domingo, 5 de marzo de 2017

El caso Ravsberg

Esteban Morales

Como se diría en buen cubano, hace tiempo ya “ que me la tienen pelada” con el caso de este periodista, que lleva más de 20 años viviendo en Cuba;  tiene hijos, mujer, familia, en fin, es en la practica un ciudadano de este país.

El que tenga algo serio contra Ravsberg, que me lo diga, porque yo soy revolucionario y no quiero hacerle daño a la Revolución.

 No le debo favores a Ravsberg, pero debo decir, que cuando me quitaron la militancia del partido por un artículo que no gusto a cierto nivel, me botaron de la Mesa Redonda y me sacaron del noticiero matutino de la televisión, el único periodista que tuvo la valentía de escribir sobre mi caso fue este señor, que ni lo conocía personalmente.

Si el final  descubro que Ravsberg es un agente del enemigo, a lo mejor me hago una autocritica;  digo a lo mejor, porque en algún momento a mi me trataron igual y nadie se hizo una autocritica cuando descubrieron que había sido un error.

Yo, además, debo tener problemas ideológicos, porque hasta ahora no he leído un  solo artículo de este periodista, al menos de los publicados en  Cuba, que no me haya gustado. Hasta los más picantes, incluso  me encantan, porque en  este País sobra gente a la que hay que ponerle “ajicitos” “ “en sálvese sea la parte”,  para que se muevan y cumplan con su deber. Y los artículos de Ravsberg se las pintan para esa gestión.

Pero lo de Ravsberg ya no tiene nombre, hace poco, la vicepresidenta de la UPEC se dio  el lujo de hacer insinuaciones contra  él y ahora, más recientemente, en su  blog, una periodista, que no se si  ya  ha logrado acumular la calidad periodística que tanta falta nos hace,  se da el lujo hasta de amenazarlo. Esto se  me está  pareciendo   a Centroamérica, con la única diferencia  de que no los asesinan en la calle.

 La UPEC por su parte respondió que como Ravsberg era extranjero no le fue  posible aceptar la denuncia del periodista. Algo, la verdad,  que se me parece un poco  a la xenofobia que le criticamos a otros. ¿Así que Ravsberg por ser extranjero no tiene derecho a que la UPEC lo defienda? ¿Querrá decir esto que hasta podrían matarlo y no pagarlo? Por menos  que eso,  la UPEC le ha retirado el carnet a un miembro de su gremio. Creo que los compañeros de la UPEC debieran asesorarse con un abogado constitucionalista.

Claro,  cuando Ravsberg escribe lo hace con la valentía que debieran tener algunos de los  nuestros.  Dice las verdades, sean malas o  buenas y critica todo lo que considera debe ser criticado. Eso,  sin dudas,  choca con una epidemia  que siempre hemos padecido, donde el virus, más bien las  bacterias, de las verdades a medias, las ausencias de información  y  la metástasis de la  adulonería, combinadas con la  apología, están acabando con nosotros.
Nuestras deficiencias informativas son de tal magnitud, que llegamos hasta a proteger a los corruptos. Apenas informamos sobre  estos hechos y las caras de los corruptos no aparecen por ninguna parte.

Digo,  con toda sinceridad, que lo dejemos tranquilo, que solo está haciendo su trabajo. Equivocarse, puede como cualquiera, aunque ojala todos los que se equivocaran lo hicieran por exceso y no por defecto, que resultan  ser la inmensa mayoría.

Ravsberg  pertenece a esa prensa, donde están  la inmensa mayoría de los intelectuales que escribimos,  que nunca encontramos espacio  en la llamada “prensa oficial”, porque lo que escribimos no gusta;  porque nos interesa más estar  delante de la noticia que detrás de ella;  porque nos mueven los acontecimientos de la vida real, sobre todo decir las verdades; para poder incidir sobre la vida social; porque hacemos criticas para mejorar el País;  porque disponemos de una computadora y de un correo electrónico y de  algunos de ciertos accesos a internet, que nadie nos puede quitar.

Además, aconsejo, que cuando Ravsberg escriba un artículo que no sea del agrado de alguien. Lo que hay que hacer es escribir  otro  mejor. No amenazarlo.


Marzo 3 del 2017.

