no satisfechas del ICL por el sistema poligráfico.

decidimos que laidi no dejara de leer su presentación de VERDUGOS, aunque el libro no existiera físicamente en la sala, y no nos arrepentimos. porque verán qué texto más hermoso y muy justo y justiciero con nuestro hermano JUAN PADRON, (que sigue siendo PADRONCITO para mí), "el mayor historietista de la cultura cubana", como acertadamente se le llamó allí en la sala guillén.

VERDUGOS, DE JUAN PADRÓN
Cuando hace más de cinco décadas Juan Padrón creó la serie Verdugos, no podía imaginar que tres años más tarde, en 1970, se dejarían de publicar estas tiras, por considerarse no apropiadas para una revista dedicada a los jóvenes, ni mucho menos podía intuir que hoy, en el 2018, el Centro Pablo recogería en un libro casi setenta dibujos de aquellos, un día rechazados.
La historia comienza en 1967, en los momentos en que este extraordinario artista integró la nómina de El sable, suplemento humorístico del periódico Juventud Rebelde. Quiso la buena fortuna que el director de dicho suplemento fuera el gran dibujante José Luis Posada, amante del humor negro, y, por consiguiente, entusiasta animador de los verdugos de Padrón.
En aquella época, según nos explica el autor en la nota que encabeza este cuaderno, el sitio donde él vivía tenía una torre de aspecto medieval, donde pernoctaban gorriones, salamandras, comejenes y murciélagos. Esta torre, confiesa Padrón, aparece en muchos dibujos de Verdugos, además de que sus alimañas lo inspiraron para otras inolvidables criaturas como Vampiros y Comejenes. El éxito de crítica y de público que llegaron a alcanzar los Verdugos, quienes nos ocupan hoy, quedó demostrada cuando en 1980 Juan Padrón los incluyó en la excelente (y hasta el sol de hoy, insuperable) serie animada Filminutos.

continúa...

Víctor Casaus dijo...

continuacion de LAIDI SOBRE VERDUGOS

Es una gran suerte que tengamos ahora este libro en nuestras manos, no solo como recuerdo de años magníficos en cuanto al arte gráfico humorístico en Cuba, sino porque los dibujos, los parlamentos, la gracia, el chiste y todo el conjunto de la obra, mantienen la frescura que solo los grandes alcanzan. Más allá del buen trazo de los dibujos, y del proverbial rigor que tipifica el trabajo de Padrón, quien, como se sabe, es obsesivo en términos de exactitudes que incluyen ropaje, calzado, ambientación, lenguaje y contextos, el libro, sin que sea uno de sus objetivos intencionales, obliga al estudio, y acaso a la revisitación del humor y sus variantes. El padre de Elpidio considera que no se trata de un humor negro como tal, sino más bien de un color gris claro. Sin embargo, no es la tonalidad lo que realmente motiva el intento por conocer más de las variantes del humorismo, en este caso gráfico, sino el concepto.

Como el público podrá comprobar, existen aquí todas las derivaciones conocidas como la ironía, el sarcasmo y el llamado humor de patíbulo. Cierta crueldad impera en todas las páginas, ya que de eso se trata, de situaciones límites, patibularias, donde la tortura y la muerte acechan, y en algunas ocasiones se muestran abiertamente. Para los amantes del humor negro (o gris oscuro, da igual), Verdugos constituye una verdadera delicia, a pesar de la paradoja de la expresión. Sin detenerme en cuál dibujo representa a qué especificación humorística, afirmo que el sarcasmo, de quien dijera Oscar Wilde que es la forma más baja pero a la vez más ingeniosa del humor, prima en las cincuenta y cuatro páginas. Solo para anunciar una pálida muestra de cuán alejado del simplismo es lo que pudiéramos llamar “el humor padronciano”, suscribimos las definiciones que afirman que la similitud entre ambos conceptos (ironía y sarcasmo) se debe a que el sarcasmo es un tipo de ironía, por lo que en ambas figuras se da a entender algo diferente a lo que en realidad se está diciendo. Sin embargo, hay una diferencia en cuanto a la finalidad: el sarcasmo se usa con la intención de herir los sentimientos de alguien.
¡Y vaya si de heridas se trata! No es posible soslayar el leit motiv de estos dibujos. No perdamos de vista que son verdugos, para lo cual tienen que existir condenados, y, por consiguiente, métodos de tortura, y, siguiendo esa línea argumental, si no hay gritos, sufrimiento y bajezas por parte de los torturadores, no es posible la existencia de estas tiras. Pero, (y esto es muy interesante) como en el caso de los soldados españoles de las míticas aventuras de Elpidio Valdés, que son también víctimas, los verdugos están sometidos. El siniestro reglamento que comanda las acciones de estos lacayos de la peor ley, los obliga a esforzarse en los métodos, de modo que ellos también, a su manera, se convierten en objeto de burla.
De entre tantos ejemplos, escojo uno, porque expresa, a mi juicio, esta ambigüedad en términos de contribución sarcástica al dibujo humorístico. Como en todos, aparece el reo encadenado, y el correspondiente verdugo, látigo en mano. El sufriente, sonriendo con picardía, le pregunta a su torturador “¿Y su madrecita de usted sabe que usted es verdugo?”, con lo cual, enfurece y al mismo tiempo desarma a quien se ocupa de ejercer la violencia que le otorga su triste papel. El cuaderno Verdugos es bienvenido para todo tipo de público, como sucede con la obra atemporal y admirable de Juan Padrón, el rey de la historieta contemporánea. Quedamos a la espera de sus otras creaciones, como los vampiros y los comejenes, igualmente imposibles de olvidar. Por lo pronto, echemos mano a los verdugos, que con tanto acierto rescata la colección Homenajes, del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, empeñado en la perpetuación de una memoria que nos enriquece, y por si fuera poco, también nos divierte.

