domingo, 9 de julio de 2017

Palabras para hoy

Por Aurelio Alonso

El jueves leí en Granma el artículo de Elier Ramírez Cañedo «Volver a Palabras a los intelectuales» y celebro su recuerdo, en el diario de mayor circulación nacional, de aquel debate memorable, en el cual, como en muchos otros momentos, remontó Fidel el escenario planteado por la coyuntura y dejó una reflexión indispensable para todos los tiempos. Sin embargo, a pesar de haber contado el autor con una página entera del diario, y dar elementos sobre la actualidad del acontecimiento, sentí que quedaron cosas por decir. Pienso que de las cosas que un historiador no puede pasar por alto.

En 2011 dediqué unas líneas al 50 aniversario de las Palabras…, a solicitud del semanario chileno Punto Final. Las busqué ahora, confieso que motivado también por el debate en Segunda cita, y prefiero volver a algo que dije entonces, que intentar hacerlo con otras palabras. Parto del hecho de que fue en aquella intervención de Fidel que quedó plasmada, en una expresión sencilla, inequívoca, una postura que devendría paradigmática. Cimentada en un principio –tal vez sin precedente en la tradición socialista– que previniera, al mismo tiempo, los riesgos de dos excesos extremos: de un lado, el de aplastar las libertades y, del otro, el de tolerarlas en contra del proyecto revolucionario en curso.  No obstante, después del debate de 1961 y registrada en la memoria la fórmula de Fidel, hemos podido ver (y sufrir), en la posterioridad, cómo la interpretación burocrática sobre el alcance de las libertades era sometida a otros condicionamientos. Sabemos que solo diez años después, los términos «dentro» y «contra» fueron  manipulados muchas veces en referencias arbitrarias para reprimir. El artículo de Elier despacha aquella  deformación con siete palabras: «en los años 70 hubo distorsiones y errores». Una reducción incomprensible.

Recuerdo que algunas de las obras cubanas y no cubanas más significativas de aquellos años fueron proscritas y tuvo que correr agua bajo los puentes para que llegaran a manos de los lectores más jóvenes. La creación llegó a experimentar, en todas sus manifestaciones, episodios sombríos que no necesitamos inventariar aquí, vinculados con frecuencia a otras formas de discriminación. La ingeniería de lo que Ambrosio Fornet bautizó como «quinquenio gris» no se implementó contra las Palabras a los intelectuales sino, paradójicamente, a partir de una interpretación distorsionada incompatible con el sentido original de las mismas. En 1996, recordaba Armando Hart que su actuación fundacional en el Ministerio de Cultura, veinte años antes, se orientaba a «aplicar los principios enunciados por Fidel en Palabras a los intelectuales y para desterrar radicalmente las debilidades y los errores que habían surgido en la instrumentación de esa política».

La experiencia del marxismo soviético está cargada de ejemplos de una hermenéutica distrófica del pensamiento revolucionario, concebida para justificar arbitrariedades políticas consumadas o a consumar. También en Cuba, durante muchos años, la crítica de posiciones soviéticas era objeto de una severa descalificación ideológica; poco importaba que fuera justa o no. Hoy esa crítica parece intrascendente, pero los censores vuelven a alzarse, una y otra vez, para obstaculizar el disenso y el debate, ahora en torno a los problemas propios de nuestro socialismo. Como si la clave de la unidad se cifrara en exclusiones. Precisamente cuando más se necesita de la mirada crítica y cuando más inteligencia hemos desarrollado para ello. Y lo más complicado es que el futuro del pensamiento no está exento –no lo estará nunca, ni aquí ni en ninguna latitud– de la recurrencia a estas deformaciones. Es la vertiente más escabrosa de la real batalla de ideas.

Me excuso ante los lectores por esta parrafada tan larga. Fidel nos enseñó entonces, de manera ejemplar, cómo se asocian, por su naturaleza, la vanguardia política y la intelectual. Creo que Elier lo reconoce en el párrafo final de su artículo de Granma. Yo pienso también que desde entonces no han sido pocos los intelectuales cubanos que lo aprendieron y han dado muestra de ello, en la escala de sus entregas vitales. Con vuelos propios y hondo sentido crítico, algunos  fallecidos recientemente como Guillermo Rodríguez Rivera, Fernando Martínez y Jorge Ibarra, y otros vivos y en plena madurez creativa, como es el caso de Silvio, cuya lucidez celebro tanto como su talento.

Lamentablemente, a los que hemos vivido este tramo de la revolución cubana nos ha faltado la audacia de someterla al bisturí crítico del análisis histórico. Nuestros historiadores, que no son pocos, se detienen en 1959 como si un muro les impidiera ir más allá. Es una carencia perceptible y las generaciones futuras no nos van a perdonar esas tibiezas. Tal vez ya las de hoy no nos las perdonen.

117 comentarios:

Silvio dijo...

Intenso programa de trabajo en comisiones de la Asamblea Nacional

Silvio dijo...

Emir Sader: América Latina, contra el pensamiento único

Loam dijo...

Diáfanas, acertadas y oportunas palabras las de Aurelio Alonso... "Precisamente cuando más se necesita de la mirada crítica y cuando más inteligencia hemos desarrollado para ello".
Saludos a todas y a todos. Loam

Silvio dijo...

Un amigo me envía este interesante artículo:

Más centrista serás tú

Se ha desatado una campaña mediática para tildar insistentemente de “centristas” a intelectuales cubanos que, víctimas de la penetración cultural, la labor de zapa de la CIA o de sus propias ambiciones (tales suelen ser, dicho pronto y mal, los argumentos), han expresado últimamente alguna crítica a la labor de gobierno o cualquier preocupación por el futuro de Cuba en términos ajenos a los de Granma o el Noticiero Nacional de Televisión.

Tal acusación intenta desautorizar la opinión de los aludidos (a veces directa, otras veladamente) y excluirlos del debate público sobre el destino de Cuba. Una y otra vez, a pesar de las múltiples convocatorias al debate, a pesar de la cada vez más perentoria necesidad de sumar tantas voces y brazos como sea posible, atiborran los medios y las redes con estos sahumerios de pureza que niegan toda opinión medianamente crítica sobre la realidad cubana. Tanta bravuconería intenta espantar el fantasma de la participación real de la gente en el destino de Cuba.

Hace poco, en una asamblea, pedí reflexionar sobre el desbalance inaudito –en ese lugar concreto– entre los recursos destinados al pago de las líneas telefónicas de la dirigencia y al estímulo de los trabajadores. El primer rubro duplicaba al segundo en el informe de gastos anual. Por supuesto, tuve la respuesta que merecía: no tengo información suficiente, esa es la única prestación que han conseguido los funcionarios, etc. Aunque muy menor, este caso me sirve de ejemplo para explicar que respuestas como esas tratan de acallar la invitación a discutir los temas que deben preocuparnos a todos. Más serio es pensar en campos de golf campeando en documentos de la política económica cubana. Aunque parecería tratarse de una negación de la revolución, simbólica y real, se da por hecho que el tema no debe ser sometido a discusión, avalado como está por los sabios de la tribu. ¿En qué condiciones se planean, por ejemplo, los resorts planificados para el turismo de altos ingresos? ¿Habrá otra vez playas privadas en Cuba? ¿Qué pasará con los recursos hídricos, ahora tan escasos? Son preguntas que tenemos no solo el derecho, sino el deber de hacernos. Quienes no quieran responderlas o tan siquiera escucharlas están trabajando contra la revolución, no a su favor. No son más izquierdistas que nadie; están acomodándose, ganando un prestigio vacuo y sostenido por medios acríticos que nos los presentan como modelos de intelectual revolucionario. Y contribuyendo, con el acoso a los demás, a que no terminemos de hablar en serio y sin ambages sobre cuáles son los peligros reales que corren las conquistas sociales de la revolución. Nos va a salir caro, carísimo. Y no solo a los defensores reales o sedicentes de la revolución, sino a toda Cuba.

Es como si no hubiéramos visto ya a dónde conducen tales excesivas pretensiones de pureza; como si no supiéramos cuánto nos ha costado la exigencia de unanimidad, en lugar de intentar el posible y más productivo concierto de las diferencias. No sé cómo se justifica el diálogo con gobiernos y personas completamente contrarios a nuestros principios al tiempo que se niega la posibilidad de dialogar con la gente que tenemos más cerca, capaz de trabajar por el bien común.

A estas alturas me dan lo mismo las etiquetas. Lo que me importa es la preocupación sincera por saber, explicar y discutir hacia dónde vamos. Y no estar acallando a los otros para seguir haciendo lo que mejor saben: pasar por revolucionarios.

Zaida Capote Cruz

Silvio dijo...

En medio de esta última discusión, se ha echado mano a unas palabras de Fernando Martínez Heredia respondiendo una pregunta muy específica, palabras que, sacadas de la trayectoria comprometidamente crítica de Fernando, parecieran situarlo del lado de quienes lo citan. Lo curioso es que estos oportunos citadores están en la misma línea de pensamiento de los que a fines de los 60s cerraron la revista Pensamiento Crítico, que Fernando dirigía.

En noviembre de 2012 puse una entrada en este blog que titulé “Materialmente pobres”, en la que participaron algunos amigos que ya no están físicamente, pero que siguen aquí, intactos en nuestras memorias. Esto es lo que entonces nos comentó Fernando:

Silvio:

Eres un provocador en el buen sentido de la palabra, porque te la pasas abriendo caminos. Déjame sumar unas pocas cosas a las tuyas y las de nuestros amigos Víctor y Guillermo.

Es bueno recordar que la riqueza mayor de Cuba, con mucho el mayor recurso, es la gran proporción de gente instruida que tiene, y también la conciencia política de este pueblo, que puede que no tenga igual en el mundo de hoy. Los otros recursos que tiene la naturaleza pueden escasear o no en cada país, pero solo son válidos cuando se ponen en explotación. El capitalismo ha logrado sacar beneficio a esto siempre, téngalo o no en su territorio, porque se lo quita a otros de mil maneras. Marx decía hace siglo y medio que dos naciones pueden intercambiar entre sí según la ley de la ganancia, mientras una explota y roba constantemente a la otra.

Cuba logró salir de esa prisión hace medio siglo, pero le ha sido muy difícil –y a veces imposible– no seguir pagando el precio de la desigualdad engendrada por el colonialismo y reforzada por dos vías: formas abismales de subdesarrollo y la acción perenne de nuestro gran enemigo. Italia no podía comprarnos níquel, aunque quiso hacerlo, y el CAME fue la relación que tuvimos, no el camino del desarrollo. Ese es el marco de toda nuestra historia desde 1959. Pero no es la historia misma. Ser los dueños del país y lanzarnos a una concepción elevada del ser humano fue una maravilla, pero cambiaba los términos de entender y de solucionar casi todos los problemas importantes y nos ponía ante la obligación de ser muy creativos y ser diferentes, no solo opuestos al mundo del 
capitalismo. 

Se acabó el enorme desempleo en solo cuatro años, y se acabó también la disciplina de los explotadores sobre el trabajo, pero no se logró triunfar en los intentos de establecer unas nuevas relaciones de trabajo eficaces entre gente liberada. El poder fue entonces el gran repartidor de justicia, bienes y oportunidades, y el garante de un nuevo y abarcador proyecto social. Nadie le regaló nada al pueblo, que había generado todas las riquezas, y que entregó todo el sudor y la sangre que fueron necesarios y apoyó con entusiasmo todas las políticas de la Revolución. De esa base moral se ha sostenido la sociedad cubana. Pero hacían falta otras creaciones diferentes para sustentar cambios eficaces en las etapas que vinieron después, que profundizaran el socialismo y le cerraran el paso al predominio de las modernizaciones, que al final siempre se convertirá en la modernización de la dominación. Y no las hemos tenido.

Silvio dijo...

Hace casi cincuenta años el Che pedía que no se sacrificara la exigencia de contenido real para el trabajo con tal de tener pleno empleo, que era preferible, decía, pagarle a unos para que estudiaran y conservar el prestigio del trabajo. A fines de los años 60 algunos discutían si no era mejor pagar mejores salarios en el campo y exigir, que ofrecer tanto a través del Estado y pagarle poco al trabajador rural. Y otros planteaban que era insuficiente la nacionalización de los medios de producción y había que ir creando formas de poder de los trabajadores.

Me detuve un poco en esa historia porque nos muestra muy claramente que fundar una sociedad y unas personas nuevas exige trabajos sistemáticos muy intencionados y organizados, que sean creadores al mismo tiempo de bienes, servicios, conciencia y nuevas relaciones humanas y sociales. Y por lo mismo exige controles reales y efectivos de las mayorías sobre los que ejercen funciones.

Hoy estamos viviendo grandes dilemas, lo que es igual a afirmar que la situación actual tiene más de una solución posible. Opino que este país todavía es muy superior a sus circunstancias. Y una de las acciones indispensables en este momento es pensar entre todos y compartir esos pensamientos. Cometeríamos suicidio si no pensamos y discutimos, que el debate le es tan necesario a esta sociedad como la respiración a los individuos. Por eso me entusiasmó la explicación que le diste a lo que te motivó a encontrar tiempo: ¿quién para el pensamiento?

Fernando

Víctor Casaus dijo...

querida gente /

en el más reciente concierto de la Gira Interminable de silvio por los barrios, thais, una joven de la oficina del historiador de la ciudad, leyó en el escenario para silvio y para toda la gente presente (que era mucha y entusiasmada, en la plaza de san francisco de asís), una carta de nuestro hermano eusebio leal --que no pudo asistir-- para el trovador.

varias gentes amigas nos enviaron mensajes sugiriendo/solicitando que se publicaran las palabras de eusebio. por eso propuse a silvio días después que la difundiéramos, y le comenté que el primer lugar en aparecer debía ser aquí en segunda cita. por eso la traigo aquí para compartirla con ustedes, después de teclear el original enviado por eusebio.

con abrazos grandes para el remitente y el destinatario, aqui van entonces las palabras de este hermano común (y extraordinario)..

Para Silvio:

Querido hermano. Nuestra antigua amistad me concede el derecho de tratarte así.

Hemos estado juntos en las buenas y en las malas. Siempre con esa esperanza que a ti te ha llevado a ser pescador con los pescadores, soldado entre los soldados, cantor en los recintos penitenciarios y en los barrios más humildes de esta ciudad que amamos.

Tus poemas marcaron a nuestra generación y me incluyo en ella porque auque te llevo no sé si tres o cuatro años, ya eso es como el pestañar de una hormiga en el infinito. Con tus versos fuimos en pos de las fantasías y de las crueles o dichosas realidades de nuestras vidas. Vuelves hoy a la Plaza de San Francisco, el benévolo protector de las criaturas, el que dialogaba con los pájaros y con las fieras, el que admiran aun los que no creen en nada más allá de la vida terrena.

Hoy no podré estar junto a ti y créeme que lo lamento pero me alegra que una joven me brinde su voz para transmitirte un abrazo a la vez que pido por ti y por los tuyos que nacieron al amparo de la ceiba poderosa de San Antonio de los Baños. Pienso en aquel sencillo caballero al que dedicaste una de tus más bellas canciones: el abuelo que tuvo el privilegio de dar la mano a José Martí. Ahora te extiendo la mía seguro de que se la doy a uno de los varones de cuya casta no abundan ejemplares. Acéptala que vengo también del largo camino recorrido esde el día en que nos conocimos en el despacho de Aida Santamaría

Eso fue en el siglo pasado, en verdad hace décadas, pero la gratitud no muere.

Eusebio

Guzmán dijo...

Muy linda carta de Eusebio Leal.que amigaso Silvio

danieladrian Ceballos dijo...

Hola! En referencia a la nota principal,desde los inicios de la Revolución Cubana, con los tiempos han ido pasando muchas cosas en el mundo. Cambios de todo tipo, marchas y contramarchas. Estoy leyendo una carta inédita de Perón a Mao. Fechada en Madrid 15 de Julio de 1965. Por aquel entonces Perón renegaba del imperialismo yanqui, y también de la actitud de los rusos soviéticos. Hablaba de una tercera vía. En aquella incertudumbre, tenía dos invitaciones reales para cambiar su lugar de exilio, estando en la España de Franco con visa de turista. Perón se sentía espiado y despreciado por Franco. Lo invitaban de Cuba, y de China. Mao le ofreció una casita en Pequín. Perón tenía contactos con El Ché. En aquel entonces lo desaconsejó de viajar a Bolivia. " Perón pensaba como los grandes líderes de la posguerra en crear enormes escenarios y ahí sí poner todo, desde la huelga hasta el grupo insurrecto". Mientras Cuba era azotada por los embargos y el aislacionismo, los cubanos hacían su historia día a día y todo en el mundo parecía importante, y grandioso, importantes paises y grandiosos hombres. Pero los cubanos, llegaron a este hoy. Cuánto se derrumbó a los costados ! Que pareció el segundo ciclo de exterminio de los dinosaurios! Bonasso quería que Perón se radicara en Cuba. Perón decía: pero qué voy a hacer yo en Cuba? Qué voy a hacer yo en China?
Bueno , la historia siguió. Perón volvió a la Argentina por el 72´.
Ya sabemos como siguió todo. Qué hubiera pasado si Perón elegía Cuba como lugar de exilio ? Es terreno de especulaciones, claro. Les cuento una anécdota sobre su relación con Mao: El líder había enviado aquella carta a Mao aprovechando que viajaba un grupo de jóvenes a instruirse en todos los aspectos revolucionarios. Mas adelante "En 1969, una delegación de jóvenes del Partido Comunista (arg) visita China donde son recibidos por Mao Tse Tung, a quien le expresan apasionadamente su fe maoísta. Pero Mao les pregunta: "¿Y por qué no son peronistas?".

