miércoles, 14 de marzo de 2018

Aurelio Alonso: "La democracia plena solo podrá ser socialista"


A propósito de las Elecciones Generales (2018) en Cuba, La Tizza conversó con el destacado intelectual cubano Aurelio Alonso Tejada[1]. Compartimos con nuestros lectores esta primera entrevista, que tendrá continuidad en las próximas semanas, con el ánimo de propiciar un debate sobre las cuestiones que en ella se abordan.


LT: El 19 de abril próximo se instaurará el nuevo Parlamento en Cuba y se cumplirá el término de los dos períodos consecutivos de cinco años en que Raúl Castro ha fungido como Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros. A su juicio, ¿qué desafíos enfrentarán desde entonces el ejercicio del poder y el desarrollo de una política revolucionaria y socialista en Cuba?

AA: Es de Perogrullo decir que las elecciones de marzo tendrán un significado que las diferenciará de todas las precedentes, pero creo que no queda más remedio que comenzar por ahí. Con la salida de Raúl Castro de la presidencia del Consejo de Estado (que de ningún modo significa salir del poder –mantendrá el cargo de Primer Secretario en el PCC y un asiento como diputado en la nueva Asamblea; además, no creo que las Fuerzas Armadas prescindan de su comandancia mientras tenga vida), se produce la retirada de esa dirección institucional de lo que recibimos como generación histórica de nuestra Revolución. El alto reconocimiento honorífico –concedido hace unos días– a las tres figuras más destacadas de la misma que se mantienen activas, también lo indica así aunque, como Raúl, quedan igualmente en la ANPP. Su papel emblemático en la resistencia y la búsqueda de perfeccionamiento de lo que los enemigos creen descalificar llamando “el régimen”, es innegable y meritorio. Pero la pregunta ¿qué desafíos implica este cambio? –la cual debe rondar los pensamientos de todos los cubanos– requiere distinguir las diferencias que en rigor son visibles de la tentación adivinatoria. Me limito aquí a lo primero, y tal vez en alguna de las respuestas que sigan me deje llevar por la tentación.
La nueva elección a la Asamblea Nacional del Poder Popular debe cubrir las altas instancias de decisión con la presencia de otra generación. No se trata ahora del ingreso de figuras aisladas, como hasta hoy se ha dado, sino del núcleo mismo del relevo generacional en las instituciones conductoras de la sociedad. La permanencia de Fidel Castro a la cabeza del sistema político desde 1959 hasta 2006 le dio un sentido distintivo al liderazgo histórico de la Revolución, y permitió consolidar sus valores y su resistencia en las más adversas coyunturas. Sabemos que ese liderazgo fuerte y consistente propició al pueblo seguridad y confianza. Su relevo por Raúl, su más fiel compañero de luchas desde el asalto al cuartel Moncada en 1953, demostró que aquella resistencia podía mantenerse perfectamente en el contexto de una indispensable renovación del proyecto de justicia social y equidad emprendido como Estado soberano. Cambiar a fondo sin renunciar a valores y logros, es el propósito manifiesto que sobresale entre cualquier cantidad de propuestas en discusión.
No me interesa aquí –y supongo que a ustedes tampoco– la especulación acerca del candidato más probable a la Jefatura del Estado. Además, lo decidirán, intuiciones aparte, los diputados que serán electos ahora, por lo que ni siquiera valdrían sondeos de opinión, en términos estadísticos. Lo que me interesa destacar es que, rebasada la época del liderazgo histórico, la legitimidad del elegido tendrá que sostenerse, en todos los niveles del Poder Popular, por el mandato electoral, la rendición de cuentas de la gestión y el derecho a revocar a los representantes electos, si pierden la confianza de los electores. Más allá de quien sea la persona elegida a la Presidencia, importa el hecho de que el carácter colegiado que la Constitución asigna al Consejo de Estado se vería reforzado, en la práctica, en la toma de decisiones. No hace falta cambio jurídico previo para presumir que crece el peso del criterio de la mayoría al interior de Consejo de Estado. Lo cual debe traducirse en más responsabilidad participativa, e irradiar a la vez esta influencia hacia todo el sistema de Poder Popular, dado el peso que se asigna ya en todas las instancias a la colegiatura.
Tal vez la esperada reforma de la Constitución aporte un dispositivo de refrendación plebiscitaria que refuerce el respaldo directo del pueblo al mandato del elegido, y su gestión no quede sujeta exclusivamente a la representatividad que ostenta el Consejo de Estado. He intentado expresar esta idea anteriormente al inclinarme por la idea de que el Presidente lo sea de la República más que del órgano colegiado. No obstante esto es imprevisible por el momento. Como lo es también una mayor precisión del enunciado de dirección del Estado por el Partido, pues ya se puede inferir a partir de abril una separación tácita del mando partidario del gubernamental.
De ningún modo se trata de un proceso que implique ruptura con la orientación del sistema que los cubanos nos hemos dado, que de cara a los reveses sufridos ha mostrado, en momentos críticos, y muestra ahora, resiliencia a través de enormes dificultades. Aun si se pueden prever, por lo arriba expuesto, cambios más profundos que los pasos dados hasta hoy.

LT: Dentro de esos desafíos generales, el término–por razones biológicas– de los liderazgos personales que han configurado la cultura política cubana durante el último sexenio comporta retos específicos para el desempeño de –entre otros actores–:
a) El Partido Comunista de Cuba
b) Las instituciones estatales
c) Las organizaciones políticas y de masas
d) Las formas organizativas de distintos signos ideológicos que existen en estos momentos en el país
¿Pudiera referirse a las características que ha asumido la configuración de la cultura política cubana del último sexenio en torno a los liderazgos personales? ¿Y a los desafíos que comporta la conclusión de estos liderazgos para los actores referidos?