214 comentarios:

«El más antiguo   ‹Más antiguo   201 – 214 de 214
Francis Clair dijo...

No soy cubano, no conosco nada de la situation actual de Cuba. Ademas he olvidado el Castellano. Pero las palavras tuyas me dicen claramente que eres un hombre profondamente revolucionario o evolucionario, y no tienes miedo de decir lo que hay que decir. Se porque ta musica me hace llorar, siento la belleza de esa claridad . Gracias, Silvio Rodriguez.

Patricia Moda dijo...

Belcrossssssss, ya verás, te enamorarás de Amoríos!

Sergio dijo...

Buenas noches Silvio y red abeja.

Hace minutos, y los convido a verla, vi la pelicula "Nise, el corazón de la locura", una gran producción brasileña. Trata sobre un neuropsiquiatrico en donde se practican lobotomías y terapias de electrochoque en los años cincuenta y aparece una psiquiatra "comunista" que arrima a los esquizofrénicos al arte.
Si pueden, no se la pierdan. Abrazos.

Marcelo Matamala dijo...

Hola Silvio, hoy me llegó un audio de una composición tuya llamada "María Victoria" no había escuchado nunca antes,la guitarra me agradó mucho escucharla como también la letra... podrías hablarnos de ella y en que año podrías haberla compuesto..?
Un gran abrazo desde Chile

Silvio dijo...

Hay una nueva entrada

Belcross dijo...

Perdón que me tome el atrevimiento de responder esa pregunta sin ir dirigida a mí: yo creo que el arma del revolucionario de hoy es el humanismo, el amor.

yamirys valle glez dijo...

Leandro Bernis yo también quiero meter la cuchareta no para que pongas nada de esto en tu canción… pero si para dialogar….y decirte que me encantó tu cartica-poesía…y cuando en Mayo.. pases por mi Islita.. danos un datico, si lo deseas para escucharte… que seguro que la guitarra es tu compañía.

Belcross. si es cierto humanismo, amor.. Pero hay que meterle duro a la INTELIGENCIA Y SENSATEZ , hay que librar una batalla con el CONOCIMIENTO y científico… en todos los campos, en las comunicaciones, en la educación, en el trabajo, en todas las esferas de la vida…. Aquí nada puede ser IMPROVISADO….

Riendas sueltas a la CREATIVIDAD, defender los HECHOS ,( por eso me enamoró tanto la frase de Silvio..” NO ME VEO DE PIE SOBRE PROMESAS SINO SOBRE CONQUISTAS”)…al DEBER y Ejemplo ante el Trabajo… que hablan más que mil palabras…

EL che hablaba del trabajo y el deber..

“nuestra tarea tiene dos caras, la de la heroicidad pura y la del sacrificio en el trabajo de cada día.”

“todos los días el hombro en el trabajo, mejorando las formas de organización y produciendo más.”

En ese año 1961, al hablar en la inauguración de la planta de sulfometales en Santa Lucía, provincia de Pinar del Río, hizo un llamado a sus trabajadores a mantener una actitud de vanguardia y acerca de ello, resaltó:

“Nosotros, revolucionarios, debemos dar en cada momento de nuestra vida todo lo que sea posible en beneficio del trabajo fecundo, en beneficio de la revolución que avanza, en beneficio del pueblo, que es todo uno que está al lado nuestro, que está luchando con nosotros hacia el porvenir.”

Aquí en Santa Lucía.. fue mi padre a alfabetizar…creo que en este acto, fue que mi padre lo vio la unica vez de cerquita...

“Nosotros debemos pensar cada día que trabajamos aquí, que estamos produciendo para que consuma nuestro pueblo, que es como decir: nuestros hermanos, nuestros padres ó nuestros hijos, todo el pueblo de Cuba. Por lo tanto la lucha por la calidad del producto es una lucha revolucionaria y de vanguardia.”

“Eso es lo que nosotros tenemos que lograr, compañeros: la conciencia de nuestros deberes, el olvidarnos un poco de nosotros mismos, olvidarnos de nuestro pequeño círculo, y trabajar y rendir más por todos los que esperan de nosotros.”.