René Rodríguez Rivera dijo...

Hoy es un día feliz para mi dentro de lo que cabe y en medio de tantos problemas. Lo digo porque parece que el decursar de los años no me ha quitado la capacidad suficiente como para darme cuenta de que HAY ALGO PODRIDO EN DINAMARCA. Después de leer estos últimos artículos como el de tu amigo y el de Aurelio Alonso solo se me ocurre decir que hay que cerrar filas pues quieren implantarnos otro "quinquenio gris" y quizás no solo en la cultura, aunque estoy seguro que no podrán porque las condiciones no son las mismas de entonces y los que pensamos distinto a esta gente no tenemos nada que perder. Lo que hay que hacer es trabajar unidos para resolver tantos problemas que tenemos, de los cuales muchos no dependen del bloqueo. R3.

danieladrian Ceballos dijo...

Perdón, recién me entero ( previo posteé un comentario) Murió Jorge Marziali, trovador argentino. Murió en Cuba http://vos.lavoz.com.ar/musica/murio-el-cantautor-jorge-marziali

Alex R. T'ang dijo...

Buenos días queridos amigos, querido Silvio:

Rescato las palabras que Fernando Martinez Heredia comenta en su escrito: "Es bueno recordar que la riqueza mayor de Cuba, con mucho el mayor recurso, es la gran proporción de gente instruida que tiene, y también la conciencia política de este pueblo, que puede que no tenga igual en el mundo de hoy."

Con cuanta vergüenza me cuesta reconocer que en mi país ambos términos -gente instruida y conciencia política- no vayan en proporción directa, porque si bien es cierto que en. Los últimos 20 años hay un mayor acceso la instrucción superior y a la información, ésta no vaya de la mano con la conciencia política, y esto se refleja en la situación política que atraviesa el Perú dese el año pasado en que los candidatos a la segunda vuelta presidencial representen a la Extrema derecha del país, una que prostituyó todas las estancias del estado durante el oncenio neoliberal de Fujimori, y el otro con un candidato temeroso en política pero un hábil lobo de los lobbies que dominan el país. Una mayoría parlamentaria que aún pugna por tildar de terrorista a quienes defendemos el pensamiento de izquierda, pero que en conjunto son un pañal de avispas prestas a acribillar con sus aguijones a sus adversarios políticos.

El crecimiento cultural y de libertad de expresión que estábamos consiguiendo en los últimos años están sufriendo nuevamente su inquisición con represores enquistados en la prensa, en escritorios del poder, en las redes sociales como fieros defensores de la desigualdad y la impunidad política. Quiera el cosmos que cuanto antes la conciencia política que los jóvenes peruanos pueda sobreponerse al pan y circo que ofrecen los medios, que las bibliotecas estén más atiborrados que los estadios de fútbol, que los artistas no debamos recurrir a oficios que nos alejen de la creación de conciencia y de la creatividad (quien les escribe es músico desde los 4 años y poeta desde algún momento de mi temprana juventud, pero sobrevivo como agente municipal dónde el talento cultural o profesional es desestimado por mano de obra inmediata. Valiente aquel que pudo asir guitarra o pluma y desempeñarse en el osado oficio de artista en un país que le da la espalda a sus talentos.

Quiérase un día tengamos nuestra propia independencia de conciencia y darle a nuestra patria el don con el cual creemos conciencia y un país mejor.

Un fuerte abrazo Silvio, de parte mía y de mi familia.
Buen domingo para todos los amigos segundaciteros.

Con afecto,

Alex Rojas Tang, Rocio y Alondrita
Desde Lima, Perú

Silvio dijo...

Lamento muchísimo el deceso del cantor argentino Jorge Marziali. Lleguen a sus familiares y compañeros mi pesar.

Unknown dijo...

Hola Silvio! Qué opinás del maltrato animal? Busqué canciones tuyas sobre el tema y se me vino a la mente "discurso fúnebre", pero no parece ser sobre el maltrato animal, sino más bien una metáfora.
Abrazooo!

Victor J dijo...

Oye Silvio, como te las arreglas ? Por eso preferi leer y aprender aqui en SC, pq no me dejas poner una. Vine con la idea de compartir las palabras de Aurelio y me las encuentro como entrada jjj. Bueno, q sea para el bien del debate. Abrazos a tod@s

Jorgebraulio dijo...

Saludos desde Alamar.

El artículo sobre África de Ignacio Ramonet, sugerencia de lectura en la entrada anterior, me recordó este conmovedor poema de Warsan Shire. Nacida en Kenia y de padres somalíes, ahora vive en Londres.

HOGAR

nadie abandona su hogar a menos que
el hogar sea la boca de un tiburón
sólo corres hacia la frontera
cuando ves a toda la ciudad corriendo también

tus vecinos corriendo más rápido que tú
aliento sanguinolento en sus gargantas
el chico con el que fuiste a la escuela
el que te besó tontamente tras la antigua fábrica de latas
está sosteniendo un arma más grande que su cuerpo
sólo abandonas tu hogar
cuando el hogar no te permite quedarte.

nadie abandona su hogar a menos que el hogar te persiga
fuego bajo los pies
sangre caliente en tu vientre
no es algo que hayas pensado hacer
hasta que el filo gastado amenaza
tu cuello
y aun entonces cargaste el himno bajo
tu aliento
sólo rasgando tu pasaporte en unos baños de aeropuerto
sollozando con cada bocado de papel
te queda claro que no podrías regresar.

tienes que entender,
que nadie pone a sus hijos en un barco
a menos que el agua sea más segura que la tierra
nadie quema las palmas de sus manos
bajo trenes
debajo de carrocerías
nadie pasa días y noches en el estómago de un camión
alimentándose de periódicos a menos que las millas recorridas
signifiquen algo más que el trayecto.
nadie se arrastra bajo vallas
nadie quiere ser golpeado
escupido

nadie escoge campos de refugiados
o registros al desnudo donde tu cuerpo
se queda dolorido
o la prisión,
porque la prisión es más segura
que una ciudad de fuego
y un guarda de la prisión
en la noche
es mejor que un camión repleto
de hombres que se parecen a tu padre
nadie puede soportarlo
nadie puede digerirlo
ninguna piel sería lo suficientemente dura

el
váyanse a casa negros
refugiados
sucios inmigrantes
solicitantes de asilo
dejando secos nuestros países
negratas con sus manos mendigas
huelen raro
salvajes
arruinaron sus países y ahora quieren
arruinar el nuestro
cómo hacen las palabras
las miradas sucias
ruedan sobre tus espaldas
quizás porque el golpe es más suave
que un miembro cortado

o las palabras son más tiernas
que los catorce hombres entre
tus piernas
o los insultos son más fáciles
de tragar
que el escombro
que el hueso
que el cuerpo de tu hijo
en pedazos.
quiero ir a mi hogar,
pero mi hogar es la boca de un tiburón
hogar es el cañón de la pistola
y nadie abandonaría su hogar
a menos que el hogar te persiguiese hasta la orilla
a menos que el hogar te diga
que aceleres tus piernas
dejes tu ropa atrás
te arrastres por el desierto
atravieses los océanos
te ahogues
te salves
estés hambriento
mendigues
olvida el orgullo
tu supervivencia es más importante

nadie abandona el hogar hasta que el hogar es una voz sudorosa en tu oído
diciendo –
ve,
corre lejos de mí ahora
no sé en qué me he convertido
pero sé que cualquier lugar
es más seguro que aquí.

Silvio dijo...

Jorge Braulio, ese poema Hogar se atraganta como un bocado de hogar fresco

Silvio dijo...

Unknow, el maltrato animal es un tema que se las trae. Mi hija Violeta lleva muchos años luchando contra eso con otras personas de iguales sentimientos. El tema puede golpear más que el maltrato a los humanos, por la indefensión animal, o por la a veces maquiavélica inteligencia del hombre. Puede que en algún momento profundice, cuando tenga tiempo y condiciones... Pero sí te digo que me ofende profundamente ver que se abuse de los animales, sean domésticos, de carga y hasta como alimento (este último es un tema peliagudo). Hace poco vimos en casa una película llamada Okja. Me pareció revolucionaria. La recomiendo, mitad maravillosa mitad desgarradora, nos enfrenta a cuestiones nada fáciles.

wadud dijo...

Permiso Silvio, traigo una noticia de las tantas que todo el tiempo suceden en Argentina y el mundo pero que la tele no muestra. No dejen de entrar al enlace que dejo a continuación. Fijense lo que sucede en la argentina de macri, presidente democraticamente electo, con la gente que habla y dice la verdad.
Este muchacho es conocido mio desde el tiempo en que los amigos y conocidos no eran por facebook.
Si lo conocieran, dimencionarian mejor el atropello. . Eso sí, no tiene pelos en la lengua.

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10155366577853257&id=604948256

Guzmán dijo...

http://www.cuevana2.tv/24944/okja/

Guzmán dijo...

Que verguenza Wadud!! son tremendos hijos de puta con la esa excusa de que es musulman-terrorista le saquean todo. delincuentes vestido de policia y de traje y corbata, son un sabandijas..pobre pibe!!

Loam dijo...

Acabo de leer un breve relato, de Paul y Anne EHRLICH, que quisiera compartir con cuantas personas visitan este 'panal'.

Mientras usted se dirige a su avión desde la terminal del aeropuerto, repara en un individuo subido a una escalera que se dedica a arrancar remaches de las alas. Un tanto mosqueado, se aproxima usted al arrancador de remaches y le pregunta qué está haciendo.
“Trabajo para la compañía aérea Growthmanía Intercontinental”, le informa el personaje, “y la compañía ha descubierto que puede vender estos remaches a dos dólares la pieza”.
“Pero ¿cómo sabe que no debilitará fatalmente el ala al hacer eso?”, le pregunta usted.
“No se preocupe”, le responde. “Estoy seguro de que el fabricante construyó un avión mucho más fuerte de lo que en realidad es necesario, de modo que esto no es perjudicial. Además, he sacado bastantes remaches de este ala y todavía no se ha caído. Aerolíneas Growthmanía necesita dinero: si yo no arrancara los remaches, Growthmanía no podría continuar su expansión. Y yo necesito la comisión que me paga: ¡cincuenta centavos por remache!”
“¡Pero usted ha perdido el juicio!”
“Le digo que no se preocupe: sé lo que hago. En realidad, yo también voy a viajar en ese vuelo, de modo que, como usted puede comprobar, no existe el más mínimo motivo de preocupación”.
Claro está, una persona sensata volvería a la terminal, daría parte del peculiar personaje y de Aerolíneas Growthmanía a la FAA, y reservaría plaza en otro sistema de transporte. Por supuesto, nadie está obligado a viajar en avión. Pero, por desgracia, todos somos pasajeros de una inmensa cosmonave Tierra en la que no nos queda más alternativa que volar. Y desafortunadamente esa cosmonave está llena de arrancadores de remaches que proceden de forma análoga a la que se acaba de describir...”

wadud dijo...

Caza de brujas Guzmán, la orden vino del juez.
Su único delito, denunciar los atropellos de Siria, de Palestina, de Venezuela y del "gobierno" de macri. Yo conozco a este muchacho, tiene un pequeño negocio en Córdoba capital junto a sus padres. No es periodista ni nada que se le parezca.. Es un tipo como vos o como yo. Y no tiene miedo de decir las cosas por su cuentita de facebook.
Democracia, libre expresión!!! Jaja!!
...No me hacen un lugarcito en Cuba?

SOMOS 9 MILLONES dijo...

Por eso queremos un socialismo diferente, democrático, próspero y sostenible, con propiedad privada, mercado regulado y un Estado dueño de los medios fundamentales de producción, mediador y protector de los que no puedan valerse por sí mismos, el llamado socialismo del siglo XXI, sin funcionarios autocráticos como los del socialismo del siglo XX. Hasta en eso nos alumbra Martí, contra las castas de burócratas y sus intelectuales a sueldo, que ven en esto peligrosas conspiraciones en contra de “sus necesidad de mantenerse en una ocupación privilegiada”!
“Henry George anda predicando la justicia de que la tierra pase a ser propiedad de la nación; y la Federación Democrática anhela la formación de “ejércitos industriales y agrícolas conducidos por el Estado”. Gravando con más cargas, para atender a las nuevas demandas, las tierras de poco rendimiento, vendrá a ser nulo el de estas, y a tener menos frutos la nación, a quien en definitiva todo viene de la tierra, y a necesitarse que el Estado organice el cultivo forzoso. Semejantes empresas aumentarían de terrible manera la cantidad de empleados públicos, ya excesiva. Con cada nueva función, vendría una casta nueva de funcionarios. Ya en Inglaterra, como en casi todas partes, se gusta demasiado de ocupar puestos públicos, tenidos como más distinguidos que cualesquiera otros, y en los cuales se logra remuneración amplia y cierta por un trabajo relativamente escaso; con lo cual claro está que el nervio nacional se pierde. ¡Mal va un pueblo de gente oficinista!
Todo el poder que iría adquiriendo la casta de funcionarios, ligados por la necesidad de mantenerse en una ocupación privilegiada y pingüe, lo iría perdiendo el pueblo, que no tiene las mismas razones de complicidad en esperanzas y provechos, para hacer frente a los funcionarios enlazados por intereses comunes. Como todas las necesidades públicas vendrían a ser satisfechas por el Estado, adquirirían los funcionarios entonces la influencia enorme que naturalmente viene a los que distribuyen algún derecho o beneficio. El hombre que quiere ahora que el Estado cuide de él para no tener que cuidar él de sí, tendría que trabajar entonces en la medida, por el tiempo y en la labor que pluguiese al Estado asignarle, puesto que a este, sobre quien caerían todos los deberes, se darían naturalmente todas las facultades necesarias para recabar los medios de cumplir aquellos. De ser siervo de sí mismo, pasaría el hombre a ser siervo del Estado. De ser esclavo de los capitalistas, como se llama ahora, iría a ser esclavo de los funcionarios. Esclavo es todo aquel que trabaja para otro que tiene dominio sobre él; y en ese sistema socialista dominaría la comunidad al hombre, que a la comunidad entregaría todo su trabajo. Y como los funcionarios son seres humanos, y por tanto abusadores, soberbios y ambiciosos, y en esa organización tendrían gran poder, apoyados por todos los que aprovechasen o esperasen aprovechar de los abusos, y por aquellas fuerzas viles que siempre compra entre los oprimidos el terror, prestigio o habilidad de los que mandan, este sistema de distribución oficial del trabajo común llegaría a sufrir en poco tiempo de los quebrantos, violencias, hurtos y tergiversaciones que el espíritu de individualidad, la autoridad y osadía del genio, y las astucias del vicio originan pronta y fatalmente en toda organización humana. “De mala humanidad —dice Spencer— no pueden hacerse buenas instituciones.” La miseria pública será, pues, con semejante socialismo a que todo parece tender en Inglaterra, palpable y grande. El funcionarismo autocrático abusará de la plebe cansada y trabajadora. Lamentable será, y general, la servidumbre.”

la Tucu dijo...

Silvio: tucumana por adopción, por decisión cuando vine a estudiar medicina acá y decidí construir mi familia en esta, la tierra de la Negra, quiero traer hoy, que se celebra la independencia de nuestra patria, estas palabras que hago mías, y creo son significativas para ustedes cubanos

La Patria
Julia Prilutzky Farny

Se nace en cualquier parte. Es el misterio,
- es el primer misterio inapelable -
pero se ama una tierra como propia
y se quiere volver a sus entrañas.

Allí donde partir es imposible,
donde permanecer es necesario,
donde el barro es más fuerte que el deseo
de seguir caminando,
donde las manos caen bruscamente
y estar arrodillado es el descanso,
donde se mira el cielo con soberbia
desesperada y áspera,
donde nunca se está del todo solo,
donde cualquier umbral es la morada.

Donde se quiere arar. Y dar un hijo.
Y se quiere morir, está la patria.

Guzmán dijo...

Por cierto Silvio que lugares privilegiados que tiene corea, en esas montañas ( si es que se filmo ahi jeje ), muy reflexiva la película esta muy buena. no imoprta todo el oro del mundo cuando haces las cosas por amor, eso no se compra, solo las personas materialistas y vanidosas aceptan el oro en vez del amor..saludos

norma trv dijo...

Saliéndome un poco del tema que nos ocupa, sobre el que volveré, no quiero dejar de comentar algo relativo a las empresas estatales, que fue motivo de comentarios en una entrada reciente.
Una empresa tiene que generar ganancias, ese es el sentido de su existencia, tiene que ser eficiente y generar utilidades. Si una empresa, por cualquier causa, no puede ser productiva, no genera ingresos, está gastando improductivamente los recursos de todos, nos está haciendo más pobres. Dirigir muchas empresas fue demasiado tiempo como un juego a las casitas. La empresa estatal por décadas ha sido dirigida con esa verticalidad y centralización que ha caracterizado a la sociedad cubana en muchas esferas por mucho tiempo y como regla, nunca asumió ninguna responsabilidad real por los resultados de su ejercicio económico. TODOS los recursos, no importaba las resultas de la gestión, les eran concedidos sin chistar y venían asignados mayormente “de arriba” y a “arriba” llegaban suministrados por la URSS. Nadie se molestaba en sacar demasiadas cuentas. Bastaba que surgiera la necesidad y los recursos eran distribuidos centralmente, garantizados por una cadena puerto-transporte-economía interna que funcionaba movida por el arribo sistemático de los buques soviéticos con sus millones de barriles de petróleo, entre otros cuantiosos recursos. A cambio, casi nada materialmente hablando. Esta modalidad de administración no necesitaba demasiadas habilidades empresariales sino disciplina militante y subordinación a los niveles centrales. Así las cosas era común tener cuentas por cobrar, balances negativos, plantillas súper infladas, cadenas increíbles de impagos, almacenes atiborrados con productos ociosos y de lenta o ninguna rotación, producciones que nadie compraba, despilfarro, descontrol, entre otras expresiones de ineficiencia. Y los recursos dilapidándose, total, no pasaba nada y nadie pagaba, ni siquiera Liborio. Y así, muchos directivos se creyeron que eran lo que no eran. Pero la URSS se desintegró y con ella todo ese sistema colapsó y desapareció y llegó la hora de los mameyes, la hora de la verdad, de demostrarnos a nosotros mismos que somos capaces de “emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos”. Y como padecemos de un brutal bloqueo, y porque ya no tenemos ni tendremos ninguna tubería de recursos, y porque ni el comercio ni el mundo son justos, se hace necesario que quien no sea capaz de hacer de su empresa una organización eficiente, deje de dirigirla y que la empresa que no de ganancias, sino directamente a sí misma, al menos al esquema empresarial al que pertenezca, viene llamada a desaparecer. Las empresas estatales no pueden ser instituciones de caridad, no son para ir a conversar, almorzar y merendar, no son para mantener a ejecutivos montados en carros, gastando gasolina, dinero, recursos, inventando reuniones sin que eso se traduzca en resultados concretos y positivos, en el mejor de los casos, en el peor, ya sabemos. La empresa estatal puede y tiene que ser eficiente. Y claro, para eso, además, se necesitan cambios objetivos, fundamentalmente estructurales. CONT...

norma trv dijo...

