sábado, 14 de julio de 2018

Acerca del artículo 80

Por Fidel Vascós González
El texto del artículo 80 de la actual Constitución cubana es el siguiente:“Las sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular son públicas, excepto en el caso en que la propia Asamblea acuerde celebrarlas a puertas cerradas por razones de Estado.”
Este postulado está directamente vinculado al contenido de los Artículos 3 y 69 de la propia Constitución. El primero mencionado dice en su inicio: “En la República de Cuba la soberanía reside en el pueblo, del cual dimana todo el poder del Estado.”Y el segundo expresa textualmente: “La Asamblea Nacional del Poder Popular es el órgano supremo del poder del Estado. Representa y expresa la voluntad soberana de todo el pueblo.”
De todo ello se desprende que el pueblo cubano con derecho electoral, que elige mediante el voto libre, directo y secreto a los diputados integrantes de la ANPP, está vivamente interesado en conocer todos y cada uno de los asuntos que se analizan y discuten en las sesiones del parlamento y la posición que adoptan los miembros de esta cámara ante cada uno de esos asuntos.
Se hizo bien al incluir el artículo 80 en el texto constitucional. Es parte del nuevo concepto republicano de la Revolución Cubana, que rompe con el esquema de los tres poderes independientes formulado por el Barón de  Montesquieu: legislativo, ejecutivo y judicial. En Cuba es el parlamento, donde descansa el poder legislativo, el que concentra el poder del pueblo. El órgano ejecutivo y el órgano judicial no son poderes independientes, sino que ejercen funciones específicas del Estado y se subordinan al único poder que representa al pueblo soberano: la Asamblea Nacional del Poder Popular. 
Está claro que en el local donde sesiona la ANPP no puede agruparse todo el pueblo a presenciar los debates parlamentarios. No se puede hacer como en la antigua Grecia, que los ciudadanos se reunían todos en el ágora para analizar y aprobar o no los asuntos de Estado. Allí no había democracia representativa, sino era democracia directa. La reducida población de entonces lo permitía. 
Pero hoy tenemos la posibilidad técnica para que el pueblo siga en vivo y en directo el trabajo de los diputados que están sesionando. Se trata de trasmitirlos directamente por radio y TV. No basta con difundir a posteriori las intervenciones de los diputados aplicando cortes en las ediciones. 
Recordemos que las deliberaciones que tuvieron lugar en la Convención Constituyente de 1940 se transmitían directamente por radio y se difundían mediante altoparlantes ubicados alrededor del Capitolio Nacional, donde sesionaba. Incluso se publicaron las versiones taquigráficas de los debates. 
La sesión de la ANPP del próximo 21 de julio tendrá una especial significación para nuestro pueblo. Allí se presentará el nuevo Consejo de Ministros que preside Miguel Díaz-Canel Bermúdez y se analizará y aprobará el Anteproyecto de la Reforma Constitucional. Este momento tan significativo debiera aprovecharse para difundir, en vivo y en directo por radio y TV, los debates que allí se susciten. El pueblo cubano lo agradecería ampliamente y serviría, además, como un poderoso acicate para avanzar en su formación política y como base de su participación en los asuntos de Estado.

lunes, 9 de julio de 2018

Internet y periodismo

Por Fidel Vascós González

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICS), como parte de la revolución digital en marcha, han transformado radicalmente muchos aspectos de la sociedad humana. Su entrada en nuestro mundo ha dado la clásica “patada al tablero de ajedrez”. El periodismo no es ajeno a su influencia. Lo primero que se enseña en las clases de esta disciplina es que el periodista debe encontrar la noticia y luego aplicarle el “lead” con sus seis preguntas: qué, quién, dónde, cuándo, por qué, cómo. Con la World Wide Web (www) o red informática mundial, la noticia se globaliza y millones de personas pueden acceder a ella en tiempo real con solo un click. You Tube la ha puesto en movimiento. Ahora se pueden ver los acontecimientos en el mismo momento que ocurren, incluyendo las guerras. La prensa escrita ha perdido su capacidad de divulgación noticiosa masiva. Casi lo mismo ocurre con la radio y la TV.