“Está claro que a través del trabajo. Está claro que el trabajo va a ser lo que cree las riquezas a nuestro Estado, y lo que le dé nuevas características para ir cambiando su aspecto actual. El trabajo, entonces, debe ser la señal del revolucionario. Y el trabajo debe ser tomado por todos como el deber fundamental.”

“Tenemos que aprender a sacar del trabajo lo que tiene de interesante o lo que tiene de creador, a conocer el más mínimo secreto de la máquina o del proceso en el que nos toca trabajar.”

La Habana el 15 de agosto de 1964, “Son días verdaderamente difíciles, pero dignos de ser vividos.”

Plena vigencia y significación, puesto que él resaltó que todavía los días difíciles no habían pasado, ni en el terreno de la economía, ni en lo que respecta al peligro de otras agresiones…
.. continuo

yamirys valle glez dijo...

Leandro Bernis, como toda batalla no se gana solo con .. los nobles PENSAMIENTOS Y SENTIMIENTOS…por desgracia no son suficientes… y Belcross lo sabe también... estoy segura que por resumir solo los menciona.

Y EL PENSAMIENTO TIENE QUE SER MUY AUTENTICO impregnado de toda la Sabiduría de toda la HISTORIA vivida, pensamientos que se nutran de nuestra SEMILLA!!! Martí para mi resumió el pensamiento más elevado y hermoso… hasta ese momento vivido de la nación cubana… por eso necesito mucho a MARTI. ( aquí me refiero a Cuba, pero cada pueblo, cada nación , cada continente, tiene sus semillas…) Y claro el ingrediente de todo ese pensamiento repito… para los que creemos y soñamos que un mundo mejor es posible… tiene que ser de amor, humanismo, solidaridad, altruismo, sinceridad y apoyar toda DIVERSIDAD!!! Ahh, y por lo menos aqui en CUBA,,, SI NO HAY ALEGRIA y ENTUSIASMO en ese batallar… darla por perdida.. el cubaneo no le puede faltar.

Ahora me leo a Carlitos, que por lo que he leído de los comentarios.. el muchachacho habló clarito, clarito Y hay unos cuántos cumpleañitos!!!! Virnes, dos veces 5!.. y en MARZO!!! claro que siempre da HERMOSO! ,ajajajajajajajaja

Esteban Morales dijo...

CON RAVSBERG O SIN RAVSBERG.