AA: Esta es una pregunta que engloba una extraordinaria complejidad y no podría responderla de manera satisfactoria. Digo satisfactoria para mí mismo, en primer lugar. No obstante, trataré de abordar algunos aspectos en los que tengo criterio formado y podría ser de utilidad compartirlos. Antes de tocarlos directamente, recuerdo que, nos guste o no, afrontamos un doble reto. No de manera disyuntiva sino inclusiva: me refiero al reto de corregir malformaciones sistémicas generales de las experiencias socialistas del siglo XX, en el plano de las instituciones como en el de la cultura política, por una parte; y por la otra el de hacerlo en las condiciones específicas, de espacio y tiempo, de la realidad cubana. Insisto en el sentido del doble desafío porque al hacer lo segundo, que es lo que nos toca como praxis de construcción socialista, no podemos dejar de mirar también a lo primero. El análisis de los fracasos se hace tan importante como el de los logros, y en especial la interacción entre unos y otros.
Ahora nos hallamos ante un acontecimiento electoral que concierne a las instituciones del Estado revolucionario y no al Partido, aunque sin duda se hace inseparable aludir esa relación de poder para proyectarnos hacia la democracia plena que, dicho sea más allá de la ideología, solo el socialismo podrá alcanzar.
Comienzo por el hecho de que la relación entre Partido y Estado no es –no lo considero– un tema teóricamente resuelto en el marxismo (lo es, eso sí, el de la necesidad del partido para revolucionar a fondo la sociedad capitalista). Recuerdo que en los sesenta un estudioso británico marxista distinguía tres connotaciones en el uso del concepto de partido en Marx[2]. Es algo que ganó precisión en sus sucesores, en un contexto polémico, en el cual se destacan los aportes de Kautsky, Plejanov, Rosa Luxemburgo, Trotsky y, sobre todo de Lenin, de quien recibimos la noción más elaborada y acertada del concepto como vanguardia del proletariado, como la organización de avanzada, la intelligentsia de la clase social responsabilizada con la tarea histórica de cohesionar las fuerzas para realizar el cambio revolucionario. Primero desde la oposición, para llegar al poder, para conducir después desde el poder la formación de una nueva sociedad, socialista por el rumbo, de transición, atenidos a las condiciones históricas concretas. Los aportes más importantes que le siguieron, como el de Antonio Gramsci, no salieron de Moscú.
Lenin lideró brillantemente la primera etapa, la de la integración y proyección de esa fuerza de vanguardia en Rusia, pero su muerte cortó en pocos años la posibilidad de conducir la sociedad con esa visión, una vez en el poder[3]. Como sabemos, le siguió una historia sumamente accidentada, paradójica, cargada de glorias incuestionables, pero también deformaciones inusitadas, que vaciaron de sentido al poder proletario original. Historia que distanció al partido de la sociedad. En Cuba, sin partir del antecedente marxista, José Martí se planteaba en la misma época de Lenin la necesidad de un partido para dirigir la lucha por la independencia y para formar la República, pero en su caso ni siquiera pudo liderar el camino al poder, y quienes le sucedieron dejaron que se liquidara el Partido Revolucionario Cubano, con el cual él había logrado trazar el camino de la lucha. Y ya sin el partido de Martí, se acomodaron a una república claudicante, en un coloniaje de nuevo tipo.
Me explico de manera sumamente esquemática porque no es el lugar para extenderme; lo hago solo para poder afirmar que el legado posleniniano no dejó una experiencia de vanguardia partidaria coherente y fiable, y de Martí lo que nos pudo llegar es un compendio de valiosas advertencias que permitieron su rescate por los “moncadistas”.
Lo cierto es que la vanguardia bolchevique no devino en el largo plazo la fuerza capaz de retener, con reformas seguras, un proyecto socialista que, a pesar de sus defectos, había elevado al país más atrasado del capitalismo de principios de siglo al nivel de segunda potencia mundial. No voy a discutir ahora sobre la “crisis del sistema” y sus causas. Solo quiero consignar que, a pesar de los logros, el PCUS de los años ochenta ya tenía torcido el sentido del bolchevismo del 17. Sin menoscabo de virtudes ejemplares de aquella militancia, que aun se manifiestan como recuerdo y como legado.
Dicho esto, cambio de escenario. En Cuba el socialismo real (no el que requiere ser entrecomillado) se engendró en el asalto al Moncada en 1953, con la participación de 113 militantes de la izquierda del partido llamado ortodoxo (PPC), cercanos a Fidel, 3 procedentes del “autenticismo” (PRC), y 2 del socialista (PSP)[4] que es de suponer incurrían con ello en un acto de indisciplina. Raúl Castro era uno, como sabemos. Venían del partido que creó Chibás el 71% de los hombres que aquella mañana hicieron nacer algo totalmente distinto, llamado a hacer naufragar la vieja República, criminal y corrupta, con su sistema de instituciones.
Dada la pérdida de sentido del viejo andamiaje partidario, se hizo evidente desde entonces, que no se trataba de la disyuntiva de optar entre uno o varios partidos, sino de configurar como partido la vanguardia social a partir de una acción integradora. El problema nunca fue el número sino la figura. Un cambio radical de significado de la función partidaria. Impregnar a la política de un sentido inédito. Aclaro que con ello no quiero decir que no pueda construirse socialismo dentro de esquemas pluripartidistas, cosa que nadie ha probado. Pero tampoco es aceptable que la democracia sea la competencia entre partidos electorales por el poder político. De hecho la historia muestra más fracasos que éxitos para consolidar la representación de los intereses de la mayoría desde esquemas electorales pluripartidistas. Esa noción viciada del pluralismo se vuelve un camino verdaderamente escabroso e incierto para los movimientos populares, manipulable por las fuerzas de destrucción. Otro pluralismo democrático es posible.
En la actualidad la experiencia del desarrollo chino ha aportado la posibilidad (y la importancia) de la conducción de una sociedad de mercado con un partido comunista, que mantiene el legado del papel de fuerza de vanguardia, garante de la elevación de las condiciones de vida de la población, paralela a la acumulación de capital. Claro que China es un país enorme, de historia antiquísima y muchas potencialidades, y sus movimientos no están sometidos a la vulnerabilidad que confronta el país pequeño, con solo 120 años de experiencia como Estado nación, de escasos recursos, geográficamente en el traspatio del imperio. Pienso, por ello, que podría ser suicida aplicar ecuaciones que han funcionado allí, y lo cito solo para destacar el ejemplo de un partido que supo apropiarse, en sus condiciones, del legado dejado por los bolcheviques.
En Cuba, durante una primera década, el Estado nacido de la Revolución se condujo sin preocuparse mucho de darse definiciones institucionales para el largo plazo. Recordemos que el I Congreso del PCC no se celebró hasta 1975, que las instituciones del Estado y la Constitución socialista datan de 1976, y de aquel momento la precisión expresa de que el Partido dirige al Estado: “El Partido Comunista de Cuba, dirigente superior de la sociedad y el Estado”[5]. Es una aserción que acepté entonces y sigo aceptándola hoy, pero que creo se resiente de la falta de precisión en cuanto al modo de dirigir. Coloca tácitamente al Partido fuera del Estado, ya que no lo dirige como parte del mismo, con lo cual su incidencia en las decisiones políticas no se regulan constitucionalmente.
