viernes, 6 de octubre de 2017

Hoy es la víspera de siempre (transcripción)

Hace un año, el 26 de octubre de 2016, con motivo de mi cercano cumpleaños 70, tuvo lugar esta entrevista en Ojalá, para un trabajo audiovisual de Raquel González, que tituló Hoy es la víspera de siempre. Mis amigos Lidya y Camilo, partiendo de la transcripción literal, la han perfilado con total respeto a la integridad de las ideas expresadas. Como muchos no han podido verla por Youtube, aquí se las dejo (no sin volverles a advertir que hablar no es una de mis virtudes).
srd

--------------------------------------------

—Es muy difícil vivir sin enajenarse, yo creo que es un peligro que corremos los seres conscientes que vivimos en sociedades “habituales”, que crean hábitos –hábitos de conducta, hábitos de consumo, hábitos de todo tipo–, y es un peligro constante y es una traba enorme para la más profunda, para la más plena libertad humana.

—La vida dentro de cada cual es una secuencia, o sea, no es una película, no es un corte, no es una serie que tú cortas aquí y apareces en otro lado. No, no... Desde que abres los ojos al mundo es una secuencia constante lo que tú tienes en la cabeza, de ti mismo, de lo que recuerdas, de lo que te rodea, de tu historia, de la historia de los demás. Es una secuencia. Y eso cuando se une con los orígenes casuísticos de cada niño, de cada familia, de cada sector social, etcétera, etcétera, se convierte cada vez en una cosa más compleja, más diversa. Pero en general la educación tiene que ser más abierta, tiene que contar más con la capacidad que trae el niño para ser pleno. Mi hija más chiquita, hace unos años nos decía con angustia, le decía a su mamá: “Mamá, ¡yo estoy olvidando cosas!”, y lo decía con carita de angustia: “Yo me acuerdo que cuando era más niña yo sabía más cosas, pero ahora me doy cuenta de que las estoy olvidando”.

—Yo creo que va a haber en los próximos años una revolución en la educación, de hecho ya está ocurriendo en algunos países. Desde hace años hay mucha intranquilidad en sectores de la educación, en pensadores, porque es insuficiente. Las escuelas tienen que ser mejores de lo que son, tienen que serlo porque no todos los niños tienen la misma predisposición a ciertas cosas. Y ya desde que metes a todos, teniendo cada cual su propia característica, en lo mismo, en ese aro, ya ahí estás cometiendo un “genocidio”.

—La canción en realidad es un fenómeno muy circunstancial. Lo ideológico puede influir, o sea, tener una idea, tener un concepto de la canción. Pero la canción siempre atrapa al que la hace en un momento, en un estado de ánimo, en un día, en una circunstancia y por eso también siempre es diferente.

—Todas las canciones de “Amoríos” eran canciones a las que yo les debía publicarlas, publicación, exponerlas. Eran canciones que se me habían ido quedando, no son las únicas, hay otras, pero esas, sobre todo. Siempre quise hacer un disco de canciones de amor, siempre quise hacerlo nada más que de canciones de amor. Siempre que uno hace una cosa de esas enseguida hay un suspicaz que dice: “Bueno, ven acá, y ¿por qué Silvio ahora ya no está haciendo canciones políticas?”; porque te ponen cartelitos ¿no?, la gente te pone cartelitos, ellos solos, uno no dice nada, ellos te ponen un cartelito de tal cosa y luego siguen actuando de acuerdo al cartelito que te pusieron, uno calla'o como el tipo del cuento. ¿Por qué uno no va a hacer un disco de canciones de amor si es uno de los sentimientos más comunes?

—¿Para qué voy a seguir haciendo canciones si en definitiva lo que tengo ganas de decir es lo mismo que dije hace 30, 40 años? Afortunadamente una de las cosas que uno va adquiriendo son las nuevas maneras, y entonces un día sin darse cuenta encuentra una nueva forma de decir algo que ya dijo, pero lo dice de otra manera o lo enfoca de otra forma.

—Yo estuve musicalizando a Rubén porque hubo una época en que todos los trovadores de mi generación musicalizaban a Martí, empezando por Pablo, que hizo una maravilla primero con Martí y después con Guillén; y después vino Amaury, que hizo un disco precioso de versos de Martí; y después apareció Sara, que también hizo otro disco. Y era la Casa de las Américas la que impulsaba esa idea de musicalizar a Martí. Un día me llama Roberto Fernández Retamar y me dice: “Silvio, bueno, ¿y cuándo tú vas a hacer el disco tuyo de Martí? Y le dije: “Coño, Roberto, pero vaya… después de los discos que han hecho esta gente tú me vas a poner a mí a hacer un disco de Martí, vaya… voy a hacer el ridículo, yo no hago eso, no, yo para fracasar yo no me meto en un proyecto donde ya yo sé que me van a ripiar desde que empecé.” Y entonces fue que me dijo: “¿Y por qué no haces algo de Rubén?” Él fue el que me recomendó eso. Yo lo hice así, preferí hacerlo así.

Tiempo después, en el 2010, en lugar de sacar las mías convocamos para el Premio de Creación Ojalá un concurso dedicado a musicalizar la obra de Rubén. Todas esas que yo había musicado fueron musicadas mucho mejor. Realmente nosotros convocamos un solo premio, pero vimos tanta calidad, tanta calidad, que hicimos…, terminamos haciendo una colección de seis CD. Hicimos un primer premio compartido, dimos dos menciones e hicimos dos discos más. No, son siete, porque uno es doble. Y este disco que se llama “Toma mi lira” es uno que hicimos con una compilación de todo lo mejor de lo que no fue premiado. Ninguno de los concursantes prácticamente conocía la poesía de Rubén Martínez Villena, que fue un hombre que escribió poesía nada más hasta los 21 o 22 años porque después se dedicó a las luchas políticas. Dijo una cosa de lo más curiosa: “Yo regalo, yo tiro mis versos, me importan tanto como a la mayoría de los escritores les importa la justicia social.” Así que ya, ya está hecho, ya cumplí.