Sin embargo, conozco muy buenos ejemplos de empresas estatales exitosas y emprendedores exitosos del sector estatal. Pudiera hacer una lista grande, la encabezarían nombres como Maciques, Agustín Lage, incluso Eusebio Leal, quien es mucho más que un empresario, y demostró una capacidad de emprendimiento extraordinaria creando un gran sistema empresarial bajo su jurisdicción, y por demás demostró la efectividad de un buen gobierno local, independiente y descentralizado, tal y como se concibió el área conocida como el casco histórico de la Habana Vieja, con el Decreto-Ley 143 de la Oficina del Historiador. Estos por solo citar tres ejemplos bien conocidos, a vuelo de pájaro. Reconocer la utilidad y necesidad de los empresarios privados cubanos, en los casos que proceda, no quita mérito a los buenos empresarios cubanos del sector público, sin dudas estos últimos, los buenos, acumulan una valiosa experiencia, sabiduría y garra en las lides del difícil y muy complejo mundo de los negocios. Solo en el MINCEX he conocido verdaderos genios, que han sido capaces de montar complejos y muy originales esquemas empresariales que han funcionado bien por décadas, burlando el implacable bloqueo contra Cuba y generando muchos ingresos. Pero también es cierto que en el sector estatal es donde, definitivamente, se encuentran muchos de los responsables de la ineficiencia económica que padecemos.

Duende dijo...

No soy intelectual…sino un sencillo y común cubano que se morirá siendo comunista aunque tenga que enterrarse solo…
No quería intervenir en este debate por considerarlo poco productivo…pero veo que ha escalado en intensidad y mi conciencia me obliga a ello…
En mi opinión la campaña contra el centrismo…aún necesaria…es un ejercicio académico…
Nuestro pueblo está al margen de ella…porque debe enfrentar asuntos más vitales como la alimentación…la vivienda…el transporte o los serios problemas de infraestructura…y porque en Cuba la corriente centrista o socialdemócrata encuentra un terreno infértil para su cultivo…
Una de las características del cubano es su tendencia a tomar partido ante las cosas…mientras que la “neutralidad” es sinónimo de cobardía y apendejamiento…
Aún está fresco el ejemplo del hijo de Blas Roca que…intentando disfrazarse de socialdemócrata desde su refrigerada vivienda de Nuevo Vedado…terminó como mercenario sin seguidores al servicio de la CIA…
Elier cometió un craso error al iniciar el debate en Segunda Cita cuestionando la utilización por Silvio del legado de Fidel…olvidando que dicho legado no sólo forma parte del patrimonio del pueblo cubano…sino que se ha convertido en legado universal para todo hombre de bien…sean o no revolucionarios…
Sin la unidad vertebrada por Fidel desde antes de enero del 59 no tuviéramos Revolución…
Las propias Palabras a los Intelectuales perviven en el tiempo como un ejemplo prematuro de esa unidad labrada a fuego en las rocas…
Allí estaban Alfredo Guevara y Graciela Pogolotti…distantes ideológicamente de Lisandro y Pablo Armando…y muy lejanos del gran Lezama y de Virgilio…
Las Organizaciones Revolucionarias Integradas (ORI) que agruparon a las fuerzas portadoras de diferentes ideologías políticas son otro ejemplo de convivencia ideológica subordinada a un ideal mayor que era la Revolución…y si no…que lo digan Faure y Julio García Olivera provenientes del Directorio Estudiantil…junto a Carlos Rafael y Marinello del Partido Socialista…y el propio Raúl Castro y Machado Ventura de las filas del Movimiento 26 de Julio…
El maestro mártir de la campaña de alfabetización Conrado Benítez…era de una humilde familia educada en los cánones de la religión Yoruba…el capitán de milicias caído en Girón José Manuel Lazo de la Vega era maestro masón…y Marcelino Gutiérrez a quién un rocket de la aviación mercenaria le tronchó sus 16 años era hijo de asturianos y católico militante…
¿Eran todos comunistas los que cumplieron las gloriosas misiones internacionalistas en Argelia frente al agresor Marruecos o en las Alturas del Golán frente al no menos agresor israelí?... ¿Cuántos abakua…paleros y santeros cayeron en Angola y Etiopía?...
Mucho me duele que al calor de este debate algunos califiquen de oportunistas a Elier…Rafael…Iroel o Ubieta...jóvenes cubanos a quienes les asiste el derecho de defender la Revolución con sus armas más o menos precisas…mientras aún conservo la imagen de Ubieta jugándose la vida para cubrir la labor de nuestros médicos en el teatro de operaciones contra el ébola allá por África Occidental…

continúa...

Duende dijo...

... y 2

Me duele…y mucho…que algún desaforado extremista ande calificando a Silvio de defensor del centrismo político…cuando la vida y obra del trovador siempre han sido la de tomar partido por las causas justas…
¿Puede ser centrista alguien que puso sus pies del lado del ejército de alfabetizadores…que integró las milicias…que cumplió dos honrosas misiones internacionalistas en escenarios de guerra caliente…que ha dado una buena parte de su vida (sino toda) al desarrollo de lo más auténtico de la cultura nacional?...
¿Puede ser centrista quien se ha negado a abandonar el país…para preservarle su vida en caso de una agresión militar...para echar rodilla en tierra junto al pueblo y defender la soberanía de la Patria?...
¿Centrista el que hizo un nuevo himno que acompañó (y aún acompaña) a nuestro pueblo en su heroica resistencia del período especial…proclamando que se moriría como había vivido?...
¿Centrista a quien por defender a Cuba le apuntaron con un revolver en medio de un escenario?...
¿Centrista quién puso un precio a su lealtad si se eliminaba el bloqueo y devolvían el territorio usurpado por la base naval de Guantánamo?...
¿Quién desde el Carnigie Hall y a teatro lleno lanzó su grito de rebeldía pidiéndole a Obama la liberación de los Cinco?...
Cojones… ¿acaso no nos damos cuenta que estamos impugnando a un símbolo del pueblo cubano a quien Roa llamó trovador de la Revolución… y Fidel…sí…el jefe de esa Revolución consideraba su amigo y compañero?...
Con todo el respeto a los debatidotes de ambos bandos…dejo constancia que esta discusión me ha resultado más chistosa que un infarto…

Rafael Cruz Ramos dijo...

Hermano hoy es el cumpleaños de Mercedes Sosa. No se por qué pero la provincia Argentina de Tucumán donde nació "La Negra", un 9 de julio de 1935,siempre me ha parecido un lugar místico para la cultura latinoamericana. Por cierto Mercedes también se llamaba Haydee. Cosas de la vida. Un abrazo

norma trv dijo...

Porque creo en la República que Martí nos propone; porque Martí no contó para la lucha por la independencia de Cuba, para la Guerra Necesaria, ni para el Partido Revolucionario Cubano que fundó para llevar a cabo dicha guerra, con anexionistas, autonomistas y otros sectores que se auto-excluyeron, pero nunca les negó el derecho de existir ni de expresarse políticamente, por mucho que le indignaran dichas posiciones; traigo colación nuevamente su discurso, para mí, el más importante, "Con todos y para el bien de todos"
"Porque si en las cosas de mi patria me fuera dado preferir un bien a todos los demás, un bien fundamental que de todos los del país fuera base y principio, y sin el que los demás bienes serían falaces e inseguros, ese sería el bien que yo prefiriera: yo quiero que la ley primera de nuestra república sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre. En la mejilla ha de sentir todo hombre verdadero el golpe que reciba cualquier mejilla de hombre: envilece a los pueblos desde la cuna el hábito de recurrir a camarillas personales, fomentadas por un interés notorio o encubierto, para la defensa de las libertades: sáquese a lucir, y a incendiar las almas, y a vibrar como el rayo, a la verdad, y síganla, libres, los hombres honrados. Levántese por sobre todas las cosas esta tierna consideración, este viril tributo de cada cubano a otro. Ni misterios, ni calumnias, ni tesón en desacreditar, ni largas y astutas preparaciones para el día funesto de la ambición. O la república tiene por base el carácter entero de cada uno de sus hijos, el hábito de trabajar con sus manos y pensar por sí propio, el ejercicio íntegro de sí y el respeto, como de honor de familia, al ejercicio íntegro de los demás; la pasión, en fin, por el decoro del hombre, o la república no vale una lágrima de nuestras mujeres ni una sola gota de sangre de nuestros bravos."
Y esto no significa que no haya debate, yo creo que lo mejor que nos puede pasar es que haya debate (y que el debate se exprese en los medios masivos porque es interés legítimo de todos los cubanos y no privilegio de algunos conectados a internet), como una gran sinfonía de tonos graves y agudos y en conjunto, armonía, así lo veo y como lo vio él en el mismo discurso:
"Pero no hay que temer en verdad, ni hay que regañar. Eso mismo que hemos de combatir, eso mismo nos es necesario. Tan necesario es a los pueblos lo que sujeta como lo que empuja: tan necesario es en la casa de familia el padre, siempre activo, como la madre, siempre temerosa. Hay política hombre y política mujer. ¿Locomotora con caldera que la haga andar, y sin freno que la detenga a tiempo? Es preciso, en cosas de pueblos, llevar el freno en una mano, y la caldera en la otra. Y por ahí padecen los pueblos: por el exceso de freno, y por el exceso de caldera."

Rafael Cruz Ramos dijo...

María elena Walsh es la otra cantante argentina que me conmueve, entre ella y Mercedes Sosa se crea, en mi cabeza, una suerte de emoción que solo la supera escuchar a Teresita Fernández. Te inmaginas un concierto con esas voces unidas en una misma noche. Lamentablemente eso ya no es posible, a no ser que exista el más allá, si existe Dios no se perdería algo así

Silvio dijo...

Rafael, tengo boleto para ese concierto

Félix Sautié Mederos dijo...

Silvio, los dos últimos debate que se han suscitado en Segunda Cita, los considero providenciales precisamente en el momento que estamos viviendo previo al anunciado más importante relvo en la Revolución Triunfante previsto para el 2018. Sin ambages, cortapisas ni controles extemporáneos, has recogido opiniones y criterios que enriquecen nuestra vida porque sin debate de todos con todos nada será posible; eso no me canso de repetirlo y no me cansaré mientras tenga fuerzas para ello.
He escrito y publicado mucho sobre estos asuntos y ando cargado de arañazos y exclusiones por ello, pero como dijiste en una de tus intervenciones todavía estamos vivos muchos de los que vivimos y participamos en el proceso revolucionario cubano. Soy uno de ellos desde 1957 a la fecha en que comencé en la lucha contra Batista, vengo de una familia bien acomodada y me hice revolucionario por convicción evangélica que nunca he negado; y soy militante y me moriré militante. Soy testigo de excepción de muchas cosas y no me canso de escribirlas y publicarlas, pero al dogmatismo no le gusta que se piense con pensamiento propio. Un día Fidel dijo que había que pensar con pensamiento propio y yo me lo creí para siempre, lo que me ha costado muy caro con exclusiones de toda índole, pero vivo feliz y duermo tranquilo tratando de que se cambie todo lo que deba ser cambiado y para ello es más importante la crítica objetiva que la apologética oficialista que algunos tratan de imponernos. Saludo, en consecuencia el debate que has suscitado.
Tengo muy fresco todavía algo que publiqué a principio de año (2017), como parte de mi proyecto de Crónicas Cubanas que publico desde mediados de los 90 a la fecha en donde puedo, y quiero aportarlo al debate del artículo de Aurelio Alonso que comparto totalmente. Es mi opinión en síntesis sobre el momento, un abrazo
Félix
Publicado en el periódico Por Esto de Mérida, Yucatán, México, Sección de cultura, el jueves 5 de enero 2017
http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=33&idTitulo=530212

Félix Sautié Mederos dijo...

Sin Renacimiento espiritual; no habrá futuro próspero…

Una reacción casi instintiva de las personas, es plantearse propósitos concretos para el inicio de cada nuevo año. Siempre en estas circunstancias festivas universalmente, tendemos a concebir algún que otro propósito reiterado, nuevo o renovado con vistas a asumir la etapa existencial que se iniciará en el enero que recién comienza. Considero pues que en el 2017, en mi criterio muy personal, se abrirá para los cubanos, estemos en donde estemos, una significativa etapa no parecida a ninguna de las anteriores por la que hemos atravesado en los últimos cincuenta y tantos años. Pienso que en esta ocasión estará cargada de angustias e incertidumbres dado las aciagas circunstancias que estamos viviendo; y que a la vez, se añadirán dentro de nuestras conciencias con una mayor intensidad de reacción y respuesta defensiva las esperanzas y los deseos casi instintivos de alcanzar un futuro mejor porque ya hemos tocado fondo en muchas de las cuestiones que nos aquejan y ¡no dan más!

En esas circunstancias tan especiales considero que los principales retos acuciantes que se abalanzan sobre nosotros en este 2017 y que, ante todo, considero que nos exigen que experimentemos un profundo renacimiento espiritual en medio de la realización de un gran diálogo nacional de todos con todos. Considero imprescindible en consecuencia, alcanzar en este diálogo que propongo los consensos necesarios que lógicamente no impliquen dejar a un lado los principios éticos de respeto a la libertad de opinión, de expresión y de pensar con cabeza propia. Este reto en mi opinión muy personal se pueden delimitar en varios aspectos muy concretos y a la vez abarcadores, tales como:

-Detener el éxodo de cubanos que se marchan definitivamente del país y que desangran y descapitalizan humanamente al conjunto de la sociedad, porque se pierden para Cuba hombres y mujeres con altos niveles culturales y técnicos en edades fértiles y de gran capacidad participativa imprescindibles para los desarrollos que estamos muy necesitados de alcanzar. Enfrentar adecuadamente este reto, habrá de ser un muy especial prerrequisito indispensable para lograr posteriormente todo lo demás que necesitamos; que considero debería comenzar por dar respuesta positiva a la necesidad de desarrollar una República en la que quepamos todos, como la soñó José Martí con todos y para el bien de todos. Además en mi muy especial criterio, dentro una sociedad socialista no alcanzada realmente hasta el momento: inclusiva, participativa, de derecho y democrática. En definitiva para ello será necesario cambiar todo lo que deba ser cambiado sin exclusiones de ningún tipo ya sean de procedimientos, recursos e inclusive personas detenidas en el tiempo que tanto daño están haciendo al país y al proceso sociopolítico.
-Abrir las posibilidades económicas imprescindibles para lograr un desarrollo económico-social aceptable y sostenible, mediante un proceso realmente eficiente, eficaz y sin burocratismo, autoritarismos, ni corrupciones, que agilice los pasos y cambios necesarios para desarrollar una economía próspera y sustentable de equidad distributiva y justicia social, cargada de oportunidades para todos sin exclusiones onerosas, con muy especial énfasis en favorecer las actividades de los emprendedores capaces de enfrentar el futuro con creatividad y honradez. En mi criterio, para ello será imprescindible el desarrollo y la aplicación generalizados de las nuevas tecnologías del Siglo XXI como son entre otras que sería muy extenso relacionarlas, especialmente la digitalización y el más pleno acceso a la internet para todos también sin exclusiones onerosas.
Contimúa…

Félix Sautié Mederos dijo...

Sin Renacimiento Espiritual 3… y final
-Enfrentar y rechazar consecuentemente las manifestaciones revanchistas, los rencores y los odios de que algunos parten desde uno y otro bando, con lo cuales no se podrá desarrollar una paz constructiva que nos conduzca hacia un mejor futuro posible.
-Estar muy alertas de las tendencias fascistas, pro imperialistas, de capitalismo explotador y salvaje e incluso de racismo y xenofobia que nos acechan externa e incluso internamente; las que saben disfrazarse con colores, globos, afeites y promesas engañosas que nunca se cumplen.
-Interpretar adecuadamente todo lo alcanzado por el proceso sociopolítico cubano que nunca debería perderse y deslindarlo de sus errores, deficiencias así como de las centralizaciones y autoritarismos; para que por no hacerlo, después no tengamos que arrepentirnos tal y como le ha sucedido a algunos pueblos en la contemporaneidad que transitaron del socialismo a un capitalismo sin justicia social cargado de recortes y restricciones


Finalmente considero muy importante también que en la concertación de todos los cubanos, estemos en donde estemos, y más allá de cualquier filiación política de derecha, centro o izquierda, comprendamos con nobleza de espíritu que nos encontramos compelidos por la Historia a hacer realidad y que se cumplan las palabras proféticas de lo que según Fidel debe ser el concepto ético concreto de lo que es Revolución, visto más allá de partidismos de cualquier índole que sean. Cito: “Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado; es igualdad y libertad plenas; es ser tratado y tratar a los demás como seres humanos; es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos; es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional; es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo; es luchar con audacia, inteligencia y realismo; es no mentir jamás ni violar principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas. Revolución es unidad, es independencia, es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo, que es la base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro internacionalismo.”