El libre acceso a INTERNET generaliza la información a todos y a todas. Cualquiera puede colgar lo que quiera en la red y una vez allí ya es imposible ocultarlo. Se acabaron los secretos y los tabúes. Todo está a la vista. INTERNET suprimió el secretismo. ¿Qué le queda, entonces, al periodista? Le queda identificar la noticia y ponerla en la red. Si la escribe en un periódico, la inmoviliza. Y la demora es el enemigo número uno del periodismo. Pero, sobre todo, le queda el análisis de la noticia, su vinculación con otras, el descubrimiento de su esencia y de sus posibles consecuencias, la prospectiva de su proyección. Adquiere mayor importancia lo que podría denominarse “el valor agregado de la información”. Para ello, el especialista de la profesión necesita tener amplios y profundos conocimientos, cultura, poseer inteligencia, sentido del momento y de lo que necesita y desea saber el lector.

Hay otros aspectos del cambio que se está operando ante nuestros ojos. Si el periodista confecciona una buena información, pero no la cuelga en la red por autocensura, queda fuera de juego, pues otro, aun sin ser periodista, puede hacerlo. Hoy la información no puede esperar a ser aprobada por instancias administrativas superiores. Si tiene que recorrer los escalones de mando, pierde inmediatez y llega tarde. Ya no hace falta esa información pues ya el lector la tiene. Quien no se incorpora con rapidez a la www no alcanza a subirse al tren que se aleja aceleradamente. Pierde en la batalla de ideas.

La INTERNET también ha introducido peligros. Prolifera la mentira, las noticias falsas, las fake news que, según estudios, abarcan la mitad de lo que se mueve en la red. Así las cosas, la red puede utilizarse con aviesos propósitos para influir negativamente en las masas. Hay que estar alertas. Ello determina una característica insoslayable en el periodismo actual: la ética, el compromiso con la verdad, la honradez con el lector. 

Menuda tarea la de los periodistas. Debemos darle todo el apoyo que necesitan.

lunes, 2 de julio de 2018

Como quisiera que la Constitución defina lo que es humano en Cuba (1)

Por Charles Romeo

El primer artículo de la Constitución de 1976 hace una referencia escueta  a que Cuba es un Estado socialista de trabajadores. Esa tajante definición era comprensible en esa fecha cuando aún estábamos obnubilados por la existencia de la URSS y del entonces llamado Campo Socialista, que le daban una expresión concreta y real a lo que se entendía por socialismo. Pero estamos en el año 2018 y desde hace 27 años ya no existe ni la URSS ni el Campo Socialista. Por consiguiente, en la actualidad es válida la pregunta: ¿Qué es el socialismo? En Cuba la única respuesta correcta y concreta posible a esta pregunta es lo que tenemos en Cuba como realidad social, que por lo demás está siendo sometida nuevamente a critica desde el 2011, o sea desde hace siete años, para ser redefinida mediante un nuevo modelo económico y social y por una nueva Constitución de la República.  

Propongo que, sin renunciar a utilizar la teoría de la historia y a la explicación del régimen social de producción capitalista que nos dejaron Marx y Engels, lo sucedido con el socialismo europeo exige  ampliar el campo del enfoque de la realidad social de Cuba, introduciendo como idea central para ello el concepto de su humanismo, tal como Marx lo definió en una de sus tesis:

Pero la esencia humana no es algo abstracto inherente a cada individuo. Es, en su realidad, el conjunto de las relaciones sociales.” (2)

Si la historia nos enseña que cada régimen social de producción generó su correspondiente humanismo, el nuevo que se está instrumentando en Cuba desde hace sesenta años, el socialismo a la cubana, tiene también que generar su propio humanismo.