Hay personas que tienen problemas de interpretación al leer. O que leen solo lo que les conviene.
Lo único que digo, es que Ravsberg, en medio de mi situación, escribió un artículo a mi favor. No fue el único, pero si el primero. Los demás que no menciono, no me van a criticar: Silvio, Vicente, Patricia, y otros y tantos que lo continuaron haciendo. Ejemplo de ello, la entrevista que me hizo Harold Cardenas. Es que no son gente que se nutren de esas boberías.
Es lamentable además, que algunos no se percaten de que en mi artículo yo no estoy, como tal, defendiendo a Ravsberg, sino que estoy defendiéndonos a nosotros mismos. No me desgasto en halagos sobre Ravsberg. Pero reconociendo que Ravsberg aprovecha muy bien nuestras insuficiencias y que, más allá de sus habilidades periodísticas, que considero hay que reconocérselas, somos nosotros los que hemos hecho famoso a Ravsberg; hemos sido nosotros los que hemos logrado, que la gente encuentre en los artículos de Ravsberg lo que otros no les damos. Por esos los esperan, los reproducen, los intercambian, se los reparten, los copian, Los leen y releen. ¿Cuáles son las razones de que eso ocurra? ¿ Sera que ¿Ravsberg es un genio del trabajo periodístico, o tal vez del trabajo ideológico, subversivo, para confundir a la gente? ¿Tal vez Ravsberg es un mago, o el Flautista de Amelin? o para ser más consecuentes con algunas críticas que se le hacen, ¿un encantador de serpientes?
Parece que Ravsberg sirve para cualquier cosa, lamento, que hasta para tener a un “chivo expiatorio” de nuestras insuficiencias informativas, que no son pocas.
Es duro de reconocer. Pero lo cierto es que lo que la mayoría de nuestra gente encuentra en los artículos de Ravsberg, lo que no logra leer en otros lugares. ¿Como es posible?
De esos que han criticado mi artículo sobre Ravsberg, ¿Cuántos se han atrevido a escribir sobre los problemas que tenemos, en particular, sobre la corrupción, en lo que ya peor no podemos estar? En realidad son muy pocos.
Si Ravsberg es un cínico, o como queramos nombrarle, liberal, enemigo pagado y hasta un contrarrevolucionario pro capitalista, como le llaman algunos, lo cierto es que hace su trabajo y la culpa no sería de Ravsberg, en todo caso, como quiera que lo esté haciendo; la culpa es nuestra. Seriamos nosotros los que le estaríamos dejando el camino libre para que haga esas tareas, que tanto criticamos y que a veces algunos, no digo todos, no tenemos ni siquiera la habilidad de criticarlo correctamente; es decir, con ética y a tiempo.
Pero además, no sería solo Ravsberg. ¿Cuánta gente en el mundo escribe contra nosotros, a las que no les respondemos? Usted revisa nuestra prensa y rara vez encuentra un artículo que entable polémica, que critique fuertemente algo que se ha dicho contra Cuba en el exterior. Masivamente y todos los días, escribimos sobre cosas provenientes de Estados Unidos. Pero es la variable interna la fundamental. Es lo que ocurra dentro de Cuba lo que determina casi todas nuestras capacidades políticas, incluso nuestra capacidad para enfrentar a Estados Unidos; que por demás ya tiene una Embajada en Cuba. Y que nos debe todavía unas cuantas cosas: quitarnos el bloqueo, devolvernos el territorio de la base, la agresividad mediática a que nos somete con radio Martí y TV Martí, la Ley de Ajuste Cubano, el dinero que le asigna a la contrarrevolución para subvertirnos internamente, etc.
No importaría cuántos Ravsberg pudieran estar, haciendo lo que hagan, si muchos de los que no somos Ravsberg, fuéramos capaces de hacer nuestro trabajo como corresponde. Yo sugiero que no nos preocupemos tanto por perseguir a Ravsberg y nos pongamos a trabajar de verdad contra todas las deficiencias que tenemos en nuestro periodismo; deficiencias que no son de todos los periodistas, porque se de no pocos que se quejan por no poder escribir lo que quisieran, pero insuficiencias que aun dominan nuestro ambiente Informativo.

Esteban Morales dijo...

(Con Ravsberg... 2)

Y sigo preguntándome, ¿Cuando le vamos a declarar definitivamente la guerra a la corrupción, en nuestro quehacer periodístico diario? ¿Continuaremos con la idea de que solo con las inspecciones de la Contraloría General de la República el problema se va a resolver?, ¿O que con los que algunos llaman “las páginas de Granma de los viernes” es suficiente? ¿Seguirán ausentes los análisis sobre el tema,? ¿continuaran ausentes las fotos de los corruptos? ¿Continuaran las verdades a medias y las lamentables ausencias de algunas informaciones?
La corrupción no la ha resuelto nadie en el mundo, y ya he dicho en varios de mis artículos, que como nosotros en Cuba estamos tratando de hacerlo, no la vamos a resolver. No quiere decir que yo tenga la razón, pero lo cierto es que 6 años después de mi artículo sobre la corrupción, estamos peor. O tal vez, en eso también estoy equivocado.
Lo de Artemisa fue un desastre, “aéreo, marítimo y terrestre;”; un verdadero desastre político; cuadros del gobierno, el estado, el poder popular, sindicales, hasta del partido, correlacionados, para delinquir. Robándoles asquerosamente y sin ninguna dosis de humanidad a los jubilados, a casos sociales, el dinero y los recursos, que el estado cubano, con tanto sacrificio, dispone para ayudar a la parte más vulnerable de nuestro pueblo. ¿Qué hay que hacerle a gente como esa? ¿Esconder sus caras, pensando que un día se van a reivindicar? Esos son contrarrevolucionarios y hay que acabar con ellos, o al menos, reducirlos a su mínima expresión.
Sería posible mencionar no menos de cuatro nombres conocidos, que le estuvieron robando los recursos al País; que están en sus casas, sin ser mencionados. Aunque no pocos del pueblo lo saben. ¿Dónde queda entonces la credibilidad y la confianza del pueblo en nuestro gobierno revolucionario, ante tal situación. ¿Dónde queda el prestigio de la Revolución y de los que nos consideramos revolucionarios sino denunciamos esas cosas?
Yo diría que las andanzas de Ravsberg, aunque fueran como algunos las consideran, serian “pacata minuta”, ante esas situaciones de las que apenas hablamos. Por lo que entonces, no tengo nada en contra de que si Ravsberg es un conspirador contra nosotros, acabemos de liquidarlo. Pero si las cosas nuestras no mejoran emergerán otros y tal vez “peores”.
No estaría demás mencionar a otro periodista, que no es Ravsberg, que trabajo muchos anos en el Departamento ideológico del Comité Central del Partido, que escribe continuamente excelentes artículos, que bien pudieran llenar casi todos los días un espacio en cualesquiera de nuestros medios y al que no le publican. Se trata de Jorge Gómez Barata. Y a ese si no podríamos acusarlo de lo que acusamos a Ravsberg.