Cuando comienza el 2017, me atrevo a esbozar como mis criterios propios, estos aspectos básicos para el futuro; porque considero que en el 2017 con sus retos y amenazas que debemos enfrentar los cubanos, será decisivo tomar muy en cuenta las opiniones y propuestas de quienes las planteamos con objetividad crítica y reales deseos de marchar hacia adelante en el desarrollo, la equidad, la paz y la justicia social. Así lo pienso y así lo expreso en mi derecho a opinar con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular. Feliz Año Nuevo 2017 para todos.

Publicado en el periódico Por Esto de Mérida, Yucatán, México, Sección de cultura, el jueves 5 de enero 2017
http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=33&idTitulo=530212


Rafael Cruz Ramos dijo...

Bueno mi hermano, la verdad es que espero lo hayas adquirido con 40 años de anticipación, y ojalá podamos asistir juntos. Cuidate abrazos

Victoria dijo...


Querido Silvio, alguien de SC dijo que este texto te puede gustar, espero que sea así, habla de los ángeles que a veces nos encontramos en la vida. Como lo eres tu para mi :) Pertenece a un columnista llamado Cristián Warnken, también amigo de Isabel.

ANGELES

Besos para el más lindo.

patriaesvirtud dijo...

Sigo aprendiendo mucho con la lectura del blog.
El asunto no está en que gente capaces, y responsables, se refieran al tema del centrismo o tercera vía como un peligro real que nos acecha, habría que ver incluso si todavía los tanques pensantes del imperialismo le siguen llamando de esa manera o si ya está manejando otros procederes. Insisto es necesario que se tenga personas inteligentes que estudien esos peligros y ayuden en definir estrategias.
Esas personas talentosas, cultas y revolucionarias jamás utilizarán sus ideas para desacreditar o parametrizar. Si son de verdad revolucionarios jamás lo harán, al contario utilizarán sus ideas para alertar, para atraer, para convencer. Y como están preparados son capaces de descubrir al verdadero contrarrevolucionario, incluso dentro de algunos de aquellos que dicen ser todo lo contrario.
El problema está cuando la burocracia pretende utilizar estas ideas en su bien propio, dándole ropaje de campaña, para luego armar un proceso de descrédito blandiendo como arma una parametrización, que les permita sacar del camino a todo el que le moleste, y muchas veces ni tan siquiera porque les moleste sino para ganar méritos y créditos. Y eso desgraciadamente lo hemos vivido antes (sabiamente rectificado) y todo indica que se pretende vivir ahora.
Sume a lo anterior algo que hoy me dijo un amigo filósofo, doctor y profesor de esa ciencia, el riesgo de que nuestra Revolución llegue a ser raptada por lo mediocres.
Gente que por algún motivo llegan a tener algún reconocimiento, o han hecho algo en bien de nuestro proceso, o han recibido algún cargo o responsabilidad, y sin más historia, ni experiencia, ni cultura, se convierten (o son convertidos por algunos rasputines, iguales de mediocres) en supuestos albaceas medievales de lo más puro de nuestras ideas revolucionarias. Algunos llegan a creérselo y otros juegan su rol oportunista. Pero todos mediocres de cultura, de espíritu, de ideología.
Ya vemos como algunos “impertinentes” están siendo marcados como “centristas”, ya veo que intentan meter en ese saco a Silvio. Lo han hecho con Esteban Morales, parece que una historia parecida es la de Julio Fernández Estrada, y de seguro hay más ejemplos.
Se atreven a crear un término y hasta lo intentan conceptualizar teóricamente, el “neo contrarrevolucionario”. ¿Qué es eso? ¿Para qué sirve? El contrarrevolucionario lo es y ya.
Pueden existir revolucionarios confundidos, como quizás hayan contras confundidos, ¿pero neo?
Ahora resulta que, e insisto en ello, como es muy duro (y se corre el riego de tener serios problemas) quitarse del camino a alguien tachándolo de contrarrevolucionario pues remedio santo ahora le ponemos neo. Evitando ser vulgar, esto me parece una gran cantidad de puro bello púbico.
Existen patriotas y apátridas, revolucionarios y contrarrevolucionarios.
Existen patriotas y revolucionarios que pudieran estar confundidos. A esos se les atrae.
Pero, ojo, el revolucionario cuestionará, criticará, luchará para que su Revolución sea cada día mejor. El revolucionario quiere participar en su Revolución, es su derecho, es su obligación. Eso no se debe interpretar con estar confundidos, muchos menos con “centrismos”.
Hay una cosa que me viene llamando mucho la atención alrededor de este movimiento sobre el centrismo, tercera opción, etc. Yo me muevo mucho, hablo mucho con la gente, en especial con los jóvenes, y es este un tema que no veo en el debate diario. No lo siento en la calle. El pueblo está en sus rollos del día a día.

patriaesvirtud dijo...

Nuestro pueblo tiene una muy buena formación política. Nuestra gente saben dónde hay contrarrevolución y la rechaza. Pero nuestra gente, por su formación, enseguida reconoce al fantoche, al oportunista y los aguanta hasta un día
Nuestro pueblo no tiene que ser convocado cuando es necesario defender a la Revolución, se mueve enseguida inspirado en sus ideales. ¿Qué pasó cuando en julio del 2006 nos anunciaron la enfermedad de Fidel? ¿Qué ocurrió el pasado fin de noviembre, inicios de diciembre?. ¿Qué van a decir los parametrizadores cuándo algunos de esos supuestos “neo” den la vida por nuestro proceso? ¿No hemos ya vivido penosos ejemplos?
Una pregunta ¿No estarán los imperialistas brindando en estos tiempos con esta “campaña”, y las parametrizaciones que ya la misma ha creado?. Imagino aquellos en la CIA que tienen el encargo de acabar con la Revolución cubana observando con interés y alegría lo que está ocurriendo.
Un consejo que me atrevo dar. Todo aquel que se sienta revolucionario y quiera el bien de la patria pues a unirse no a dividirse. No pretendan debates intelectuales a la distancia. La Habana es grande pero no tanto, búsquense, hablen, quizás un concierto por los barrios pueda ser un buen lugar y momento.
Otro consejo que me atrevo dar. Como Silvio no los recuerda en “Sueño con serpientes”, en su introducción con el poema de Brecht; existen los imprescindibles, respetémoslo. Si usted ha hecho algo, incluso de infiltró en las filas del enemigo, usted es muy bueno, pero le falta quizás mucho para ser imprescindible.
Tenemos 5 hermanos héroes, que son imprescindibles. Cuando llegan a un lugar llenan los espacios, su historia los acompaña, pero más que ello sus palabras, he visto como los jóvenes les escuchan; nunca los he visto parametrizando.
Y un último consejo que me sigo atreviendo dar. Siempre existen provocadores, presiento que algún o algunos rasputines están usando este debate para propiciar la provocación y aprovecharse de los extremos que puedan surgir. No todos los que hablan sobre el peligro del centrismo son provocadores, o parametrizadores, o algo por el estilo, la mayoría no lo son. No todos los que se oponen a esta campaña son provocadores, parametrizadores, o “neo”, la mayoría no lo son. Todos quieren el bien de la patria por eso invito a unirse y a no dejarnos arrastrar por lo provocadores.

Silvio dijo...

Félix, en general (y en soldado raso) me parece que soy un poco más optimista que tú. "Opino --citando a Fernando Martínez Heredia--, que este país todavía es muy superior a sus circunstancias". Yo también estoy por la unión, pero de lo que vale la pena unir y de quienes lo deseen, partiendo de un respeto total a nuestra soberanía y voluntad socialista. Creo que nos debe guiar un espíritu de paz, sin olvidar la defensa, mientras persista la hostilidad de poderes tan grandes. Saludos

Silvio dijo...

Duende, lo que dijiste sobre las características del cubano y de lo poco que prendería en él un centrismo, coincide con la visión nuestra que da "Por los caminos de la mar" (Nosotros, los cubanos) de nuestro hermano Guillermo Rodríguez Rivera. También veo a Guillermo en parte de lo que dice Patriaesvirtud. Al cubano no lo puede mandar cualquiera, necesita ejemplo, actitud personal antes que muela. Cuando hablaste de mi, no era necesario abundar tanto. Yo fui haciendo cosas como las hicieron millones de cubanos, no me parece que mi trayectoria sea especial y muchísimo menos ejemplar. En cualquier caso, gracias.

norma trv dijo...

Silvio, nos encantará ir junto contigo a ese concierto, rodeados de tu luz y protegidos por tus poderosas alas de arcángel invencible, pero apuesto a que tendremos que esperar, tú y nosotros, muchos, intensos, largos, bellos e interesantes años por él. Ni se te ocurra pensar otra cosa!

Guzmán dijo...

Estoy con Rafael y con norma que se demore..como ir remando lentamente x el río..sin apuro en paz y armonía abrazo Silvio y segundaciter@s buenas noches!!

Félix Sautié Mederos dijo...

Silvio, amigo admirado de muchos años,precisamente por ese optimismo que se respira en Segunda Cita , es que me atrevo a participar. Estoy escribiendo muchas cosas en contra el tiempo (actualmente termino lo que será mi octavo libro PERIODISTA SOY; NO PUEDO NEGARLO). El tiempo para mi ya va siendo cada vez menos, por años y achaques de una diabetes galopante que me está comiendo lentamente pero sin tregua. En medio de esas circunstancias, he comprendido que participar en tu blog es muy importante, porque el debate es abierto y franco. Defender el Socialismo es lo más importante que podemos hacer los que desde el principio lo ayudamos a construir; y en eso ocupo el tiempo que me queda. Gracias Silvio

Vicente Feliú Miranda dijo...

Alamar, Zona 1. 10 de julio de 2017.
Silvio, como sabes tú y muchísima gente “que me odia y que me quiere” soy un hombre de acción. No soy rápido en las discusiones y me aburren los académicos/as de café con leche. Cuando tengo claros los conceptos los defiendo hasta afuera. Tanto Roa como Fernando Martínez Heredia y el Guille Rodríguez Rivera (tan comentados aquí por los neohablamierda), salieron de la calle, y nunca les quitaron la merienda en el colegio porque junto a la vastísima cultura tenían el coraje de soplarle un gaznatón a cualquiera. Eso está entre las cosas que les faltan a estos nuevos/viejos parametradores.
Tengo la impresión que es parte, además de una campaña contra la Revolución, una cortina de humo para desviar la atención de problemas muy serios y preocupantes que han señalado Aurelio, René, Duende, Zaida, Patriaesvirtud y tú mismo entre tant@s. A esos puristas tan requeridos de protagonismo los estaré esperando siempre cuando la caña se ponga a tres trozos y su academia de tanques pensantes se vaya por el inodoro.
Abrazos a tod@s.
Vicente

Juan Tomas Moya dijo...

Desde la prisión rompiendo moldes

Mónica dijo...

Silvio, Jorge Marziali era un cercano amigo de nuestra radio aqui en Merlo, estaba viviendo en Loma Bola, una localidad cordobesa que esta aqui cerquita y venia a nuestro programa. Su compañera, Marita Londra,una cantora de las mejores tiene un programa aqui en la radio. Sentimos muchisimo su partida. Hace un par de años lo vimos aqui, haciendo una presentacion con su hermano Juan Falu. Les comparto las palabras que el gran Juan Falu le dedico a Marziali al enterarse de su partida
JORGE MARZIALI, AMIGO Y COMPAÑERO

Desde hace más de 30 años vino entrando a nuestra casa con la costumbre de siempre: traerse a cuestas las entrañas de su tierra y desparramarlas en forma de canciones.
Y ahora me pregunto, ¿quién vestirá esta cocina con tonadas? Quién habitará los desvelos propios y ajenos con poesía y guitarra?
Sé que siempre están esos habitantes, pero este Jorge que se fue nos deja muy machucados. Al instante mismo de la peor noticia, ya estamos extrañando su próxima canción.

Hay que vivir estas ausencias para darse cuenta de lo que significa encerrarse tantas horas de tantos días, para alumbrar un texto, un sonido, para poder decir "tengo un temita nuevo" y hacer, casi sin querer, una escuela de la memoria, de la estética, de la justicia social, del amor, de la esperanza.

Mucha vida Jorge querido, pura vida. Buena partida, mi amigo, en esa Cuba que es bandera.

Tengo que tratar de imitarte, imaginándote duro y silencioso ante la peor de las noticias. Y parar de llorar. Tengo que aprender de tu hija Amaqui, que me acaba de decir serena y firme "el viejo se ha ido en su ley".

Hace un rato miraba la lluvia sobre este patio trasero que te tuvo de huesped, siempre escanceando, siempre escanceando. Recordé la primera copla de nuestro primer tema Del Buen riego: "puede venir la lluvia/como ella quiera/para mojarme el alma/no tengo fecha.
Y anoche me dí el gustazo de mostrar nuestra Tonada de antiguo ruego, la que terminamos hace un mes en Mendoza, en medio de las 100 empanadas que hicimos y de la charla jocosa sobre nuestros triglicéridos.

Ya sabemos cómo sos, Jorge. Que se caguen los triglicéridos, que a pura vida viviste, como un trotamundos vernáculo visitando toda la tierra que te inspiró y siempre alejado de los favores mediáticos.
Y a pura vida te venías comprometiendo para alumbrar la conciencia social frente a este desajuste de la historia que nos hace padecer a un imbécil en la casa rosada.
En tu ley te fuiste.

Quiero agradecerte por siempre que me hayas renombrado desde mi humilde nombre, casi escondido atrás del prepotente apellido. Ese es mi amigo, el que me nombrara Juan como otros Juanes.

Te quiero decir en lenguaje tucumano lo que diríamos después de unos vinitos fraternos: que se caguen, Jorgito.
Que se cague el mundo indiferente, el que no canta buenas canciones, el que vota a gente fea, el que no llora con su gente, el que no sufre su tierra. Aunque sea hoy, por un rato, que se caguen. Ya habrá tiempo para recuperar la tolerancia, ahora que tenemos que meternos en la campaña.

Se nos ha ido Marziali y a levantar sus canciones. A multiplicarnos en miles de Jorges denunciadores de esta inmundicia que vivimos.

Te abrazo hermano. Abrazo a Mariana, Amaqui, Emilio, al Simón, a las madres de tus hijos, a la Marita.
Y nos abrazamos todos en tu honor, desde el centro de gravedad cuyano hasta todos los rincones de esta patria que tanto amaste.
Ya te estamos extrañando.

Juan Falú

Silvio dijo...

A través de una amistad, me llega este lúcido enfoque del poeta, periodista y editor villaclareño Ricardo Riverón Rojas:

Ayer mismo terminé de leerme "Socialismo traicionado", de los norteamericanos Roher Keeran y Thomas Kenny, sobre las causas que motivaron la desintegración de la URSS y el desmontaje del socialismo. Es uno de los análisis más lúcidos que he leído. Las similitudes espantan, y así lo hace ver en el prólogo Ramón Labañino.
Se citan entre las causas, expuesto ahora grosso modo:
1. La presencia de una segunda economía (no estatal) legal o ilegal que dio origen a una clase con poder económico superior al del estado en materia de satisfacción de necesidades.
2. Las instituciones de poder (léase partido y gobierno), pese a disfrutar de prebendas, transaron con la segunda economía, lo que condujo a corrupción generalizada.
3. La clase surgida de esa segunda economía, por supuesto que no profesaba, ni deseaba, un estatus ni un pensamiento socialista, pues su fin es la obtención de ganancias. Esto la situó, en el mejor de los casos, en una plataforma socialdemócrata, y finalmente en el pensamiento neoliberal. Este sector aportó la base social para la contrarrevolución que concretó la catástrofe.
4. Como la lejanía entre la verdad oficial (dada por los medios) y la realidad era tan abismal, al activarse la glanost (libertad de expresión) esta al principio comenzó a cuestionar el sistema en nombre del socialismo y terminó destruyendo sus bases históricas y sus objetivos paradigmáticos, con un discurso agresivamente procapitalista. Fue la bomba de profundidad que hizo los peores estragos.
5. Un sector importante de la intelectualidad (no solo escritores y artistas, sino también economistas, sociólogos, filósofos), opuestos al discurso reiterativo y distanciado de la realidad, profesaban un pensamiento socialdemócrata, además de que demandaban un cambio, solo que no sospechaban cuan lejos iría.
5. Ganado por el discurso de la derecha mundial operaba una lógica nefasta que le permitía al capitalismo compararse con su propio pasado para expresar sus avances a la vez que obligaba al socialismo a compararse con sus ideales, una buena parte no realizados. Esa esfera involucraba temas como los derechos humanos y la libertad de expresión (manejados de un lado y otro con logros e incumplimientos) y condujo finalmente a que se centraran en la comparación de las bondades de un sistema versus las del otro. El socialismo perdió, como sabes.
Hasta aquí mi reseña de lector simple, no de científico social.


(continúa...)

Silvio dijo...