Ser esclavo u hombre libre, artesano o propietario, gladiador o militar en la Roma Imperial, era vivir bajo el humanismo vigente en aquellos tiempos, tal como así lo vivieron siervos, burgueses, artesanos y nobles en el medioevo europeo, bajo el dogmatismo religioso cristiano de la época, y tal como viven hoy en día campesinos, trabajadores asalariados y desempleados, empresarios, profesionales independientes y  artesanos, en las sociedades capitalistas. Así también los cubanos viven su propia manera de ser humanos, resultado del conjunto de las relaciones sociales que han logrado establecer durante los años de  Revolución y que se han propuesto seguir modificando.

¿Cómo queremos que sea el humanismo cubano en el futuro inmediato, o sea como queremos que sean las ideas de como los cubanos consideren que debe ser la vida en su país, a su vez resultado  de las relaciones sociales vigentes en Cuba? Eso es lo que debe ser definido en la nueva Constitución y estas son mis concepciones al respecto, que anticipo al momento en que una propuesta sea discutida y aprobada por todos los cubanos.
                                 _____________________________

Quisiera que la nueva Constitución defina lo que en Cuba se entiende por humano, mediante la descripción del conjunto de las relaciones sociales que existan en el país.
Quisiera que ante todo se definan e instrumenten los derechos innatos de todo cubano y cubana, que expresen el humanismo vigente en Cuba para todos sus habitantes, considerados iguales ante la ley.

Quisiera que los derechos innatos de todo cubano sean al menos los siguientes:

-       Asegurarle al feto a través de la madre las condiciones necesarias para un buen desarrollo                   y parto
-       Alimentación asegurada durante su vida
-       Vivienda con los servicios básicos necesarios
-       Servicios de salud gratuitos durante toda su vida
-       Educación gratuita hasta el nivel que pueda alcanzar
-       Trabajo en el campo para el cual se preparó y un retiro a cierta edad
-       Derecho a la entretención cultural y deportiva y a una vida segura y a su participación en la vida política
-       Asistencia a toda su familia
-       Asegurar gratuitamente su sepelio al finalizar su vida
-       Defender su Revolución

Quisiera una sociedad en la que no exista el desamparo.

Quisiera que esos derechos estén garantizados por el Estado de todo el Pueblo, cuya dirección esté en manos de un  parlamento unicameral y cuyos miembros sean elegidos por el voto popular.

Quisiera que el Estado planifique los objetivos a lograr por la sociedad cubana, sobre la base de que el logro de los derechos humanos de todos los cubanos es absolutamente prioritario, pero sin coartar la necesaria libertad de interrelación entre las entidades productivas para poder lograr sus respectivos objetivos.

Quisiera una organización política del pueblo cubano que garantice una voluntad unitaria inherente a la necesaria e indiscutida  independencia de Cuba en el mundo del cual forma parte, que se base en el principio de que las minorías acepten las decisiones de la mayoría.

Pero quiero también que los cubanos se rijan por el principio de que patria es también humanidad y que estén dispuestos a compartir con otros pueblos lo que tienen cuando lo consideren necesario.

Quisiera que el Estado posea los recursos naturales y productivos necesarios para garantizar los derechos humanos de todos los cubanos, así como asegurar la infraestructura necesaria y que para lograrlos este facultado para obtener de las actividades no estatales, los recursos financieros adicionales que le hagan falta para ello.

Quisiera que las actividades no estatales queden comprendidas en el campo definido por todo lo que no esté prohibido por la máxima representación política del pueblo cubano.
Quisiera que las actividades no estatales queden abiertas a todo cubano individual o colectivo de cubanos, ya sea mediante una organización cooperativa o de otro tipo de participación colectiva, como también a entidades y personas no cubanas que quieran desarrollarlas bajo las leyes vigentes en   Cuba.

Quisiera que rija en Cuba la libertad de pensamiento, de expresión artística, de convicción religiosa y de orientación sexual y que gracias a las nuevas formas de comunicación puedan ser expresadas también libremente, ateniéndose quien lo haga a sus consecuencias.