Laidi Fernández de Juan

Félix Sautié Mederos dijo...

Muy querido Silvio, considero que es absurdo y muy poco informado plantear que la Editorial Ojalá es una Editorial de lujo, lo que sucede es que OJALÁ no es un proyecto estatal y no tiene subvención para publicar los libros.
Como tú sabes a mi Armando Hart me encargo fundar la Editorial José Martí y la dirigí durante 10 años; por tanto conozco el mundo Editorial por dentro, naturalmente el de los años 80 al 93. Sé bien cuáles son los costos de un libro, principalmente el de impresión y el de los derechos de autor cuando se pagan; porque no siempre se pagan o se pagan mal.
En definitiva hacer un libro con la calidad de impresión que tiene “Decirlo todo”, es muy caro ya sea que se haga en la Poligrafía Cubana o en la de España, conozco perfectamente a las dos porque tuve que lidiar con ambas durante 10 años. Y cuando se hace en España hay que añadirle el flete hasta La Habana desde la localidad española en que se haga porque no siempre es Madrid.
Y digo que los costos de los libros de la Editoriales cubanas están subvencionados; porque si no estuvieran subvencionados sus precios serían similares a los de Ojalá. Además 80 CUP vienen a ser 3 cuc y pico (divisa) menos que una bolsa de leche en polvo en la “shopping”. Y ese libro en España bien podría ser vendido entre 10 y 15 Euros. Hablo de la “shopping” porque todo lo de la libreta de abastecimiento que no se vende en la “shopping” está subvencionado por el Estado gracias a la Revolución.
Luego no entiendo lo que quieren hacer con su crítica los que las plantean. En el mundo los precios de los libros son prohibitivos si no tienen subvención, incluso las tiradas mayores pueden ser de unos 1000 ejemplares y lo más a menos medio unos 500 ej. También tenemos que con la digitalización se ha generalizado mucho el libro impreso contra pedido, que se oferta con una fecha de entrega. Tengo experiencias concretas de esto y entonces no hay que desembolsar de entrada todo el costo de la tirada, pero con ese sistema la entrega se cobra.
Una crítica sin fundamentación bien puede ser mal intencionada. Ese es mi criterio con respeto para la opinión diferente y sin querer ofender a nadie en particular.

Kitty dijo...

Buenos días. Norma, de acuerdo con tu comentario de las 23:16
Con relación a la Feria del Libro, los libros y sus precios cito a Víctor cuando dice: "la responsabilidad principal de ese asunto no recae sobre el instituto del libro, cuyas editoriales confrontan dificultades semejantes porque el sistema poligráfico no garantiza, año tras año, la impresión de los libros que la feria (y la gente) necesita. he escuchado que quedaron más de 200 títulos de la feria del año pasado por imprimir..." Y a esto le agrego que conozco (porque me toca directamente) de, al menos, un libro de Gente Nueva que no salió para la Feria porque la impresión fue tan mala que la editorial tuvo que devolverlo y ahora no se sabe si lo volverán a imprimir. ¿Quién paga ese papel, tinta, tiempo de máquina, salarios, etc etc? ¿Quién responde por ese derroche de dinero?

Por eso defiendo una vez más el cuidado de la edición del libro. Eso cuesta y mucho.