—Todavía me arrastran por el piso por esa canción [Canción en harapos]. Antes, porque era típico de la mentalidad pequeño burguesa ser tan radical…, sobre todo a gente desde detrás de sus burós les encanta decir eso: “Esto es típico de la mentalidad pequeño burguesa, ser tan radical”. Y después que ya consigues algo en la vida dicen: “Bueno, ¿cómo, con qué moral este tipo canta esta canción?” En fin, es una canción complicada en todas las épocas. Pero nada…, la hice y ahí está, y no renuncio a ella, ahí está, para bien y para mal ahí está.

Aquella canción que no me acuerdo como se llama –se me olvidan los nombres de mis canciones–, aquella que dice: “Yo soñé con aviones que…”, Sueño de una noche de verano. Sí, es una canción contra la guerra, es una canción a favor de la paz. Y ¿qué fue lo que hicieron?: la graficaron con gente tirando tiros y, claro, la justificación es que era el pueblo defendiendo a su patria y todo eso. “Caballeros, pero si el contenido de la canción es otro.” Así han manipulado montones de cosas, y nada: qué tú le vas a hacer, no contaron conmigo, yo hice la canción. Pero así hay mucha gente que me rectifica, constantemente hay gente que me rectifica, a veces yo digo una cosa y tú ves a alguien así como que me perdona la vida, me dice: “No, porque lo que él quiso decir fue tal cosa.” Y yo me río. No, yo no quise decir lo que él dice que yo quise decir, yo quise decir lo que él no quiere que yo diga.

—Ni antes tuve miedo, cuando era…, cuando tú me conociste… No tenía miedo, o sea, yo no he tenido miedo nunca de decir lo que pienso porque además me parece… En primer lugar, porque creía en Fidel, si yo no hubiera creído en Fidel o si yo hubiera creído en Fidel nada más para lo que me convenía, yo sí hubiera tenido miedo, pero yo creía en Fidel, yo creía en el corazón de Fidel y creía en el corazón del Che, y creía en el corazón de todos los grandes que se inmolaron en este país, y todos se inmolaron por la verdad, por la justicia, por el respeto al ser humano, y el que crea en eso no puede tener miedo.

—Lo de las giras por las prisiones surge cuando yo fui diputado a la Asamblea Nacional durante tres períodos, o sea, quince años. Y cuando me iba a despedir, porque me parecía que tres períodos era bastante, yo propuse en la Asamblea que se auspiciara una gira por las prisiones. Siempre he sido del criterio de que eso hay que sistematizarlo, de que eso no puede ser una cosa que ocurra un día. Y de hecho en las prisiones hay un plan constante, no solo a través de Cultura, sino a través del INDER, a través de vínculos con los familiares de algunos presos, que se vinculan mucho con las prisiones y que hacen actividades, a través también de actividades que se hacen dentro de las prisiones, gente que está allí, o sea, reclusos, que tienen habilidades, que tienen vocaciones de pintura, de poesía, de recitar, de baile, de música, hacen canciones. De hecho, todos los conciertos que nosotros hemos hecho en prisiones siempre comienzan con una parte de los reclusos, generalmente. Y a veces al final se nos unían y cantábamos juntos. Eso fue así… No era la primera gira que hacíamos por prisiones, habíamos hecho otras, lo que pasa es que como en ese momento la planteé en el seno de la Asamblea y tuvo cierta resonancia porque había cámaras, se decidió divulgar esa idea. Fue una idea que fue seguida. Estuvimos en 16 prisiones ese año, en unos tres o cuatro meses hicimos ese viaje desde Guantánamo hasta Pinar del Río, y el territorio especial la Isla de la Juventud también. En 16 prisiones estuvimos y tocamos para cerca de 60 mil reclusos. Se trataba de llevarles un momento de frescura, un momento de variedad, de entretenimiento, algo que fuera constructivo. Sobre todo para que ellos sientan que no están solos. Todo eso nos hace bien, les hace bien, nos hace bien como personas, a ellos, a nosotros, y le hace bien al país también. Ya ellos están cumpliendo con la sociedad, ya la sociedad les impuso un castigo y lo están cumpliendo, pero eso no quiere decir que queden excluidos. Muchos con los años van sintiéndose, si no tienen asistencia, que han sido excluidos y ese sentimiento es muy amargo. Hay presos a los que, incluso las familias, por vergüenza o por lo que sea, excluyen. Entonces imagínate una persona que está condenada, que ya está pagando ante la sociedad, y que ni tu familia te va a ver, ¿qué es lo que está pasando por esa cabeza?