Quisiera que sea una constante en la educación y en todas las manifestaciones intelectuales y artísticas, la preservación y desarrollo de las características culturales propias de los cubanos, sin temor a la confrontación con otras expresiones culturales ajenas, toda vez que en Cuba ya existe un “ajiaco cultural”.

Quisiera que todo cubano pueda emigrar a otro país si lo desea, sin que por ello pierda su condición de cubano.

En fin, quiero que los cubanos puedan demostrar en los hechos que otro humanismo más justo para todos es posible.


La Habana, 28 de junio del 2018
-----------------------------------------------------------

(1) Humanismo: Doctrina o actitud vital basada en una concepción integradora de los valores humanos.
(2) Sexta Tesis de Marx sobre la filosofía de Feuerbach.


miércoles, 27 de junio de 2018

El río Ariguanabo: soluciones y realidades*

En el concierto 78 “por los barrios” del ariguanabense y trovador Silvio Rodríguez, junto al
Área urbana del río Ariguanabo (foto de junio de 2018)
Grupo Yawar, realizado en el anfiteatro de San Antonio de los Baños el
 26 de Diciembre de 2016,  leímos el siguiente texto:

Hace aproximadamente un millón de años comenzaron a correr las aguas del Río Ariguanabo. En esa época aún nuestra especie (sapiens) no existía, faltaban casi 750 mil años para establecerse.
Río y bosques, desde aquellas tempranas edades formaban una unidad indisoluble.
Hace 250 años hacheros traídos de México comenzaron a talar aquellos bosques para usar estas tierras en la ganadería y agricultura y utilizar las maderas para construir barcos, casas y hasta palacios.
Nuestros propios desechos fueron contaminando al Río Ariguanabo y ya en nuestra época sus aguas no corren cristalinas y limpias.
Aquella unidad de bosque y Río se ve amenazada y resquebrajada.
Se ha dicho que el Río no tiene dueño, pero hoy estamos en este concierto para expresar, entre otras cosas, que el Río Ariguanabo está en los corazones y en la voluntad de los Ariguanabenses de nacimiento y adopción y de que vamos a luchar por devolverle su limpieza y su salud.

El Río Ariguanabo, de San Antonio de los Baños, el cual es  responsable de nuestro gentilicio de ariguanabenses, se encuentra sobre la Cuenca del mismo nombre --declarada priorizada en el país por abastecer a numerosos municipios--, es  considerado ecológicamente como un lago pues está presado en ambos extremos y corre superficialmente durante casi 14 kilómetros para luego penetrar bajo tierra, en la misma Villa, en un lugar llamado ¨La Cueva del Sumidero¨. Posee una parte urbana y otra rural y ambas se encuentran en estado crítico por diferentes causas, pero todas provocadas por el impacto negativo del ser humano.

La zona urbana posee en sus aguas numerosos desechos sólidos, así como aguas albañales procedentes de viviendas y centros estatales. Su cauce es muy estrecho por la presencia de hierbas y de restos de concreto, dejados por el huracán Charley en su paso por la localidad. Estos derrumbes que acortan el ancho del río, llevan ahí 14 años sin que se haya hecho lo más mínimo por extraerlos.

La aplicación de la Ley de Protección de las aguas superficiales con las consecuentes multas a la población y a las instituciones estatales que la violen, así como una adecuada Educación Ambiental consciente, practicada de forma constante a todos los grupos etáreos, más la consolidación de una Brigada de limpieza del río que se dedique a chapear las orillas, recoger los desechos sólidos y ensanchar el cauce, podrían ser parte de la solución a nivel urbano, unido todo esto al encausamiento adecuado de los albañales existentes. En estos momentos decimos contar con una brigada de este tipo, pero todos los que vivimos aquí sabemos que el trabajo realizado es sumamente deficiente y peor  controlado, por lo cual los resultados positivos no se pueden apreciar. En el Parque de La Alameda está el derrumbe provocado por el ciclón Charley. Ahí se encuentran, en el medio del río, los pedazos de lo que fue parte del muro y bancos del parque. Solucionar esto no implica solamente ideas, esfuerzo y deseos de trabajar, sino también un proyecto civil que debe garantizar la forma de poder introducir, en lo que queda de esa calle, equipos pesados capaces de extraer los escombros. Se pudiera realizar una convocatoria para elegir el mejor y más adecuado proyecto, pues se cuenta con especialistas capaces de realizarlo.