La revista Verde Olivo (por solo mencionar una) está mejor impresa que un libro para niños. Eso debería dar pena y demuestra que sí hay buen papel, buena tinta y buena imprenta.

Un buen libro cuesta y más cuando una editorial no es subvencionad.

Juan Carlos dijo...

Aunque no deseo hacer del tema de los precios de los libros que comienza a publicar Ojala un tema de discusion eterna y si le escribi a Silvio sobre el precio de Decirlo Todo del recientemente fallecido Profesor Guillermo Rodriguez Rivera (excelente escritor y sinpar polemista), los escritos de RRivera tienen aquello que ademas de la calidad de lo que escribe, son sonoros (se oyen bien).
Ahora,cuando me dirigi a Silvio dandole mi opinion sobre el precio de Decirlo Todo (el libro que me ocupa) lo hice porque considero a Silvio un artista que ademas de genial es honesto. En este mundo, existimos algunos que no somos geniales pero somos honestos y otra parte (por desgracia) que ni es honesta y mucho menos genial.

Orestes respecto a tu comentario de las cosas que no comparables, discrepo contigo, todo es comparable, solo depende como se realice la comparacion. Marx decia que sin las aparencia y la escencia de las cosas coincidieran pues no hacia falta la ciencia.

Orestes en unas de tus comentarios anteriores creo que dices encontrarte en el extranjero, por eso me imagino no tendras problema alguno,a tu regreso, para comprar el libro de marras u otros mas, te lo digo porque he estado, he vivido en el extranjero y por viajar he trabajado hasta en el Antartida, aunque tuve muchas invitaciones para quedarme en el extranjero decidi vivir en Cuba y criar a mis hijos aqui, donde tenemos muchos problemas y escaseses pero tambien tenemos otras muchas oportunidades y seguridades amen de ser mi patria . Como bien dice el Profesor Rene Rodriguez Rivera (hermano de Guillermo y emienente Radiologo) tenemos un problema serio con los bajos salarios que nos pagan en relacion al precio de los productos que consumimos que no son precisamente de lujos, se reconoce hace tiempo y como dice el Profe, no vemos que se haga nada para resolver la situacion.
A Silvio gracias por su explicacion, me hizo falta a mi y a otros de paso. Al Profesor Rene tambien mis gracias por haberme sabido interpretar , quizas podamos conversar mas del tema un dia de estos,mientras hacemos la cola en nuestro Reparto para comprar el pollo de poblacion (el de la libreta, ese si es barato).
Ahi lo dejo
Juan Carlos

Guzmán dijo...

Buen día segundaciter@s, hoy seria el cumpleaños numero 72 de Bob Marley... Silvio si tienes la posibilidad de escuchar un disco de Marley escucha SURVIVAL... Abrazoo!!!!

Félix Sautié Mederos dijo...

Muy querido Silvio y muy queridos (as) amigos (as), recuerdo que en el año 1967 yo era el director de Juventud Rebelde y por tanto quien de conjunto dirigía los suplementos de Juventud Rebelde, fui siempre un admirador de Posada , de Juan Padrón, de Peroga, de Janet , Ayús y otros más que sería muy extenso y trabajé mucho apoyado por Matta desde París y en sus visitas frecuentes a Cuba en favor del surrealismo en Juventud Rebelde , incluso publiqué en primera plana una nota firmada por mí en función de Director del periódico titulada BIENVENIDO EL SURREALISMO EN JUVENTUD REBLEDE que me trajo algunos arañazos, tuve que defender la existencia de El Sable muchas veces: bueno en las hemerotecas de la época hay muchas cosas importantes encerradas en este sentido. Por todo eso lamento profundamente que no se haya podido publicar el libro de Juan Padrón a tiempo para la Feria del Libro. Eso es parte de un mal de ineficiencia que arrastra la Poligrafía en Cuba que ha dado pie al origen de lo que los editores y directores de editorial denominamos como “el colchón editorial” en el que duermen el sueño de los justos muchos libros importantes. En 1980 – 1981 hasta 1994, me choqué con mucha intensidad con esa realidad del colchón editorial y tuve que darles muchas explicaciones a los autores que lógicamente se dirigían al Director de la Editorial en donde tenían firmado un contrato de derechos de autor para saber sobre su libro. Por eso comprendo muy bien, todo lo que ha tenido que pasar Silvio para crear la Editorial OJALÁ y el problema de los precios de libros que no cuentan con la subvención estatal y su decisión de imprimirlos en España.
En esto hay varias historias muy mal contadas, que testimonio en mis memorias publicadas en serie semanal y a veces quincenal desde el domingo 10 feb del 2008 a la fecha en el Suplemento Unicornio del periódico Por Esto! Esto con el título “LA ESPIRITUALIDAD PROHIBIDA”, voy por la entrega 436 publicada desde entonces en México.
Sí la vida DM, me da tiempo para terminarla resumo mi participación en algunas historias mal contadas en una trilogía de libros que ya tengo prácticamente terminada quizás finales que se titulan: PERIODISTA SOY, no puedo negarlo; MILITANTE SOY, no puedo negarlo; CRISTIANO SOY, no puedo negarlo. Creo que es necesario conocer todas las partes de un mismo fenómeno porque siempre lo parcializado es incompleto y a veces injusto. Así lo pienso y así lo afirmo con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular.