—El problema es que todos esos años del principio de la Revolución fueron años donde era imposible ocultar las contradicciones. De hecho, existía prensa que no era revolucionaria, que había elementos revolucionarios en esa prensa porque todo el mundo amaba…, había una…, toda la conciencia nacional prácticamente estaba a favor de la Revolución, pero bueno… los había más y los había menos. Y la prensa… –no había un partido hecho que después se metió en todo–, la prensa no estaba unificada, no había organizaciones así de periodistas, ni había organizaciones de escritores. Todo el mundo estaba cada cual según pensara. Entonces fueron años muy interesantes, donde la gente se despachaba y decía lo que le daba la gana, y muchos, incluso dentro de la Revolución. Eran años en que uno veía a revolucionarios ejemplares discutiendo públicamente en la prensa sus puntos de vista. Uno pensaba una cosa y otro pensaba otra cosa, parecida o diferente, o matizada. Yo me formé en esos años. De hecho, los organismos culturales no eran homogéneos, la dirección, la concepción, la práctica no era una cosa homogénea, como se fue homogeneizando después. Estaba el ICAIC, estaba la Casa de las Américas y luego estaba el Consejo Nacional de Cultura –el Ministerio de Cultura no se había creado todavía–, el ICRT, y cualquier otra instancia. Coexistían dos maneras muy diferentes de enfocar los problemas, una era más oficialista, más cuadrada, más sin buscarse problemas, más yendo como con el librito, lo que decía el librito; y otra era más audaz, más abierta, más inclusiva, más dada a mostrar las contradicciones de la sociedad. No es raro que las sociedades sean contradictorias. No hay que avergonzarse de eso. De lo que hay es que avergonzarse de que todo sea plano porque nadie se lo cree, de eso sí hay que avergonzarse. Por eso la verdad…, no la verdad, la sinceridad. No digo la verdad porque todo el mundo cree tener su verdad, hasta yo me creo tener mi verdad, pero yo me doy cuenta de que yo no tengo toda la verdad, lo que pasa es que lo reconozco. Yo a veces descubro parte de mi verdad en otros, incluso la descubro en gente…, parte de mi verdad yo la descubro en gente que no piensan como yo.

—Es una pena que todavía no seamos capaces a estas alturas de ser más sinceros. Debiéramos ser más sinceros. Si fuéramos más sinceros estaríamos siendo más como pensamos al principio que íbamos a ser. Mientras menos sinceros seamos más nos alejamos del ideal que tuvimos de esta Revolución. Yo lo pienso así. Es parte del debate nacional ahora, de un debate que, lamentablemente, está más recogido en la Internet, que la tienen pocos, que en nuestra prensa. Hay mucho pueblo que le hubiera gustado participar en ese debate, que no ha llegado a ese debate porque no se lo ponen. Es una pena que no… Es la famosa falta de confianza. Decir tantas veces “el pueblo”, “nuestro pueblo”, “nuestro pueblo”, “nuestro pueblo”, pero al “nuestro pueblo” ese hay que respetarlo un poquito más… Es agrio, pero es nuestro vino. Nuestro pueblo es como nosotros, con virtudes y con defectos.

—Realmente debiéramos tener la capacidad de ser autocríticos inmediatamente que nos damos cuenta de que algo que hacemos no está bien. Es lo más inteligente, es lo más homo sapiens, es lo más científico, es lo más marxista –si le quieres poner un nombrecito de los que le gusta usar a la gente–, pero no, nos atrincheramos porque tenemos consideraciones tácticas-estratégicas, blablablá y nos complicamos la vida. Hasta las buenas causas, si uno no las revisa constantemente, crean vicios, nos vamos viciando y nos vamos enajenando con esos vicios. Y todo tipo de enajenación es repudiable, es lo que yo creo.

—En esta situación nueva que tiene Cuba, donde no tenemos ya “enemigos”, donde “el enemigo” es otra cosa, es un vecino que fue nuestro enemigo y con el que ahora estamos dialogando, aunque tengan las mismas intenciones ellos y además lo confiesan, lo dicen a las claras, no se ocultan para decirlo. Entonces algunos aquí se rajan las vestiduras porque ellos son sinceros –peor era en la época de Kennedy y Eisenhower, en que todas esas cosas las fraguaban por debajo de la mesa y no las decían, y lo que hacían era mandar gente a matar o a meter bombas, o a que se alzaran, o a tirar armas aquí para que las usaran. Entonces es un momento que desconcierta mucho a muchos, y hay miedo y es lógico: es una situación nueva. Llevamos más de medio siglo de confrontación constante y directa. Todos nos hemos formado…, yo me acuerdo… normalmente yo no hubiera cogido un arma en la mano en mi vida, y la primera vez que cogí un arma en la mano en mi vida fue para entrenarme para caerle a tiros a los americanos cuando desembarcaran aquí. Y resulta que los americanos han desembarcado y lo que hacen es comer en nuestras casas y viajar en nuestros carros. Entonces aquí la gente está como loca, es decir, algunos ideólogos se han vuelto como locos, están nerviosos. Y eso es lo que está pasando, se está recurriendo a ideas obsoletas de confrontación. Y la confrontación es otra. Hay que tener confianza en lo que hemos creado, en lo que es este pueblo. Y si no tenemos confianza en lo que es este pueblo hoy día y en lo que se ha creado, entonces oye… ¡apaga y vamos!, porque para qué ha servido todo esto. Y si no tenemos confianza en que muchachos que nacen en Cuba y que se educan y se forman en Cuba, por ir tres semanas a una beca a Estados Unidos les van a cambiar la cabeza, hay que estar loco para pensar así, hay que tener muy poca confianza en lo que somos, en la fortaleza de nuestra sociedad, y armar todo ese lío que se ha armado por eso. ¿Qué es lo que le enseñamos nosotros a los latinoamericanos cuando vienen aquí? ¿Que el imperialismo es bueno? ¿Qué enseñan nuestras escuelas internacionales? Nuestra verdad. ¿Qué enseñan las escuelas internacionales, no solo en Estados Unidos, sino en cualquier país del mundo? Su verdad, lo que los sostiene, lo que los hace nación, lo que los hace pueblo, con todos los matices que tú le quieras agregar a eso, sean imperiales o sean lo que sean. Es normal.