Nos gustaría decir algo que aún  llena de orgullo a los ariguanabenses, a los oriundos, a los nacidos en esta villa: desde finales de la década del 40 y toda la del 50 del pasado siglo, varias personas de la villa se agruparon en una suerte de brigada voluntaria, dedicada a limpiar y embellecer las márgenes del río y cortar la vegetación acuática. Estos grupos incluían a personas muy interesadas en la conservación de este hermoso espejo de agua para el goce de todos los habitantes y visitantes, que venían con el objetivo de poder disfrutar de sus aguas. Entre ellos podemos citar a Carlos Muñiz, desde su lancha La Capitana; Juan Sánchez (Clavelito); Alfredo Valdés (El Cabo); el cirujano Jesús Diéguez, así como a los hermanos Posada Medio, uno de los cuales (José Luís) resultó ser un famoso pintor que puso muy alto, a nivel internacional, el nombre de nuestro pueblo y país. No podemos olvidar  a Manuel Leal (Tiñosa), que durante muchos años mantuvo la Cueva del Sumidero limpia. Con el paso del tiempo y a finales de la década de los 60, durante todos los 70 y 80, tuvimos otras muchas personas, que contaron con el apoyo de las autoridades municipales del momento, como, Mario Musibay (Macambolo), Roberto Larrinaga, Víctor Arencibia, José A. Bravo (Pepe), Lorenzo Sánchez, Nelson Izquierdo (el Conejo), Fernando Ortega Albízar, Ibio de la Osa, César Castro (el Carpito), Alberto Cortés, Edel Calvo, Ramiro Coro, quienes no sólo limpiaban la zona urbana sino que sacaban, cómo podían, gran parte de la vegetación que yacía  en las aguas del río y todo esto tan solo por el placer de poder disfrutar de su navegación y sentir que el río se encontraba en perfecto estado de salud. Estaba también Agustín Castro (el Carpo), quien además se dedicaba calladamente a sembrar plantas en el bosque, y cada mañana, después de darse un chapuzón en el río, a pesar de su avanzada edad, tomaba un saco lleno de semillas y recorría largos tramos con él a cuestas, hasta que lo vaciaba totalmente. Creo que es obligatorio recordarlos a todos, como los últimos que hicieron algo con un gran sentido de pertenencia y amor.

Varias instituciones y lugares constituyeron sitios de esparcimiento y diversión: La Quintica,  El Club ¨Amigos del Río¨ (Hueco), el Paso del Soldado, con su piscina, en la que los niños y adolescentes pasaban las vacaciones bañándose, entre risas y juegos, con la confianza de que lo estaban haciendo en un lugar saludable;  el Ojo de Agua de Nico, con su puente colgante, cafetería, cueva y una exuberante y bella vegetación natural, eran parte del complejo turístico del que cada año venían a visitar muchas personas de la capital. Cuando estabas en La Habana y decías que eras de SAB, todas las personas  mencionaban a La Quintica. Ahora rogamos porque nadie lo haga.