Como expresa Valdés Paz, el enunciado constitucional sugiere una equidistancia del Partido respecto de la sociedad y el Estado cuya función es representar a la sociedad frente al Estado y legitimar al Estado ante la sociedad[6].
Después de 1990, con vistas a explorar perfeccionamientos, hemos subrayado a menudo la crítica a la influencia que los esquemas soviéticos tuvieron en nuestras instituciones. No fue la nuestra, sin embargo, una adopción sincrética puesto que el primer quinquenio de los setenta fue de experimentos y elaboraciones que permitieran darle tonos propios al proyecto cubano. El IV Congreso del Partido en 1991 y La Reforma Constitucional de 1992 abonaron, después del derrumbe soviético, un camino de cambios, aunque reconocidos desde entonces como insuficientes, con una promesa de nuevos aportes jurídicos y de otras reformas que siguen pendientes.
Considero posible afirmar que las cuatro décadas de socialismo cubano que siguen al 1975 han consagrado un poder de determinación, al nivel de Buró Político del Comité Central del PCC (de su membresía más que de la colegiatura), sobre las grandes definiciones y decisiones que emanan los órganos superiores del Estado. Se percibe con claridad que en la escala de las provincias la gobernación del Partido resulta aun más explícita: que el Partido dirija bien o mal se traduce incluso como decisivo en los resultados económicos y sociales. Y parecería que en los comités municipales la función partidaria cobra otra forma: principalmente el despliegue de la cadena de transmisión mecánica de orientaciones a la base de la organización. Más que una réplica del ejercicio decisional de la provincia, que deja un radio de decisión muy restringido al alcance de la instancia municipal.
La incongruencia más delicada a que da lugar la poca precisión del modo en que el Partido dirige –no solo al Estado, sino también a su propia base– es, a mi juicio, la que se produce precisamente entre una función de transmisión de orientaciones y la recepción del criterio de la militancia que lo sostiene, que es, sin embargo, la que está en condiciones de expresar de manera directa el pulso de la sociedad, sus urgencias, sus iniciativas, y todo lo demás.
No me siento portador de descubrimiento alguno con lo que aquí afirmo. De hecho, parto de documentos que lo demuestran. Se inició con el Llamamiento al IV Congreso del PCC lanzado en 1990[7], y por el camino abierto entonces –a pesar de marcados altibajos– hasta el debate sobre la Conceptualización del Modelo y los Lineamientos. Documentos que responden a esa impronta de democracia, partidaria y general, que reclama el paradigma socialista.
Me he extendido demasiado en el punto pero se me ocurre que la separación de mandos que producirá esta elección propiciará una revisión más profunda de los mecanismos y hasta del contorno institucional de nuestro partido. No solo para los órganos del Estado.
En mi opinión los efectos del cambio que tiene lugar ahora se percibirán progresivamente a medida que se acople la integración de la nueva Asamblea Nacional, y se deben inscribir en las perspectivas abiertas, que en no pocos aspectos han sido paralizadas coyunturalmente. Su primer desafío ahora es posible referirlo como de continuidad –lo he leído así en algunas opiniones de dirigentes– pero solo si hablamos de continuidad en líneas de transformación estructural que ya han sido trazadas. Ello será posible solamente si se logra imponer por vías democráticas, frente a una trabazón burocrática extendida y reforzada desde los mismos organismos centrales. Lamentablemente no siempre se quiere reconocer así, y no se ponderan los peligros que esconden el burocratismo y el inmovilismo.
En la misma disposición de reaccionar a sus preguntas con criterios que me he formado, pienso que nuestras legislaturas debieran contar con más dedicación profesional, con una proyección deliberativa más abierta a la opinión pública, previa a las elaboraciones por sus comisiones especializadas, y no solamente para lecturas y aprobaciones a posteriori. En el corto plazo — si pensamos en la próxima legislatura — resultaría muy provechoso que su participación hiciera más efectivo el sentido crítico y propositivo de los elegidos para representar la panoplia de intereses, necesidades, propuestas y puntos de vista de la población, tan diversificados y tan deficientemente reflejados.
La división de poderes del Estado, significativa en el pensamiento liberal, suele ser puesta en contra de los valores democráticos más elementales, como hoy vemos que sucede en las manipulaciones del poder judicial contra la arrasadora popularidad de Lula da Silva, única variante para poner a Brasil de nuevo en el carril interrumpido por el golpe de estado parlamentario de 2016. Allí conspiraron los dos poderes (legislativo y judicial) confabulados por la oligarquía –el único poder real– contra la democracia. Lo apunto para subrayar la importancia que tiene la unificación de poderes para una democracia socialista. No obstante, si vamos a los orígenes, también hallamos en la base del principio de división de poderes la preocupación –explícita en Montesquieu — de que el parlamentarismo por sí mismo no aseguraba impedir el autoritarismo, y que se volviera a implantar con impunidad la tiranía. A pesar de tal prevención la historia ha mostrado la facilidad con que el significado de esta división puede ser trocado. No obstante, recurro al tema para apreciar que la unificación no debiera impedir que las funciones ejecutivas y las deliberativas, objetivamente diferenciables, se confronten con vistas a la elaboración de la Ley, la toma de decisiones, y la corrección de políticas. De modo que pienso que debiera considerarse la conveniencia de que los miembros de la Administración, en lugar de ocupar asientos como diputados, participaran rindiendo cuentas: en otras palabras, que no sean elegibles por la incompatibilidad de funciones. Y reforzar formalmente así el peso específico de ese potencial democrático que el parlamento ostenta, como la máxima expresión de colegiatura del Estado. La veo como una de las consideraciones a tratar de incluir en una nueva reforma de la Constitución que podría ser pensada, analizada, debatida, por esta legislatura aun si no estuviera en sus manos su solución. Me gustaría descubrir que lo está.
No he mencionado lo más inmediato, que tiene que ver con el papel que corresponderá al próximo mandato en el aseguramiento –jurídico y político ya que la ANPP concentra los poderes del Estado– en hacer funcionar reformas que hagan sostenible la economía cubana. Empezando por lo planteado ya. El debate hoy sobre este tema es muy rico y se supone que nuestros elegidos tengan ese caudal y la capacidad de aprovecharlo de manera racional. Mi esperanza es que la Asamblea que estamos eligiendo ahora traiga una carpeta cargada de propuestas, de ingenio, de audacia y disposición para debatir en aras de asumir una responsabilidad histórica, sin vacilaciones, en cambiar lo que tiene que ser cambiado. Aunque no le toque a ella todo. Sin temor a cometer errores, y dispuesta siempre a corregirlos.
La pregunta no termina aquí, pero mi respuesta sí. Comprendo perfectamente que las organizaciones que constituyen la armazón fundamental de nuestra sociedad civil (las definidas como políticas y de masas) preservan su vigencia, pero también creo que sus funciones tendrán que atemperarse a los cambios. Sus congresos venideros deberán servir para propiciar una comprensión de su realidad presente y acordar, desde su interior, definiciones consecuentes. Sobre la “cultura política cubana del último sexenio” y de los “desafíos que comporta” no me siento en condiciones de ir más allá de lo que pueden inferir de mi respuesta, y que considero coherente con lo que he expuesto en distintos lugares en los últimos años[8].