—Caballeros, vamos a vivir y vamos a respirar. Llevamos sesenta años con una bala en el directo. ¿Qué pasa? Hay gente que piensa que ese concentrado de jarabe ideológico es lo que les hace falta a los jóvenes. Y a los jóvenes les repugna eso. Ese concentrado de jarabe ideológico no lo necesitamos tampoco los viejos porque es lo que hemos mamado desde que empezó esta Revolución, con razones muy verdaderas y muy ciertas, y muy reales. Pero yo no necesito que me metan esas “muelas” todos los días, ¿qué cosa es eso? Ya sabemos que ellos son así y ya sabemos que no renuncian a lo que siempre han querido. Ahora, ¡vamos a ver a cómo tocamos! Ya estamos en el diálogo de pueblo a pueblo, ¡vamos a ver a cómo tocamos! Yo pienso que este pueblo, así, sencillo, contradictorio, variado, diverso como es, le va a dar una gran lección a ese pueblo, es lo que yo estoy seguro y es lo que no ven estos compañeros que los veo alterados todo el tiempo.

Sin lugar a dudas el bloqueo tiene mucho que ver con eso, con nuestras carencias, pero más que el bloqueo tienen que ver nuestras insuficiencias, y más que el bloqueo tiene que ver la falta de continuidad de una idea, de ponerle el pie al acelerador y no levantárselo. Porque tú crees que todos estos héroes de la Revolución, todos los compañeros de ochenta y pico de años, tú los ves ahí en el Granma cada 2 o 3 meses: “Fulano está viendo…, revisando los planes de tal provincia y tal más cuál cosa”, oye, todos tienen nietos, tienen ochenta y pico de años, se han pasado la vida trabajando, primero jugándose el pellejo, después trabajando como unos locos... ¿Tú no crees que esa gente tiene ganas de descansar ya hace rato?

—Es complejo lo que está pasando, no solo en Cuba, en el mundo. Hay una corriente de ingobernabilidad muy profunda en el mundo entero. Está ocurriendo… mira lo que está pasando en las elecciones de los Estados Unidos, mira lo que ha pasado en España, mira la derecha la fuerza que está cogiendo en Europa, la fuerza que quiere coger en América Latina. Es un fenómeno universal, no un fenómeno nuestro sólo. Y es que ya no estamos aislados, ya somos parte del mundo y es normal que seamos parte del mundo. Somos una isla, pero es imposible…, ya no estamos aislados, ya la información viaja a una velocidad enorme, y por más trapitos y deditos y cosas que tú pongas, mentira, eso ya entra por todas las partes habidas y por haber. Y ya la información la tenemos a segundos de que todo ocurra. Y de eso es de lo que no nos hemos dado cuenta, de que hace rato el mundo cambió. Se decía antes que los que tenían la información eran los que tenían el poder: bueno, ya el poder es de todo el mundo. Si la información es quien da el poder, ya el poder está más repartido de lo que se imaginan los que tienen el poder.

—Mucha gente de lo que no se da cuenta es de que el mundo cambió. El mundo cambió. El mundo cambió por muchas razones: el mundo cambió por razones políticas y cambió por razones tecnológicas también: es otro mundo. Cuando cayó el campo socialista, en realidad hacía años que eso se estaba cayendo. Eso no cayó en el '90 ni en el '89. Eso empezó a caer desde que el socialismo tenía muchas cosas que ocultar. Yo siempre me acuerdo de una canción que me parece tan aleccionadora de John Lennon, es una canción que dice, y que lo único que dice es eso todo el tiempo: Everybody has something to hide, except me and my monkey. Todo el mundo tiene algo que esconder excepto yo y mi mono. Y eso quiere decir muchas cosas. Mientras más cosas tú tienes que esconder, mientras más cosas tú tienes que justificar, más jodido estás.

—Pienso que ya lo que ha sembrado la Revolución, el proceso revolucionario, es muy difícil de quitar. Tendrían que pasar generaciones de un bombardeo de una cosa y eso es imposible. Yo lo único que veo peligroso es que, en las esferas gubernamentales, entre los que dirigen el país, se cuele alguien, un plattista. Pero la cultura… ¿qué rock & roll va a hacer que nosotros no hagamos sones y no hagamos rumbas?; dime ¿de quién va a ser el rock & roll ese?, ¡no sea bobo! Nosotros vamos a hacer rumbas y vamos a hacer sones y vamos a seguir haciendo… y bailando con chancletas, y tocando la clave cubana. Eso vamos a seguirlo haciendo nosotros. La cultura no tiene el menor peligro. Si en tiempos en que no teníamos tantos próceres de la ideología, antes del triunfo de la Revolución, la cultura cubana fue una cultura de resistencia, ¿cómo ahora no lo va a ser? ¡Muchísimo más! No es la cultura la que corre peligro, es la política.

—El artista es una víctima del hombre. El artista es la vocación, que siempre surge después. Es el hombre el que está detrás del artista, es el ser humano.

—Puede que no la intensidad de la mirada, no sé, de esa mirada infantil, porque hay cosas que aunque a uno le parezca que no se olvidan uno sabe que las olvida cuando vuelve a encontrarse con ellas… y de pronto a veces te encuentras con cosas que creías que tenías y que de pronto te das cuenta de que te has reencontrado con ellas, felizmente.

45 comentarios:

Silvio dijo...

Nuevas revelaciones sobre el derribo del avión cubano en Barbados

Silvio dijo...

Aleida March de la Torre: Che y Fidel. Imágenes en la memoria

René Rodríguez Rivera dijo...

41 años del crimen de Barbados, el HP muerto(Orlando Bosch) dijo que eso no tenia importancia porque eran solo "unas cuantas negritas muertas", el HP vivo (Posada Carriles) sigue protegido por el Imperio y seguro que su alma esta tan podrida como la del Clown presidente. R3.

Orestes H dijo...

Silvio:

Gracias por la transcripcion. Tuve oportunidad de verla en YouTube. Las imágenes siguen siendo más valiosas que lo escrito. Ojalá todo el que quiera, la pueda ver el video, y ojalá, como comentaste, la transmitan en TV. Confío en que lo harán.