Con relación a la zona rural del río, existen factores de otra índole que provocan su deterioro, así como de las muchas especies que viven ahí o dependen de él. La erosión edáfica, provocada por la tala en las márgenes o por la siembra inadecuada, da lugar a la enorme colmatación que ya se hace evidente en varios tramos, pudiéndose, en ellos, atravesar caminando; los motores que extraen agua para regar, disminuyen su caudal, y  la sobreexplotación del manto, mucho más en épocas de sequía; la gran cantidad de vegetación acuática disminuye los niveles adecuados de oxígeno, necesarios para la vida en el río. Esto último, unido a la gran cantidad de materia orgánica vertida, sea sólida o líquida, posibilita la eutrofización, proceso éste bien peligroso hasta para la vida humana, sobre todo teniendo en cuenta que nuestro suelo es de roca caliza. La introducción de especies exóticas como la Claria, disminuye las poblaciones de especies naturales del lugar.

Solucionar los problemas en el tramo rural no es tan difícil pues ya existe la experiencia. Por ejemplo en los años 80, se introdujeron alevines de Amura, especie que es capaz de comer en un día el doble de su peso en vegetación acuática. Este pez no se reproduce, pues sólo lo hace en aguas mucho más frías que las de nuestro río, por lo cual no existe la posibilidad de una superpoblación y está demostrado que no hay competencia alguna con las especies propias del lugar. La solución al vertimiento de los desechos sólidos, que son muchos, estaría directamente relacionado con lo planteado anteriormente de la educación ambiental y la aplicación de las leyes existentes y vigentes. En cuanto a las aguas albañales, se deben hacer proyectos para desviarlas hacia una laguna de oxidación, tanto si provienen de centros estatales como de viviendas. En las márgenes del río existen lugares estatales, como el Motel ¨Las Yagrumas¨, que a pesar de poseer Laguna de Oxidación no funciona como tal. Esto se pudiera solucionar perfectamente mediante la evaluación por especialistas, con el consiguiente diagnóstico, así como con la reparación y labores de mantenimiento de la misma.

Las personas que poseen tierras que colindan con el río, deben saber que la siembra de al menos 250 metros a cada lado de él, debe hacerse de árboles maderables o frutales que garanticen, con sus raíces, la conservación del suelo, evitando así la erosión y por ende la colmatación de las aguas; además, los surcos de sembradío deben ser siempre paralelos al río, por la misma causa.

El Bosque no existiría sin el río, ni el río sin él, por lo que el cuidado de ambos debe ser el mismo, si queremos mantener saludable nuestro Ecosistema. La tala indiscriminada, la cacería de aves en jaula, la introducción de especies exóticas, la casi inexistencia de guardabosques adecuados, así como la toma ilegal de porciones de tierra por personas que sin previo consentimiento ni conocimiento proyectan viviendas,  albañales y pozos de agua potable de forma inadecuada, contamina el manto y hasta posibilita que se contaminen ellos mismos, quizás haciendo beber a sus propios hijos, por puro desconocimiento, aguas insalubres.

El hecho de que se tale, se cace y se establezcan en el bosque personas, recae totalmente en el deficiente trabajo de los guardabosques, que son pocos, deambulan por el pueblo casi todo el día y no poseen condiciones de seguridad para enfrentar a los autores de esos hechos. Si a esto le sumamos el que aparentemente no exista sentido de pertenencia por su parte, pues no son de SAB, o que la información de que disponen no es la mejor sobre nuestra realidad natural, completa su incapacidad para realizar este trabajo con la eficiencia que requiere.

Si tenemos en cuenta que el 28 de Marzo de 1998, la Asamblea Municipal del Poder Popular en su acuerdo # 33 del IX Mandato, acuerda ¨Incorporar la Cuenca del Río Ariguanabo en el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, declarando su cauce superficial y áreas comprendidas dentro del territorio como ¨Paisaje Natural Protegido¨, 20 años después podemos darnos cuenta de que nada se ha hecho aún y de que no se ha trabajado en función del río, pues en estos momentos se encuentra mucho peor que lo que estaba entonces. Seguimos esperando por la declaración de Area Protegida, aunque vemos que una declaración meramente burocrática no resuelve el problema, sino poner en práctica todo lo que la medida de protección conlleva. Los acuerdos y las palabras no resuelven nada si no hay interés y acciones concretas de los implicados.