LT: Aurelio, tras hacerse públicas las listas de candidatos a diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular para su IX legislatura, se hizo notable la ausencia de tres de los Cinco Héroes de la República de Cuba, esto ha generado un debate que no se ve reflejado en nuestros principales medios de prensa. ¿Qué análisis sobre el funcionamiento reciente de nuestro sistema político –y electoral– le motivan este hecho y sus implicaciones simbólicas?

AA: Pienso, como la mayoría de los cubanos, que la ejemplaridad de la resistencia y la solidez de principios manifestadas por los cinco miembros de la “red Avispa” apresados, procesados y condenados por el poder imperial, signa el significado revolucionario para nuestra identidad nacional (hablo precisamente de cultura política). Porque Fidel y todo el poder revolucionario no demoraron ni dudaron un instante en exaltarlo así, y el pueblo en identificarse con ello, a lo largo de los quince años que duró esa odisea de nuestro tiempo. Su regreso fue celebrado con el júbilo de los grandes momentos. Si al final no quedara otro saldo de aquel entendimiento histórico del 17 de diciembre de 2014 entre los dos Jefes de Estado, el retorno de “Los Cinco”, que además es lo único que Donald Trump no podrá revertir, hizo inolvidable el acontecimiento.
En consecuencia, no puede extrañarle a nadie que la inmensa mayoría de los cubanos esperáramos ver los nombres de los cinco en esta candidatura para la Asamblea Nacional, ni que las familias de los que no fueron escogidos expresen su lógica sorpresa, ni que fluyan muchísimas críticas justas por esta ausencia. Estimo que si la candidatura a diputados se confeccionara a partir de un criterio del dispositivo electoral que reflejara mejor los consensos del sentir popular, lo normal es que se les hiciera partícipe de esa muestra de confianza en una legislatura llamada –como esta — a ostentar una alta dosis de la mezcla de compromiso y audacia que imponen los grandes desafíos.
No es que haya sido una cuestión de falta de justicia, o de reconocimiento personal. A todos ellos les han sido asignadas ahora importantes responsabilidades en la vida civil. Las revoluciones no son como Saturno, que devoraba a sus hijos, como maldecía Lord Acton –o no siempre lo son; deben evitarlo–. Pero pienso que más importante incluso que designarles en cargos relevantes, hubiera sido que Labañino, Tony y René también tuvieran, dentro de esta nueva legislatura, las posibilidades que van a tener Gerardo y Fernando de incidir en los cambios necesarios con su probada coherencia y sus iniciativas.
De todos modos es una decisión que no habría forma de corregir. Las asambleas votadas el 11 de marzo de 2018 están predeterminadas ya en su composición y cualquier modificación que mejore nuestra democracia en los próximos años debe salir de ella. Pero esa arbitraria norma de conformación de candidaturas provinciales y nacionales por una comisión, en apariencia investida con el poder para definir quienes serán los integrantes de la máxima legislatura –el cual, aunque sea solo ese, es demasiado poder si no se acompaña de la opinión del pueblo– se cuenta, a mi juicio, entre los más inminentes puntos a revisar. No pongo en duda la competencia, ni las virtudes y los méritos de los escogidos, sino la naturaleza misma del instrumento por el cual se rige la comisión, que se me hace evidente que debe ser revisado.
Nuestro sistema desterró la posibilidad de hacer de la política una vía de enriquecimiento, y de las elecciones una subasta. Algo imposible en el sistema político que responde al capital. Introdujo un dispositivo de escogencia basada en la “línea de masas” que debe afianzarse en el futuro, y con él la “rendición de cuentas” y la “revocabilidad” de los elegidos. La votación es voluntaria: un derecho como acto político, un deber como valor moral. Nadie es castigado, de ninguna manera, por no asistir a votar. El pueblo, que de ninguna manera es ajeno a la percepción de los defectos que aun muestra nuestro sistema, también es consciente de las virtudes de nuestra democracia, de que es necesario sostenerla y desarrollarla. Y acude masivamente, y vota, no por docilidad, sino porque sabe que es el testimonio de nuestra soberanía como nación, una conquista de la Revolución, y que salir de sus defectos es un asunto que solo a los cubanos concierne.


LT: Casi al final del artículo: “Días históricos, épocas históricas”, escrito por Fernando Martínez Heredia con motivo de la reapertura de la embajada norteamericana en La Habana el 14 de agosto de 2015 se lee: “Eventos internacionales como los del viernes 14 son muy ruidosos y sumamente publicitados, pero lo decisivo para la política internacional de todo Estado son siempre los datos fundamentales de su situación y su política internas. La cuestión realmente principal es si el contenido de la época cubana que se está desplegando en los últimos años será o no posrevolucionario”. ¿Cuáles serían los rasgos de un orden posrevolucionario en Cuba? ¿En qué se fundamentaría?

AA: Recuerdo muy bien ese artículo de Fernando Martínez, sumamente oportuno para rebelarse contra una ilusión de consignar como acontecimiento la reapertura de la embajada de los Estados Unidos en Cuba, como si eso marcara la expresión efectiva de un cambio de política. En todo caso me parecen más destacadas las declaraciones del 17 de diciembre del 2014, o la abstención estadounidense en la votación contra el bloqueo a Cuba en la Asamblea General de las Naciones Unidas, en octubre de 2016, y sobre todo el retorno de “Los Cinco”, como ya dije. Un campanazo de nuestro amigo Fernando contra los cantos de sirena, al cual el giro de Trump ha dado la razón sin demora. En cuanto al término “posrevolucionario”, creo que lo primero sería que definamos en las concreciones de la práctica su connotación. ¿Es “pos” porque la dejamos atrás, y la damos por liquidada, o usamos el prefijo como signo del equilibrio y el progreso que se supone siga al gran cambio? No me gusta verme entrampado por las palabras. Me cuento, eso sí, entre los convencidos de que no hay opción válida que no sea la de encontrar, paso a paso, error tras error, batalla tras batalla, el camino socialista viable en la realidad cubana, tan compleja a pesar de ocupar un espacio tan pequeño en el mundo.
Continuará…

Notas:

[1] Aurelio Alonso Tejada (1939- ). Destacado sociólogo y filósofo cubano. Fundador del Departamento de Filosofía de la Universidad de La Habana (1963–1971) y de la revista Pensamiento Crítico (1967–1971). Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanísticas, 2013. Desde 2006 se desempeña como Subdirector de la revista Casa de las Américas.
[2] Ver Johnstone, Monty (1967): “Marx, Engels y el concepto del Partido”, en revista Pensamiento crítico, №21, Noviembre de 1968, pp.143–176.
[3] Ver Los bolcheviques y la Revolución de Octubre. Actas del Comité Central del Partido Socialdemócrata Ruso (bolchevique), Instituto del Libro, La Habana, 1967, para una constatación del espíritu democrático que prevalecía en la dirección del partido de Lenin.
[4] Ver Mencía, Mario (2013): El Moncada. La respuesta necesaria (edición ampliada y modificada), Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado, La Habana, pp. 503–515.
[5] Ver Constitución de la República de Cuba, artículo 5.
[6] Ver Valdés Paz, Juan (2018): La evolución del poder en la Revolución Cubana, Fundación Rosa Luxemburgo, Ciudad de México.
[8] Ver Alonso, Aurelio (2012): “Cuba 2012: los desafíos”, conferencia inaugural del III Encuentro de crítica e investigación joven “Pensamos Cuba”, convocado por la Asociación Hermanos Saíz, 9 de marzo de 2012, La Habana, publicada como folleto y circulado por la AHS.
Fuente: https://medium.com/la-tiza/la-democracia-plena-solo-podrá-ser-socialista-d678bb62bc71 

60 comentarios:

Javier Larrain dijo...

Estimado Silvio:

Agradezco la socialización de la entrevista realizada a Aurelio Alonso; además felicitar por el estupendo trabajo que hacen los compañeros de "La Tizza", muchos de ellos formados por Fernando Martínez Heredia, jóvenes comprometidos, honestos e intelingentísimos.

Además, quería compartirte el artículo publicado en la revista que dirijo, Correo del Alba, intitulado: "Tamara: soy enemiga de mí y soy amiga de lo que he soñado que soy".

Tamara es una mujer boliviana, trans y lesbiana, hija de guerrilleros, criada con los Peredo (Antonio y Chato), exmiembro de la seguridad del ministerio del Interior de la administración de Evo Morales, y, en breves líneas, comparte su historia, que la sintetiza en un verso de tu canción, de hecho, ella misma escogió el título. Ojalá te guste.

Javier

Link: "Tamara: 'Soy enemiga de mí y soy amiga de lo que he soñado que soy'" /
https://www.correodelalba.com/det_articulo/MVL26776423/Tamara-Soy-enemiga-de-mi-y-soy-amiga-de-lo-que-he-sonado-que-soy/

JuanGui dijo...

Querido Silvio , aqui apareciendo cada cierto tiempo.
Doblemente contento en estos últimos días. Primero la noticia de que estarás en tierras charruas me hace infinitamente feliz! Aquí te esperamos en el paisito con los brazos abierto y las gargantas al rojo vivo para entonar tus canciones pero sin gritar para no distraer la concentración en el escenario :) y por otro lado feliz que ayer pude conseguir entradas para ver a mi país en Rusia 2018. Luego de mas de 3 décadas Perú vuelve a los mundiales.
Un abrazo Silvio y espero con ansias tener en Uruguay nuevamente y a su vez el nuevo disco. Ah si gustas de un buen ASADO solamente avísame y lo organizo enseguida :)

Lebis dijo...