Saludos,

julian dijo...

¿Qué quisiste decir Silvio cuando hablabas de los chicos en un aro (sería un aula) con el concepto "genocidio"?

Silvio dijo...

Aludo a un dicho popular que no sé si se usa fuera de Cuba “Entrar por el aro”, y me refiero al peligro de someter a todas las sensibilidades a un único esquema educativo.

Silvio dijo...

Julio César Guanche me acerca este material: una compilación sobre el "Centrismo", a mi ver más completa que aquel otro libro que también publiqué en Segunda cita, que sólo recogía los criterios de una parte del debate.

Esta es la introducción: https://cubaposible.com/introduccion-debate-centrismo/

Aquí se descarga el libro: https://cubaposible.com/wp-content/uploads/2017/10/Cuaderno-49-Para-Web.pdf

Alex R. T'ang dijo...

Buenos días querido Silvio y amigos segundaciteros:

Un reconocimiento a los amigos que transcribieron la entrevista, es una labor ardua que en algunas ocasiones realice, sobretodo porque vi la entrevista por YouTube y no es sencillo mantener en letra lo que de los labios nace, así como para mí no es fácil transmitir mi emoción toda vez que mis dedos se mueven en el teclado para escribir en la colmena segundacitera.

De todo lo plasmado, rescato mucho la sinceridad que mencionas, ser íntegro en decir lo que piensa o siente porque la verdad lo tienen todos a su manera, pero la sinceridad nos puede costar la vida o la familia (pues, en mi casa soy visto con muchas muecas de disgusto por ser sincero , que hasta la hija de mi mamá no me habla más de un año). El ser consecuente con eso es parte de la madurez que en la sociedad -al menos en mi país- escasamente se ve. Las redes sociales se encargan de publicar la mejor cara de uno, la sonrisa más 'perfecta' y las familias modelos o esquemas de vida plausibles, como la careta que se pone para tapar lo que cala el corazón, el vacío que nos carcome o lo utópico de nuestros anhelos.

Un fuerte abrazo para ti y los más sinceros saludos a los amigos segundaciteros, siempre es agradable volver al panal, el trabajo aveces es absorbente, y en casa Rocío espera a su esposo y Alondrita Mariana pide a su papá para jugar. Buen fin de semana tengan todos. Es mi hora de atender a la familia.

Con afecto,

Alex Rojas Tang, Rocío y Alondrita
Desde Lima, Perú.

julian dijo...

Me impactó que emplearas esa palabra.

gevalente dijo...

Querido Silvio fraterno saludo

El mismo día que fue publicado el documental me dediqué a verlo con toda mi atención, y hoy nos compartes lo allí expresado en cada tema abordado. El documental nos permite saber y conocer más de tu pensamiento, manteniendo un hilo identitario en tu carácter y personalidad. De manera muy sencilla y profunda simplemente gracias por cada espacio y cada palabra que prolongas en el tiempo y en nuestra memoria.

Abrazos desde Colombia


Mario Peñaranda
Ignorante segundo citero

Carloncho dijo...

Buenos dias querido Silvio, que gran material el que nos has compartido! Tambien lo degusté un par de veces, y encuentro en tus palabras la transparencia y coherencia que siempre promulgas, tan dificil de encontrar en estos tiempos... Sin duda actuas como piensas, gran virtud que resaltas siempre del Che. Te cuento que si bien no hiciste un disco musicalizando a Martí, la canción "de donde nace la palma" o se aproxima el brote oscuro, te ha quedado espectacular, diria que es de mis preferidas que se haya musicalizado. De Ruben Martinez tengo en mi radar que musicalizaste Tonada para dos poemas y la insuficiencia de la escala y el iris o tambien conocida como la cancion Imposible (de donde saldria ese titulo?). No recuerdo otra, pero revisé y en cancionero aparece El cazador? Bueno la verdad es que a pesar de que te estudio, ya no se ni cuantas canciones tuyas me faltan por conocer. NO has pensado en musicalizar a Luis Rogelio, el mejor poeta de tu generacion en tus propias palabras? Se que tambien tenias un disco en proyeccion sobre pintores cubanos... y bueno tambien te lei en un articulo de 2016 que estabas terminando un disco tu solo con la guitarra... mucha poesia por escuchar...

Owen dijo...

Hola Silvio y todos!
Una pregunta, el canal de YouTube https://www.youtube.com/channel/UC16aF70kysMIJdz51HdMx9Q , es realmente oficial de Silvio?
(por si las dudas, yo ya me suscribí)

Félix Sautié Mederos dijo...

Silvio te agradezco muy especialmente que hayas publicado una transcripción de la entrevistas, yo soy de los que no saben bajar un vídeo y verlo, aunque tengo los medios para hacerlo; y con la transcripción esta he podido leer y analizar las cosas muy importantes que dices. Yo pienso que es un momento para decir lo que pensamos, lo contrario sería un "pecado contra natura".
Y , tú eres un icono de esta época aunque haya dogmáticos que no lo comprendan. Eso no es lo importante, lo importante y fundamental es llegar al corazón y la conciencia del pueblo y tú los has logrado. Ética y humanamente estás obligado a decir cosas y cantar cosas, que son escuchadas por el pueblo e incluso cantadas por muchos quizás más de los que podemos pensar e intuir. Gracias port existir y gracias por cantar,por hacer poesía y por hablar. En definitiva yo soy yo; y no necesito alabar a nadie para sobrevivir, lo que expreso, lo expreso porque lo siento después de haber vivido mucho 79 años.

Orestes H dijo...