Nuestro país se encuentra inmerso en salvar y proteger las Cuencas de Interés Nacional o Priorizadas, dentro de las cuales se incluye la Cuenca Ariguanabo, por lo que no se concibe lo que ocurre en este municipio. Por otra parte en la Cumbre de Río de Janeiro, en el año 1992, fuimos firmantes de la Agenda 21, comprometiéndonos, como país, a hacer todo lo que estuviera a nuestro alcance para mejorar el medio ambiente del planeta. San Antonio es parte de él, nuestro río también, y debemos, como postula el pensamiento ecologista en todas las investigaciones medioambientales ¨Pensar Globalmente y actuar localmente¨. Queda claro que es éste y no otro nuestro campo de acción y es nuestro deber trabajar en función de lo que tenemos y no debemos perder. Si lo dejamos para mañana quizás sea ya demasiado tarde. Por otra parte Ramón Folch, en su libro ¨Ambiente, Emoción y Etica, plantea  que el ecologismo es oportuno y actual, no oportunista y de moda, por lo que no podemos estar elaborando planes e informes con el sólo objetivo de tener en papeles lo que debe estar hecho.

Al final podemos decir que los problemas del río son muy serios, pero las soluciones son posibles si hay interés, algo de recursos, personal capacitado y dejando de lado las arrogancias de quienes creen poder resolver sin poseer los conocimientos necesarios. Afortunadamente, en el Ariguanabo vive una buena parte del personal adecuado para esta tarea; además contamos con un Atlas Geográfico digital, desde el año 2003, donde nuestra fauna y flora más conspicuas están  inventariadas, así como descritos clima, suelo, demografía, geografía y geología del lugar. Todo esto ha sido realizado por especialistas de varias prestigiosas instituciones científicas del CITMA, instrumento científico y de trabajo que funciona en la mayoría de nuestros municipios en el País.

Creemos que lo que ahora ocurre es un total desarraigo de los valores y tradiciones de lo que antes fuera nuestro querido San Antonio de los Baños, nuestra Villa, aquella que se fundó gracias a la presencia de ese río que ahora importa a pocos, pues ya somos pocos los reales ariguanabenses que aún vivimos aquí y que nos sentimos muy mal al comprobar que no interesa a nadie nuestra historia. A pesar de lo cual esperamos trasmitir este amor a nuestros descendientes, aunque para ello tengamos que dibujarles el río en un papel. Todos estamos desencantados y no nos sentimos representados en nuestros deseos de ver realizados nuestros sueños.

Entonces la pregunta final es ¿Cuál es la razón para que nos encontremos en esta encrucijada que nunca termina y que no nos lleva nada más que a mirar y a no hacer, a decir que haremos pero sin resultado alguno? Las personas del pueblo tienen la obligación de cuidar, no sólo de criticar, pero las autoridades son las únicas que pueden revertir esta situación. Entonces, comencemos de una vez a hacer lo que debemos, antes de que nuestro querido Río Ariguanabo se convierta en una de esas lagunas de oxidación inoperantes y se lleve con él al bosque, su flora, su fauna y ¿por qué no?, quizás arrastre también al pueblo en una oleada de desechos y desidia.

Giraldo Alayón García, Aimé Posada García
y Los Amigos del Río.

San Antonio de los Baños, 5 de Junio de 2018.

*El lunes pasado, 25 de junio de 2018, se entregaron copias de este escrito al Secretario del PCC Municipal, a la Presidenta de la Asamblea Municipal, al Jefe del Consejo de Administración y al Delegado de la circunscripción donde vivo. No se pudo entregar a la Jefa de Recursos Hidráulicos del Municipio ni a la delegada del CITMA pues ambas oficinas estaban cerradas. Rolando Mendez envió copia digital al Ministro de Cultura, Abel Prieto.
Giraldo Alayón García