Arratsaldeon Silvio y segundaciteras.
Hay que leer....
Eskerrik asko por la entrevista.
... "Me cuento, eso sí, entre los convencidos de que no hay opción válida que no sea la de encontrar, paso a paso, error tras error, batalla tras batalla, el camino socialista viable en la realidad cubana, tan compleja a pesar de ocupar un espacio tan pequeño en el mundo."...

Me identifico plenamente no solo en lo que se refiere a la realidad cubana actual, sino a la de cualquier pueblo que aspire al socialismo.
Solo un matiz que capaz ya se desprende del final de la cita cuando hace referencia al espacio "tan pequeño" en el mundo.... es que no solo es compleja la realidad cubana, es muy compleja la realidad del mundo y más hacia Cuba. Como se suele decir ... Cuba es Cuba y sus circunstancias. Y entre esas circunstancias están las de dentro, si, pero también las de fuera. Y condiciona, vaya si condicionan. Más si se tiene en cuenta que no se puede vivir aisladas de las demás realidades, sino compartir con ellas siempre desde el respeto entre pueblos y la forma de organizarse que cada uno decida desde sus soberanías.
Aurrera ba! Adelante pues!

Víctor Casaus dijo...

querida gente /

tendría muchos párrafos de aurelio que citar aqui en mis comentarios. leí la entrevista anoche en la tizza y se lo envié a silviano. me impresionó mucho por la transparencia, la autenticidad, la militancia revolucionaria de aurelio, a quien felicito desde aquí. hay mucha tela, mucha idea sobre la que comentar, y esta entrada puede ser tremendamente útil, casi necesaria en estos momentos... y los que vienen. tremendo cuando se unen el compromiso, la inteligencia, la capacidad de análisis y el coraje intelectual y revolucionario, como en aurelio.

qué ánimos da, frente a otros ejemplos que uno puede encontrar en que la mediocridad se confabula con el oportunismo y la ignorancia para poner palos en la rueda a la revolución... aparentando que están empujando hacia adelante. por eso creo que hay que premiar esos valores que cité y no los de los trepa trepa docilizados por decisión propia, cuentapropistas del camuflaje dizque revolucionario. dispuestos a todo --entre otras cosas a decir "sí" siempre ahora, y con muchas papeletas para decir "yes" si el momento oportuno para ello llegara.

por eso: a seguir siguiendo, pensando con cabeza propia --como proponía pablo de la torriente brau-- y participando.

R3 dijo...

Este documento de Aurelio Alonso hay que ´´digerirlo poco a poco´´,pero ya estoy de acuerdo con algo: el poder de esas ´´comisiones´´...se consulto´ la opinion de la poblacion,quien lo hizo??...tengo otra preocupacion: gran numero de jefes de ministerios y empresas tambien son Diputados...juez y parte?...no tendrian ellos que rendir cuenta?.R3.

Patricia Moda dijo...

Muy interesante Aurelio Alonso. ¡qué tiempos tan importantes vienen para Cuba! y qué privilegio para mi poder leer tantos debates al respecto, gracias Segunda Cita y como ella no se hace sola, gracias Silvio.

Doris dijo...

René Fidel González García: La lealtad constitucional no es elección, es deber

Félix Sautié Mederos dijo...

Muy querido Silvio, en unas horas parto para Mérida en Yucatán junto
con mi Elena de siempre, compañera ante todo, esposa de muchos años,
enfermera y ahora bastón en que me puedo apoyar, para participar en el
Seminario Internacional de periodistas cubanos y mejicanos, que
anualmente convoca Por Esto! y en ocasión con motivo del 27
aniversario de su Fundación. Actividad que se ha convertido en un
compromiso de honor para los viejos combatientes cubanos de la prensa
revolucionaria que publicamos en Por Esto! En esta oportunidad me ha
tocado desarrollar el tema PERIODISMO Y REVOLUCIÓN junto con mi
fraternal camarada Gustavo Robreño quien fuera Sub director del
Granma. Espero poder hacerlo sin que mis achaques me estorben DM.
Estaré fuera de Segunda Cita hasta mi regreso el 22 de marzo próximo.
Espero contarles en SC mis experiencias mejicanas y publicar el tema
que me ha tocado desarrollar en el que me referiré al uso de la prensa
como arma de la Revolución en Cuba desde Félix Varela hasta Fidel,
pasando por Maceo, José Martí, Pablo de la Torriente Brau, Ernesto Che
Guevara, y otros luchadores cubanos.
Un abrazo
Félix

Carlos Ernesto dijo...

Perdón por desviar el tema así, pero no me comparto lo que publiqué en mi muro de facebook (ya tengo!): (...) ¿Alguien más ha notado que Stephen Hawking falleció el día que nació Albert Einstein y que ambos vivieron 76 años? ¿Soy yo o esto es una rara coincidencia?

R3 dijo...

Muy interesante el articulo sobre la Constitucion de la Republica,solo que sabemos que esta ley fundamental, es violada constantemente por funcionarios de todos los niveles y jerarquias.Hay multiples ejemplos que no vale la pena ni señalar.A todos los que ahora fueron electos que les entreguen un folleto con la constitucion ,pues algunos la violan de ´´a pepe´´ pero otros por ignorancia.R3.

Silvio dijo...

Voy hacia mi casa y una niña en uniforme me detiene. Freno, monta y me dice que vamos en la misma dirección. Le pregunto en qué año de Secundaria está y responde que en el último. Ah, entonces en estos días debes estar en exámenes. Sí, responde, hoy tuvimos un repaso de Cívica, asignatura que no me gusta mucho. ¿Por qué?, pregunto. Es que el tema que pusieron es “problemas de la juventud en los países capitalistas” y lo que tenemos que hacer es comparar lo peor de ellos con lo mejor de nosotros… Entonces le indago: ¿Y no pasa, también, que algunos pretenden comparar lo mejor de ellos con lo peor de nosotros?.. A lo que la niña me responde: en ambos casos se está haciendo trampas. Lo constructivo sería comparar lo bueno de ellos con lo bueno de nosotros, y lo malo con lo malo también… Yo me atrevo a agregar: Pudiera ser útil indagar por qué, tanto ellos como nosotros, tenemos cosas buenas y cosas malas… Con la comisura del ojo veo como se vuelve hacia mi y asiente varias veces, diciendo: Eso sería más interesante aún. Entonces señala hacia fuera y dice: ¿Puede dejarme en la que viene?... Freno, se baja, sonríe, dice muchas gracias… La veo alejarse por el retrovisor y pienso: cierto que íbamos en la misma dirección.

natty dijo...

Genial ese encuentro y ese intercambio de ideas.
Para empezar, esa niña promete.
Segundo...claro que ibais en la misma dirección. Es la mía también. Siempre fijarse en lo bueno para construir, no en lo malo..¿para qué???
Para terminar...el análisis del sistema educativo es necesario en todos los paises...o de otra manera sigue siendo otro ladrillo en el muro...
Uy, he dicho muro???? Muro, hoy??? ufff...mejor me callo

Un besazo!!!!

Silviooo...gracias por compartir tu encuentro.

natty dijo...

Por cierto...mi unicornio volvió con Victor Casaus.

Silvio dijo...

Me ha conmocionado la noticia de Hawking.

El gran problema de la física que deja Stephen Hawking

nico dijo...

Estimado Silvio,
Ante todo, ya que es la primera vez que comento aqui, te expreso mi admiración -enorme- por todo lo que has hecho con la guitarra, y con las letras.

En cuanto a la pregunta sobre los jóvenes en Cuba y otros paises, no sé cómo será en Cuba (pues nunca fuí) pero en Argentina, que es donde vivo, esas rivalidades nos dividen -lamentablemente, por su puesto- no sólo con el exterior, sino también hacia adentro. Y así andamos a los tumbos.