"La Dirección de Asuntos Consulares y de Atención a Cubanos (DACCRE) de la Cancillería cubana, informó que la sección consular de la Embajada de #Cuba en #EEUU continuará brindando todos sus servicios, sin interrupción, tanto a través de las agencias autorizadas, como directamente en la taquilla, en el caso de los trámites que deben ser presenciales, como poderes y autorizaciones de menores, a pesar de la arbitraria e injustificada decisión del gobierno de ese país de disponer la salida inmediata de territorio estadounidense de 15 funcionarios diplomáticos cubanos."


Mi opinión:

Esta es la mejor respuesta a la decisión del gobierno de los EEUU.

No será Cuba la que causará molestias, inconvenientes y mas gastos, a la inmensa y variopinta comunidad cubana en los EEUU.

La historia tendrá que recoger estos detalles que son los que hacen la diferencia y demuestran que la nación cubana, su gobierno y su pueblo están empeñados en mantener una fluida relación con su emigración.

Saludos,

Orestes H

Silvio dijo...

Lo increíble es que en Washington, según dijo Bruno el otro día, sólo dejaron a un funcionario del consulado sin expulsar. O sea que ese compañero lo que tiene ahora mismo es un mundo de trabajo.

René Rodríguez Rivera dijo...

Muy buena entrevista, y creo que lo fundamental de ella esta en "ser sinceros", "no tener miedo" y algo imprescindible que no se hace porque creo como tu que algunos siguen teniendo miedo: darle participacion al pueblo en el debate . Dicen: "nuestro pueblo", pero cuando le ocultan cosas es porque no creen mucho o nada en el pueblo, en su capacidad y nivel político. Desgraciadamente hay unos cuantos asi´. Magnifico que hayas tocado este tema. R3.

Silvio dijo...

Disculpen que haya omitido algunos comentarios que me parecieron demasiado entusiastas pero, como ya he dicho unas cuantas veces, eso no es necesario.
Carloncho, ojalá yo hubiera tenido el valor de vivir exactamente como pienso. Eso es muy difícil, tanto, que es casi un privilegio.
Nunca he sido ejemplo y mucho menos lo he pretendido. Sólo que siempre he tratado de expresar lo que pienso, algo que me parece natural.

kinka piro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Patricia Moda dijo...

qué bueno que está la transcripción de ese documental, de toda tu entrevista!, que puedan disfrutarla!

Algo me pasó el otro día, empecé a escuchar nuevamente el concierto en el Parqueo cuando estuvieron los 5, y en el momento en que suben al escenario, me sorprendí, yo me había olvidado, y cuando lo escuché a Antonio Guerrero, lo recordé y me volví a sorprender.
El te dijo allí: "hace recién 4 días que llegamos (o volvimos no recuerdo) y es como si siempre hubiéramos estado", y pensé sorprendida, a los recién 4 días de regreso fue ese concierto!

Y luego pensé donde escuché algo q parecía lo q me había sucedido y ahora leyendo dije "aquí": "Puede que no la intensidad de la mirada, no sé, de esa mirada infantil, porque hay cosas que aunque a uno le parezca que no se olvidan uno sabe que las olvida cuando vuelve a encontrarse con ellas… y de pronto a veces te encuentras con cosas que creías que tenías y que de pronto te das cuenta de que te has reencontrado con ellas, felizmente", claro recreada x mí, jajaja, no es tal cual pero lo que me pasó me hizo recordar tus palabras.


Patricia Moda dijo...

Carloncho, es que la poesía Insuficiencia de la escala y el iris, en un parte dice "...callarás en tinieblas la canción imposible" y es que
"a tu verso le falta
para expresar la clave de tu angustia secreta,
una nota, inaudible, de otra octava más alta,
un color, de la oscura región ultravioleta."

La canción imposible.

Leandro Di Santi dijo...

Hermano querido, después de unas semanas difíciles, durante las que de cualquier manera anduve buscando distracción en este punto de encuentro, vuelvo a escribir para decir:
1. Vi la entrevista, y ahora volví a disfrutarla leyéndola. Gracias.
2. Muy emocionante lo que relataste sobre tu último concierto de la gira interminable. Luego soñé haber estado allí.
3. Hace un tiempo me respondiste que vos también esperabas importantes actos para conmemorar el 50 aniversario del asesinato de Ernesto. Mi google no anda bien, o nos quedamos los dos con las ganas. Falta nada y no veo algo ni medianamente a la altura. En ningún lado. Yo lo tengo medio resuelto, me voy a pasar el día escuchando a un tal Silvio Rodríguez, recorriendo de punta a punta la discografía que el tipo me regaló.
4. Perdón que no pude regalarte la mía. Va este abrazo; es lo único que tengo.
5. "El peligro de someter a todas las sensibilidades a un único esquema educativo." Clac! Así al pasar tirate una frase...

Anónimo dijo...

muy lucido,muy claro,y muy preciso,de acuerdo contigo 100%

Silvio dijo...

Leandro, habrá un acto importante no recuerdo si en Cochabamba o Vallegrande, en Bolivia. Para allá está Esperanza con su familia. Fui invitado pero no pude ir.
Espero que mejores de lo que sea que tengas.

kinka piro dijo...

HOY ES LA VISPERA DE SIEMPRE video

arturo dijo...

Silvio, aunque no lo quieras igual eres un arquetipo humano para muchos. Toda la gente que me conoce sabe cuanto te admiro y por lo tanto cuanto te quiero.

En youtube aun debe estar el vídeo (por que ahí lo vi yo hace un tiempo)
de un programa de "Mesa redonda" donde hablas de las giras por las cárceles y de tu intención de mejoramiento humano.

El mundo cambio, Silvio, siempre ha cambiado, pero yo creo que solo en apariencia.

Y una pregunta: ¿Porque cambiaste "a palabrota y burdel" por "a palabrota y taller"?