René RR dijo...

Desde anoche estamos en 54 comentarios...????R3.

Silvio dijo...

Hermano René, Ojalá llevaba 5 meses detenido por roturas ocasionadas por el ciclón Irma. Ayer lunes, después de titánicos esfuerzos de noches y días y fines de semanas completos, al fin logramos echar a andar el estudio. Por lo tanto buena parte de mi vida regresa a su cause, a lo que me debo, que es la música (Dios mediante).Por lo que de vez en cuando van a tener que soportar estos bachecitos porque el blog lo hago yo sólo. Pido disculpas (si fuera necesario)

Silvio dijo...

Alina B. López Hernández: La revolución contra todas las revoluciones

Carmina dijo...

¡Qué buena noticia Silvio! Mucho me alegro de que por fin Ojalá haya salido de ese bache y el cauce de tu creación vuelva a fluir.

¡Grandísima enhorabuena! por el nuevo empeño que es la Editorial Ojalá. Mucho me gustaría poder hojear sus primeros libros, y más comprarlos, y más leerlos.

Las notas de Laidi Fernández de Juan son preciosas, tanto la que preside la entrada como la que nos ha ofrecido Víctor Casaus. Lecturas de delicia.

Y no puedo dejar de saludar el lindo vídeo que mostraba La Canción en Cuba (a cinco voces) y felicitar a su autora. Puro amor y helado. ¿Sería de chocolate?

Desde mi tierra nevada y congelada envío cálidos abrazos segund@citeros.

Orestes H dijo...

Juan Carlos:

Gracias por tus comentarios.

Todo bien, pero hace rato dejé de prestar atención a comentarios provocadores y faltos de sentido como en el que aludes a mi estancia en el exterior y.......de verdad no es mi fuerte el "chacleteo lirico".
Si me referí a lo que expusiste lo hice con respeto asumiendo tu honestidad.
Y sí, estoy fuera de Cuba, con todo el honor, , HUMILDAD y MODESTIA que conlleva lo que hago.
No haré de este un intercambio. Yo también aqui lo dejo.


Saludos,

Orestes H

René RR dijo...

Bárbaro, mi hermano, para nosotros lo primero es la musica!!... no importan los baches.

Pregunta con ´´animus jodendis´´: ¿publico´ Cubadebate tu aclaracion sobre los libros? R3.

Silvio dijo...

René, yo no lo veo, pero como soy un poco despistado te dejo el enlace...

http://www.cubadebate.cu/noticias/2018/02/05/vale-no-vale-especial-de-la-feria-del-libro/comment-page-1/#comment-5484213

René RR dijo...

No encontre tu aclaracion en cubabate, digo debate...nada,cosas de nuestra benemerita prensa.R3

Silvio dijo...

Graziella Pogolotti: La Feria, los libros, los lectores

Silvio dijo...

Del FB de Roberto A. Paneque Fonseca: "Despedido en La Habana el padre de un amigo", por Talía González

Víctor Casaus dijo...

querida gente /

mañana miércoles ediciones LA MEMORIA del CENTRO PABLO presentará tres títulos a las 11 de la mañana en la CASA DEL ALBA:

Barcos de papel. Autor: Carlos Lechuga. Presentador: Raúl Roa Kourí

Hungría 1956. Historia de una insurrección.
Autor: Fernando Barral. Presentador: Manolo Pérez

El tiempo que nos tocó vivir.
Autor: Jorge C. Oliva.
Presentador: Eduardo Torres Cueva

como ven contaremos no solamente con excelentes títulos sino también con excelentes presentadores: raulito roa, manolo pérez (director de EL HOMBRE DE MAISINICÚ), eduardo torres cueva...