Saludos, desde Buenos Aires.

norma trv dijo...

Muy bueno y esperanzador tu relato de las 17:35, Silvio!
Buen análisis de A. Alonso.

Patricia Moda dijo...

Cierto, Silvio, q iban en la misma dirección.

Me gusta mucho esa manera de pensar...

Victoria dijo...

Querido Silvio, notable el encuentro con la niña, como diría la Mafalda: "astuta niñita". Creo que ella nunca se imaginará a quién tuvo de interlocutor en ese corto trayecto. Hablando de lo malo, una cosa que ya no ocurre en Chile, es que una niña se suba a un vehículo con una persona desconocida, somos la sociedad de la desconfianza, en un estudio realizado hace años reveló que más del 60% de las personas no confían en sus vecinos, compañeros de trabajo......etc. somos extremadamente individualistas, otra herencia del laboratorio que instalaron los Chicago boys en nuestro país.

La partida de Stephen Hawking ¿te impresiona por todo lo que quedó pendiente en sus investigaciones de agujeros negros y el origen del cosmos? o por su avance en la física cuántica ?

Me gusta esta frase de Hawking:
"Si las máquinas producen todo lo que necesitamos, el resultado dependerá de cómo se distribuyen las cosas. Todo el mundo puede disfrutar de una vida de lujo y ocio si la riqueza producida por las máquinas es compartida, o la mayoría de la gente puede acabar siendo miserablemente pobre si los propietarios de las máquinas logran cabildear con éxito en contra de la redistribución de la riqueza", afirmó el científico, en respuesta a una consulta de un internauta sobre el futuro de la automatización de la fuerza de trabajo.

Parece que son los dueños de las máquinas los que siempre tendrán la sartén por el mango, ya que controlan los medios de producción. :(

besitos

Silvio dijo...

David Brooks: Miles de estudiantes abandonan aulas en EU en protesta contra las armas

Ricardo Seir dijo...

"Miles de estudiantes abandonan aulas en EU en protesta contra las armas"

Entre ellos mis hijos Arianna y Gabriel...

norma trv dijo...

Buenísimo el artículo que trajo Doris de René Fidel González García y lo cito suscribiendolo:
"No olvido haber terciado una discusión ocurrida en relación a ese caso en las redes sociales en la que se argumentaba por una parte, con encono y mediocridad, que para los contrarrevolucionarios no había ningún derecho; recordé a los foristas en ese entonces, parte del legado del que se nutre nuestra Constitución y la conducta de los revolucionarios cubanos de todos los tiempos; ¨ …cuando después de un combate se capturaban soldados de la dictadura de Fulgencio Batista siempre se le respetó su derecho a la vida, su integridad y dignidad personal, a pesar de haber ultimado a compañeros muy valiosos en el fragor del combate, como también se les procuraba asistencia médica si estaban heridos, la mayoría de las veces privándose la guerrilla de los medicamentos más necesarios; que a los miles de integrantes del ejército de la dictadura derrotado no se les negó tampoco el derecho a ser alfabetizados, o estudiar, e incluso a convertirse en profesionales universitarios, o a trabajar, o a ser beneficiarios de la reforma agraria, o cualquier otra medida de justicia social desarrollada por la Revolución; que cuando después por un error murieron asfixiados al ser trasladados algunos prisioneros de la invasión de Playa Girón, los responsables fueron sancionados; que los hijos y cooperantes de los alzados contra la Revolución, y no pocos de ellos, después de extinguir sanción, nunca fueron privados de ningún derecho …¨
Hay algo de tenebroso, algo que asusta, algo que se desata sin frenos ya, cuando se olvidan los valores y los principios, el respeto a los derechos, la decencia, y se le sustituye –y devalúa– por la cobardía disfrazada de una pretendida intransigencia y firmeza. Llama siempre la atención que comportamientos ampulosos y ruines, vulgares, sean cotizados cuando llega ese momento, la forma en que la razón y el sentido común son dejadas a un lado. En política, y me temo que los tiempos venideros dejarán constancia de ello cada vez más, todo eso es un remedo de la torpeza y de incapacidad y trae graves consecuencias.
Y es que cuando alguien se siente superior a nuestras leyes, a ti, a mí, a nosotros, cuando logra doblegarlas, flanquearlas o usarlas taimadamente por intereses espurios, no hará otra cosa que buscar y seleccionar a sus iguales para seguir haciéndolo posible. Ese es un aprendizaje que no se olvida. De tales miasmas salieron todos los monstruos de nuestro pasado, saldrán de seguro los monstruos del futuro, si no lo evitamos.
Hay una Cuba oscura entre nosotros hambrienta de poder, dogmática y autoritaria, irascible, sectaria, que no dudará aliarse con la otra Cuba oscura que hemos adversado con el socialismo. Tenemos que aprender a identificarla en la genética de siameses que se comparte entre los privilegios de función que se defienden e intentan perpetuar, en la ambición, la vanidad y el ego desmedido y la riqueza nacional o foránea que se hace a costa de la explotación del otro."

Unknown dijo...

Querido Silvio, queridxs amigxs. Llegué a Rio hace algunos pocos dias. Hoy, hace un par de horas. una vereadora de Rio de Janeiro, Marielle Franco, mujer, negra, luchadora por los derechos humanos, fue ejecutada mientras viajaba en su auto por el centro de la ciudad. Fue la vereadora más votada en la ultima elección. Marielle nació en la favela de la maré, se formó en sociologia y actualmente integraba el partido PSOL, participando de la asamblea permanente de derechos humanos del estado de Rio de Janeiro. Recientemente había sido nombrada relatora para acompañar la intervención militar en Rio, y ademas continuaba incansablemente denunciando policias militares que intimidan y matan habitantes de las favelas. Luchaba por los derechos de las mujeres. Tenia una hija adolescente. La conocí en la favela de la maré, hace 13 años ya y nos hicimos amigas. Era hermosa. Acabo de volver del lugar del asesinato y vi como ponían su cuerpo en una bolsa negra. Brasil esta viviendo un genocidio, esto no es democracia. Duele latinoamerica.
Julieta Gitana

Lebis dijo...

Egunon Silvio y segundaciteras.
Soy Lebis. Lo digo porque no se como apareceré desde este ordenador prestao-
No quería dejar pasar el día sin hacerles llegar este articulo sobre Stephen Hawking.
Pongo el enlace sin azulitas porque como ya he dicho, estoy de prestao.
Esto es inteligencia... para mi, claro.
UN ATEO ANTIMILITARISTA CONTRA EL CAPITALISMO, LA OTRA VERTIENTE DE STEPHEN HAWKING.
Palestina, guerras como la de Vietnam en los 60 o la de Irak en tiempos más actuales, han sido causas que llevaron a tomar partido a Hawking, que no dudó en advertir sobre la amenaza que el sistema capitalista entraña para la aspiración a una sociedad de iguales.

https://www.naiz.eus/es/actualidad/noticia/20180314/un-ateo-antimilitarista-en-contra-del-capitalismo-la-otra-vertiente-de-stephen-hawking

silvano dijo...

al parecer somos muchos los que vamos en la misma direccion, pero el mundo sigue a reves.
a pesar de lo poetico que a diario se encuentra dondequiera siempre que lo buscamos, necesitamos ser mas fuertes cadauno o tendremos que esperar en ser muchisimos para que el mundo a reves empiece a dar vuelta para el justo verso?

silvano dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=r7Z3hKb50WM

Victoria dijo...