(Continuación y fin)

Creo que lo que les sucede a quienes han acuñado para la inteletualidad cubana viva y actuante hoy la fatal etiqueta de "centristas" es que le temen (no sin razón) a lo que he descrito en los puntos 4, 5 y 6. Se van a la extrema izquierda, y su actitud defensiva sitúa a los otros en la de ofensores. Quizás se sientan caballeros templarios de esta causa, pero ignoran que se trata de pensadores que se expresan sin el apoyo de una glasnost incontrolable, que la mayoría ha dado pruebas de su fidelidad, y que los retrocesos, en el plano objetivo, en materia del socialismo nuestro (podríamos vincularlos con los puntos 1, 2 y 3, pero no solo con ellos) se vienen derivando de medidas tomadas desde arriba, no por posiciones ni discursos de los inteletuales.
Es cierto que hay oportunismo en una prensa opositora que se ceba en lo que no dice la oficial y la usa con ánimos destructivos. Pero los intelectuales revolucionarios también quieren aterrizar a los medios en nuestra realidad, con ánimos de aportar a la construcción socialista en medio de la confusa y ambigua situación que vivimos donde el discurso reafirmativo no puede ocultar el poco avance de las medidas de ajuste, unidas al abandono de ciertas políticas de beneficio social y protección a los más desprotegidos.
La madurez de nuestros intelectuales permite que ese debate se de sin traumas. Los que se creen la izquierda pura disponen de los medios masivos y tienen el respaldo de toda la oficialidad que los sustenta. Los que hablan desde las posiciones que ellos califican de centristas solo disponen de medios especializados, o alternativos. La pelea es de león contra mono. Pero tengo la certeza de que el dogmatismo, la descalificación y la devaluación de la opinión del otro no se impondrán, como en quellos grises años tantas veces reseñados.
Coincido con Silvio, Aurelio y Zaida. No creo que nadie deba permanecer indiferente ante esta embestida.

Ricardo Riverón Rojas

Elier dijo...

La verdadera pelea león a mono siempre ha sido contra la oficialidad que reproducen los medios hegemónicos del capitalismo. La pelea de Cuba y de los revolucionarios cubanos siempre ha sido asimétrica. ¿O es que el mundo a cambiado? ¿Será que ahora las plataformas sobre las que se debate -como Cuba Posible-, que son las que verdaderamente disponden de recursos ilimitados para sembrar matrices de opinión, son los alternativos? Sinceramente me parece un chiste cuando se habla del regreso del Quinquenio Gris, o de fenómenos que por suerte extirpamos de nuestra cultura y que no solo no compartimos, sino que precisamente jamás permitiremos que vuelvan porque sería traicionar el espíritu y la letra de las históricas Palabras a los Intelectuales de Fidel, pero también nos queda claro que el principal derecho de una Revolución es a existir, a defenderse.

Elier dijo...

Celebro que Aurelio Alonso se haya referido al texto que envié a Granma, con la intención que no pasara inadvertido un aniversario más de un acontecimiento histórico que marcaría el destino de la política cultural de la revolución cubana: las palabras de Fidel a los intelectuales el 30 de junio de 1961, y que ello lo haya motivado a escribir. Ya en ese sentido el trabajo cumplió el objetivo. También aplaudo que haya sentido que se hayan quedado cosas por decir, como lo ocurrido durante el llamado “Quinquenio Gris” y que lo resolví con muy pocas palabras cuando señalé que en “la década del 70 hubo distorsiones y errores”. Como sucede en este tipo de textos, que pretenden ser una síntesis siempre quedan cosas por decir y no solo las que le pareció a Aurelio. Mucho más se podría decir de palabras a los intelectuales y lo que luego ocurrió hasta el presente mismo, en la política cultural de la revolución, pero en este caso se trata de un artículo, no un libro o una investigación histórica.

Un artículo, que como se aclaró en una nota al texto fue una introducción a un libro mucho más amplio que compila numerosos textos de intelectuales cubanos haciendo un análisis sobre la históricas palabras de Fidel. Libro, donde por cierto, está también el texto publicado en Punto Final, pero también en Juventud Rebelde, por Aurelio Alonso. No creo que tampoco en tres párrafos como los que dedicó Aurelio Alonso al tema del Quinquenio Gris, esté todo dicho, creo este tema no se resuelve con unas líneas de más, hace falta mayor profundidad y problematización. Pero insisto, el texto no tenía la intención de profundizar en el Quinquenio Gris, sino en el contexto y la importancia que tuvieron las palabras de Fidel a los intelectuales ahora que han transcurrido 56 años. El lector, sobre todo un lector avezado, no deja de estar sugestionado a la hora de leer y siempre lo hace queriendo encontrar lo que él mismo hubiera escrito, lo que le parece que no puede dejar de mencionarse o lo que considera hay que profundizar, he tenido esa experiencia en varios tribunales de licenciatura, maestría o doctorados. ¡Qué bueno que Aurelio satisfizo su deseo con esta nota que ahora publica¡

Elier dijo...

Y por cierto, a partir del debate que continúa sobre el “centrismo” me gustaría citar unas palabras del propio Aurelio en el texto que en el 2011 dedicó a Palabras a los Intelectuales:



“En una Mesa Redonda Informativa dedicada a las Palabras…el 29 de enero de 2001, Roberto Fernández Retamar recordaba haber hallado una resonancia martiana en “Con todos y para el bien de todos”, el discurso de 1891, pronunciado por Martí en Tampa, en plena campaña revolucionaria. Acudo a esta cita porque ella precisamente, extraída de su contexto, se ha visto manipulada hoy para oponerla al tramo final de la frase de Fidel: “contra la Revolución, nada. Fernández Retamar apunta que el del Maestro “ es un discurso englobador, pero cuando se lee con cuidado se ve cómo Martí también excluye de ese “todos” a quienes podríamos llamar “recalcitrantes”, para utilizar el término de que se valió Fidel”.

No hay que pasar por alto que “el bien de todos” es de todos menos de quienes actúan por convertirlo en propio, en detrimento de otros. Advierte Martí, en el mismo discurso, sobre “la mano de la colonia que no dejará a su hora de venírsenos encima, disfrazada con el guante de la república. ¡Y cuidado, cubanos, que hay guantes tan bien imitados que no se diferencian de la mano natural¡”.

Parecen palabras del Apóstol dichas para hoy, cuando los descendientes en su espíritu del autonomismo y el anexionismo del siglo XIX, que tanto Martí combatió, usan máscaras y disfraces aun más elaborados.

Por otro lado no coincido con Aurelio, cuando dice: “Nuestros historiadores, que no son pocos, se detienen en 1959 como si un muro les impidiera ir más allá”. Me parece una afirmación muy absoluta. Creo que muchos de los historiadores cubanos -entre los que me encuentro-, no pueden estar de acuerdo, cuando precisamente nuestra principal labor se ha concentrado en el período que comienza después de 1959, pasando muchas más dificultades que los que se dedican a las etapas precedentes, pues siempre ha sido más difícil investigar y escribir sobra la etapa más reciente.

Decir que aun tenemos una gran deuda con ese período es otra cosa, pero la etapa posterior a 1959 no está desierta, se harían muy extensas estas líneas si comenzara a nombrar los libros, ensayos, artículos que han escrito nuestros historiadores, y no solo ellos, pues es una responsabilidad compartida con otras disciplinas de las ciencias sociales.

Silvio dijo...

Recibo un correo de Iroel Sánchez que dice: "He escrito esto. abrazo"
Supongo que es para que lea lo que ha escrito (con sus habituales corta-y-pega), pero inmediatamente lo traigo aquí porque, aún sin leerlo, sé que tiene que ver con lo que está pasando en Segunda cita desde hace dos entradas. Todo esto tiene mucho que ver con Iroel, aunque no con él solo.

Iroel Sánchez: El debate abierto y la mano cerrada

Laidi Fernández de Juan dijo...

Ay, Géminis!

Ya no solo tenemos doble moneda, y muchos padecen de doble moral. Ahora se incorpora la doble crítica, el doble asedio. La duplicidad no hace más que dañarnos, como resulta evidente. Por un lado, los reaccionarios de siempre, acusan a Silvio y a su inmensa tropa de seguidores de “oficialistas”, mientras que los ultraultra, lo (nos) consideran “centrista”, eufemismo tras el cual se esconde la repugnante posibilidad de pretender el anexionismo. La prensa permitida, como bien señala Riverón, prioriza a quienes proclaman una especie de bastión irrebatible, dando supuestas lecciones acerca de qué se debe hacer y qué no. Algunos llegan al colmo de expresar “no hay nada más que hablar”, mientras otros afirman que toda crítica que cuestione los principios de nuestra sociedad, es contrarrevolucionaria. Y lo dicen así, sin disimulo. Zaida se alza, Vicente también, René, Silvio, Aurelio, varias voces (debían ser más, acoto) no adoptan postura sumisa, y desde DENTRO intentan señalar errores, disconformidades. Justamente porque creen (creemos) en la validez de un proceso que ha costado enormes sacrificios, tenemos el derecho, o más bien el deber, como dice Zaida, de cuestionar, de indagar, de proponer. Estoy harta (y hablo en singular) de las arremetidas contra periodistas que no hacen más que reflejar verdades, como Harold Cárdenas y Fernando Rasvberg. Me preocupa muchísimo que en lugar de volver a la antigua esperanza, como dijera el poeta, enfrentemos una nueva oleada de pretendidos acallamientos, atiborrando al pueblo con tediosos artículos, muchos de los cuales resultan incomprensibles. Solo queda grabado (más bien demonizado) el término “centrista” como el nuevo Satán a perseguir. En lugar de teorizar tanto, lo que debe hacerse (aquello que reclama nuestro esfuerzo inminente), es ampliar el horizonte sin que ello implique renuncia de ninguna índole. Cuando decimos, por ejemplo, que hay que visibilizar la violencia contra la mujer, contra los animales, denunciar el férreo burocratismo que nos azota, y la corrupción que nos mina el piso, estamos haciendo revolución. Cuando pedimos un sistema electoral más coherente con nuestras libertades, hacemos revolución. Cuando batallamos contra la discriminación racial o por diferente orientación sexual, contribuimos a mejorar la imagen que merece Cuba. Nos dañan más el triunfalismo y el secretismo que una beca extranjera. El divorcio entre el discurso y el accionar es gravísimo; anunciar aperturas y censurar al mismo tiempo; arremeter contra medios digitales donde colaboran cubanos(as) que hablan desde aquí, donde viven, es malintencionado. No es posible anunciar con bombo y platillo la promesa de “seremos inclusivos, abiertos”, y criticar a quien sea inclusivo, abierto. Los peligros de la banalización, del resquebrajamiento de nuestra identidad, de la corruptela, y de la pérdida de valores morales, han dejado de ser una posibilidad, para convertirse en la cruda realidad que vivimos. Trabajemos juntos, pues, en aras de salvaguardarnos. De los extremos, líbranos, Señor.

10 de julio, 2017. Laidi Fernández de Juan.

Silvio dijo...

Creo que las llamadas Palabras a los intelectuales, de Fidel, trascienden el momento en que fueron dichas por dos causas:

La primera es por su noble e indiscutible mérito propio: por la genialidad de Fidel de reunirse con la crema y nata de nuestros escritores y artistas de entonces, y por tener la valentía de decir "¿Qué sabemos nosotros? Aquí todos estamos aprendiendo: ustedes y nosotros..." (la cita no es literal, pero eso dijo, y se estaba refiriendo a la experiencia revolucionaria recién inaugurada, a la realidad de Cuba en aquellos momentos).

Pero aquellas palabras sabias y trascendentales, dichas apenas unos meses después de derrotada la invasión por Giron y con plena conciencia de que la Revolución tendría que enfrentar un largo rosario de agresiones, también han trascendido por una razón menos amable: por haber querido ser usadas como mordaza por los extremistas de turno.

Fidel apelaba al derecho de la Revolución a defenderse, como en aquellos mismos días lo había hecho en las arenas de Girón, como tuvo que hacerlo durante toda aquella década de supervivencia y aún dspués. Pero los torquemadas de turno son algo diferente. Suelen sentirse con la autoridad de Fidel y confunden su horita de gloria con aquellos momentos.

Debieran pasar un tiempo en África profunda, o aprendiendo en las calles de Caracas lo que es defender una Revolución. Experiencias de ese calibre les ayudarían a sentar los pies en la tierra y a dejar tanta arrogancia y bobería. Acaso después de ese fogueo fueran más convincentes.

la Tucu dijo...

Silvio:
como Norma espero que se dilate mucho tu asistencia a ese genial concierto.
Gracias a los que se acordaron de la Negra en su día ayer, por esas cosas de los sentidos y la memoria, yo la recuerdo con el olor de los naranjos de nuestra plaza, por su último canto para nosotros, su pueblo, un 21 de Diciembre.

No siendo cubana, este tema del centrismo, me convoca a leer como pocos. Tengo la percepción que se juega mucho, y es muy valioso que exista discusión, tal vez la síntesis de Ricardo Riverón definiendo los medios que cada grupo dispone para defender sus posiciones, pone a Segunda cita entiendo en el de medio "alternativo", y que la "izquierda pura" se haya expresado aquí como en la anterior entrada, hace del blog un lugar casi imprescindible como su creador.
Después de leer ese último artículo que compartiste, comparando con lo ocurrido en la desintegración de la URSS, y si allá una de las causas de la caída del socialismo fue el "discurso distanciado de la realidad"; celebro las discusiones, pero sin dejar de pensar en lo que dijo patriaesvirtud :

"Hay una cosa que me viene llamando mucho la atención alrededor de este movimiento sobre el centrismo, tercera opción, etc. Yo me muevo mucho, hablo mucho con la gente, en especial con los jóvenes, y es este un tema que no veo en el debate diario. No lo siento en la calle. El pueblo está en sus rollos del día a día. "

En Cuba, hay problemas del día a día (trajeron el de los precios de los cultivos días atrás) de los cuales se da cuenta en SC en las voces de Norma, R3, o Carmen, que ojalá los intelectuales jerarquicen, para que las discusiones se engarcen con la realidad del pueblo. Perdón la intromisión , así lo veo desde lejos leyéndolos a todos y no siendo como dice Vicente, una intelectual sino una persona de acción.

El tema del maltrato animal, es uno de los pendientes de la humanidad, y por estos días una de las luchas que le da sentido a mi vida, es difícil cambiar vidas, pero en relación a los animales es mas sencillo, una perra castrada, un cachorrito adoptado, un animal que come a diario, ya la cambiaron....alegrías sencillas que comparto con algunas personas como tu Violeta

Félix Sautié Mederos dijo...

El párrafo expresado por Patria es virtud, el pasado 9 de julio, me impresionó muy positivamente porque considero que más allá de seudónimo inclusive, se encuentra una sabiduría asentada por los avatares de la vida; y nos está expresando un resumen esencial de lo que nos corresponde a todos realizar en estos trascendentales momentos de la Patria y la Historia. Lo apruebo lo hago mío con todo mi corazón y con las energías de que dispongo. Cito
patriaesvirtud dijo...
No todos los que se oponen a esta campaña son provocadores, parametrizadores, o “neo”, la mayoría no lo son. Todos quieren el bien de la patria por eso invito a unirse y a no dejarnos arrastrar por lo provocadores.
9 de julio de 2017, 22:03

La pupila insomne dijo...

Silvio:

Gracias por enlazar mi texto. Lamento con profundo dolor tus palabras porque siguiendo tu ejemplo y el de mi padre me fui, como cientos de miles de cubanos, a África profunda. No digo más, solo que nada que digas sobre mi hará que opine sobre ti algo que no parta del respeto y la admiración.

Un abrazo

Iroel

Duende dijo...

Silvio:
Sobran las gracias...porque de Martí aprendí que "el deber se cumple sencilla y naturalmente"...

Jorge Gómez Barata dijo...

Emilio. A reserva de que luego escriba algo más completo, Silvio tiene razón. La Revolución Cubana: el Moncada, el Granma y la Sierra, luego las milicias, la alfabetización, Girón y otros procesos, en su conjunto forman el movimiento político más plural e inclusivo en la historia de Cuba, entre otras cosas porque no tenían matrices ideológicas sino políticas, sociales y nacionales. Se trataba de derrocar a Batista, restablecer la democracia y entronizar la justicia social (ver La Historia me Absolverá). Luego, por razones conocidas, aunque pocas veces expuestas, el proceso se complicó y tomó otros caminos. En ello hubo dos hechos conocidos: (1) la desmesurada agresividad norteamericana y (2) la asistencia soviética. Al margen de fenómenos, acciones y decisiones concretas derivadas del fragor de la lucha, las primeras expresiones de sectarismo a pulso, vinieron de un sector de los comunistas, encabezado por Aníbal Escalante. Siempre he pensado que en ello algo tuvieron que ver los hermanos soviéticos cosa que Fernando Ravelo alude es su entrevista con Luis Suárez recién publicada.

Fidel resolvió aquello y regresó a la pluralidad conduciendo la construcción del Partido mediante asambleas de obreros ejemplares donde apenas existían exclusiones. Los investigadores irán poniendo cada cosa en su sitio y nos contarán por qué en nombre del “ateísmo científico” se asumieron aquellas terribles posiciones frente a los creyentes, de dónde salió la homofobia institucionalizada y otros fenómenos negativos, entre ellos las exclusiones ideológicas. En los últimos años, de la mano de realidades y hechos de enorme trascendencia como el colapso de la URSS y del Socialismo Real los enfoques han ido cambiando y actualizándose. De ese modo en casi todos los campos, la tolerancia ocupa el lugar de la intransigencia, incluso en los de la política. Así aparecen puntos de vista e incluso corrientes en el sentido de gente que se agrupa a partir de ideas compartidas y, favorecido por las nuevas tecnologías tiene lugar un intercambio, incluso algunos debates en los cuales obviamente todos no tienen la razón todo el tiempo, lo cual casi nadie procura.