Patricia Moda dijo...

Tremendo,Instrucciones para conseguir una visa de los EE.UU.

Patricia Moda dijo...

Del NYT: ‘Ha sido duro’: Familias cubanas en el limbo ante la suspensión de visas de Estados Unidos

Lien dijo...

Gracias Silvio!!!!... yo evidentemente hubiera sido de las que no hubiese podido verlo en youtube… lo devoré y me encantó… quisiera ser algo más sutil para entrar en debate de tantas cosas en las que concuerdo… otras por confesar… otras que me enternecen… otras que me dan tela pa cortar… y como juro que ya me conoces un poquito, creo que imaginarás que pudiera detenerme a puntear o contrapuntear cada respuesta… pero no te asustes que no lo haré… te diré solo dos o tres cositas al vuelo…

Que me enterneció a más no poder Malvita y su angustia por el olvido… y me hizo recordar similares pasajes de los bocus, realmente entrañables… y hasta momentos de mi vida en que añoré a muerte ni niñez y adolescencia porque tuve la clara certeza (que me acompaña hasta hoy) que era mucho más sabia entonces…

Que concuerdo estrepitosamente contigo en la necesidad imperiosa de la sinceridad… de la sinceridad en el sentir y de la sinceridad expresada y de la sincera consecuencia en el actuar… pero sobre todo, en la necesidad de aprender a defender nuestras verdades sabiéndolas particulares, específicas, incompletas… y la imperiosa necesidad de alcanzar la sabiduría humanísima de aprender a completarla con otras verdades, sin importar quién nos las aporte… y ni hablar de la importancia de aprender a decir lo que tenemos que decir y no lo que esperan que digamos… aparejada a la de aprender a escuchar lo que nos tienen que decir y no lo que quisiéramos oír…

Confesarte que tuve grandes discusiones, pero grandes, con todo tipo de personas, pero sobre todo con grandes amigos… una de ellas me “costó” a uno de ellos… por “defenderte” en esas diatribas provocadas por Tu canción en harapos… con ese punto álgido cuando en pleno periodo especial te escuchamos Canción de navidad y la aclaración de que tener no es signo de malvado… me resulta particularmente triste y lo llevo como llaga viva… y aún no puedo entender qué es lo que no entienden… en qué sienten que contradice una canción a la otra… yo entiendo la última (con el clarísimo PERO que le da continuidad a la estrofa)… sin dejar de seguir aferrada como naufraga al tronco con la primera… que para mí sigue siendo himno de vida…

Que coincido contigo y con Aleida en el amor y la admiración por esos dos hombres y por el amor y admiración mutua que a su vez sentían entre ellos… que es de los más bellos pasajes de nuestra historia amada…

Ya te digo… si sigo no paro… así que me limito a darte las gracias por compartir!!!!!... no me paro en lo que me da tela… la educación por el aro, con tantas vistas y aristas y otras cosillas… porque ya tendremos tiempo acá… además yo sé que en alguna otra vida reencarnaremos y seremos amigos cercanos y nos fajaremos por todo y nos querremos cada vez más después de cada fajeta en las que me daré el lujo de ser insutil sin temor alguno a malentendidos…

Un beso enorme a todos que les dure hasta el lunes… viene el finde y el destierro temporal de toda tecnología…

Hay una tormenta tropical haciendo estragos en Centroamérica… ya se ha cobrado veintipico de vidas humanas y dejado muchos daños… sobre todo en Costa Rica, Nicaragua y Honduras… si alguien se comunica con la Nica, porfa que me diga algo… parece que afectará A Pinar y la Isla de la Juventud… esperemos que no se ensañe…

Silvio dijo...

Arturo, todo lo demás ya levantaba ronchas, imagínate dándole vivas a los burdeles

Lien, no me asusta lo que venga de ti, honesto sé que va a ser y eso me basta

Silvio dijo...

Gracias, Pirao

Lien dijo...

JAJJAJA!!... gracias... pero lo del susto lo decía por la extensión que cogería si lo hago... que hasta a mí me asusta... ya sé que no eres debatefóbico... más bien todo lo contrario!!!... un besote, que ya se me fue el transporte y si me demoro mucho más se me van toas las botellas!!!... hasta el lunes!!!

Julio S dijo...

Gracias Silvio! Vi el documental. Esta transcripción es excelente aunque se pierden música e imágenes que también hablan mucho. Me gusta el todo y más me gustan algunas partes, detallitos que resuenan conmigo. Esta bueno para una mesa redonda. Abrazo

Anónimo dijo...

La entrada es muy sugestiva y vital como la canción ; tiene ese sentido por lo cíclica y única que es la existencia como lo personal .
He seguido el blog desde que se inició . Muestra la admiración y respeto que le tengo como artista y genio .
Escribo desde la tierra de Guayasamín donde gobierna ahora la derecha sin haber dado un golpe de estado ni haber ganado elecciones ? ; como un pájaro perdido de su bandada que trina y vuela sobre sí mismo .
Creo que no hablo, canto y escribo bien , razones para no acercarme antes a Cuba y Segunda Cita pese al resplandor revolucionario que las ilumina .
Me atrevo más, pensando en los cincuenta años de la resurrección del Ché y todo aquello que aún nos falta aprender a hacer .
Soy un médico de barrio . Aquel que hace dos años en la Plaza Roja del Municipio 10 de Octubre durante la gira , desde la lluvia ,se permitió solicitar un autógrafo sobre una copia del retrato que le hizo el pintor ecuatoriano en la Habana 1986 .

No hay mejor palabra que Ojalá y siguiendo el ejemplo de éste blog , ahora su mejor canción , me permita expresar palabras e ideas que acerquen el mundo a la Patria Mía .

Atentamente ,

Martín Guerrero Tipán , citadino , musical, familiar , rebelde y solidario .