Este es otro episodio lamentable de nuestro ex gobierno democrático, ya que no se cerró la carcel para violadores de DDHH, no se cumplió una promesa con las v+ictimas. Que doloroso.

NO HUBO CIERRE DE LA CARCEL DE PUNTA PEUCO

Silvio dijo...

Nico, bienveni (da o do) a Segunda cita

Silvio dijo...

Lo lamento profundamente
Joven, negra y feminista: Marielle Franco, la concejala asesinada en Río de Janeiro

René Rodríguez Rivera dijo...

15 de Marzo... Protesta de Baragua´.
"El hecho mas glorioso de nuestra historia". Jose Marti.
Y aun los yankees quieren "jugar con nosotros". R3.

Bárbara Vasallo dijo...

Este mundo nuestro está revuelto...

Me encantó ese breve intercambio con la niña de secundaria...Vamos en la misma dirección!!

Unknown dijo...

Gracias, Silvio. Esto es muy grave. Esto es un atentado contra la democracia. Están planeados actos en todo el pais. Estoy yendo al funeral y después a la calle, donde espero encontrar mucha gente. Esto no puede pasar en blanco. Mucho dolor y mucha rabia. Porque era mi amiga, porque era mujer, porque era negra, porque era un ser humano que luchaba por los derechos de todos. Hoy si que la tristeza não tem fim.
Julieta

Darío Alejandro Escobar dijo...

Hola Silvio. Soy un joven periodista que hace muy poco tiempo tengo el placer y la responsabilidad de dirigir la revista Somos Jóvenes. Me parece que tu comentario bien podría publicarse en nuestra revista como una estampa, una viñeta social. Te solicito por acá tu concurso y autorización. Ojalá pueda ser. Saludos. Darío

Silvio dijo...

Claro que sí, Darío. Aunque con alcance limitado, considero que estamos haciendo públicas las ideas que expresamos aquí. Bienvenido a Segunda cita

Silvio dijo...

Julieta, y la rabia, y los deseos de justicia tampoco não tem fim...

Victoria dijo...

Querida Julieta: Que terrible lo ocurrido a Marielle Franco. Querida amiga, mucha fuerza.

Sonia Tanus dijo...

SIIIIIIIIIIIIIIII!!! VENÌS A CÓRDOBA SILVIO RODRIGUEZ??? DESPUES DE 7 AÑOS!!! Y EN EL AÑO DE LA REFORMA!!! LA MEJOR NOTICIA!!!
SI TENES TIEMPO TE INVITO A CONOCER LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE VILLA MARIA( pero está en Còrdoba) DONDE TRABAJO Y LOS CHICOS QUE VIENEN ACÀ QUE SON MARAVILLOSOS
ABRAZÓN GIGAAAANTE!!!

Julio S dijo...

El relato del corto viaje con la niña de uniforme es una joyita. Cosas profundas pueden aparecer de forma simple, como esta vez. Que bueno que Darío lo publique en su medio. A veces tenemos buenas noticias

Víctor Casaus dijo...

querida gente /

a propósito del Día de la Prensa, comparto estas palabras, siempre sabias, y también vigentes, de Pablo de la Torriente Brau.
abra-son periodístico,
victor

Y A OTRO ASUNTO…

Durante su segundo exilio en Nueva York (1935-1936) Pablo de la Torriente Brau fundó, junto a otros compañeros de luchas y de sueños (Raúl Roa, Gustavo Aldereguía, Manuel Guillot, Alberto Saumell…), la Organización Revolucionaria Cubana Antimperialista (ORCA), para desarrollar la lucha en Cuba contra los gobiernos títeres-fantasmas que surgieron en el período, realmente fachadas escenográficas de los verdaderos mandamases de la Isla, el ex sargento Batista y el embajador norteamericano, Mr. Caffery.

Como vocero de ese proyecto revolucionario Pablo fundó el periódico clandestino Frente Único, de pequeñísimo formato, pocas páginas e impreso en papel biblia para poder ser introducido más fácilmente, de manera clandestina, en la Isla. Pablo cuenta en una de sus múltiples cartas cruzadas que ya que la organización se llamaba (h)ORCA, algún compañero había sugerido llamar a la publicación Guásima, para redondear la metáfora.

Aquí compartimos, en el Día de la Prensa Cubana, el siguiente fragmento, tomado de una carta a su hermano Raúl Roa, en la que Pablo nos sigue dando buenas lecciones sobre la creación periodística de la que fue –de la que es– maestro de juventudes. De los verdaderos, digo.

“No me gustan elogios totalitarios. Eso de que el periódico está estupendo no me interesa. Por bueno que quede, siempre hay que ver las mejorías a introducir. Ahora, con este material que me mandas sí estoy entusiasmado, porque tendrán nerviosismo, variedad, imparcialidad y agresividad. Todo eso hay que darle siempre, además de optimismo revolucionario hasta que se pueda. Y para ello, la nota vibrante, el insulto de vez en cuando, la ironía feroz y hasta la burla cruel y hasta popular –aunque otra cosa piense Pinpin– son necesarias. Con todo ello quiero decirte que me viene muy bien todo ese material que me envías; que voy a llenar de títulos el periódico, de vivacidad, de juventud revolucionaria que es lo que le falta a casi todos los almacenes de manifiestos en que se están convirtiendo los órganos revolucionarios. Y a otro asunto, carajo.”

Pablo de la Torriente Brau

Omar Fontes Suárez dijo...

Muy buena la crónica de Silvio con la adolescente de Secundaria. Con los jóvenes deberíamos intercambiar a diario. Ellos tienen muchas respuestas a nuestros problemas, también dudas q aclarar.
Sobre la entrevista a Aurelio Alonso… Fíjese si “en la escala de las provincias la gobernación de Partido resulta aún más explícita” q en La Habana, x poner un ejemplo, me atrevo asegurar q casi nadie conoce el nombre de quien dirige su gobierno; sin embargo es más conocida la 1ra. secretaria del Partido. Una razón más para elegir directamente a los gobernantes locales y nacionales. Es una anomalía q los ciudadanos desconozcan quién dirige su territorio. Puede resultar muy confuso esa dicotomía de q el Partido orienta y el gobierno administra. Un ejemplo más evidente es el de Expósito, al frente del Partido en Santiago (antes en Granma); solo se escuchan maravillas sobre su gestión, pero quién gobierna en Santiago, el Partido o el gobierno provincial??
Sobre el hecho de que el diputado dirigente es juez y parte (aunque más claro lo es el de primer nivel), ahora mismo hay un artículo en On Cuba (“La Asamblea de los dirigentes”) en el que se afirma que, nada más y nada menos, el 71 % de los diputados electos son dirigentes en algún nivel. Y el 96 % son militantes del Partido o la Juventud, ni falta q hace q el Partido no nomine. Y de allí extraigo lo siguiente: “En Cuba ni los más sabios pueden explicar por qué el pueblo puede nominar de forma directa en asambleas de barrios, con tanta responsabilidad, en el inicio del proceso parcial, y no puede hacer lo mismo para proponer candidatos para las asambleas provincial y nacional.”
La nueva reforma constitucional deberá ser discutida con el pueblo, si de democracia hablamos; así como la también anunciada nueva Ley Electoral. Insisto en q la mayoría q somos, no excluyamos a la minoría q piensa distinto a nosotros. Me refiero concretamente a los ya casi dos millones de cubanos que decidieron no votar, o votar en blanco, el pasado 11 de marzo. Exactamente 1 846 359 (sin contar las boletas anuladas) según datos preliminares ofrecidos por la Comisión Electoral Nacional. Imponer la hegemonía absoluta no resolverá nuestros problemas, no tendremos un mejor país de esa manera.
Y sigo sin creer que la exclusión de René, Tony y Ramón del Parlamento haya sido una decisión soberana de comisión alguna. Hoy ya no es secreto q a René se le “bajó el perfil” (eufemismo tropicalizado) cuando su iniciativa personal de las cintas amarillas… También fue artífice del renacer del blog La Joven Cuba…
Por último, muy bueno el testimonio q nos deja Javier Larraín: "Tamara: soy enemiga de mí y soy amiga de lo que he soñado que soy". Mis saludos entrañables para él y para JuanGui. Cuánta envidia sana, JuanGui, de que puedas ir al Mundial de fútbol a ver tu Perú de vuelta a los mundiales!!!