El problema comienza cuando alguien se cree en posesión de la verdad y descalifica, ofende e incluso amenaza como no hace mucho ocurrió con Ravsberg. Por ese camino se llega las ofensas y a las etiquetas. La de “centrista” es una de ellas. No está mal que se diga y yo mismo no me ofendo cuando se me endilga porque en el espectro político el centro existe y es ocupado por aquellos que por sus experiencias o sus lecturas o ambas cosas, se apartan de los extremos y creen que la verdad es mezcla. La idea de mezclar eso con el autonomismo y el plattismo es, como dice Silvio, “infantil”, ridícula y peligrosa porque puede dar lugar a acciones prácticas. No sería la primera vez. Otro término es el de “reformista”. Si alguien quiere reformar algo para hacerlo mejor, ¡Que lo haga! ¿Por qué no? En cualquier caso, es preferible al inmovilismo. Si alguien cree que el socialismo mejora cuando introduce comportamientos plurales, dosis de mercado y de “sector no estatal” y si cree que con más democracia avanzamos; es mejor que lo diga y lo defienda. En su tiempo el Che, Carlos Rafael, Alfredo y el propio Fidel debatieron acerca de multitud de asuntos sin enemistarse. Resucitar la intolerancia es definitivamente una mala idea.

Me parece magnifico que Silvio haya salido a la palestra, él no puede ser cuestionado porque desde hace décadas escribe lo que piensa en forma de canciones, y últimamente en prosa, nadie puede tampoco apartarlo ni excluirlo; otros son más vulnerables. Me gustaría llamar al intercambio enriquecedor y a adoptar el precepto muchas veces invocado: “No comparto su idea, pero defiendo su derecho a exponerla”. Pensar no es un derecho sino una propiedad de la “materia altamente organizada”, es decir "el cerebro” Lo que es un derecho es “Pensar diferente”. En fin, que se abran aquellas “cien flores” y que nadie se preste para desmochar noventa y nueve. Saludos.
Barata

René Rodríguez Rivera dijo...

Silvio, mi esposa padece de un sindrome vertiginoso a partir del oido desde hace años, hoy sali a comprarle el medicamento que requiere (un antihistaminico) y no lo hay en ninguna farmacia, en una de ellas me orientaron ir al Cira Garcia y adquirirlo en divisas. No voy hablar de las dificultades que afrontan los pacientes que veo a diario. Nuestros enemigos, los enemigos de la revolucion, aprovechan estas dificultades para hacernos daño, es una lucha diaria para tratar de explicarle a las personas cosas dificiles de explicar. A uno le duele mucho que existan tantos individuos teorizando (y respeto la teoria) sobre el centrismo, el derechismo y el izquierdismo y que nadie solucione estos problemas. Dia por dia mi preocupacion aumenta despues de tantos años de lucha y sacrificios por defender hasta con la vida nuestra revolucion y lo seguiremos haciendo,pero porque esta gente en lugar de enviar tantos articulos a la prensa no lucha contra estas dificultades objetivas?, porque no envian un articulo para que la prensa publique estas cosas y no mencionar el consabido estribillo: ¨sabemos que tenemos deficiencias y dificultades¨. Yo quisiera saber escribir articulos lindos pero para eso hay que prepararse por eso estoy con Vicente, en lo concreto. Mi hermano,sigues en la mirilla pero tu pasado y tu presente te respaldan. R3. Ah... Tu crees que si envio este escrito a un periodico me lo publiquen?

Patriaesvirtud dijo...

Un amigo me acaba de mandar esto:

"Science is a wonderful thing if one does not have to earn one's living at it". Letter to California student E. Holzapfel (March 1951) Einstein Archive 59-1013, p. 57

Félix Sautié Mederos dijo...

Comparto plenamente el criterio de Barata; y puedo decir que a finales de 1961 fui del grupo de graduados de la Ñico López provenientes de la integración de fuerzas revolucionarias que se escogió como constructores del Partido. (Provengo del movimiento estudiantil católico JEC que se adhirió al 26 de Julio después de la Matanza de Humbolt 7 en marzo de 1957) Después de haberme hecho constructor del Partido PURSC estuve en ese trabajo hasta el final que me enviaron para la UJC junto con Miguel Martín y otros para hacer lo mismo; y puedo dar testimonio directo porque en las Asambleas de trabajadores ejemplares, lo que primó fue buscar la honestidad, la eficiencia y el compromiso. Fue quizás la experiencia de más amplia participación política de masas, frente a las fisuras creadas por los "sectarismos", porque hubo sectarismos de parte y parte. Algunos más agudizados que otros. La unidad en aquellos momentos se realizó sobre la base de Fidel, la pregunta que muchos respondimos positivamente fue ¿Acepta usted como líder indiscutible de la Revolución Cubana a Fidel Castro? Aquella pregunta surgió de un concepto planteado por Blas Roca en la VIII Asamblea del PSP realizada en el Hotel Comodoro en aquella época. Los verdaderamente revolucionarios dijimos que sí más allá de nuestras filiaciones específicas del momento en nuestras bases políticas y entonces Fidel se convirtió en un documento de unión. Quizás deberíamos recordar mucho aquello los que lo vivimos y dar testimonio a los demás que han venido después. Porque si entonces fue difícil y cargada de resquemores la unidad, lograrla se convirtió en la llave del éxito por el cual estamos aquí todavía vivos y podemos debatir en este bendito Foro de Silvio, y digo bendito sin segundas intenciones porque bendito es en mi concepción cristiana y revolucionaria por lo cual he tenido muchos arañazos,
Gracias Barata.
Félix

Guzmán dijo...

Que grande Vicente Feliú. Cuándo vienes x Uruguay a dar concierto?? Saludos!!

Camilo Pérez Casal dijo...

Se ha hecho evidente en el debate actual que lo que se cuestiona no es el “centrismo” (rótulo impreciso) sino la existencia misma de cualquier criterio que difiera al “establecido” por sus cuestionadores. Estos mismos que jamás veremos cuestionar lo que la inmensa mayoría de nuestro pueblo se pregunta sobre temas nacionales. La revisión de todo es consustancial a los cambios que ya se iniciaron –guste a unos y a otros no– y con ella se mantendrá, reformará o anulará lo que sea necesario. Es muy lógico que los debates incluyan posiciones enfrentadas, lo que es ilógico es que, diciendo defender el bien común, se desee la inexistencia de la posición contraria y que, para lograrlo, se acuda hasta a la censura. El día a día impone con tozuda impertinencia los temas que verdaderamente importan a los de a pie, y por mucho que se intente silenciarlos afloran. No son con comisiones de candidatura que acarrean resultados eleccionarios inesperados y hasta indeseados, cuadros confiables pero proverbialmente incapaces, burocracia propensa a corruptelas de poca monta, versiones interesadas y sesgadas de nuestra historia reciente, y el ninguneo de los criterios disonantes, que se resuelven los problemas de nuestra viabilidad como nación. Las circunstancias en que transcurren nuestras vidas no son las mismas que las de ayer, tampoco mejores ni peores, son las que son. Desde que iniciamos nuestro camino como cubanos siempre hemos tenido que ir cuesta arriba y mañana y pasado mañana será igual. Por tanto, esas circunstancias –que algunos prefieren resumir con inscripciones como “fortaleza sitiada”, “parlamento en la trinchera”, “bloque económico comercial y financiero”, entre otros– no deben esgrimirse para dejar de estudiar, analizar y discutir –pública y democráticamente– sobre los problemas y las vías de solución de nuestro socialismo. Quien debate necesita no solo que se le reconozca el derecho a opinar, necesita también y sobre todo que sea respetada su voluntad en las decisiones, incluso cuando sea minoritaria. Lo concreto es la unidad en la diferencia. Me sumo, Silvio, a quienes ven con preocupación la extensión del irrespeto de la ley, la falta de cumplimiento de mecanismos instituidos de justicia, el exceso de discrecionalidad en la actuación gubernamental y su poca transparencia, el incremento del verticalismo y el voluntarismo, el deterioro de valores cívicos, culturales y educativos, y todo lo anterior unido al aumento incesante del empobrecimiento de nuestro pueblo, que ha obrado ya tantos sacrificios en la defensa de su dignidad y soberanía. Ni el cipayismo ni el gattopardismo van a sacarnos de la crisis, más bien ambos viven a costa de ella. Lo nuevo ignora estos extremos. Tarde o temprano el cambio se impondrá, es inexorable, y si no abrimos la discusión y control popular sobre los temas esenciales, el resultado puede que nos sorprenda y no sea el deseado. Rendir cuentas al ciudadano, servirle y obedecerle, es la razón de ser de la revolución, lo contrario son falacias. Como una inscripción en diamante gravita sobre todos nosotros la ausencia de Fidel, toca a todos y cada uno de nosotros hacer ahora lo que él hacía por nosotros.

Fernando Rojas dijo...

fernando rojas g‏ @fernandorojas_6 6 minHace 6 minutos

Sobre Quinquenio Gris,a debate en redes y blogs,conferencias organizadas por Centro Criterios de Desiderio Navarro http://www.criterios.es/cicloquinqueniogris.htm …

Patricia Moda dijo...

Sigo con atención el debate, tal vez a alguno de ustedes los esté desgastando (espero que no), pero a mi me tiene atrapada, hay mucho escrito aquí de lo cual aprendo.
Y, sinceramente, de cada uno saco algo q me hace conocer más.

Ojalá se amplíe y continúe el debate, que creo sumamente necesario, ya que no ignoro que es un momento histórico importante, que vayan dejando de lado los recelos y sigan debatiendo aquí, ha estado fantástico que Silvio haya abierto así su casa para q esto se esté dando.

¿No es bueno estar juntos y sacar todo afuera, así como si estuvieran cara a cara? me parece que puede ser muy constructivo.

Seré muy simplista, pero a veces funciona, "sacarlo todo afuera, como la primavera, para que adentro nazcan cosas nuevas". Es probable que así luego se puedan poner a buscar soluciones, juntos, para los problemas cotidianos de la gente gente, muchas veces discusiones sin fin bloquean el pensamiento y si este no corre, dificil buscar soluciones...,uno se queda varado en la discusión.

Me gustó mucho el escrito de Aurelio Alonso, y el comentario de Gomez Barata, q me pareció meridiano. Debería nombrar a muchos.
No podía dejar de decir y agradecer, sigo leyendo.

"No está mal que se diga y yo mismo no me ofendo cuando se me endilga porque en el espectro político el centro existe y es ocupado por aquellos que por sus experiencias o sus lecturas o ambas cosas, se apartan de los extremos y creen que la verdad es mezcla" Gomez Barata.

J. Angel Téllez dijo...

Gracias, Marti, A. Alonso, Elier y Silvio por esto:
“¡Y cuidado, cubanos, que hay guantes tan bien imitados que no se diferencian de la mano natural¡”.
Hace mucho que reflexiono cuánto sentido martiano nos falta en esta hora (ya de cuatro trozos) de defender la Revolución Socialista y el “bien de todos” (valga la redundancia)
En el tránsito a todos necesarios, tengan la edad que tengan, de: “Yo he visto”, “Yo sé”, “Yo soy”. Su sentido unitario y calor cordial en su guerra amorosa contra las fuerzas divisorias del odio y todo lo falso, por el bien de todos los que actúen por el bien de trabajar “por si propio” y “ser por si propio”.
Ser ,estar y hacer, por el bien esencial, desinteresado, de “ forma a forma y de sol a sol” camino al “hombre natural”.
Yo he visto y sé de un joven Dr. en Ciencias Históricas Elier Ramírez Cañedo que es Elier “por sí propio”, intelectual orgánico, académico y ciudadano, jovial y humilde que defiende como lo hacían Alfredo Guevara y Fernando un necesario “Dialogar Dialogar” para el bien de todos los buenos cubanos.

danieladrian Ceballos dijo...

Luego de leer a Iroel, merced al ofrecimiento de Silvio con su enlace, veo cada vez mas claro que Segunda Cita esta "conteniendo" este debate como un recipiente de puro cristal. Me alegratanto por Silvio, a quien considramos desde la distancia un amigo y mentor. No esperamos menos de El y su espacio virtual tan generoso.

Alejandro Guma dijo...

El llamado de Aurelio es tan justo como trascendente. Y no es el llamado a un gremio. Es la incitación a la audacia del pensamiento, si quiere ser revolucionario frente a las circunstancias de hoy. No sólo tienen historia las palabras, sino también sus utilidades. La serie de intervenciones de Fidel, culminadas aquel 30 de junio de 1961 tuvieron una utilidad específica en los 70: quizás la de acendrar la resistencia sin secar la capacidad de dar de sí y crecer de quienes resistían los embates de la parametración y el oportunismo en nombre de la revolución y la “pureza ideológica” –tubérculos todavía abundantes en la vida política–. En los 80, las Palabras sirvieron de espaldarazo renovado a su autor, en el momento en que este lanzaba la cruzada contra “los errores y tendencias negativas” –cuyo equivalente en el texto de Elier serían “los errores y distorsiones”–.
Pero Fidel Castro no solo enunció las desviaciones que habían cabido “dentro de la revolución” siendo contrarias a ella – aunque acechantes siempre con otras vestiduras–, sino que las explicó, develó la ruta de su cordón umbilical y expuso las actitudes humanas que les subyacían. Era el terreno menos cómodo, pero el más revolucionario. En los 90 –tan desfavorables en varios sentidos– el período de crisis, sin embargo, ayudó a las Palabras, tanto como ellas a él. Lo primero, porque la realidad confirmó que la autenticidad de “lo revolucionario” se verifica en una práctica que se adopta desde el fondo de una convicción, no desde el fondo de cálculo de una coyuntura; y porque para salvar el consenso social, alzar incólume la legitimidad del proyecto y hacer triunfar la resistencia, hubo que echar mano a todo el acumulado herético, creador y libertario del socialismo cubano. Lo segundo se debió a la anticipación con que las tesis contenidas en aquel diálogo de Fidel se ganaron ser guías ideológicas silenciosas –y no siempre aludidas– para la proa cultural que urgió reorientarse en los 90. ¿Cuál es la utilidad práctica de Palabras a los intelectuales hoy? ¿Nos pueden ayudar a relanzar el socialismo y desarrollarlo? ¿Nos pueden ayudar a que recuperar la economía no implique perder la revolución? Sí, pueden. Sólo si las convertimos no en “La Política Cultural”, o en la plasmación brillante de las ideas de un insurgente de 34 años, cuya vigencia conmemoramos sin analizar frente a qué aspectos de la situación cubana hoy es vigente, frente a cuáles, escandalosa, o sin discutir entre nosotros cómo hacer para que esa situación del país –en su lucha contra una regresión capitalista que corea también las consignas de avance, prosperidad y sostenibilidad– no termine cayendo definitivamente por debajo de las Palabras.

Anónimo dijo...

Laidi Fernández de Juan, me encanta leerte. Coincido 100% con tus palabras. Gracias

Ernesto Estevez Rams dijo...

Si vamos a hablar de aquel centrismo hijo del oportunismo refiramosno tambien al que calla desde su puesto mientras apuesta a que esto se ponga tan malo que la tortilla se vire y el logre coger al toro por los cuernos como lo hicieron tantos funcionarios de la ex-URSS. Hablemos del que evita se discutan y denuncien disparidades que no son frutos del trabajo sino de alianzas o parentezcos mal asumidos y peor digeridos. El que evita a toda costa que en su espacio de responsabilidad se debatan ideas por temor a perder la palmadita en el hombro y en vez, sea senhalado como incapaz de controlar "la situacion". Hablemos del que recurre a la sutil o la abierta represalia y deja de contratar al incomodo, le quita estimulos al contestario, agobia hasta el ahogo al discolo. Hablemos del que no cuestiona las fuentes "oficiales", no hace preguntas incomodas que estan en boca de una buena parte del publico, acepta respuestas prehechas y llenas de lugares comunes, completa las intervenciones de sus entrevistados perdiendo su funcion de interlocutor critico. Hablemos del que pretende que se deje de discutir de manera continua los documentos de disenho de la sociedad cubana porque "ya se discutieron". Hay mucho de que hablar de ese centrismo que es hijo del oportunismo.

Liliam Mendoza dijo...

Aquí les dejo las palabras que me enviara Fernando Martínez Heredia el 26 de Junio de 2016,estas fueron escritas en ocasión del 50 Aniversario de Palabras a los Intelectuales.Les dejo la entrada en nuestro blog para que puedan leerlas:https://brigadajosemarti.wordpress.com/2017/07/10/acerca-de-palabras-a-los-intelectuales-fernando-martinez-heredia/

Silvio dijo...

Lilian Mendoza, muchas gracias por acercarnos esa reflexión de Fernando que sitúa en su real contexto las tan importantes Palabras... de Fidel

JULIO GOMEZ CASANOVA dijo...

Iniciaron hoy los festivales provinciales de la juventud y los estudiantes como parte de los campamentos de verano. Serán espacios para el debate, las movilizaciones productivas y sociales, conferencias, talleres sobre temas que interesan y ocupan a los jóvenes cubanos y estarán en la agenda de Sochi-2017, acampadas y el tribunal antiimperialista. Todo acompañado de un amplio programa de actividades culturales, deportivas y recreativas. https://www.facebook.com/CMKXRadioBayamo.Su.emisora.de.siempre/videos/1741582122535806/

kinka piro dijo...

Bueno yo voy a partir lanza contra el centro.

El texto que cita pato de G BArata:

"
"No está mal que se diga y yo mismo no me ofendo cuando se me endilga porque en el espectro político el centro existe y es ocupado por aquellos que por sus experiencias o sus lecturas o ambas cosas, se apartan de los extremos y creen que la verdad es mezcla" Gomez Barata.