uno de esos libros, EL TIEMPO... llegó al centro pablo gracias a segunda cita. porque aquí varias amigas --entre ellas ana maría suárez, viuda de jorge c.-- comentaron en una ocasión, o en varias, sobre la novela y sus peripecias editoriales primigenias. de ahí la solicitamos a ana maría, la conocí a ella y a su familia, vi otros textos que jorge c. tampoco publicó... y comenzamos la edición.

la portada que me parece muy buena es de una joven diseñadora, KELLY NÚÑEZ, que ganó el primer concurso de cartel que convocamos, en el 2006, sobre PABLO Y LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA, cuando todavía era estudiante del ISDI.

fiesta de la memoria y del complejo compromiso (como debe ser), mañana con esta novela que testimonia la vida de su autor (y otras muchas vidas de contemporáneos nuestros).

el otro: homenaje a ese gran diplomático y periodista revolucionario que fue CARLOS LECHUGA, con sus BARCOS DE PAPEL.

y un nuevo libro de ese autor sorprendente (con una trayectoria vital que lleva el mismo adjetivo): fernando barral, amigo de juventud del che, internacionalista, argentino, sicólogo, integrante del MININT cubano hasta su retiro hace unos años.

buena cosecha en estos 20 años de EDICIONES LA MEMORIA, gracias a la generosidad de autores, diseñadores, editores, presentadores. eso: gracias.

Anónimo dijo...

Orestes veo tu entrada, si te ofendí te ruego sinceramente mis disculpas, créeme no fue mi intención.
Saludos
Juan Carlo

Carlos Ernesto dijo...

El artículo de Alina B. López dice tantas cosas ciertas que no olvidarse, así como el comentario de Harold Cárdenas, el primero que se publicó. Ciertamente aunque las revoluciones deben tener cuidado con sus caudillos, ¿qué habría sido de la nuestra si Fidel se hubiese ido a escribir libros a Birán?

Silvio dijo...

(A propósito del texto La revolución contra todas las revoluciones, de Alina B. López Hernández. Donde se plantea el pensamiento de José Martí respecto a los héroes y los gobernantes)
Miguel Alejandro Hayes: Las revoluciones y sus líderes

Silvio dijo...

Cierto que el trabajo editorial de La Memoria, del Centro Pablo, es ejemplar. Lo celebro de todo corazón. Tanto, que nos ha servido de inspiración en Ojalá para salir al ruedo. Felicidades a La Memoria, al Centro Pablo y a Victoriano, buenos ejemplos a seguir.

Julio S dijo...

Me sumo, felicitaciones a Victor y la editorial La Memoria, nos entrega excelentes libros

Carlos Ernesto dijo...

Sin dudas muy interesante el intercambio en los comentarios en LJC a propósito del artículo de Miguel Alejandro Hayes, como lo fue en los comentarios del texto de Alina B. López.

Uno de los del primero que menciono, de alguien que se hace llamar informatico_en_cuba dice (perdón si estoy desviando el tema pero me ha gustado mucho ese intercambio):

(...) si ahora el nuevo presidente cubano que sea elegido empieza a hacer cambios para peor, o quiere regresar al capitalismo o tiene muy mala gestion, o lo que sea que se le ocurra hacer, no va a haber forma de hacerle presion para que mejore, pues no hay prensa ni hay mecanismos para criticar las decisiones que se toman al mas alto nivel, no hay forma de quitar al presidente. aqui se puede criticar lo malo que está el pan, pero jamas he visto en ningun medio oficial una critica a la gestion de los gobernantes de alto nivel, ni una encuesta para ver el nivel de aceptacion de las politicas entre la poblacion, ni nada asi. no es que yo quiera copiar modelos foraneos, pero creo que hacer una encuesta real y objetiva para ver el nivel de aceptacion de la gente hacia ciertas politicas no tiene nada de malo.

arturo dijo...

Amo los libros, pero amo aun más a los árboles
Que pena que para que nazca uno tenga que desaparecer otro. ¿A estas alturas de nuestro desarrollo tecnológico existirá una forma de hacer papel sin dañar a estos añosas seres? (Desconozco si existe dicha alternativa, ojala alguien lo sepa y me ilustre)

Por otra parte editar un libro en Cuba, con las carencias de materia prima que deben existir producto del bloqueo, debe ser una verdadera odisea.

arturo dijo...

Me respondo yo mismo mi duda anterior (por si les interesa)
Inventan un papel 'ecológico' fabricado con piedra

Orestes H dijo...

JC:

Humildemente acepto tu ofrecimiento.

Abrazos,

Orestes H

Silvio dijo...

Hay una nueva entrada

Publicar un comentario