Jorgebraulio dijo...

Gracias por publicar la transcripción. Como Félix, no tengo por el momento la posibilidad de ver el video. En la lectura del texto escrito de lo que fue concebido para ser visto y oído, por atenta que sea, se pierde el sonido, el tono de la voz, la gestualidad... Pero algo es mucho.
El tema de la educación es vital. Hasta ahora, la mayoría de los sistemas educativos a nivel mundial se han planteado como meta la formación de individuos que se integren a su contexto social sin hacer escándalos, sin cuestionar lo ya establecido. Pero si queremos que el mundo sea mejor, que las personas sean más plenas, tienen que producirse esos cambios que tan bien apuntas.
En la niñez, los seres humanos somos creativos por naturaleza. Pero lamentablemente, siempre aparece un adulto que “sabe más” y nos dice: no, así no es, los cielos y los mares son azules y los árboles verdes… ¡Como si no hubiera atardeceres y otoños!
Estos adustos sabihondos siempre están al acecho, a lo largo de toda nuestra vida, para tratar de aleccionarnos sobre lo que está bien y lo que está mal. Para intentar hacernos “entrar por el aro” si el adiestramiento escolástico no fue efectivo. Pero no lo consiguen.
Ya se vislumbran otro modos de enseñar y de aprender.
Abrazos desde Alamar

Silvio dijo...

Arte Go , no existen palabras de alivio para las pérdidas, no hay consuelo para algunas ausencias, acaso pensar que lo perdido está mejor. Le he cantado a esos sentimientos; si algo de eso te sirve, te lo doy.

Sergio dijo...

Hola Silvio y abejas.

Trovador, hace rato he visto una película sobre la eminente genetista nacida el mismo año que vos en EEUU, Mary-Claire King.
No sé si sabés sobre ella, pero entre sus logros se destacan:

la identificación de los genes del cáncer de mama;
la demostración que los seres humanos y los chimpancés son genéticamente idénticos en un 99%;
la aplicación de la secuenciación de ADN para identificar a las víctimas de violaciones a los derechos humanos, especialmente desaparecidos.

Realmente una mujer extraordinaria. Quería contártelo/selos.

Buen fin de semana.

Sergio Acosta dijo...

He leído con atención tus palabras, no sabía de que existía esa entrevista y me entero hoy por OnCuba. No siempre leo todo a pesar de seguir las redes y los blogs. El Silvio reflejado en este texto coincide con muchos Silvios que conozco, muchos intelectuales, artistas, periodistas, blogueros y hasta gente sencilla que no sabe expresarlo tan bien. Te soy sincero Silvio me gusta más este Silvio que es más directo, aunque disfruto al máximo la metáfora y la prosa. (Deberías tener un programa de tertulia en la televisión o en la radio!!!! Llevar tu blog a lo multimedia. Siempre ando inventando ideas como comunicador, perdonáme). Volviendo a la prosa, en la Cuba de hoy tenemos una riqueza cultural diversa, somos un pueblo culto, ahora además de las canciones necesitamos hechos, para sacar la ¨bala del directo¨. Me gustaría ver más un Silvio así, entre canción y canción, y barrio y barrio. No es un reproche, es un halago, una esperanza. "Als een oelifant in een porseleinkast", "Como un elefante en un armario de porcelanas", dice un dicho holandés, o lo que es lo mismo "no tienes visión para las sensibilidades de terceros o no tienes tacto". No me refiero a tí, pienso aquí que en Cuba tenemos demasiada gente en un armario de porcelana y además no saben que están destruyendo la vajilla. Feliz noche.

Leandro Di Santi dijo...

Gracias Silvio. Estuvo muy enferma mi hija, internada, preocupada y además naturalmente triste, separada de sus hijos. Por suerte ya está en su casa. Leí a Esperanza cuando comentó lo del viaje, y hubiera querido ir, no pudo ser esta vez, pero será pronto. Abrazo!

Silvio dijo...

Lebis, hay mensajes para ti en la entrada anterior.

Silvio dijo...

Hay una nueva entrada

Anónimo dijo...

Muchas gracias Silvio por tomarnos en cuenta a los invisibles. Junto a mi hijo, nos dio una alegría inmensa que también nos ayudará a renacer. Le escribiré. Atentamente, Martín G.

JuanGui dijo...

Recién vi la entrevista. Simplemente gracias silvio. Se te quiere.

Lebis dijo...

Egunon Silvio
Egunon segundaciteras
Eskerrik asko Silvio por el aviso.
Ya los leí.
Responder sería repetirme, pero las leí Juan Tomás.

Claudia dijo...

Si hablar no es una de tus virtudes, tienes virtudes de sobra para hablar.
Por ejemplo, la sinceridad. Esa transcripción a una entrevista, que parece mas una conversación (no he visto el documental), resume muchas de las cosas que se discuten aquí, en Segundacita.
Cuando uno escoge ser sincero, ya no pasas por el aro, aludiendo a lo que mencionas sobre la educación. Y todo lo que surge del ser humano que eres, es nuevo para el mundo y antiguo a la vez porque tienes coherencia con quienes aportaron a lo que resultas ser hoy. Lo que creo sucede en ti siempre.
Y resulta que tras muchos años intentando darle con el "palo al gato", en mi caso. Creo que cuando uno llega a plantearse frente al mundo en el lado de la sinceridad, sin saber el resultado, adquieres confianza en que como ser humano a alguna parte habrás de llegar, sin pasar por el aro, y seguirás siendo.

Aurora dijo...

Me robaste la voz. Con matices de más o de menos, tu prosa y poesía han sido y son las de nuestra generación, jóvenes que ya rebasamos los 68. ¿A qué más?

Publicar un comentario