Apartarse de los extremos... no es ser centrista... ese es un reduccionismo tendencioso que afirma que ser de izquierda es ser extremista.
No muchachos... contra eso rompo lanza.

Anónimo dijo...

Silvio:

Me gusta más que cantes el Necio no que pactes con anexionistas

Félix Sautié Mederos dijo...

Realmente le confiero al debate que se ha suscitado por Silvio en Segunda Cita, una importancia extraordinaria, y creo que es esencial aportar todos los criterios que entendamos convenientes, incluso por contrapuestos que puedan ser, porque del pensamiento y de la sabiduría compartida salen las verdades y los consensos que nos pueden conducir a soluciones verdaderas. En este orden de pensamiento he encontrado algunas “Crónicas Cubanas”, que he publicado con el ánimo de ejercer mi derecho a opinar con respeto para la opinión diferente, que creo de utilidad las compartirlas.
Publico pues en dos partes, una titulada LAS FUERZAS RETARDATARIAS DE LA SOCIEDAD EN ACCIÓN…, publicada en el periódico Por Esto!, sección de Opinión, el lunes 5 de septiembre 2016. La que tiene un planteamiento que considero esencial para el momento que vivimos sobre la necesidad de realizar un efectivo cambio de mentalidad que comience en primer lugar por nosotros mismos.
http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=503252
Todos conocemos y/o percibimos de una forma u otra, con mayor o menor precisión en concordancia con nuestras sensibilidades específicas, que la sociedad es un ente vivo. Incluso los que nunca se han planteado analizar intrínsecamente este concepto, en su quehacer cotidiano chocan con una realidad social viva y activa que los abarca, dentro de la cual quieran o no se desenvuelven sus vidas. En consecuencia, puedo decir que todo lo que está vivo en la naturaleza en su movimiento incluyendo a su eterno retorno, en lo interno de sí mismo con que existe porque cuando no hay movimiento es porque ha muerto, se encuentra afectado por factores internos facilitadores del cambio, que implican y/o facilitan su avance en espiral en contrapunteo permanente con factores retardatarios que intentan retrasarlo para revertirlo o detenerlo en definitiva, lo que crea un entorpecimiento perenne que debe ser enfrentado si se quiere avanzar hacia el desarrollo. Es a esos factores retardatarios a los que me voy a referir en la presente crónica porque pienso que es muy importante mantenerlos identificados sin conformismos ni mucho menos ingenuidades.
Así tenemos que las dialécticas del cambio permanente que han movido el avance de la humanidad hacia estadios superiores desde sus albores hasta el presente, son el resultado de un enfrentamiento contrapuesto permanente entre los factores facilitadores del cambio y los factores retardatarios que intentan detenerlas en el tiempo. Factores retardatarios que cuando se logran mantener tal y como nos sucede en la actualidad, pueden llegar al desgaste definitivo que implica la muerte de la sociedad en cuestión. Eso en definitiva constituye una verdad implícita de la vida de la sociedad en su constante movimiento entre lo que la impulsa y lo que la retarda. Esto hay que saberlo identificar para entender las realidades en que estamos inmersos.
Continúa



Félix Sautié Mederos dijo...

Las fuerzas retardatarias II y final
En este orden de pensamiento, debo decir que he optado en mis últimas Crónicas Cubanas por plantearme un testimonio a partir de una reflexión filosófica radical lo más profunda que me es posible, porque considero que vivimos un momento histórico culminante de un estadio que ya termina, en el que tenemos en juego a la República. En tales circunstancias quiero añadir además, que los que están detenidos en el tiempo, se han convertido en un conjunto de factores retardatarios del cambio que implica el perenne movimiento de la vida y en especial de la sociedad, cuyos efectos de conjunto pudieran ser devastadores en el presente y el futuro que tenemos por delante. Ello sucedería si no tomamos conciencia y actuamos decididamente, ante las miradas pasivas o escapistas de los que intentan mantenerse fuera de cualquier implicación porque el hastío y la desesperanza se han anidado en su ser interior. A tales efectos, nuestra no inacción podría ser determinante para la ingobernabilidad y el fracaso de la sociedad en su conjunto.
En mi criterio estamos ante una realidad conceptual, que más allá de cualquier implicación económica y/o política de la índole de que se trate, es muy importante tomarla en consideración, a partir de que está determinando una realidad existencial compleja que por días puede hacerse insoportable y que requiere verdaderamente de un cambio radical de mentalidad de todos sin excepción, que comienza como ya he planteado otras veces por el cambio de cada uno en su individualidad, dirigido a enfrentar el egoísta “sálvese quien pueda” que día a día se extiende en nuestros ámbitos sociales contemporáneos.
El factor conciencia posee en todo esto un papel relevante en cualquier circunstancia de la vida en sociedad y es muy especialmente determinante cuando aparecen y/o se manifiestan puntos de inflexión como el que estamos viviendo en la actualidad, ya sea porque se deba a factores interno o externos e incluso independientes de nuestra voluntad específica.
Muy a pesar de un oficialismo triunfalista y acrítico que constantemente intenta presentar a Cuba como una excepción extraordinaria al respecto, tenemos que de conjunto aunque no se quiera ver así, que el país se encuentra inmerso en estos contrapunteos entre los factores facilitadores del movimiento que producen el cambio y los factores retardatarios de la sociedad. En este sentido estos factores se materializan en las acciones, en la voluntad política específicamente en las personas que formamos parte de la sociedad en cuestión, los que de conjunto requieren de los movimientos y cambios radicales que faciliten los desarrollos que son imprescindibles en la sociedad para que la vida no se detenga o no se desvíe del rumbo positivo que estamos en la obligación de insuflarle.
Lo determinante pues, constituye el cambio de mentalidad incluyendo al cambio de las personas oficialmente implicadas en la gobernabilidad que no sean capaces de cambiar para convertirse en factores facilitadores del movimiento. Me refiero a una necesidad existencial que considero imprescindible, que es necesario desmitificar del contrapunteo enemigo/amigo para verlo conceptualmente inscrito en los ámbitos del movimiento que determina las dialéctica de la vida y de la naturaleza. Es en esas circunstancias que se requiere perder el miedo a los cambios que son lógicos y naturales en el desenvolvimiento de la vida en sociedad. Considero que es imprescindible identificar y tener muy en cuenta estas circunstancias para actuar en consecuencia y seguir adelante rumbo al futuro. Así lo pienso y así lo expreso en uso de mi derecho a opinar y proponer, con mis respetos por el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular.

Fernando Rojas dijo...

Sobre el texto de Ricardo Riverón

Presenté el libro "Socialismo traicionado", de los norteamericanos Roger Keeran y Thomas Kenny, en la Feria del Libro de La Habana, hace dos o tres años. Mi lectura del texto es muy similar a la de Riverón, añadiendo que los autores describen en la política soviética dos líneas: una que va de Lenin a Stalin y de ahí a la dirección previa a Gorbachov (con énfasis en este caso en la gestión de Yuri Andrópov); y otra que va de Bujarin a Jruschov y de este último a Gorbachov. Los autores toman partido por la primera. En mi presentación,aún inédita, discrepé con la división en dos líneas: tal asunto, como otros, no es tan sencillo; y lo hice con argumentos que pueden encontrarse en numerosos textos sobre este tema,que en Cuba despierta particular interés y sobre el que ya hay varias publicaciones.Especilamente útil es el estudio de José Luis Rodríguez.
En rigor, creo mejor profundizar en el tema que "traerlo" a nuestras circunstancias. Es cierto que las preguntas que se hicieron los bolcheviques hace cien años se siguen haciendo en Cuba y que no puede coartarse ninguna discusión entre revolucionarios, pero, por ejemplo, seguir leyendo sobre el quinquenio o decenio gris desde nuestras propias fuentes se revela muy necesario.
Al mismo tiempo, recurrir a la descalificación no es argumento. Sí es contundente el dato de la financiación, aunque algún amigo piense lo contrario.

Viejo dijo...

Del centro o de alguna orilla, Se trata de dignidad, igualdad y justicia.
Se trata de que se asuman los derechos humanos, que a estas alturas ni son derechos ni son humanos. Tristemente resultan en “deshechos humanos” o en una declaración de buena voluntad para aplaudir desde la mesa.

Derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona. Todos somos iguales ante la ley y sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Derecho de protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación. Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado. Derecho a la Vivienda. Alimento. A la Educación. A la libertad de expresión y asociación. A la seguridad social. A la salud. A la Libertad de Pensamiento, y un muy largo etcétera.

Hasta donde debemos practicar las verdades?
Se demora……..

Alexis Triana Hernandez dijo...

Compañeros, de música, poetas, de historia, a mí de Eliel me impactan la humildad en el ser y en el decir, y no acabo de ver aquí a otro Torquemada, sino a un joven historiador que dice su verdad /a tiempo y sonriente/, y revolucionarios que debaten apasionadamente el presente y futuro de su patria.
Por tanto no comparto esta exigencia de Aurelio Alonso a Elier de que, ahora, para hablar de Palabras a los Intelectuales... haya que referirse a los mediocres y miserables que auparon aquellos años grises. En ¨Acero¨, en ¨Los pasos sobre la hierba¨, en decenas y decenas de testimonios, está la verdad poliédrica, y ¨Palabras a los Intelectuales...¨ seguirá de referente para que cada generación enarbole a tiempo sus verdades, se rompa las narices contra cualquier muro, y ya de paso aprenda a poner el pellejo para defenderlas.
Para mí, lo esencial sigue siendo que, dentro de la Revolución Cubana, no pudieron vencer los delimitadores de las primaveras. Y que la defendemos quienes han cantado a coro: /Yo me muero como viví/
Cuando leo y oigo hablar sólo de las desgracias terribles y personales de ese quinquenio-sexenio-o-década, apenas se refiere que fue en el Tribunal Supremo donde se les dió la razón, moral y legal, a aquellos teatristas; que fueron las leyes revolucionarias, y no la verbigracia de sus cínicos parametradores, las que restablecieron el derecho de muchos de los que hoy son y han sido nuestros Premios Nacionales de Teatro, Danza, Literatura, Artes Plásticas... La abrumadora mayoría de ellos dedicaron sus vidas casi de manera unánime a defender a Cuba, como el más humilde y cabal de los combatientes.
Hago votos porque el blog de Silvio siga proponiendo, desafiando, que inquiera el poeta mayor, para que podamos debatir con él, y mejor si es con toda mesura y sin medias tintas, y de paso sin agravios ni ofensas innecesarias, por el respeto al derecho ajeno, aún incluso cuando no coincidamos. Si no ofendes a lo que para mí es sagrado, podemos discutir ideas incluso contrarias, porque no se puede ser marxista y acusar a la contradicción que generará el desarrollo a fin de cuentas...

kinka piro dijo...

Voy a desarrollar.

Lo que en dialéctica puede llamarse síntesis es muy distinto de la política de “centro”.
La síntesis es el resultado de la interacción de dos paradigmas en pugna. No de sus extremismos.
Quien mide su filiación política por el punto más distante de los extremismos políticos falla.
Todo paradigma en su extremo se deforma, se distorsiona perdiendo coherencia interna y externa. El cenit de un paradigma no es su extremo, sino el momento donde explica y da mejor respuesta a la realidad.
Pero aun quien mide su filiación política por la distancia equitativa no entre sus extremos sino entre dos paradigmas. También falla.
Porque síntesis no es equidistancia.
Cuando dos paradigmas se enfrentan y pugnan por explicar la realidad , no es la síntesis de esa pugna ni la mediatriz entre ambos, ni entre sus extremos. La política dista mucho de la geometría.

Alexis Triana Hernandez dijo...

Siempre recuerdo a Hart llegando a la mesa de la discusión, y preguntando a su interlocutor si el debate era desde dentro de la Revolución. Para él, aun cuando le quisieran llenar la cabeza de amargas rencillas, este aspecto era el punto cardinal del debate. Tengo hasta una anécdota personal que le refiere, cuando llegó a la AHS de Holguín a inquirirme por las experiencias del autofinanciamiento, con tal de fundar nosotros lo que fue La Peña del Gajito con Ramiro Gutiérrez, y después el Gabinete Caligari y las Ruinas El Alba, y al final el nacimiento de nuestras Romerías de Mayo... Y terminé de presidente del Consejo de las Artes Escénicas, y a continuación de Director Provincial de Cultura por más de diez años.
Era aquella impronta aprehendida, para mí inolvidable, de saber tener al hombre delante, y primero mirar sus ojos, y después de pasar las pasiones, tirar el brazo por encima del hombro. Lo cuento hoy porque Hart entonces nos dio más fuerzas para seguir adelante a aquellos muchachos en pleno periodo especial, que tenían la Utopía de hacer un Festival Mundial de Juventudes Artísticas y de Promotores Culturales en una ciudad de provincias, a casi 800 km de La Habana. En mayo del próximo año ese sueño cumplirá un cuarto de siglo, nacido quizás en lo más tremendo del período especial, que fue para mí 1994
Por eso va conmigo el orgullo personal de recordar la mano extendida de Fidel, para reconocerme mi modesto tiempo de servicio en la Asociación Hermanos Saiz, cuando estaba reunida en nuestro verdadero e histórico Primer Congreso. No me tocaba ese día la despedida, porque había terminado quizás hacía un año como presidente de Holguín, después que me fuí a La Voz del Níquel, en Moa; y llevaba quizás más de una década sin estar en un plenario donde tuviera delante a Fidel.
Y a lo único que atiné cuando escuché mi nombre, la única petición que se me ocurrió hacer fue la que cualquier buen cubano le hacía, si podía darle un abrazo, y poco importaba si me reconocía de un largo, y apasionante, y de los mejores debate de los ochenta cuando, como si fuera un oráculo, Fidel nos hizo aquello que contaba García Márquez -de montarse en la alfombra de 1986, ir al futuro y regresar-, y decirnos a aquellos jóvenes de apenas veinte años en la Escuela de Periodismo de la Universidad de la Habana, que Mijaíl Gorbachov era un traidor.
A mí me resuenan a cada rato esas palabras de él, cuando le di de verdad aquel abrazo que guarda la foto:¨Sigue Trabajando.¨ Hay que seguir cuidando esta patria, compañeros, respetándonos en la diferencia, y máxime si es dentro de la Revolución. Sólo hay que renunciar a los que venden su alma al diablo de nuestros enemigos. En palabra de Silvio, /el problema vital es el alma/ el problema es de resurrección/

Sergio dijo...

Querido Silvio: gracias por recomendarnos la película Okja. Tuve oportunidad de verla y es muy bonita. De seguro la disfrutaron mucho en tu casa, imagino especialmente Malva. Un cordial saludo de buenas noches.

Liliam Mendoza dijo...

Estimado Silvio gracias por sus palabras,lo invitamos a nuestro sitio https://brigadajosemarti.wordpress.com/

kinka piro dijo...

Sintetizando:

Centro no es síntesis.

Sergio dijo...

Bonita por el final de Okja y deja mucha tela para cortar

Yunyer Feliciano dijo...

¿Ese Félix Sautié no es el que trabaja en el Consejo nacional de Cultura en los años 70?

Fernando Ravsberg dijo...

Yo creo que en la historia de Cuba se pueden hallar ejemplos que den luz a este interesante debate. Como ya han dicho algunos, los grandes padres fundadores de la nación cubana estaban en contra del anexionismo y del autonomismo pero lo cierto es que no dedicaron sus vidas a combatir esas tendencias.
Ellos -Céspedes, Agramonte, Martí, Maceo o Gómez- utilizaron todas sus fuerzas y recursos para organizar y desarrollar la lucha por la independencia. Si se hubieran puesto a hacer campañas contra los compatriotas que pensaban diferente aun hoy los cubanos tendrían que rendirle pleitesía al Rey de España.
José Martí nos legó un pensamiento definitorio, “la mejor forma de decir es hacer” y esa es la pregunta que cada uno debería hacerse así mismo antes de elevarse sobre el resto como implacable juez que decide a quien se le da la palabra y a quien hay que enmudecer.
Lanzar discursos encendidos desde el teclado es fácil, mucho más complejo es hacerlo desde un campo de caña, desde una fábrica o en su propia casa cuando se llega a fin de mes con un salario estatal, sin automóvil, sin cuota de gasolina, sin internet y sin viajes al extranjero.
Y si de salir a cazar contrarrevolucionarios disfrazados se trata, es el Che el que nos señala la peor especie: “El señor que valido de su influencia consigue una casa, que después consigue los carros, que después viola el racionamiento, que después tiene todo lo que no tiene el pueblo, y que lo ostenta o no lo ostenta pero lo tiene. El que utiliza sus influencias buenas o malas para su provecho personal o de sus amistades”.

Guzmán dijo...

"Haciendo crítica social me perfume de valiente creyeron que era discidente y no era más que natural"..
Que bueno leerlo Ravsberg

René Rodríguez Rivera dijo...

Saludos Patricia... no nos podemos desgastar porque Cuba y nuestra revolucion estan ahi en espera de que todos los buenos cubanos nos unamos firmemente para trabajar por ellas. Sinceramente cuando comence a escribir algunas notas para SC, nunca pense que tendria que participar en un debate asi con mis pocos conocimientos, hubiera deseado la presencia de Guillermo que si dominaba estos asuntos. Yo solo he hablado como el hombre de la calle, el hombre que sufre diariamente nuestros problemas y aunque he aprendido mucho en estos dias, pienso que mis problemas continuaran por ahora, sobre todo cuando veo que hay personas que dominan tanto la teoria y tienen profundos conocimientos pero parece que no les es facil, no pueden, o no quieren escribir y utilizar sus conocimientos para ayudar a resolver estos problemas y se dedican a criticar a los que hablamos de nuestros sufrimientos. Bien podrian escribir y publicar articulos sobre la corrupcion y la burocracia que tanto daño nos hacen. Ya que se habla tanto de Marti no debemos olvidar que el dijo: "Ser cultos para ser libres, pero para ser cultos hay que ser prósperos". La prosperidad no se consigue solo con la teoria . R3. Ah... y sigue ahi Patricia que tu eres de las buenas de SC.