Darío Alejandro Escobar dijo...

Muchas gracias!! Estoy contentísimo. Por favor, si tiene un título y una foto que quisiera específicamente para el texto me lo cuenta por acá o a cubafulltime@gmail.com que es mi email. Estaremos muy pendientes de sus consideraciones. Abrazo. D.

Lebis dijo...

Julieta, toda mi rabia mi lucha y mi solidaridad contigo y con tu pueblo.
Borroka da bide bakarra. Bidean gaude!!!
La lucha es el único camino. Estamos en ėl.

Anónimo dijo...

Estamos de acuerdo en que queremos ir todos en a misma dirección. pero curiosamente -a veces- ni en nuestra misma casa podemos ponernos de acuerdo en la dirección correcta. Ocurre que hasta los mas cercanos no acordamos en cosas fundamentales.

Felices los normales, nos decia Roberto.


Recuerdan las fotos de los Barrios y la Expo en Paris? les dejo este enlace, donde exponen otra muestra varias fotografias de la isla
http://glocal.mx/carlos-cazalis-bajo-honda-intimidad

Se fue un grande como Stephen Hawking, quien estudio profundamente el universo pero que cuidadosamente decia que la Mujer le resultaba un misterio..

un abrazo viejo.....




Milton RT !! dijo...

Hola SC ...

Interesante Entrada Trovador. Se puede ser optimista respecto Cuba si el quehacer de la discusión y trabajo de mejora del socialismo, toma en consideración al profesor Aurelio y quienes como él.

Qué impotencia !! Honor y Gloria a Marielle Franco !!

QEPD / RIP Stephen Hawking.

Saludos.

René Rodríguez Rivera dijo...

Por el camino que van las cosas,todo indica que a latinoamerica no le va a quedar mas remedio que cantar:Fusil contra fusil´´.Ahora Brasil...en Colombia exterminando a los que hicieron la paz...estos asesinos solo entienden su mismo idioma.R3.

Silvio dijo...

Darío, pónganle nombre y foto ustedes. Gracias

Milton RT !! dijo...

Interesante experiencia de botero (así se dice?) Trovador. Sería bueno preocuparse de implementar lo q se hace bien en otros lados, y sumarlo a lo bien q ya se está haciendo. Suena prometedor.

Nota La Tercera. Victoria. En tu enlace no está la carta de Carmen Gloria.

Saludos.

Guzmán dijo...

Julieta, Quiero expresarte mi mas Profundo dolor por el asesinato de Marielle Franco, impotencia y que injusta es la vida una persona que luchaba por los derechos humanos sea tan cobardemente asesinada..Por que eso es un acto de cobardía señores matar a una persona en silencio, de atrás, sin previo aviso. Fuerza a los hermanos brasileros que luchan día a día, no se rindan.. sigan luchando por sus derechos!!!

Víctor Casaus dijo...

querida gente /
repasando/releyendo algunas cosas en esta entra volví a encontrar interesantes, utiles y sugerentes las entradas de norma trv (como nos tiena acostumbrados) y de omar fontes (15 de marzo de 2018, 12:30). sigamos siguiendo así. abrazos, v.

René Rodríguez Rivera dijo...

Para mi la cosa esta´ bastante clara: El sistema de candidatura con comisiones,elecciones hasta aqui´ y mas para alla´ no, tiene tufo a sistema soviético. Si yo dirijo un Ministerio y ademas soy diputado me estoy rindiendo cuentas (cuando lo haga) a mi mismo. Todo esto refleja que los que armaron este tinglado no tienen mucha confianza en la población, esa es mi opinión. Quien designa a la famosas comisiones esas? Por que´ este si y aquel no? Han dado alguna explicacion?. No, tu tienes que creer ciegamente en que los que propusieron son los mejores porque las ´´comisiones´´ no se equivocan... ah, y que no vengan ahora a decirme que estas cosas no se pueden discutir porque tenemos a Trump en frente; la mejor manera de combatir a Trump es haciendo las cosas bien. R3.

Antílope dijo...

Silvio y la niña de secundaria te reconoció?

Silvio dijo...

Claro que sí, me dijo abuelo.

René RR dijo...

Hermano, esto se complica, no se, pero me parece que le vas a tener que hacer una cancion a esa niña tan inteligente de secundaria, no crees? R3.

Silvio dijo...

Me lo manda Camilo:
Arte, públicos, mercado

silvano dijo...

R3, se pueden hacer bien las cosas hasta dentro de la Burocrazia. no solo tramp es El enemigo. Hasta en la secundaria. En cualquier Pais.

Lebis dijo...

Egunon Silvio
Egunon segundaciteras.
Silvio, ta bueno... Te reconoció por tus canas.... te
Jóvenes setentones.... Haber si acertamos....!!!

Víctor Casaus dijo...

querida gente /
revisando materiales para el próximo boletín MEMORIA del centro pablo, me encuentro lo que sigue que acabo de compartir en FB:

EL MAESTRO RAUL ROA: SABIO DESDE TEMPRANO SOBRE EL TEMA DE LA MUJER

A la altura de la década del 30 del siglo pasado, Raúl Roa, inteligencias mayor y combatiente por la liberación nacional y social en Cuba ya tenía ideas bien claras --y actuales, y vigentes-- sobre la presencia activa y necesaria de la mujer en la sociedad. Parece un texto escrito hoy:

“La mujer ya va percatándose de que el papel de jarrón en la vida es tan inútil como imbécil. Este grupo de compañeras, sin olvidar sus atributos peculiares, sin perder su sello propio, conservando toda su feminidad, viene a esta faena a aportar su capacidad, su entusiasmo, su inquietud espiritual y no a exhibirse como muñecas de cera. Para estas compañeras pasó ya la época en que ser bonita era para la mujer todo en el mundo (...) A la estéril contemplación ha sucedido la militancia apasionada y creadora”.

Tiene la palabra, siempre, el camarada Roa.

Silvio dijo...

Hay una nueva entrada

R3 dijo...

De acuerdo Silvano,el enemigo interno es el peor...y esta´ por todos lados y solapado...ah...y haciendose el revolucionario,ahora cayeron presos unos cuantos.R3

Guzmán dijo...

Silvio te dejo un vídeo, no es la gran cosa pero está hecho con amor... Ojalá lo puedas ver.. abrazo te queremos!!

https://youtu.be/DJ9ActDDM3Y

Julio Mittelman dijo...

Hola Silvio, una amiga ecuatoriana me pregunta si tienes planeado volver en algùn momento a la tierra de Guayasamìn... Gracias y abrazos para tod@s..

Publicar un comentario