Esteban Morales dijo...

(Con Ravsberg... 3 y fin)

¿Porque los artículos que producen tantos intelectuales revolucionarios cubanos no aparecen en nuestra prensa? Y se los regalamos a la WEB.
Yo amo a Graciela Pogolloti, una de nuestras más reconocidas y queridas intelectuales; es mi camarada de núcleo del Partido; pero me resulta, no sé que, ver que un artículo suyo sale en Granma y al otro día se publica en Juventud Rebelde o viceversa. Es verdad que los artículos de Graciela son formidables, Pero, ¿Qué periodismo es ese?
El problema no es Ravsberg, queridas compañeras y compañeros, el problema es nuestro.Y aunque también fuera de Ravsberg, cosa de la que no es indispensable dudar, seguiría siendo nuestro. Somos nosotros, los que nos llamamos revolucionarios, y que decimos “Yo soy Fidel”, los incapaces de terminar de hacer un periodismo fuerte, claro, transparente, sin exclusiones, valiente, en no pocos casos, que tanto necesitamos. Y si así fuera, entonces veríamos que ni 100 Ravsberg podrían contra nosotros.

( 10 de marzo del 2017 ).

Patricia Moda dijo...

Gracias, Esteban Morales, usted siempre es tan diáfano que quien no lo entienda es que está parado en sus pre-juicios, esquemas, y entonces como usted dice tienen problemas de interpretación al leer.
Es que no es un tema de inteligencia sino de estar cerrado en sus propias murallas y cuesta ser provocado y movido del lugar en que uno se coloca.

Es esto a lo que apuntó Jesús cuando dijo "quien quiere oir que oiga..."

Muchas veces estamos tan cerrados que en realidad, al final, creemos lo que queremos creer.
Hace falta coraje para dejarnos "spostar", esa palabra es italiana, que sería desplazar, no sé porqué pero me suena más claro en italiano.

No sé si se refiere a mi, lo tomé igual como propio, y me sentí un tanto desproporcionada leyendo Patricia al lado de Silvio y Vicente, y recordé lo que en un mail de agradecimiento me comentó su hijo Ernesto (un hijo verdaderamente orgulloso de su padre), fui a buscarlo:
"...atesora como los mas importante de su vida no sus viajes, ni sus conferencias, ni sus libros, ni sus programas de TV, sino cada muestra de afecto que alguien desconocido le ha brindado..."

Gracias miles, y leyendo ese mail me di cuenta que cuando fui en el 2014 a Cuba no me moví para poder encontrarlo como expresé a su hijo que deseaba.
Espero, no muy lejos, volver un día y poder conocerlo.

Patricia Moda dijo...

Ahora entendí a que se refería un artículo que leí aquí, cuando hablaba de Artemisa. Gracias otra vez.

Belcross dijo...

Imprimí "El caso Ravsberg", "Ser o no ser, esa es la cuestión" y "Con Ravsberg o sin Ravsberg" para llevármelos a la casa, son joyas! Los compartiré con mis padres. Lamentablemente no puedo difundirlos por correo, Seguridad Informática vendría a "analizarme".

«El más antiguo ‹Más antiguo   201 – 214 de 214   Más reciente› El más reciente»

Publicar un comentario