Silvio dijo...

La verdad es que se me había olvidado que el Che decía esas cosas... Es que se recuerdan tan poco... También se me había olvidado que a fines de los 60s escribí esto:

ORACION

Al que predica la austeridad
y llena la barriga de su casa
con fetiches burgueses,

Ramón, Che, Comandante
San Ernesto de Valle Grande.

Al que predica la austeridad
y el día que se poncha no se sube
a la ruta del pueblo,

Ramón, Che, Comandante
San Ernesto de Valle Grande.

Al que predica la austeridad
y regresa de un viaje al otro mundo
con disfraz de vitrina,

Ramón, Che, Comandante
San Ernesto de Valle Grande.

Al que predica la austeridad
y no bebe en porrón de nuestra agua
sino en su termo helado,

Ramón, Che, Comandante
San Ernesto de Valle Grande.

Al que predica la austeridad
y sólo la predica,

Ramón, Che, Comandante
San Ernesto de Valle Grande,

JuanGui dijo...

Hermosas palabras al Che. Me sigue estremeciendo hasta la médula el nombre del Che.

Vicente Feliú Miranda dijo...

Consideraciones breves:
Anónimo (el que habla del Necio): no entendiste nada.
Camilo Pérez Casal, Alejandro Gumá, Ernesto Estévez y Fernando Ravsberg: OVACIÓN.
Abrazos

Vicente Feliú Miranda dijo...

Flaco, para seguir tu rima.
Abrazos a tod@s

COLOQUIO EN CHÉ MAYOR

(A Carlos Tablada y Georgina Jiménez)

A doce años del siglo veintiuno,
aquí donde los gringos estrellaron su imperio,
donde ha habitado el sueño sonoro del futuro,
donde han vivido héroes gigantes como soles;
aquí, donde el poeta, en la Plaza de todos,
confirmó la masacre de todo tu Hombre invicto
una noche de octubre, ya más de veinte años,
hoy buscamos el rumbo que entonces no seguimos.
¿Qué ruta nos embargó?
¿La que tupió las selvas de tu hombría
con la sonrisa fácil del bufón?
¿La que nos preparaba para el día
que se pusiera precio al corazón?
¿La del asesinato a la hidalguía?
¿La de no importa nada alrededor?
¿Cuál asesino es peor:
quien disparó contra tu cuerpo herido
o quien tu pensamiento engavetó,
el miserable guardia emborrachado
o el cobarde en su impúdico buró?
¿Quién te mató, Guevara, en tu estatura
o, mejor dicho aun, quién lo intentó?
Después de todo, la vida no se pierde,
quiero decir, de aquellos que nunca se vendieron
al pensamiento dócil del oficial de turno,
aunque duela el olvido del sueño más querido.
Más, tú tranquilo, hermano de los sueños,
porque el hermano mayor está contigo
y nosotros seguimos de banderas al viento,
hasta enrumbar de nuevo este camino nuestro.


Alamar, Zona 19. 1988.

patiflaca dijo...

yo sigo pensando que esos teóricos de pacotilla deberían ponerse a analizar y resolver los verdaderos problemas que aquejan a los de a pie, a los que tienen que ir al agro a comprar con su salario, a caminar cuadras y cuadras detás de un medicamento etc etc y además analizar por qué muchos de nuestros jovenes han optado por abandonar el país. Y por favor,no le echemos toda la culpa al bloqueo externo, porque el interno esta que arde

Patricia Moda dijo...

Gracias René, sabes?, Justamente yo leyendo pensé mucho en tu hermano Guillermo, hubiese sido un gran aporte.
Creo q él ha dejado mucho escrito aquí en SC q hoy mismo se podría traer al debate, es un gran aporte.
Muchas cosas he aprendido gracias a leer sus escritos aquí mismo.

SOMOS 9 MILLONES dijo...

Fíjense cómo estamos, estas últimas entradas han traído el mejor y más interesante debate de los que se han desarrollado en la red, que yo conozca, relacionado con el pasado reciente, el presente y el futuro de Cuba, y probablemente el más libre, respetuoso a pesar de los excesos, más abarcador y profundo que otros, de un interés relevante para todos los cubanos, sin embargo, la prensa llamada oficial, escrita, radial, televisiva, continua ignorándolo absolutamente, esto no es noticia, qué coño noticia, esto no existe, no importa cuántos tanques pensantes cubanos, intelectuales cubanos de inmensa talla y renombre han estado intercambiando criterios valiosísimos aquí, desde diferentes posiciones, para mí, todas válidas y enriquecedoras, aunque pueda tener diferencias con algunos y hasta con todos, pero todos los criterios son muy valiosos, sobre aspectos MUY IMPORTANTES PARA TODOS LOS CUBANOS, pero no, es mejor ningunearlos, en definitiva nada de lo que se discute aquí es importante, para los que dirigen los Medios, ninguno de los que se han proyectado aquí son importantes, ni interesantes, esto no tiene que ser conocido por los cubanos, NI es de interés del resto de los intelectuales desconectados, NI a los jóvenes, NI a las las mujeres, ni a las organizaciones sociales, políticas ni de masas, nooo, que va, es mas importante toda la bazofia,toda la banalidad enajenante con que le embotan los sentido de los cubanos, que por eso les apaga la planta y consume el famoso paquete para evadirse de los neohablamierdas conque llenan huecos en la prensa patética e insípida que sufrimos, le zumba el mango!!!!!!!!!!!!

Guadalupe sin foto dijo...

Silvio querido y segundaciteros:

Intenso el debate en esta casa azul, y al traer al Ché a la memoria como la presencia entrañable que es y seguirá siendo.
Me recordé de otro revolucionario: Roque Dalton y su poema:

Lunes

Las seis de la mañana
partiendo a gritos del reloj: de nuevo
la catedral de luz derribará sus muros
sobre mi caminante corazón
que descansaba.
Odio como a un burgués la fuga de las sábanas.

No es por el frío, que no existe.
No es por el miedo al ojo agazapado
donde el farol,
anoche,
crucificó la sombra.
Ni siquiera es por ti,
ni por tu sexo que estalla en las manos,
tu descubierta gruta
recién muerta en el agua.

Es
—oh indeterminación
que un año azul y roto se merece—
la sensación antigua como mi puño izquierdo
o mi añorada comprensión de los pájaros:
el ojo junto al hombro, sin suplicar siquiera,
la mano hacia la cara de nueva piedra que alzo,
la vida que me pide,
la miserable savia que reconozco en mí.

Habría tenido, digo yo, que venir,
—no al mundo de los títeres, costureros de seda,
rudas botellas de ginebra como hospitales de la sed,
no al mundo que me das o al te doy,
pan deleznable, campo
para el cuchillo de la mermelada—
habría tenido que venir, repito,
como un desnudo incendio
hasta el reseco bosque donde me aterro sin gritar,
como un rudo torrente para la arena débil,
como aquel árbol que exige sangre de la tierra dormida,
reclamo de preñez contra la fuga,
contra la inmóvil lágrima
y la potente desesperación…

Pero, tempranamente,
vine como soy,
con manos desangrables,
con miedo,
con amor,
con cuatro lunes cada mes.
Y creo
que de no ser por este corazón,
por este palpitante planeta musical,
ya me habría marchado a tratar de morir.
Con todo,
no querría olvidarme de la risa…


Los quiere siempre.

Guadalupe


Leandro Bernis dijo...

Silvio: seguí el debate hasta donde pude, me perdí, me encontré, me volví a perder. Realidad compleja la de Cuba, causa honesta y transparente la de las voces fieles de este blog, esas son las que me enriquecen.
Recordé la carta que te envié hace pocos meses cuando entendí que eras vos y decidí hablarte. Me quedo con la última frase: "sos la voz del pueblo, más digno de nuestra era" Saludos!

Carta a Silvio

Estimado Silvio Rodríguez Domínguez, o como sea te llames.
Te escribo estas palabras, porque el tiempo lo ha querido.
Te conozco, y eso no tengo dudas, escuchándote a escondidas.
Tu palabra, tu poesía, fue canción inesperada.
Desde que escuché tu guitarra, decidí empuñar la mía,
Con miedo y con ternura, fueron brotando acordes,
Tímidos, tercos, uniformes, fueron sembrando poesía.
Sin afán ni pretensiones, se fue tallando un sueño,
Un deseo indestructible, en tierras que no conocía.
Y aunque vos no los sabías, y aunque yo no lo quise,
Hoy juego la travesía, de no soltarte la mano,
Nuestro vínculo no es mundano, más bien de imaginería.
¿Pero quién puede refutar lo intenso de un sentimiento?
De algo que sin razón, te acompañó toda la vida.
El 28 de abril, volaré hacia La Habana,
Con ansias y miedos, me dan pavor las alturas.
Pero mis manos se empeñan, en tejer abismos,
En seguir dando puntadas, ha tan esperado viaje,
Con mi antiguo equipaje, de fantasmas, sueños y hechizos.
Recorreré La Habana, como recorrí tus canciones,
El Vedado, Centrohabana, Playa Girón.
Abrazaré a mi hermano, Ernesto Guevara, quizás me enamore de Hemingway.
La cobardía, alberga mis miedos y la palabra es su cerrojo,
Lo digo sin sonrojo, gustaría nos encontremos.
¿Para qué sirve la palabra, más que para uno mismo?
Para posar en el otro, nuestros espejismos.
Portás fama de difícil, de hombre malhumorado, y me recuerda a mi abuelo.
Pero no te preocupes, prefiero la gente sincera,
Podes responderme nada, o decirme lo que sea.
Puede parecer abusivo, pero debo decirlo,
Ando por Buenos Aires, grabando mi propio disco.
12 humildes canciones, seleccionadas de mi galera,
Quizás alguna te simpatice, se llamará “Imaginerías”.
No quiero ser abusivo, pero pedir es mundano,
Compartir un coro o un estribillo, sería una enorme mano.
Ya casi me voy despidiendo, perdón si es demasiado tarde,
Las cosas han de suceder, pero el tiempo a veces no espera.
Sos la voz del pueblo, más digno de nuestra era.
Allá andaré por La Habana, con mis sueños y quimeras.

René Rodríguez Rivera dijo...

Leo y vuelvo a leer a los eruditos y casi me parece que estoy al retirame de este debate porque son tan inocentes... solo quieren ayudarnos... aclararnos... orientarnos... debe ser que estamos equivocados... que no hay problemas... que hacemos chistes... tendre que solicitar asesores... ah... el año pasado el campesino de Madruga , al que se le pudrieron los mangos, consiguio un camion y petroleo y no perdio la cosecha, pero este año no pudo consguir el petroleo... será que se lo robaron?... no se estoy un poco confundido ahora... le pedire a Vicente Feliu que me oriente desde la zona 1 de Alamar. Vivir para ver y oir. R3.

Silvio dijo...

Hay una nueva entrada.

Félix Sautié Mederos dijo...

A Yunker Feliciano, Si soy yo. ¿Hay algún problema con eso , de ser yo mismo?












feliciano

Félix Sautié Mederos dijo...

Ver mi nota anterior salió con un blanco innecesario, y el nombre feliciano, parece que fue un error del pegado del comentario que respondó, pido disculpas si no se puede subsabar

Guzmán dijo...

Buena carta Leandro. mándale un audio a ojalá con el pedazito que quieras que cante en una de esas sale.. quien sabe.. abrazo!! Ah y pasa link del disco pa escuchar

Anónimo dijo...

Anécdota: Me contó mi mamá una vez allá por los años 60 que en teatro lázaro Peña de la CTC , el CHE convocó una reunión con una serie de directores de empresas de la Habana. cuando comenzó la reunión el Che mandó a subir las cortinas del escenario, allí ..sobre una mesa había muestras de prendas textiles mal terminadas..., artículos de ferretería mal fabricados, etc etc.. el che dirigiéndose a los directores les comento..ahora van a explicarme cómo construimos el socialismo y convencemos al pueblo para construirlo con estas chapucerías..cuentan que la reunión fué de las calentitas... solo es una anécdota.

Ernesto Limia Díaz dijo...

Comparto el punto de vista expresado por Aurelio Alonso sobre el “Quinquenio gris”, en realidad un término inexacto porque demoró casi diez años. Varios de mis amigos lo padecieron y me consta que no les ha sido fácil olvidar cómo por culpa de un grupo de individuos que se apartaron de la política cultural de la Revolución, sus vidas y obra fueron marginadas. Y conste que no hablo solo de homosexuales, también no pocos heterosexuales resultaron afectados por el dogmatismo y la autosuficiencia.
Sé que en materia de pensamiento un tema nunca se agota; no obstante, es bueno señalar que el 30 de enero de 2007 el Centro Teórico-Cultural Criterios que dirige Desiderio Navarro, organizó en Casa de las Américas el ciclo «La política cultural del período revolucionario: memoria y reflexión», en el que Ambrosio Fornet, Eduardo Heras León, Fernando Martínez Heredia, Arturo Arango, Juan Antonio García Borrero, Norge Espinosa y Ernesto Juan Castellanos, entre otros, ahondaron sobre el “Quinquenio gris” con ponencias que pueden consultarse en internet. Eso lo sabe perfectamente Aurelio Alonso, porque entonces trabajaba en la Casa de las Américas. Como también sabe, que Elier Ramírez Cañedo, a quien considero un hermano, no tenía espacio en las reducidas líneas que ofrece un periódico para rememorar las palabras a los intelectuales y entrar de lleno en este complejísimo tema; tampoco era su propósito.
No entiendo el modo en que Aurelio Alonso cuestiona el texto de este joven, miembro emérito de la Academia de Historia de Cuba y uno de los más legítimos exponentes de la vanguardia artística cubana. Tampoco lo entiendo, porque un amigo común me habla siempre de Aurelio con cariño, ponderando sus buenos sentimientos e intenciones; además de que lo considero un importante pensador. Yo nací en 1968 y no tuve uso de razón hasta 1976, año en el que, con la institucionalización del país, se constituyó el Ministerio de Cultura. Rechazo lo que pasó, y ello tuvo mucho que ver también con la ojeriza con la que algunos educadores de entonces miraban a los intelectuales y artistas, como contó Manolito Pérez en una entrevista publicada por Ediciones ICAIC.

Continuará…

Ernesto Limia Díaz dijo...

También rechazo a quienes intentan escudarse en un lenguaje de izquierda para llevarnos de regreso al capitalismo con el eufemístico término de “centrismo”, cuya autoría se le atribuye a Cuba Posible, proyecto neoplattista que apuesta a lo que en el mundo académico se denomina “abrazo de la muerte” —el guión que Obama eligió a partir del 17 de diciembre de 2014. Los gestores de Cuba Posible tuvieron la mayor recepción en el Departamento de Estado y el financiamiento de la Usaid, no por sus críticas constructivas a la Revolución en busca de perfeccionar nuestro socialismo, sino porque se declararon a favor del pluripartidismo y del establecimiento de una socialdemocracia “tropical”, a solo 90 millas de Estados Unidos, como si este pueblo no estuviera suficientemente aleccionado.
Comparto las preocupaciones de Laidi Fernández de Juan, de Vicente Feliú y algunas de las de Ricardo Riverón; no creo que el libro al que alude pueda tenerse como único referente para explicar lo sucedido en la URSS y Europa del Este. Aquellos que se llamaron a sí mismos “socialismo real”, cometieron tantos errores de principios que no me explico cómo pudieron llegar a 1989; a veces pienso que fue por el interés del pueblo soviético de salvar el proyecto iniciado por Lenin, a quien no pudieron enterrar ni Stalin, ni Yeltsin, ni Fukuyama.
Sé que Silvio no necesita intérpretes ni defensores. Sin embargo, me siento en el deber de decir que considero que quienes —quizás, sin proponérselo— intentan asociarlo a posiciones ambiguas y socialdemócratas ofenden a un poeta de la Revolución, entregado a su pueblo y a la cultura nacional. Exigirle que diga solo lo que queremos escuchar, no le hace bien a Cuba; por el contrario, al igual que cantamos con el pecho lleno de emoción: “El necio”, debemos aplaudir su valentía a la hora de alertarnos sobre nuestros propios errores y los peligros que nos acechan.

ERNESTO LIMIA DÍAZ
11 de julio de 2017

Silvio dijo...

Yo me preocuparé por quienes usan lenguajes ambiguos y seudorevolucionarios cuando los vea en el gobierno. Mientras tanto, que cada cual opine lo que le parezca.

Loam dijo...

Silvio en 19:13

"Yo me preocuparé por quienes usan lenguajes ambiguos y seudorevolucionarios cuando los vea en el gobierno. Mientras tanto, que cada cual opine lo que le parezca."

Es lo más cabal de cuanto he leído en esta entrada.

Silvio dijo...

Rectifico: "me preocuparé por quienes usan lenguajes ambiguos y seudorevolucionarios cuando los vea aspirando al gobierno"

Loam dijo...

Silvio, a mí me parece que aspirantes a gobernar, que "usan lenguajes ambiguos y seudorevolucionarios" existen siempre y en todas partes, y que la preocupación ha de ser proporcional al alcance real de sus aspiraciones.

Silvio dijo...

Posiblemente, Loam. Aunque mi precisión se debe a que diferencio lo que puede ser la aspirantura a gobernar en otros países con respecto a Cuba, donde desde hace medio siglo existe un Gobierno Revolucionario.

Loam dijo...

Comprendido. Agradezco tu respuesta y tu clarificadora precisión.

Publicar un comentario